Cameron Diaz dejaría Hollywood para retirarse a una granja

Parece que la linda Cameron Diaz coquetea con la idea de retirarse de la vida de la farándula para fundar una granja e irse a cultivar su propio alimento

El regreso a lo básico, a la tierra, es un llamado que parece resonar masivamente en nuestros tiempos. Miles o millones de personas alrededor del mundo están súbitamente dejando su vida cotidiana, sus esclavizantes y bien pagados empleos, su vida nocturna y drogas sintéticas, su fashion y hábitos consumistas, para dedicarse cultivar la tierra, observar las estrellas, y reconectarse con la naturaleza. Y parece que las celebridades de Hollywood no están exentas de este orgánico llamado.

Cameron Diaz,  la coqueta rubia de 37 años, ha declarado que esta seriamente considerando la posibilidad de abandonar su frívola vida farandulera para levantar una granja y meter sus manos a la tierra húmeda. “Me gustaría crecer mis propios cultivos y mi propio sustento, y por primera vez ver como se cultiva la vida. Es como una cosa primaria. Yo sólo siento que todos venimos de la tierra y que realmente no tenemos nada si carecemos de tierra, agua, y sol, para cultivar” afirmo Cameron al tabloide inglés Daily Mirror.

Al parecer una de las sonrisas más cautivadoras del cine comercial esta sinceramente dispuesta a reencontrarse con la naturaleza y con un estilo de vida mucho más simple, genuino, y saludable que el de la farándula. Y sin duda habrá más de un feliz granjero que estará dispuesto a acompañarla en esta orgánica aventura. En Ecoosfera esperamos que esta actitud de Cameron sea inspiradora para que muchas niñas lindas y mujeres contemporáneas intercambien el centro comercial y el club nocturno por la frescura del campo y la brisa de la montaña.

via Daily Mirror



Las prácticas de los abuelos también nos enseñan a ser ecológicos

De esa manera, ellos han sabido ser personas ecológicas con tan sólo seguir sus prácticas análogas, sin tecnología ni consumo excesivo.

La casa de los abuelos es esa área donde las reglas desaparecen, salimos con el estómago a punto de explotar y, en ocasiones, con un par de monedas que ayudan a nuestra cartera. Los abuelos son esa voz de la sabiduría que nos enseñan acerca de la vida y de cómo apapachar a nuestros seres queridos. 

Gracias a su experiencia, ellos saben recorrer diferentes caminos de forma eficiente, segura, intensa o accesible. De esa manera, ellos han sabido ser personas ecológicas con tan sólo seguir sus prácticas análogas, sin tecnología ni consumo excesivo. Y sin irnos tan lejos, estas son algunas de sus actividades que pueden ayudar a convertir a tu hogar en un sitio ecológico y autosustentable:

– Evita usar la secadora, y pon la ropa a secarse con el sol. De ese modo ahorras una enorme cantidad de energía (y de dinero), además que no es necesario usar ningún suavizante químico con aroma a primavera. 

– Conserva la comida de temporada. Es una manera increíble para guardar dinero al comprar alimentos de la temporada, además que es una manera de consumirlos sin químicos ni conservadores. Inclusive, puedes evitar el uso de plástico al conservar los alimentos en jarras o contenedores de cristal. 

– Usa ingredientes básicos para la limpieza. Todos esos nuevos productos de limpieza antibacterial son realmente innecesarios. Las generaciones anteriores usaban ingredientes familiares para limpiar, así como el bicarbonato de sodio, vinagre, borato de sodio, etcétera. 

– Aprende a coser. Al saber cómo enmendar la ropa, te das cuenta que te dura más. 

– Reduce los restos de comida. La abuela sabe exactamente qué hay en el refrigerador, y no duda en añadir un poco de las sobras a aquello que está preparando. Aunque a veces no son combinaciones exquisitas, estás evitando tirar comida que se desperdició. 

– Haz un poco de jardinería. No es necesario tener mucho espacio o un jardín enorme para hacer un pequeño huerto con plantas que, eventualmente, podrán formar parte de tus platillos. 

– Haz una cobija. Convierte la ropa que ya no utilizas en una cobija reconfortante y cálida. Parece complicado, sin embargo es una manera divertida de reutilizar todo aquello que se encuentra arrumbado en una esquina. 

– Utiliza trapos y paños de cocina, en vez de papel desechable. 

– Consigue una cubeta para juntar agua de la lluvia. Esto te será útil para regar las plantas, los excusados o, incluso, para bañar a las mascotas. 

– Resiste a la urgencia de actualizarte y modernizarte. Las abuelas logran que sus platos, toallas, cobijas, cobertores y decoraciones duren para toda la vida (¡y vaya de qué manera!). Son la prueba de que no es necesario comprar constantemente para tener un hogar confortable. 

Conoce algunas alternativas para una vida libre de plástico dando click aquí