Un reciente estudio, aparecido en el European Journal of Clinical Nutrition de Inglaterra, ha confimado las increíbles bondades que tiene el té para la salud humana. Esta bebida cumple con los requisitos de hidratación de nuestro cuerpo, pero a la vez, complementa este beneficio con multiples propiedades que terminan por convertirla en una bebida maravillosa para nuestra salud, además de contar con la elegancia propia de su milenario linaje.

El té contiene altos niveles de antioxidantes los cuales permiten una mayor regeneración celular. Además, los investigadores descubrieron que el ingerir entre cuatro y cinco tazas de té al día ayuda a prevenir ataques cardiacos, a la vez que ayuda a fortalecer los huesos, e incluso, podría reducir la probabilidad de contraer cáncer. Por otro lado, el estudio desmitificó la version de que el té no ayuda a hidratar el cuerpo, comprobando que además de la hidratación, tiene otros múltiples efectos positivos.

Algo importante es no confundir al té (camellia sinensis) con las infusiones. La costumbre de pedir un té de manzanilla es implícitamente incorrecta, ya que la manzanilla no contiene hojas del árbol del té y, por lo mismo, debiese ser llamada infusión de manzanilla.