Alternativas naturales y efectivas frente al viagra

Los afrodisíacos han existido en la naturaleza desde hace miles de años; el conocimiento de nuestros recursos naturales puede asegurarte una estimulación sexual más allá de cualquier disfunción o padecimiento, y claro esto se obtiene sin necesidad de pagar la factura bioquímica que los medicamentos sintéticos, invariablemente, te cobran bajo la forma de “efectos secundarios”. […]

Los afrodisíacos han existido en la naturaleza desde hace miles de años; el conocimiento de nuestros recursos naturales puede asegurarte una estimulación sexual más allá de cualquier disfunción o padecimiento, y claro esto se obtiene sin necesidad de pagar la factura bioquímica que los medicamentos sintéticos, invariablemente, te cobran bajo la forma de “efectos secundarios”.

Gingko Biloba

Es el árbol nacional de China aunque también es popular en Japón y Corea. Con una historia de más de 1,500 años, es famoso por ser la única planta que sobrevivió a la bomba atómica en Hiroshima. Entre sus diversas y maravillosas bondades, quizá la mayor, junto con la estimulación de la memoria, es la mejora de las funciones sexuales masculinas ya que incrementa el flujo de sangre y oxígeno al cerebro, y este aumento de la circulación sanguínea se desdobla a los órganos sexuales provocando una envidiable erección en la persona.

Muira Puama

Esta ancestral hierba del Amazonas es famosa por el incremento de salud y energía en el individuo. Su uso recreacional responde a que también responde como un intenso afrodisíaco y ha sido comprobado que funciona efectivamente contra la disfunción eréctil. Incluso se ha hecho acreedora al sugerente sobrenombre de “el leño de la potencia”.



5 hierbas para incrementar la salud sexual y la libido femenina

El deseo sexual en la mujer está altamente influido por su ritmo de vida, aspectos psicológicos y sus cambios hormonales.

El deseo sexual en la mujer es muy vulnerable. La tensión, fatiga, estrés, nerviosismo, cambios hormonales, y hasta los anticonceptivos, pueden alterar la libido femenina. Esto, sin que ellas puedan ser conscientes del todo sobre porqué está siendo afectada su vida sexual.

Hoy te presentamos algunas hierbas que aumentan la libido de la mujer, y mejoran su salud. Cabe apuntar que ser conscientes de que no siempre puede controlarse a voluntad el deseo sexual es importante para mejorar este aspecto fundamental en la vida.

Muira Puama:

Esta planta oriunda del Amazonas es un combo completo para mejorar la vida sexual femenina, ya que incrementa la libido, la intensidad de los orgasmos y promueve una mayor satisfacción sexual; reduce el estrés y aumenta la energía.

Tribulus terrestris (abrojo):

Además de combatir cambios de humor comunes del periodo mensual, esta hierba reduce el estrés y la ansiedad. Mejora también el balance hormonal y aumenta el deseo sexual tanto en hombres como en mujeres.

Catuaba:

Las hojas del árbol Catuaba son un estimulante natural del cerebro y sistema nervioso; también son un fuerte afrodisiaco natural usado incluso para problemas como la impotencia. Estas hojas son tomadas como té milenariamente por los nativos del norte de Brasil. Su efecto estimulante combate también el agotamiento físico y mental.

Damiana:

Además de aumentar el libido es buena para mantener sanos los órganos sexuales femeninos. Esta planta era usada por los mayas para incrementar la energía. Empleada también para aliviar la ansiedad, nerviosismo y la depresión. Regula las hormonas femeninas, lo que también mejora el estado de ánimo.

Ashwagandha:

Esta ancestral hierba de la India ha sido usada por milenios para fortalecer el sistema reproductivo femenino y la libido. Mejora el sistema endócrino y fomenta el balance hormonal. Ha sido conocida por mejorar el humor y equilibrar los estados de ánimo, lo que también influye en una mayor predisposición sexual.



5 plantas medicinales para cultivar en casa

En caso de iniciar en este arte de la naturaleza, puedes empezar a cultivar algunas de las siguientes plantas medicinales

En los últimos años, el movimiento de los huertos urbanos ha revolucionado la concepción tanto de la economía como del medio ambiente. Este nuevo estilo de vida da una esperanza que satisface las necesidades homeostáticas del planeta, de los agricultores locales y los consumidores.

La nueva costumbre de los huertos urbanos permite encontrar un sinfín de beneficios; como por ejemplo, la reducción del uso de tóxicos que afectan tanto al suelo como a los productos que se consumen. Incluyendo en la cosecha de plantas medicinales.

La herbolaria es fácil de practicar contando con la información adecuada sobre sus usos y beneficios. Por lo que, en caso de iniciar en este arte de la naturaleza, puedes empezar a cultivar algunas de las siguientes plantas medicinales:

Aloe Vera. Ayuda a reducir las quemaduras, heridas, cortes, cicatrices, picores por intoxicación, picaduras de insectos, acné, eccemas, úlceras, entre otros.

Albahaca. Destruye bacterias que causan bronquitis, catarros y algunos problemas digestivos. Además, ayuda a reducir flatulencias, gases y dolores estomacales. Es un regulador del sistema nervioso.

Tomillo. Cuenta con propiedades antisépticas y tranquilizantes.

Bálsamo de limón. Ayuda a reducir desde la fatiga hasta el resfriado. Además, ayuda a reducir las dolencias gastrointestinales, como indigestión y flatulencias. Reduce la tensión muscular y los síntomas de algunos trastornos emocionales (como ansiedad, depresión, angustia, entre otros). Es antibacterial.

Menta. Es tónica, estimulante y estomacal. Cura irritaciones cutáneas y resfriados, dolores de cabeza y de muelas. Es ideal para tratar el insomnio, así como las picaduras de insectos.