El cabello es la forma más potente y pura de proteína que existe. En la raíz del cabello hay un aceite que tiene la capacidad de hacer que tu cerebro funcione de manera óptima durante cualquier actividad.

Algo que la naturaleza sabe es que cada parte de tu cuerpo necesita tener pelo, pues éste funciona como una antena de recepción y emisión para esa zona específica del cuerpo. Los cabellos son antenas pránicas, son energía, pura proteína. Toma un montón de cabello cortado y entiérralo alrededor de un árbol y ve lo que le pasa al árbol: ¡se da un estirón! Otra función del cabello es trabajar sobre el cerebro proporcionándole un número increíble de unidades de vitamina D.

Además, algunas civilizaciones antiguas observaron que amarrarse el cabello en forma de cebollita en el tope de la cabeza y taparlo con una tela de algodón después de cepillarlo con un peine de madera hacia atrás, después hacia adelante, y otra vez hacia atrás, ayuda a mantener el equilibrio y la salud de los ojos, del ciclo menstrual y a retardar el envejecimiento. En el caso del hombre, se recomienda amarrarse el cabello igualmente en cebollita casi en el punto en donde el cráneo esta suave cuando se es niño, la llamada mollera.

La anatomía yóguica nos enseña que en el tope de la cabeza se encuentra el centro solar, el cual es muy importante para el funcionamiento de los demás centros de energía y, por lo tanto, para el cuerpo en general. Es por esto que a las mujeres se les recomienda que usen el cabello amarrado justo en la mollera, pues es ahí en donde está el centro solar. ¿Por qué? Ya que ellas son mayormente influenciadas por la luna, tienen que proteger más su centro solar.

Se dice en las escrituras que cuando una mujer tiene el cabello suelto su capacidad para someter es cien veces más poderosa. En los tiempos antiguos se acostumbraba que la mujer, cuando se presentaba en la intimidad con su marido, se soltara el cabello, sin embargo ahora se acostumbra traerlo suelto todo el día. Las escrituras islámicas y judáicas dicen que: “una mujer con el cabello suelto y un perro loco no tienen diferencia, al menos en cuanto a la integridad se refiere”.

El hombre también debería de cubrir su cabello amarrado con algodón, ya que éste es un excelente aislante y no permite ninguna descarga de energía electromagnética. Por cierto, es muy saludable amarrar tu cabello.

Sat Naam.

 

* Harinam es practicante de yoga kundalini desde hace casi 1 década, y actualmente es maestro particular en la Ciudad de México. Si te interesa conocer más sobre esta disciplina o estás interesado en practicarla, escríbele a Harinam a: harinamsimran@yahoo.com