Una de cada cinco plantas –la base de toda la vida en la Tierra– está en peligro de extinción, según el estudio más amplio que se ha realizado hasta la fecha.

Aunque existía un estudio previo, casi apocalíptico, que afirmaba que el 70% de las especies de plantas estaba en peligro de extinción o en un estado vulnerable, la comunidad científica reconoció que ese estudio estaba sesgado. Sin embargo, la cifra obtenida de 22% tiene el consenso de los científicos y podría ser más alta, ya que la mayoría de los cientos de plantas nuevas descubiertas cada año generalmente se encuentran amenazadas.

El científico Craig Hilton-Taylor, de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés), que maneja la lista ‘roja’ oficial de especies en peligro de extinción, le dijo al diario The Guardian que considera que el estudio es clave para entender el nivel de amenaza a la biodiversidad de la naturaleza en el planeta, es decir, no sólo las plantas como especie, sino los ecosistemas: “Las plantas son la base de la vida y a menos de que sepamos qué les está sucediendo no podemos saber las implicaciones que esto tiene”.

Los resultados del estudio serán presentados entre líderes mundiales en la reunión de Nagoya, en Japón, en la que se discutirá la crisis de la biodiversidad que es, quizá, la forma principal de medir la verdadera riqueza de nuestro planeta.

La flor “campanilla de invierno” (snowdrop, en inglés) y el palisandro (o palo violeta), del cual se extrae madera para muebles e instrumentos musicales, son algunas de las especies en serio peligro de extinción.