El genio transhistórico, Hermann Hesse, nos pedía que amaramos a los árboles a través de su lenguaje. Aprender a escucharlos y a conectar con ellos. Sin embargo, hay miles de razones por las que estos seres son especiales y aquí tenemos algunas razones del por qué amar a los árboles.

En esencia los seres arbóreos tienen una vida secreta. Aquello que sienten, que comunican, lo que hacen y dicen sigue siendo un misterio para el ser humano. Es posible que los veamos crecer o que descubramos cómo cambien de color y forma, pero jamás hemos podido entrar en su espectacular mundo.

personas-arboles-pandemia-naturaleza

A pesar de ello, tenemos razones increíbles para amar a los árboles ¿se te ocurre alguna? Tal vez jamás terminemos de analizar su presencia milenaria, pero si podemos traer algunas ideas a escena para inspirar tu amor por ellos.

No es ningún secreto que en Ecoosfera amamos los árboles. Estos arbóreos ocupan un lugar especial para nosotros y queremos compartirte algunas razones del por qué son uno de los seres vivos más maravillosos del planeta.

Es cierto que con frecuencia nos olvidamos de lo vitales que son los árboles. Incluso, nos olvidamos de cómo convivir con ellos. Estas estructuras han sabido evolucionar y relacionarse con el resto del planeta a lo largo del tiempo, por eso les llamamos los habitantes milenarios.

herman-hesse-arboles-ensayo-naturaleza

No obstante, nuestra sedienta necesidad de vida nos ha hecho desmantelar los bosques. Arrancamos sus frutas, los utilizamos de combustible, de materiales de construcción, etc. Ha quedado claro que necesitamos de árboles, pero ¿ellos nos necesitan?

Todos sabemos la respuesta y con eso en mente podemos empezar a nombrar las muchas razones por las que debemos celebrar y respetas su existencia.

Razones para amar a los árboles:

  1. Ayudan a mantener limpias nuestras casas
  2. Trabajan duro para corregir la contaminación
  3. Proporcionan refugio y apoyo
  4. Nos muestran cómo envejecer con gracia
  5. Mantienen frescas las ciudades
  6. Son como humidificadores gigantes repartidos en todo el mundo
  7. Son seres sociales y amigables
  8. Devoran dióxido de carbono
  9. Nos dan aliento y agua
  10. Nos brindan un paisaje admirable
  11. Con solo mirarlos nos dan tranquilidad
  12. Son excelentes acompañantes de casa
  13. Son hermosos y huelen bien
  14. Mejoran nuestro organismo al abrazarlos
  15. Se convierten en cura para la mente

Sigue leyendo: Los árboles también hacen relaciones sociales: Peter Wohlleben