Lecciones desde Cairo: reciclaje masivo

En la capital egipcia un rústico sistema de recolección les permite garantizar más de un 80% de reciclaje de la basura que se genera diariamente

A pesar de las precarias condiciones en las que vive la mayoría de la población en esta ciudad, o quizá precisamente debido a ellas, la capital egipcia logra la recolección y posterior reciclaje de entre el 80% y el 90%  de las más de 7,000 toneladas de basura que se generan diariamente.

Con sus 18 millones de habitantes, el Cairo supera a la mayoría de las grandes capitales desarrolladas de Estados Unidos y Europa en cuanto a porcentaje de recolección y reciclaje se refiere- Esto se debe gracias a un tradicional “oficio” de recolectores, que levantan la basura y la venden a diversos centros de reciclaje, Gracias a ello, más de sesenta mil habitantes generan ingresos suficientes para vivir en el Cairo.

En 2003 el gobierno egipcio intento formalizar su sistema de recolección, contratando a empresas privadas. Sin embargo más del 80% de la basura que se recicla sigue proviniendo de manos de las masivas cuadrillas de los Zabbaleen (“gente de la basura” en árabe), como se les conoce a los recolectores. A pesar de esta labor es importante destacar que aún así el cairo es conocida como una de las ciudades más sucias en el mundo, debido a la cantidad de residuos que no son reutilizables y que al no tener ningun valor dejan de ser recolectados por los Zabbaleen.

Y aunque resulta un tanto paradójico el que quizá la necesidad por sobrevivir de una población socioeconómicamente vulnerable es lo que impulsa este mecanismo de reciclaje, lo cierto es que la efectividad y los resultados que arroja debieran de reconocerse, e incluso admirarse, por decenas de naciones que aún desprecian la recolección de basura dentro de sus proyectos urbanistas.

Via Care2



Vivir sin generar basura: nada es un desperdicio, todo se transforma

En tiempos de desechos masivos, existe una comunidad que propone lo opuesto: nada se desperdicia.

Imagina que el mínimo de basura que puedes generar durante 1 año quepa en este frasco:

zero waste-cero-desperdicio-consumo-responsable-sin-basura

Es posible, y de eso trata el Zero Waste (Cero desperdicio), una iniciativa que, más allá de acabar con el plástico, busca replantear el concepto de basura: nada es un desperdicio, todo se transforma. A partir de esta idea, cada vez son más aquellos que deciden replantearse su existencia y comenzar a reducir su basura a un pequeño frasco. Un verdadero logro para quienes buscan trascender desde dinámicas que impactan colectivamente. 

cero-desperdicio-consumo-responsable-zero-waste-sin-basura

En estos tiempos, en donde mucho de lo que se consume es desechable (servilletas de papel, móvil, envases de plástico, accesorios, entre otros), existe una comunidad que busca vivir a partir del principio opuesto: nada se desperdicia.

El movimiento Zero Waste cobra cada vez más fuerza y sentido en un mundo en el que, de acuerdo con el Banco Mundial, el nivel actual de residuos sólidos habrá aumentado en un 70% (de 1,300 millones de toneladas al año a 2,200 millones de toneladas) para el 2025.

zero waste-cero-desperdicio-consumo-responsable-sin-basura

Además de la iniciativa global, existe en cada país una necesidad de actuar para un futuro sustentable.

¿En qué consiste el Cero desperdicio?

Según la revista National Geographic, no se trata de que logres guardar toda tu basura en frascos, sino de que un frasco de máximo 500 mililitros sea suficiente para guardar toda la basura anual que no se pudo reutilizar, reciclar o renovar.

Muchas de las soluciones que propone el Cero Desperdicioson prácticas que eran comunes antes de la era de los plásticos y los productos desechables.

Ser Cero Desperdicio es pensar en servilletas de tela y pañuelos, vinagre y agua para limpiar, recipientes de vidrio o acero inoxidable para guardar las sobras y bolsas de tela para guardar alimentos.

cero-desperdicio-consumo-responsable-zero-waste-sin basura-

Soluciones similares de la vieja escuela, que no producen desperdicios y son más baratas a largo plazo.

Bolsas de tela

La revista Yorokobu pone un ejemplo: tu abuela seguro iba a la tienda con su bolsa de tela. Además, en lugar de comprarla, es probable que se la hubiera hecho ella misma con retales de tela.

 

Comprar a granel

Las legumbres se compraban a granel, al peso y presentadas en grandes sacos de arpillera. En este caso, los sacos incluso pueden ser de plástico porque, como se reutilizan y generan menos residuos que los paquetes pequeños, el costo ecológico no es tan grande.

zero waste-cero-desperdicio-consumo-responsable-sin-basura

Comercio justo y responsable

Cada vez son más las tiendas que se suman al movimiento Cero Desperdicio. En la Ciudad de México, existe una tienda que busca “fomentar una vida más sana y más responsable con el medioambiente (…) trayendo sus propios recipientes y bolsas reutilizables”.

Suena difícil, pero puede lograrse, mediante cambios en los hábitos cotidianos. Es así como la comunidad Cero Desperdicio está reduciendo radicalmente su producción de desechos, mientras viven vidas más plenas.

 

Agentes de cambio

zero waste-cero-desperdicio-consumo-responsable-sin-basura-
Laura Singer

Blogueras como Kathryn Kellogg y Laura Singer, son un ejemplo de personas que, en pocos años, han logrado reducir su basura de tal manera que sus desperdicios sólidos quepan en un frasco de 500 mililitros por año o dos años.

Kellogg aprendió de Lauren Singer de Nueva York, autora del blog Trash is for Tossers. Singer comenzó a reducir su huella de desechos cuando era una estudiante de estudios ambientales en el 2012 y ha convertido el Cero Desperdicio en una carrera que le permite compartir su experiencia a través de conferencias y consultorías.

 

Principios Cero desperdicio (en orden de importancia)

zero waste-cero-desperdicio-consumo-responsable-sin-basura

  • Rehusar. No compres cosas envueltas o con muchas envolturas.
  • Reducir. No compres cosas que no necesitas.
  • Reutilizar. No dejes de usar los artículos desgastados, o compra productos usados.
  • CompostaCasi el 80% de los desperdicios son orgánicos.
  • ReciclarRequiere un mayor esfuerzo, pero es mejor que permitir que las cosas se conviertan en basura.


Revolución creativa en Egipto, un mundo de propuestas nace de las ruinas

Emprendedores e inversores están determinados a cambiar el desastre con aplicaciones virtuales y propuestas urbanas.

En el Egipto post-revolucionario que se vive ahora, donde los jóvenes suman un cuarto de la población, la madurez de las ideas está cobrando mucha fuerza. El número de propuestas, incubadoras, competencias e inversores ha crecido rápidamente hacia un sector evolutivo. Y aunque la escena sigue en periodo de nacimiento, el ecosistema está en construcción, pero las personas más brillantes del Cairo no están satisfechas con su realidad y están tomando acción al respecto.

Después de que el presidente Mohamed Morsi se convirtió en el primer líder electo del país, su deposición militar causó una inquietud que dejó a cientos de muertos y detenidos. El constante estado de alerta y toque de queda puso presión adicional a vendedores y sitios de comercio, en el cual familias y sociedades de negocios se disolvieron por diferencias políticas y la polarización de la sociedad egipcia.

revolucion-creativa-en-egipto-cociencia ciudadana proyectos comunitarios ciudades-

Desde entonces, y en respuesta a ello, las propuestas de ayuda han tomado mucha velocidad para implementar productos que cambien la situación de seguridad de Egipto y que atiendan la demanda del público. Un número creciente de empresarios e inversores creen que la innovación es la salida del caos del país, y están creando aplicaciones para ayudar a los ciudadanos a lidiar con la complicada vida posterior a la revolución y toma militar.

Estas han sido algunas de las nuevas propuestas:

Bey2ollak

Esta aplicación implementó un servicio que utiliza una aplicación móvil para coordinar convoyes de hasta cuarenta coches que viajan a la costa norte de Egipto.

“Muchas personas tenían miedo a viajar del Cairo a Alejandría. Vimos esto en las redes sociales y creamos una nueva categoría para “grupos que viajan”, una nueva función para rutas específicas”, apunta Sadek. “La mayoría de los choferes son personas viejas o mujeres con hijos”. La compañía reparte estampas a los autos participantes para que se identifiquen entre ellos. También resalta el “convoy del día”.

PieRide

PieRide es una solución que ofrece a choferes una alternativa más segura de moverse en las calles y enterarse de los bloqueos que hay en la ciudad. Karim El Mansi apuntó que la idea original era introducir traslados que conectaran las áreas residenciales con centros de negocio, ya que un viaje típico a la largo de las calles congestionadas del Cairo puede tomar varias horas.

“Esto tienen que ser hecho por el gobierno, no puede ser hecho por una activación”, apunta El Mansi. “Así que empezamos con una solución simple: sólo introduciendo autos con choferes entrenados”.

Una de las funciones es la seguridad. Cada automóvil está equipado con GPS y la compañía entrena a choferes para atender problemas específicos de seguridad. “Es definitivamente más seguro que estar solo en un coche o en un taxi”, dice El Mansi.

Elwafeyat

El Wafeyat es una plataforma de obituarios lanzada este mes. Al anunciar la hora y el lugar de funerales y permitir que usuarios creen sus propios obituarios, pretende llenar un nicho que dejó la muerte de la industria de los periódicos.

En Egipto y otros países musulmanes, atender a un funeral y honorar a los muertos es culturalmente simbólico e importante. “Puedes faltar a un cumpleaños o a una boda, pero no puedes faltar a un funeral”, apunta Yousef Samaa, CEO de El Wafeyat. “Ya no todos leen el periódico así que no hay herramientas apropiadas para saber las noticias”.