Alimentándote del sol: sungazing

Vivir sólo contemplando el sol es fisiológicamente posible como lo demuestra el yogi Hira Ratan Manek: surfear el prana dorado sobre una infinita ola

El sungazing, o contemplación del sol, parte de la noción de que la luz es el máximo nutriente que existe en el universo, una especie de culto solar llevado al extremo.  Al parecer esta disciplina es practicada desde hace miles de años entre yogis de la India y, según su máximo exponente en la actualidad, Hira Ratan Manek, también fue parte de la civilización egipcia y algunas culturas nativo americanas que divinizaban al sol.

Aunque la ciencia establecida descarta que el sol provea algún tipo de nutriente que pueda reemplazar la comida, el yogi Hira Ratan Manek sostiene vivir solamente de sol y agua (con ocasionales tomas de té, café y jugo a manera de cortesía). Las proezas solares de Hira Ratan Manek fueron observadas por una serie de científicos, entre los cuales estaba el presidente de la Asociación Médica India. Según este estudio el yogi solar estuvo 411 días sin probar alimento y sin tener ningún deterioro de sus funciones corporales y cerebrales y, salvo bajar 18 kilos, no se le encontró ninguna abnormalidad. Generalmente, después de 8-10 semanas sin comer una persona corre peligro de morir.

En el sitio web de Hira Ratan Manek se habla de otros dos estudios científicos de sus ayunos a base de sol y agua, uno de los cuales fue realizado por la Universidad de Thomas Jefferson en Filadelfia, sin embargo no se muestra el documento en línea de este estudio. Hira Ratan Manek fue destacado en la película What the bleep do we know?

El método utilizado por los sungazers consiste en ver al sol todos los días cerca del amanecer, cuando los rayos ultravioletas están debajo de un índice de 2.  El primer día se debe contemplar al sol por 10 segundos, y cada día subsiguiente se debe hacerlo por 10 segundos más, así hasta llegar a 45 minutos al día. Este proceso funcionaría como una especie de fotosintesis en la que se activan funciones cerebrales inertes. Se dice que permite activar la glándula pineal, la cual tiene los vestigios de una retina y es considerada el asiento del tercer ojo u ojo espiritual (también llamada el sol secreto). Hira Ratan Manek dice que su glándula pineal ha sido examinada por científicos y está creciendo (normalmente con la edad esta glándula se encoge).

Para Hira Ratan Manek el sol es una entidad inteligente que regula y codifica con su energía nuestro sistema planetario. Según el principio de metempsicosis astral platónica: “En las estrellas nos acordamos, en los planetas olvidamos“. Recientemente el biólogo inglés ha especulado sobre la posible conciencia de macroorganismos como el Sol y la Tierra.

Curiosamente uno de los más grandes científicos de la historia compartía esta fascinación seudo-científica por la luz y ver directamente al sol, Sir Isaac Newton, quien descubriera la gravedad, pero cuyo mayor interés era la alquimia y la óptica, realizó experimento viendo directamente al sol, hasta el punto de casi quedarse ciego, teniendo al sol y a la luz como principio rector de su universo espiritual.

Wired ha publicado una nota sobre un hombre ucraniano que sostiene comer sol por los ojos, al parecer este hombre ha demostrado una gula solar ya que presenta quemaduras después de ver al sol 13 horas seguidas. Nikolay Dolgorukiy, el hombre anaranjado, dice haber sido examinado por científicos japoneses que comprobaron que vive sólo de luz solar.

Más allá de que esto sea posible (habría que experimentarlo) o sea un nuevo faux encantamiento de serpientes, no hay duda que ver un poco al sol en la mañana o en el atardecer es una de las más enriquecedoras prácticas, sea por  estética o espiritualidad, beber un jugo de naranja de fotones en pijama (y tal vez un bagle con mantequilla de sol) o viajar con el fénix del atardecer en una proyección fotonaútica son parte de una sana relación con el reino de la imaginación y los mundos posibles.

Nota cortesía de Pijama Surf



Este generador de energía solar es lo suficientemente efectivo para sacarte de una emergencia

En las últimas décadas hemos sido testigos de los increíbles avances tecnológicos en el ámbito de la sustentabilidad. Científicos, diseñadores e ingenieros se han encargado de desarrollar una vasta lista de descubrimientos, inventos y cuidados enfocados hacia el bienestar de las personas y del medio ambiente. No obstante este tipo de proyectos no cuentan con […]

En las últimas décadas hemos sido testigos de los increíbles avances tecnológicos en el ámbito de la sustentabilidad. Científicos, diseñadores e ingenieros se han encargado de desarrollar una vasta lista de descubrimientos, inventos y cuidados enfocados hacia el bienestar de las personas y del medio ambiente.

No obstante este tipo de proyectos no cuentan con la suficiente accesibilidad para producirse a niveles masivos… Por ejemplo, existen dispositivos generadores solares de energía que son ineficientes para la cotidianidad, como los cargadores solares portables. La realidad es que mejorar la manufactura de esta tecnología no ha sido costeable, efectiva ni práctica para lograr que este tipo de dispositivos sean efectivos y productivos. 

Actualmente está surgiendo a una nueva tendencia de setups solares portables, los cuales incluyen paneles más grandes con una mayor capacidad de generadores solares. Estos sistemas solares sirven como microredes para suministrar la corriente doméstica –para electrónicos y baterías de carga– y ofrecer una serie de diferentes puertos de salida –como USB, 12V automóviles, enchufes RV, toma de 110V estándar–, etcétera. Este tipo de artículos solares pueden convertirse en una increíble manera de conseguir energía de emergencia durante un evento de crisis –pues además es fácil de operar–. Entre las opciones más viables se encuentra la campaña Indiegogo, la cual presenta uno de los sistemas de energía solar más compacto, ligero y extensible.

Por ejemplo, el sistema de Inergy Solar de Kodiak. Se trata de una batería compacta (de 7″ x 14″ x 8”) hecha con iones de litio y una capacidad de 90 Ah. Está diseñada para conectarse con otro sistema de batería externa, provocando que su capacidad sea expandible. Te compartimos un video en el que se explica los beneficios de este recurso que pretende cuidar al medio ambiente de manera masiva.

 

 



¿Por qué ver el amanecer y anochecer es bueno para tu salud?

Distintos estudios han comprobado los beneficios físicos y emocionales de esta hermosa actividad.

Por intuición, sabemos que la naturaleza nos hace mucho bien. A la par, gracias a la ciencia, podemos confirmar los beneficios que el solo hecho de posarnos sobre la naturaleza nos comparte. También intuimos que apreciar momentos hermosos en la natura, como un atardecer o amanecer, es bueno para la salud, sobre todo mental, pero asimismo, algunos estudios han comprobado sus beneficios para el cuerpo.

Más allá de que dedicar momentos a la contemplación y a la relajación de la mente para mitigar el estrés diario es benéfico, en un estudio de la Universidad del Noroeste se encontró que la exposición a la luz temprana del día mejora tu metabolismo e incluso está ligada a la pérdida de peso.

Por otro lado, en el aspecto psicológico, darle tu atención al atardecer y al anochecer hace que hagas consciente el ciclo natural del día; con ello, tus actividades también van acoplándose a esta dinámica que influye en nuestro verdadero reloj, el natural (recordemos que la creación del tiempo es tan sólo una medida aceptada socialmente).

Igualmente, está comprobado que exponerte a la luz del sol mejora tu humor y tu salud, y el atardecer y amanecer son los momentos más amables para recibir los rayos del sol sin que dañes tu piel.

Si a lo anterior le añadimos la experiencia estética de este milenario ritual, su generosidad no demanda más explicaciones.