Eco regadera: bebe el agua con la que te duchas

Date una probadita de ti mismo y genera un círculo eco amigable alrededor de tus habitos de higiene; regadera ecológica te permite beber la misma agua con la que te duchas

Buscando maximizar el precioso líquido vital y evitar una guerra por el oro azul,  los eco-entrepreneurs Jun Yasumoto, Vincent Vandenbrouk, Olivier Pigasse, y  Alban Le Henr, han ideado una forma de beber el agua con la que te bañas incluyendo un sistema de purificación a través de plantas en la regadera. El agua que sale de la regadera pasa por una serie de filtros y es tratada por juncos, cañas y jacintos, creciendo en el suelo del baño. Estas plantas son capaces de remover los químicos dentro del shampoo y demás productos. El sistema de reciclaje es conocido como fito-purificación.

Por supuesto, además de útil y empático con el conciencia azul de la Tierra, el diseño añade un toque silvestre al espacio lustral: el sueño primitivo de la desnudez en el río a través de la hierba en un contexto urbano minimal, sofisticación del instinto.

Este diseño es por el momento solamente un concepto, los diseñadores intentaron demostrar que el reciclaje del agua de baño es muy simple. Pero debido a su popularidad se está contemplando desarrollar el concepto para que se pueda adquirir el sistema de fitopurificación.

“Con este proyecto intentamos combinar el placer de bañarse con la satisfacción de reciclar el agua. Queríamos que le proceso del reciclaje interactuara con el uso de la regadera”, dice uno de los diseñadores. Incluso es posible incluir una serie de plantas alkalinas o minerales con propiedades adaptadas para cargar el agua según sea la intención y completar un proceso de alquimia cotidiana: primero la purificación y luego la revitalización: el círculo mágico, el anillo azul.

via Pijama Surf



Reencanta tu existencia reemplazando en tu bebida hielos por flores congeladas

Crea bebidas únicas con estas plantas y flores para adornar cubos de hielo.

Siempre habrá flores para aquel que quiera mirarlas.

Henri Mattise

La inspiración es algo que debemos de procurar hasta en los más pequeños detalles de la vida. Por ejemplo, no es lo mismo beber algo con simples hielos, a beberlo con flores congeladas. La experiencia sin duda no es la misma… ¿quieres apostar?

Embellecer la mayor cantidad de aspectos en nuestra existencia, por más cotidianos o insignificantes que parezcan, incide en cómo veremos la vida misma, en nuestros flujos anímicos  y también en nuestra forma de relacionarnos con la realidad –de, literalmente, reencantarla–.

Por eso te invitamos a confeccionar hielos florales y así aderezar, con una pincelada estética, tus futuras bebidas.  Para elaborarlos, sólo se debe  desinfectar las flores o frutas. Acto seguido, se pone la fruta o flor dentro del porta hielos y listo. Si son fruta, pueden picarse o ponerse entera. Lo mismo sucede con las flores, sólo que éstas, en lugar de picarlas, se separarían por pétalos. Después se vierte el agua para crear los cubos de hielo y se deja una hora en el refrigerador. 

Además, si quieres llevar el ejercicio a un plano más transcendental, incluso puedes elegir la flor o fruto de acuerdo a, por ejemplo, las propiedades medicinales o cualidades metafísicas de cada planta.

A continuación algunas flores y frutas que pueden quedar bien con tu bebida:

Lavanda

 

Conocida por su valor espiritual, los romanos la usaban en la petición a sus Dioses o rituales, también fueron utilizadas en la Edad Media como plantas medicinales. Pueden ir junto a cualquier bebida y ocasión. 

Fresa

 

Desde épocas antiguas, se consideraba la fruta favorita de Venus. La leyenda dice que cuando Adonis murió, la diosa de amor vertió lágrimas que se convirtieron en corazones pequeños y rojos: las fresas. Decorar tus hielos con este fruto demostrará tu lado romántico y apasionado.

Diente de León

Son famosos por su delicadeza y peso pluma. Coloca la flor de manera completa y vierte el agua para hacer el cubo. También, puedes hacerlo a partir de sus pétalos. Su elección denota una personalidad tierna, que se adapta fácilmente al cambio y es muy independiente

Mango

 

Sus orígenes se remontan al Norte de la India Myanmar. Por lo que tiene una presencia muy importancia en los rituales hindúes. Su uso significa osadía y amor por la vida. Le otorgará un sabor dulce a tus bebidas. 

Margarita

De acuerdo a la leyenda romana, la ninfa Bélides se convirtió en esta flor para escapar del dios Vertumnos. En los tiempos victorianos eran asociadas a la modestia pureza. Su uso representa la inocencia fragilidad.



Botellas de agua vs. Agua del grifo: ¿cuál es la mejor opción para consumir en México?

“La vieja desconfianza y el temor histórico promueven la desinformación sobre el agua potable. Los consumidores no tienen confianza en el agua potable que reciben.”

Cada hogar en México compra alrededor de 1 500 litros de agua embotellada al año, de acuerdo con un estudio realizado en 2016 por la firma Kantar WorldPanel. Esto a pesar de que en el Artículo 115 de la Constitución Mexicana se establezca que “todos los municipios del país están obligados a entregar agua potable”, para beber, bañarse, drenaje, alcantarillado y tratamiento de aguas residuales. 

Se trata de un negocio multimillonario, la de las aguas embotelladas. A diferencia de lo que sucede en otros países, en donde las botellas de agua son una mercancía gourmet para un estilo de vida, en México se consumen como un artículo básico y de primera necesidad. Pese a que académicos y múltiples organizaciones no gubernamentales explican que los mexicanos no las necesitan. 

De acuerdo con los datos de la revista Forbes México, el negocio de 66 500 millones de pesos anuales comenzó con un brote de cólera en la década de los 90. Fue en el año de 1991 que un mensaje gubernamental informó que la comunidad de San Miguel Totolmaloya, en el Estado de México, reportaba el primer episodio de una epidemia de cólera. Surgió un miedo a enfermarse severamente, pese a que la tasa de mortalidad fue de 0.04 por ciento de cada 100 habitantes y un total de 34 defunciones durante 1991. 

Ahora, tras décadas de ese fenómeno, los mexicanos dejaron de beber agua del grifo: el miedo a enfermarse continúa como una tradición cultural. En vano fueron los mensajes gubernamentales con advertencias para hervir el agua y tomar otras medidas preventivas, como comercializar los primeros garrafones de vidrio con “agua purificada” mediante la marca Electropura –hoy Epura–. En palabras del director del Programa de manejo, uso y reuso del agua –Pumagua– de la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM–, “Han convertido el cuidado de la salud en un elemento de venta”, pese a que el 50 por ciento de las muestras de las marcas de botellas de agua que se vendían en la década de los 90, no cumplía con los requerimientos de salud necesarios para su consumo. Por su lado, Raúl Pacheco-Vega, Investigador y catedrático del Centro de Investigación y Docencia Económica –CIDE–, “Se convirtió en la salida fácil. Se incrementaron las campañas de transnacionales, que invirtieron mucho dinero para vender las botellas en México y dar paso al debilitamiento de la infraestructura.”

Por esta razón, empresas como Danone, Coca-Cola y Pepsico concentran ahora el 64 por ciento del mercado nacional que incluye agua gasificada, embotellada y de manantial. Para Pacheco-Vega, una “manera de debilitar al proveedor estatal, y favorecer a las empresas, ha sido a través de la transferencia de recursos de los estados a municipios, donde el dinero no llega y permite a los privados acaparar la demanda que debería aliviar los gobiernos municiales. […] Ha sido una serie de acciones concertadas entre diferentes actores: el gobierno federal, mercadotecnia agresiva de transnacionales, desidia de gobierno y el cambio en los patrones de consumo. La culpa es de varios.” Por ejemplo, en el caso de Coca Cola FEMSA –KOF–, la empresa paga 2 600 pesos por cada una de las 46 concesiones de explotación de aguas subterráneas al año, y obtiene ganancias por 32 000 millones de pesos: “Esta falta de proporción de pago por los derechos de explotación y utilidades revela cómo el sector político privilegia los intereses del sector económico por encima de los derechos fundamentales. Es un círculo vicioso con intereses que se oponen.”

En otras palabras, el agua en México es potable y bebible. Desgraciadamente, “la vieja desconfianza y el temor histórico promueven la desinformación sobre el agua potable. Los consumidores no tienen confianza en el agua potable que reciben.”