Transformando en conciencia la basura: Pepenafest México 2010

Este 14 de octubre arranca en la Ciudad de México el festival Pepenafest 2010, evento dedicado a promover el reuso y reciclaje de residuos incluirá conferencias, intervenciones, talleres, y actividades recreativas

En un ejercicio un tanto alquímico, que consiste en la transmutación de la basura y residuos en conciencia, comienza el Pepenafest: Festival Internacional de Reciclaje Creativo México 2010. Este festejo de la conciencia medioambiental y la ecología urbana, tiene el digno fin de promover la reutilización de deshechos y residuos, así como el reciclaje de materias primas. Y este fin resulta fundamental para el bienestar de una ciudad, sobretodo si se toma en cuenta la monumental cantidad de basura que se genera en las grandes concentraciones urbanas, buena parte de la cual podría ser aprovechada.

La basura no tiene por que concebirse sólo como una amenaza al medioambiente, sino como una oportunidad para ejercer la creatividad (una de las más bellas cualidades del ser humano) al tiempo que aportamos, desde una trinchera discreta pero significativa, nuestra contribución al saneamiento de nuestro increíble pero maltratado planeta.

Tan sólo en la Ciudad de México, sede de esta edición del Pepenafest, se generar aproximadamente 12,500 toneladas de residuos sólidos cada día. Si tomamos esta cifra como referencia es fácil dimensionar la cantidad de basura generada alrededor del mundo, y la mayoría de ciudades enfrentan grandes dificultades para almacenar todo este deshecho. Sin embargo, buena parte del problema, además del desmedido crecimiento demográfico y el eufórico ritmo de consumo (y por lo tanto deshecho) de las sociedades contemporáneas. Radica en la falta de educación y cultura en nuestra relación con la basura.

Un alto porcentaje de los residuos sólidos podrían ser aprovechados de distintas maneras, transformando así un problema en una importante oportunidad para estimular las finanzas de una población. Y aún más allá, la conciencia en torno a la basura también debe implicar una reflexión sobre nuestros hábitos de consumo e incluso nuestra forma de interactuar con los objetos materiales. Tras esta reflexión, y contrario a los patrones culturales que los grandes medios y sobre todo las grandes marcas han promovido en las últimas décadas, notaremos que la mayor parte de lo que consumimos podría ser completamente dispensable, mientras que una gran porción de lo que desechamos podría ser reutilizado.

Por cierto, como un dato interesante, la palabra pepena proviene del náhuatl y tiene varios significados más allá del que le destinamos actualmente en México. Pepenar es buscar, recoger,  y separar las cosas, inclusive se refiere a la acción de separar las semillas previo a la siembra. En este sentido el término alude a una labor de orden y valor frente a los objetos materiales, sin que esta percepción este regida por el hoy popular concepto y práctica de desechar.

Pepenafest México 2010 es un gran pretexto para reflexionar en torno a la basura, a nuestros hábitos, y al bienestar medioambiental de tú ciudad. Además, ofrecerá actividades interesantes, recreativas, y sobretodo una increíble manera de comenzar a educarnos con miras a una nueva cultura: la sustentabilidad urbana.

Así que si te encuentras en la Ciudad de México entre el 14 y 24 de octubre no dudes en asistir a los eventos que ofrece el programa de Pepenafest, invita a tus amigos, lleva a tu familia, y promueve este festival que transformará la basura en conciencia.

Para consultar el calendario de eventos haz click aquí

Para más información escribe al: info@pepenafest.com



Un niño de diez años crea su empresa de reciclaje

Desde los siete años Vanis Buckholz comenzó a recolectar la basura reciclable de su vecindario, actualmente dirige una empresa que recluta gente necesitada para la colecta de desechos

En algún momento de nuestra formación hemos sentido inspiración por personajes o temas que nos interesan. Seguramente muchos de nosotros llevamos a cabo acciones concretas respecto a ese tema que llegó a “removernos”. Sin embargo, normalmente esa motivación suele bajar de intensidad y seguimos adelante con nuestras vidas enfocados, o incluso sometidos, en lo ordinario.

Vanis Buckholz, se inspiró con el “Día Mundial de la Tierra” cuando tenía 7 años, mientras el tema era celebrado y discutido en su salón. Sin embargo, a diferencia de muchos casos, este entusiasmo no se diluyó, sino que desde ese momento Buckholz comenzó a recorrer su vecindario recolectando desechos reciclables.

Transcurridos tres años el niño Vanis continúa haciendo lo mismo, pero actualmente a una escala mucho mayor mediante la creación de su empresa “My ReCycler”. Por si fuera poco, gracias a su visión también creó la plataforma filantrópica: “Project Hope Alliance,” dedicada a capacitar y organizar personas desprotegidas que normalmente estarían recolectando basura, para que obtengan un ingreso de 25% de las utilidades de esta práctica organizada por su empresa. Estos beneficios financieros oscilan entre los 100 y 200 dólares quincenales. Vanis detectó que un proyecto en el que los participantes no se sienten identificados con su labor, estará condenado ya sea a la extinción o en todo caso a la explotación. 

my-recycler-2

Vanis Buckholz ha llamado la atención de autoridades de su localidad y medios de comunicación. Para que las personas logremos una diferencia benéfica y significativa en el mundo necesitamos de inspiración, pero más aún de perseverancia. Así lo demuestra la historia de este niño cuya visión sorprende pero su constancia resulta aún más admirable y por supuesto inspiradora.

http://www.stumbleupon.com/su/4DDrad/www.inhabitots.com/10-year-old-boy-launches-his-own-recycling-business-donates-25-of-profits-to-homeless-children/ (agentes de cambio)



4 buenos consejos para mejorar tus prácticas de reciclaje

Por suerte el reciclaje es una práctica cada vez más común alrededor del mundo, sin embargo hay formas de potenciar su impacto y hacerla más eficiente que la mayoría no conocemos.

 

El reciclaje, como concepto práctico, lleva ya cuatro décadas de haberse comenzado a implementar. Sin embargo, no fue hasta hace unos quince años que la cultura pop se vio impactada por él, y aún hoy encontramos varios aspectos de nuestras prácticas podrían, y deberían, de afinarse. Probadamente el reciclar contribuye de manera significativa a contrarrestar los nefastos efectos de una dinámica de consumo-desecho en la que nos vimos cultural y económicamente sumergidos –en buena medida por la construcción de una cultura a partir de las prioridades del mercado. 

Recordemos que la esencia del reciclaje es generar ciclos dinámicos alrededor de los materiales que utilizamos, con lo cual reducimos el desecho y nos ahorramos una buena porción de los materiales vírgenes (que generalmente proceden de recursos naturales, algunos de ellos no-renovables). 

Más allá de separar cuidadosamente nuestra basura de acuerdo a materiales, lo cual ya implica un loable proceso de materialización de conciencia mediante un poco de disciplina cotidiana, existen distintas acciones o nociones complementarias que pueden hacer de tu reciclaje una práctica aún más benéfica.

A continuación unos cuantos consejos que, te sugerimos, tomes en cuenta:

1. Antes de Reciclar (Reduce y Reutiliza)  

Antes de volcarte a reciclar debes recordar que hay dos pasos previos, de algún modo preventivos, a esa tarea: reducir y reutilizar. De algún modo el organizar tus desechos para reciclarse es una práctica que inicia cuando ya no hay más remedio, pero antes sería bueno que revisaras tus patrones de consumo, reduciéndolos al máximo sin que ello implique “precarizar” tu vida. Después, hay que considerar qué de lo que vamos a tirar a la basura podría reutilizarse y así evitar algunas futuras compras. Tras estos dos pasos entonces ya podemos aplicarnos en reciclar de la manera más inteligente posible. 

2. Compra cosas recicladas

Actualmente ya existe un mercado, aún pequeño pero cada vez más diverso, que utiliza empaques o materiales reciclados. En la medida en que favorezcas los productos incluidos en este circuito entonces los insumos reducirán sus costos (y por lo tanto los productos) lo cual fortalecerá el mercado de reciclados y, simultáneamente, la cultura en torno a esta práctica. 

3. Infórmate con las autoridades de tu ciudad

Es fundamental conocer cuáles son los materiales cuyo destino es el reciclaje a gran escala. Esto te permitirá priorizar en ellos a la hora de separar tu basura y, más allá de un grato sentimiento de responsabilidad ambiental, realmente estarás participando, de manera activa, en un gran ciclo dinámico de material. 

4. Composta

Si bien se nos enseña que la división principal de basura es entre orgánica e inorgánica, lo cierto es que no muchas ciudades aprovechan la primera. Generalmente, como no logran capitalizarla (por falta de conocimiento, tiempo o infraestructura), terminan reuniéndola con los materiales inorgánicos que no se destinan al reciclaje (aquello cuyos procedimientos de reciclaje son o muy complejos o muy costosos). En este sentido que mejor que crear tu propia compota casera, y eventualmente aprovecharla para crecer una hortaliza casera o, en su caso, para alimentar tus plantas ornamentales con tierra de primera calidad.