Mantarrayas gigantes vuelan tres metros sobre la superficie del mar (Fotos)

Fenómenos oníricos: el increíble salto de las mantarrayas que alcanzan a pesar dos toneladas pero se elevan a tres metros de altura

El repertorio onírico de la magia natural parece infinito por más que sus manifestaciones sean estudiadas, documentadas, o se les intente explicar. Esta reflexión se confirma una vez más al presenciar los saltos (casi  un vuelo) de monumentales mantarrayas que superan un peso de dos toneladas y un tamaño de ocho metros, y aún así pueden propulsarse tres metros por encima de la superficie marina.

Los fotógrafos Roland y Julie Seitre lograron capturar un espectáculo de ensueño en las aguas de Costa Rica, luego de ir en busca de las mantarrayas gigantes a seis millas de la costa. “Los machos saltaban desde el agua, elevándose a tres metros de altura. Una vez en el aire aleteaban durante unos segundos para extender el tiempo de su elevación antes de caer nuevamente al agua provocando un fuerte sonido” afirma Roland.

Esta especie de mantarrayas habita en aguas tropicales, donde se alimentan de plankton el cual se filtra en su cuerpo a través de escamas que se abren mientras nadan. Fácilmente alcanzan a nado velocidades de hasta 11 km/h y son bastante amigables en su convivencia con el ser humano.

via Daily Mail



Espontáneos retratos de animales salvajes en la oscuridad

George Shiras revela lo desconocido y da fe de la belleza de un mundo en el corazón de la noche.

Para retratar la naturaleza salvaje hace falta una fotografía salvaje, una imagen que tenga una relativa falta de control en la composición y que se arriesgue en el proceso experimental.

Así es la fotografía de George Shiras, el padre de la fotografía de la vida silvestre nocturna. Shiras fue el primero en utilizar el flash para retratar a los animales salvajes en la oscuridad, revelando lo desconocido y dando fe de la belleza de un mundo en peligro de extinción.

animales salvajes en la oscuridad
George Shiras y su asistente John Hammer a bordo de su canoa equipada en el Lago Whitefish, región del Lago Superior, Michigan, 1893

En la colección George Shiras: In the Heart of the Dark Night, los animales quedan paralizados por la luz  que emite la cámara. Las imágenes fueron recolectadas en las aguas del Lago Superior de Michigan, EE.UU., durante la noche, cuando los sonidos, las formas y los movimientos parecían más misteriosos y dramáticos.

Poco a poco Shiras fue retratando ciervos de cola blanca, un búho nevado, un alce en la niebla y un mapache, entre otros animales silvestres.

En cada imagen lograba cazar a estos animales en sus rutinas nocturnas donde se detenían a observar, darse la vuelta o correr.

animales salvajes en la oscuridad 9
George Shiras

Las imágenes documentan una especie de intervención y registran la interacción humana y animal. Para fotografiar de noche, Shiras imitaba una técnica de caza que aprendió de la tribu ojibwa llamada jacklighting, cuando el fuego se coloca en una bandeja en la parte delantera de una canoa, y el cazador se sienta en la proa del bote.

Así como a Shiras, la noche ha inspirado a grandes artistas e intelectuales, como Charles Baudelaire, que encontraba inspiración en los búhos y los gatos, animales salvajes en la oscuridad y emblemas de su encanto.

animales salvajes en la oscuridad 2
George Shiras
animales en la oscuridad 3
George Shiras
animales en la oscuridad 4
George Shiras
animales en la oscuridad 6
George Shiras
animales en la oscuridad 5
George Shiras
animales en la oscuridad 8
George Shiras



¿Qué fue lo que indignó sobre la pista de hielo con animales congelados en Japón?

Space World, al suroeste de la isla japonesa Kyushu, abrió una pista de hielo con 5 000 peces y otras criaturas marinas congeladas debajo de la superficie.

Actualmente Japón es uno de los países que urge de programas que protejan su biodioversidad –principalmente la marina–, con el fin de reducir el riesgo en estas poblaciones animales y vegetales ante la caza ilegal y la extensión de la urbanidad. Sin embargo, la alta demanda de entretenimiento ha provocado por ejemplo que restaurantes sirvan platillos con animales vivos –como pulpos, camarones, entre otros– mientras sufren al ser descuartizados y servidos para comer; o incluso que se construya una pista de hielo con animales marinos dentro para que la experiencia sea “única”. 

De hecho, en los últimos días, este parque de diversiones ha generado una polémica significativa alrededor del mundo. Hace dos semanas, Space World, al suroeste de la isla japonesa Kyushu, abrió una pista de hielo con 5 000 peces y otras criaturas marinas congeladas debajo de la superficie. Frente a esto, una bomba comenzó a estallar en redes sociales: ¿cómo era posible que pudieran permitir tanta crueldad a los animales? 

space-world-aquarium-on-ice

 

Algunos de los visitantes escribieron: “¿Por qué tienen que hacer algo tan desagradable?”, “Jugar con peces muertos en el hielo no es otra cosa que una locura.” o “¿Esto no es un insulto a la vida?” Esta indignación pública provocó que Space World publicara una disculpa en su sitio web, confirmando que cerraría la pista de hielo hasta próximas noticias: “Hemos tomado en serio la serie de opiniones, tales como ‘no deberían usar estas criaturas para entretenimiento o eventos’ o ‘pobres peces’. Ofrecemos una enorme disculpa ante los sentimientos incómodos que se generaron a partir del acuario de hielo.”

Para Toshimi Takeda, la imagen pública del parque de diversiones, esta era una oportunidad para que los visitantes disfrutaran de patinar en hielo mientras aprenden acerca de diferentes tipos de peces. En una entrevista, Takeda puntualizó: “Lamentamos esto profundamente”, y agregó que descongelarían el acuario para remover los peces y realizar una estatua conmemorativa en su memoria. Y en caso de ser posible, se usarían estas criaturas marinas muertas como fertilizantes. 

De acuerdo con los medios informáticos en Japón, todos los peces, cangrejos y mariscos fueron comprados muertos en el supermercado; mientras que colocaron fotografías de animales más grandes, como tiburones, para realizar esta ilusión óptica. No obstante, este acuario mandó un mensaje importante al mundo:

– la incapacidad empática del humano hacia otros seres vivos que no sean su especie;

– la insaciable necesidad de un entretenimiento que alcanza el sadismo;

– la interrupción de los derechos animales;

– la negligencia al impacto en la biodiversidad marina de esta región;

– etcétera.