Cocodrilos surfean corrientes marinas

Frente a su dificultad para nadar los cocodrilos de agua salada han desarrollado una habilidad para surfear las corrientes submarinas y así extender su territorio

Temido habitante de los mares y ríos del sureste asiático, y abarcando un territorio que va desde el este de India y Fiji, hasta el sur de China y el norte de Australia, los cocodrilos de agua salada practican el surf submarino. Quizá como un desdoble evolucionista para contrarrestar su torpe nado, estos pesados animales que llegan a medir hasta seis metros de largo, han desarrollado una aptitud para deslizarse a través de corrientes submarinas recorriendo enormes distancias.

Gracias a ello esta especie ha logrado expandirse a lo largo de una decena de países y centenares de islas. Cuando se encuentran en los ríos estos cocodrilos, considerados como los reptiles más grandes de la actualidad, se ayudan de sus garras para arrastrarse cerca del suelo. Sin embargo, esta técnica parecería bastante limitada para garantizar su movilidad a lo largo de distancias como la que separa a India de Australia.

Finalmente los investigadores encontraron la respuesta para explicar las épicas travesías de estos animales: surfean las corrientes marinas y así logran recorridos de más de 400 kilómetros en 25 días. “Tienen una extraordinaria habilidad para calcular la dirección de las corrientes y una desarrollada intuición que les permite saber si una corriente específica los llevará a donde quieren llegar” afirma el biólogo inglés Dr hamish Campbell.

Via Telegraph



Espontáneos retratos de animales salvajes en la oscuridad

George Shiras revela lo desconocido y da fe de la belleza de un mundo en el corazón de la noche.

Para retratar la naturaleza salvaje hace falta una fotografía salvaje, una imagen que tenga una relativa falta de control en la composición y que se arriesgue en el proceso experimental.

Así es la fotografía de George Shiras, el padre de la fotografía de la vida silvestre nocturna. Shiras fue el primero en utilizar el flash para retratar a los animales salvajes en la oscuridad, revelando lo desconocido y dando fe de la belleza de un mundo en peligro de extinción.

animales salvajes en la oscuridad
George Shiras y su asistente John Hammer a bordo de su canoa equipada en el Lago Whitefish, región del Lago Superior, Michigan, 1893

En la colección George Shiras: In the Heart of the Dark Night, los animales quedan paralizados por la luz  que emite la cámara. Las imágenes fueron recolectadas en las aguas del Lago Superior de Michigan, EE.UU., durante la noche, cuando los sonidos, las formas y los movimientos parecían más misteriosos y dramáticos.

Poco a poco Shiras fue retratando ciervos de cola blanca, un búho nevado, un alce en la niebla y un mapache, entre otros animales silvestres.

En cada imagen lograba cazar a estos animales en sus rutinas nocturnas donde se detenían a observar, darse la vuelta o correr.

animales salvajes en la oscuridad 9
George Shiras

Las imágenes documentan una especie de intervención y registran la interacción humana y animal. Para fotografiar de noche, Shiras imitaba una técnica de caza que aprendió de la tribu ojibwa llamada jacklighting, cuando el fuego se coloca en una bandeja en la parte delantera de una canoa, y el cazador se sienta en la proa del bote.

Así como a Shiras, la noche ha inspirado a grandes artistas e intelectuales, como Charles Baudelaire, que encontraba inspiración en los búhos y los gatos, animales salvajes en la oscuridad y emblemas de su encanto.

animales salvajes en la oscuridad 2
George Shiras
animales en la oscuridad 3
George Shiras
animales en la oscuridad 4
George Shiras
animales en la oscuridad 6
George Shiras
animales en la oscuridad 5
George Shiras
animales en la oscuridad 8
George Shiras



Salvan a cocodrilo de 5 metros de largo que quedó atrapado en canal (VIDEO)

El cocodrilo logró ser empujado de vuelta al río gracias un tractor, tráiler y una excavadora.

En la ciudad de Matara, en Sri Lanka, han rescatado a uno de los cocodrilos más grandes jamás vistos. Este reptil de 5 metros de largo y casi una tonelada quedó atrapado en un canal del río Nilawala mientras buscaba comida. 

Parece ser que el cocodrilo, al buscar comida, bajó hacia el canal, pero su tamaño le impidió salir del mismo por sí mismo. Para el funcionario del departamento de fauna salvaje, Ravindra Kumar, “El reptil era demasiado grande para moverse fuera de allí él solo.[…] Con la ayuda de los habitantes del pueblo y la policía conseguimos lo que queríamos, que era mandar al cocodrilo de vuelta a su entorno natural sin hacerle ningún daño.”

El cocodrilo logró ser empujado de vuelta al río gracias un tractor, tráiler y una excavadora. Mira aquí el video: