La imagen de un toro llorando en la Plaza México (Video)

Lágrimas contundentes: si una imagen vale más que mil palabras este video debería tener más valor que la mayoría de los argumentos a favor de las corridas de toros.

 

En uno de los puntos más álgidos del debate sobre el sufrimiento de los animales dentro del “arte” de la tauromaquia, las corridas de toros, publican la imagen de un toro literalmente llorando en medio de una corrida. Y aunque seguramente los defensores de esta práctica econtrarán argumentos bioquímicos para desmarcar esta imagen de un posible sufrimiento emocional de los animales que son victimados durante una corrida, lo cierto es que el documento audiovisual es un tanto desgarrador.

Hace apenas un par de meses el congreso de Cataluña, en Barcelona, votó en contra de la realización de corridas de toros a partir de 2011, en lo que constituye un relevante antecedente en contra de esta cuestionable tradición. La tauromaquia, a psar de jugar un rol importante en la cultura popular de diversos países, en especial de España, implica un flagrante maltrato en contra de los animales, y siempre se ha justificado a través de su característica supuestamente artística.



Hombre adopta un toro de corridas y demuestra al mundo que son amistosos (VIDEO)

Su historia muestra que los argumentos para justificar eventos crueles con los animales son por demás frágiles.

Foto: Matthias Ferranges

Entre los argumentos más fuertes de las personas que están a favor de las corridas de toros, es que, de no existir, desaparecerían también los toros de lidia usados en estos eventos. La lógica detrás de este argumento es que esta especie no existe como salvaje en la naturaleza; su supervivencia más bien depende de la crianza que hacen de ellos los rancheros, especialmente para destinarlos a las corridas.

Este tipo de toro está inmerso también en los estereotipos sobre su alta peligrosidad. Para retar esta idea, Christophe Thomas, granjero francés, adoptó hace unos años a un toro de lidia que estaría destinado a ser toreado en Barcelona.

El nombre de su toro es Fadjen, y ahora, videos y fotos documentan su vida amistosa con este toro que ha probado ser tan amable como una mascota domesticada. 

694973_fadjen_christophe_thomas_toro_zezena_youtube_foto610x342

Foto: Matthias Ferranges

Lo compré a la ganadería Domecq, y estaba destinado a ser toreado en Barcelona. Cuando les pregunté si era difícil educar a un toro me contestaron: Si lo cuidas bien, verás que es incluso más fiel que un perro.

El realizador Pablo Knudsen ha hecho este sugerente video que muestra la amistad entre Fadjen y Christophe Thomas. La fórmula para que este “furioso” toro se convirtiera en uno amable fue simplemente ser alimentado y tratado amablemente.

[upsocl]

 



Elefanta permanece junto a un amigo muerto por varias horas antes de despedirse: emotiva imagen de John Chaney

Como parte de un concurso fotográfico de National Geographic, John Chaney tomó esta imagen de una elefanta que permaneció durante varias horas junto al cadáver de un amigo muerto, ahuyentando carroñeros y predadores y al final realizando un emotivo gesto de despedida.

Los elefantes se encuentran entre los animales con mayor capacidad cognitiva del reino animal. Estudios recientes han confirmado que su desarrollo cerebral es suficiente como para que posean conciencia de sí mismos, una cualidad que se expresa, por ejemplo, en la expresión de dolor y sufrimiento.

Recientemente el fotógrafo John Chaney participó en la competencia 2012 National Geographic Traveler con esta imagen en la cual se observa una hembra elefante custodiando respetuosamente el cuerpo de un amigo. Los términos en que se describen parecen excesivamente humanos para caracterizar su relación, pero según un testimonio de Chaney, así fue: al ver a su compañero de especie muerto, la elefanta se mantuvo al lado del cádaver durante varias horas, ahuyentado a los depredadores y carroñeros que se acercaban para intentar hacerse de los restos. Al final el animal enrrolló su trompa al cuerpo de su amigo, como si se estuviera despidiendo.

La imagen fue tomada en Botswana, en 2007, y también nos sirve para recordar la precaria situación que viven los elefantes del mundo, particularmente las amenzas provenientes de la caza furtiva y los ataques a sus hábitats naturales.