Yoga en parejas: Dos es infinitamente más poderoso que uno

El Partner Yoga potencializa la canalización de energía en los practicantes y fortalece en un plano sutil la relación entre dos personas

La práctica de Partner Yoga (Yoga en Pareja) es una de las disciplinas en yoga Tibetano del Corazón, de la fuente de enseñanzas y libros sagrados del Budismo Tibetano y muy similar al Yoga que conocemos de los linajes de India. Nos llega hasta hoy a través del linaje Mahayana, un linaje vivo desde Naropa, un gran yogui, monje, abad del monasterio de Nalanda, discípulo de Tilopa, y a quien siguieron Marpa, Milarepa, Khen Rimpoche, y Geshe Michael Roach en la actualidad…30 generaciones de yoguis budistas han practicado este Yoga.

Partner Yoga es una práctica visionaria y antigua que expande la tradicional ciencia individual del yoga dentro del Reino de las relaciones. Las posturas (asanas) en esta disciplina utilizan las formas y principios de las posturas individuales aunque incorporando la presencia y el contacto con el otro se profundiza en el impacto de la postura y sus efectos.

Visión del Yoga Tibetano

El la tradición tibetana las posturas de yoga eran contempladas como practicas superiores y extremadamente secretas. Y no les eran enseñadas a un alumno hasta que estudiara cerca de 15 años. Esto se explica ya que para los tibetanos la practica del yoga no es simplemente una practica física, sino un método muy profundo que afecta nuestro cuerpo sutil, los canales internos y sus vientos o pranas (energía sutil: nadis y vayus) Y es a través de estos vientos sutiles internos que podemos afectar profundamente nuestra mente. ya que donde los vientos vayan dentro de nosotros allí irán los pensamientos y vice versa. Entonces decimos que el yoga es el método externo para domar la mente, mientras que la meditación es el método interno. Ambos son necesarios. Si estas haciendo tu practica de yoga correctamente te deberías sentir en una meditación en movimiento. La yoga es una meditación danzada donde estas profundamente absorto en tu objeto de foco mientras te mueves en un fluir de posturas….

¿Qué diferencia en hacer yoga de a dos?

En la practica en pareja rompemos la barrera “del yo” y ” el otro” ya que al disponernos a extender nuestra frontera, incluir a nuestra pareja y tratarla “como a mi mismo”, nos empoderamos y expandimos nuestra consciencia infinitamente por el solo hecho de tener la voluntad de abrirnos, conectarnos y unirnos…y por añadidura lo estamos haciendo con el mundo a nuestro alrededor.

Lo que creo mas interesante de PY es que puedes convertir a tu pareja en alguien que puede llevarte al mas allá… mas allá de los limites de lo que tu crees ser… mas allá de tu ombligo!

El Maestro Shantideva indica que el objetivo de las series de yoga es SE PHO mezclar tu mente con el plano de la realidad y proyectarla a la Luz Clara…  La practica de asanas facilita tu entendimiento de la vacuidad, de la naturaleza última de las cosas,…es una espiral ascendente.

es extraordinario lo que pasa cuando nos dedicamos una hora y media a explorar la frontera entre tú y yo….!

En el yoga Tibetano la motivación principal para estar en el tapete es el deseo profundo de alcanzar la percepción directa de la vacuidad …y que es esto? Significa abandonar el mundo de la ilusión, salir del engaño en el que vivimos que no nos permite ser lo que realmente Somos y percibir la realidad tal cual ES…estamos atrapados en este mundo de proyecciones.  Las enseñanzas dicen que hasta que no podamos llevar toda nuestra energía sutil al Canal Central (o Sushumna) y abrir el chakra del Corazón completamente no podremos transformar nuestro cuerpo-mente, tener acceso a una Realidad mas profunda y elevada, y liberarnos del sufrimiento para siempre… Si puedes tener esta experiencia podrás convertirte en un ser que ya no experimentara dolor y podrá ayudar a los demás a eliminar su sufrimiento. de tan solo tener el deseo profundo de conseguir este estado de liberación para así también ayudar a otros a conseguirlo acelera increíblemente alcanzar esta Iluminación.

Beneficios y Objetivos de PY

Se obtiene un mejor rendimiento, gracias a que el otro te ayuda físicamente a dar mas de ti.

Se pueden dar retroalimentación mutua lo que aporta mas consciencia a la práctica.

Es mas divertido que hacer yoga solo, y no es rígido… Shri Dharma Mittra dice..en vez de “no pain no gain”..”No fun no Yoga”!

Funciona en terminos karmicos, PY enfatiza que la motivación de tu practica no sea autocentrada, para asegurar que siempre crees las causas de que esa practica ayuda y sirve…las asanas funcionan si en tu vida cotidiana estas ayudando y cuidando a otros…y tienes una persona frente de ti que puedes ayudar! cada postura la haces con la motivación de ayudar a tu pareja a que abra sus canales internos -nadis y encuentre la felicidad verdadera.

Abre tu corazón, pasamos tanto tiempo pensando en nosotros mismos que tener la oportunidad de pensar en el bienestar de otros es un gran ALIVIO

Es un trabajo en equipo que siembra semillas para ver paz y armonía en tu mundo. Es como un baile ..la pareja se vuelve una unidad… UN SER

El poder del contacto humano…ponemos muchas barreras físicas para tocar a otros, cada vez que tocas a la otra persona te relajas y esto evita la tensión en las asanas.

Confianza y rendición, grandes elementos para abrir el corazón, dejar el ego a un lado, ese “yo” tan fuerte que tenemos que nos cierra y aferra a una identidad fija creando corazas… derrumba esa muralla, te rindes y confías en la persona, te dejas ir… cada vez que lo haces se cae un estructura de tu corazón y de tu mente.

Al entender que tu pareja de yoga es tu espejo y tu extensión, que ese eres Tu también, borras la frontera del tu y el yo, te intercambias con el y te preocupas por su bienestar y felicidad como lo haces contigo mismo porque empiezas a entender que son UNO…

La comprensión de esto que trabajamos de a dos es la base de la felicidad real para todos los seres humanos y la semilla de un mundo en armonía…

Una hora al día de yoga con esta motivación y consciencia puede cambiar radicalmente la experiencia que tienes de tu mundo.

“La confianza, la compasión, la entrega y la expansión de la consciencia motivan la practica inspirando nuestro potencial humano de conexión e intimidad a un desarrollo mas profundo”

“Toda la felicidad que existe en el mundo

viene de querer hacer felices a los demás.

Todo el sufrimiento que existe en el mundo

viene de querer la felicidad solo para uno mismo.”

Shantideva

Aisha María Skoufalos es practicante de Yoga y meditación desde hace 11 años. Estudia budismo tibetano y es terapeuta integral holística, además de realizadora de música y danza conciente.

En Ecoosfera te invitamos a practicar, si vives en México DF, Yoga en Pareja con Aisha Skoufalos y Erika Sedas.

Jueves 8pm / Insurgentes 363 int 106 2B , casi esquina Coahuila, Colonia Condesa (Sede de “Anímate”)

Contacto e informes  Aisha 044-5551731221



Soldaditos de juguete que hacen yoga (y muestran que la batalla es en el interior)

Estas figuras provocarán un glitch en tu concepción de la guerra y la paz.

Es por demás extraño, por lo menos para nuestra concepción contemporánea, que en las disertaciones antiguas sobre la guerra terminara siempre por aflorar un profundo humanismo. Porque curiosamente, libros como El arte de la guerra, de Sun Tzu, no son tanto manuales militares como tratados de filosofía. 

¿Será porque la guerra es inherente a nosotros como especie, y lo mejor que podemos hacer es aceptarle, aprenderle? Suena desalentador, pero también más realista. Porque si lo pensamos brevemente, ¿acaso no es nuestro interior el primer campo de batalla?

En ese sentido, El arte de la guerra es un libro que nos puede ayudar a sortear estratégicamente las trincheras de nuestra psique. Es una reflexión que nos hace ver que la vida es una lucha sin cuartel contra nuestros malos hábitos, y nos plantea un escenario de constante conflicto en donde se pierde o se gana.

Esta misma idea también ha sido planteada en términos no militares, sino psicológicos, por Carl Jung. El pensador suizo pensaba que  todos tenemos un lado oscuro al cual no debemos reprimir, sino aceptar y conocer. Es lo mismo que Sun Tzu plantea para poder ganar guerras:

Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro.  Si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra.  Si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla.
 
soldaditos-juguete-yoga-joe-juguetes-didacticos

 

La colección Yoga Joe nos propone jugar con estas profundas reflexiones a través de una pieza particular: soldaditos de juguete.

Los Yoga Joes son soldaditos –algunos de peculiares colores, incluidos rosa y púrpura–, que libran la batalla en su interior practicando yoga. Son nueve figuras diferentes, cada una realizando un asana distinto, que nos recuerdan inevitablemente las reflexiones de Sun Tzu.

Es por eso, quizá, que estas figuras producen un glitch inmediato en la percepción. Porque es casi imposible asociar a los soldaditos de juguete con algo como la paz o la meditación, cuando los originales no están hechos sino para escenificar la guerra y retrotraer la violencia en la conciencia infantil.

Eso hace aún mejor esta original propuesta, que se antoja para tener en el estudio o como regalo para incentivar el diálogo con los niños… o el diálogo interno. Porque como dice su creador, Dan Abramson, estos soldaditos no buscan promover el yoga, sino que son “guardianes de la paz interna”, lo opuesto a la tradicional idea de “guardianes de la paz global” de los ejércitos del mundo.

soldaditos-juguete-yoga-joe-juguetes-didacticos

Los Yoga Joe Actúan como símbolos de calma y concentración para todo el que lo necesite en su día a día.

Lo malo es que por ahora ya están agotados en la tienda de My Modern Met. Pero puedes pedir que te envíen un correo cuando salgan más figuras a la venta.

soldaditos-juguete-yoga-joe-juguetes-didacticos

soldaditos-juguete-yoga-joe-juguetes-didacticos



Yoga, la arquitectura de la paz: un documental que debes ver en Netflix

Un viaje de orígenes, sabiduría e iluminación para adentrarnos verdaderamente a las posibilidades del auto-conocimiento por medio del yoga.

Técnicas milenarias como el yoga nos muestran el poder del conocimiento “hacia dentro”; cómo funciona nuestro cuerpo y cómo se encuentra conectado a todo lo que le rodea. Sin duda captar su esencia es complejo. Se trata de una tarea que nos involucra obligadamente, pues la única manera de entenderlo es empapándonos de su sabiduría empírica diariamente. 

De ahí la sorpresa de utilizar nuevas herramientas para lograrlo, por ejemplo la fotografía y el cine documental, que pueden servir para acercarnos a los portentosos beneficios del yoga, desde una manera novedosa y por demás inspiradora.

El reconocido fotógrafo y yogui, Michael O’Neill, realizó durante una década un viaje por la India, el Tibet y Nueva York para captar, literalmente, la esencia del yoga. En octubre de 2017, el director brasileño Heitor Dgalia convirtió el viaje de O’Neill en su primer documental, al que tituló Yoga, la arquitectura de la paz. A partir de una narrativa visualmente impactante, podemos seguir a O’Neill en su viaje, mientras entabla profundos e iluminadores diálogos con diversos maestros y practicantes del yoga, a quienes además tenemos el privilegio de ver realizar todo tipo de ásanas (las posturas del yoga).

yoga-arquitectura-paz-documental-netflix

Este precioso trabajo nos muestra el poder del yoga, reflejado en los ojos de los verdaderos yoguis, e irradiado por la paz que transmiten. Además, logra ser un documento histórico de este momento particular, en el cual el yoga ha trascendido las fronteras orientales, convirtiéndose en la forma de vida de más de 250 millones de personas alrededor del mundo.

Yo solo deseaba rendir homenaje a la línea clásica del yoga y comprender este momento único antes de que pase –Michael O’Neill

Yoga, la arquitectura de la paz, es un viaje en busca de sentido. Pero también es una suerte de homenaje a lo que es esta práctica, que no te dejará indiferente. Lo mejor es que está disponible en Netflix, o en Youtube bajo sistema de cobro.

Un poco sobre el documental: