10 libros científicos que transformarán tu forma de ver el universo

Obras de divulgación científica reciente que han inspirado a generaciones de científicos y que seguramente te darán mucho de qué asombrarte.

La literatura científica no es solamente para especialistas. De hecho, muchos de los mayores conocedores en sus respectivos campos han escrito excelentes libros para hacer accesibles sus descubrimientos al público más amplio posible.

Seleccionamos los libros que fueron expresamente creados con el fin de atraer a quienes no están familiarizados con el lenguaje científico, además de aquellos que han tenido un impacto notable en sus respectivas áreas científicas, así como en el mundo.

Sin más, te dejamos con nuestro top de libros para acercarte y asombrarte con la ciencia:

Los primeros tres minutos Steven Weinberg

1. Los primeros tres minutos, Steven Weinberg (1977)

Después de la segunda guerra mundial, la tecnología de radares militares comenzó a apuntar a las estrellas. Weinberg formó parte de una generación de físicos que buscó desentrañar los misterios de los primeros instantes del universo, publicando Los primeros tres minutos para hablar en términos sencillos de lo que ocurrió luego del Big Bang. En 1993 se añadió un nuevo posfacio que toma en cuenta los descubrimientos más nuevos sobre la primera fracción de segundo de la historia de nuestro universo.

 

El placer de descubrir Richard Feynman

2. El placer de descubrir, Richard Feynman (1999)

Esta memoria del extraordinario Feynman cuenta cómo se acercó a la ciencia descifrando las combinaciones de cajas fuertes y explorando la naturaleza, hasta su crucial papel en el Proyecto Manhattan. El papel de los científicos en las guerras no se deja fuera, pues dicho proyecto dio origen a la bomba atómica. Un excelente acercamiento a la vasta obra de este ganador del Premio Nobel de Física en 1965, quien creía que las divisiones que hacemos para entender las formas de vida son arbitrarias e inexactas, pues todo está conectado.

 

La doble hélice James D. Watson
3. La doble hélice, James D. Watson (1968)

La historia de cómo James Watson y Francis Crick construyeron el modelo de doble hélice para el ácido desoxirribonucleico (ADN), las piezas fundamentales de la vida, constituye la telenovela de los biólogos de mediados de siglo más impresionante jamás escrita. Se incluye la polémica de cómo Watson y Crick tomaron las imágenes de cristalografía de rayos X hechas por la química Rosalind Franklin, quien falleció en 1958 y no fue incluida en el Premio Nobel que recibieron sus colegas, en gran parte gracias a ella, en 1962.

 

El universo como obra de arte John D. Barrow
4. El universo como obra de arte, John D. Barrow (1995)

Una exploración sobre cómo desarrollamos el sentido de la belleza en el arte desde el punto de vista de un astrofísico. Es un libro donde se dan la mano la física, la cibernética, la biología y el arte, que no busca explicar por qué nos gusta el arte, sino cómo la percepción de lo que consideramos bello está determinada por la regularidad formal de la naturaleza y nuestra propia estructura sensorial. Una verdadera zambullida en los problemas más interesantes de diversas ciencias que han dado mucho de qué hablar a generaciones de científicos, filósofos y artistas, en una prosa divertida y accesible.

 

Historia del tiempo del Big Bang a los agujeros negros Stephen Hawkings
5. Historia del tiempo: del Big Bang a los agujeros negros, Stephen Hawking (1988)

Para este verdadero clásico moderno, el eminente astrofísico inglés decidió no incluir fórmulas matemáticas para abordar problemas cosmológicos como el Big Bang, los agujeros negros o la teoría de supercuerdas. La única expresión matemática que encontraremos es la famosa fórmula de Einstein, E=mc², además de un prólogo de Carl Sagan (autor de otro clásico de la divulgación científica: Cosmos). Existe una nueva edición de 2005, Brevísima historia del tiempo, que ofrece actualizaciones sobre los temas tratados, además de una edición condensada de los temas originales. El trabajo de Hawking no sólo fue pionero en su campo, sino que sus últimas investigaciones sobre la forma y el funcionamiento de los agujeros negros siguen dando mucho de qué hablar.

 

Mala ciencia Ben Goldacre
6. Mala ciencia, Ben Goldacre (2008)

La forma en que los medios se ocupan de temas científicos no está exenta de visiones tendenciosas, sesgos políticos o franca ignorancia. Bad Science es el nombre de la columna de Ben Goldacre para The Guardian, y es una reunión de sus críticas contra la industria de los cosméticos, la homeopatía, el uso tendencioso de la estadística y los argumentos de autoridad de “doctores” que, en nombre de la ciencia, se prestan para promover fraudes.

 

El gen egoísta las bases biológicas de nuestra conducta Richard Dawkins
7. El gen egoísta: las bases biológicas de nuestra conducta, Richard Dawkins (1976)

El siempre polémico Dawkins lleva la teoría de la evolución un paso más lejos del darwinismo en este libro, que observa el fenómeno desde la perspectiva genética en lugar de desde la óptica del individuo. Para Dawkins, los humanos (y los individuos de cada especie) no son sino “máquinas de supervivencia” que transmiten estos genes egoístas de generación en generación. Este libro también es el origen del concepto de “meme”, que es una unidad teórica de información cultural para transmitirse entre individuos o generaciones. Curiosamente, Dawkins se ha deslindado del uso de este concepto en su versión web (aunque sí, esos memes que compartes se llaman así gracias a que él acuñó el término).

 

Primavera silenciosa Rachel Carson
8. Primavera silenciosa, Rachel Carson (1962)

Este libro fue una de las piedras angulares del movimiento ecologista moderno, pues gracias a la visión de esta bióloga marina comenzaron a discutirse los efectos nocivos de los insecticidas industriales. Gracias a su descarnada visión sobre las consecuencias del uso del DDT, este insecticida fue prohibido en Estados Unidos. La idea de una “primavera silenciosa” es una fatídica visión de un futuro en el que los insecticidas han afectado tanto a la cadena alimenticia que los pájaros han dejado de cantar.

 

Gorilas en la niebla Dian Fossey
9. Gorilas en la niebla, Dian Fossey (1983)

Fossey fue una de las grandes primatólogas del mundo, y sus investigaciones la llevaron más allá del trabajo científico para combatir activamente la caza furtiva de gorilas en las montañas del Congo y Ruanda. Su trabajo también fue clave para desmitificar el comportamiento violento de los gorilas, y se considera que contribuyó en gran medida a salvar esta especie. Por desgracia, Fossey fue asesinada en su cabaña de investigación en 1985, en un crimen que luego fue retratado en la película Gorilas en la niebla de 1988, estelarizada por Sigourney Weaver.

 

El hombre que confundió a su mujer con un sombrero Oliver Sacks
10. El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, Oliver Sacks (1985)

Al igual que en toda su obra, el neurólogo inglés mezcla la presentación de casos clínicos poco comunes con un inusual sentido del asombro y el humor. En este trabajo ya clásico, Sacks presenta de una manera humana y sensible a pacientes con trastornos neurológicos y logra que los lectores nos sintamos en la piel de alguien que no puede, por ejemplo, sentir su propia posición corporal, o que no puede dejar de realizar movimientos involuntarios (síndrome de Tourette). Probablemente gracias al recientemente fallecido Sacks, la investigación neurológica goza de un enorme interés en nuestros días.

¿Cuál es tu libro de divulgación científica, ese que regalas cada Navidad o del que siempre hablas en las fiestas? Cuéntanos en los comentarios y aprendamos aún más juntos.



Mientras el Amazonas arde en llamas, Bolsonaro culpa a activistas y ONGs

El presidente de ultraderecha ironizó la gravedad de los incendios forestales llamándose a sí mismo “Nerón”.

De enero a agosto de este año, el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INIE) de Brasil detectó un aumento del 84% en los incendios forestales en el Amazonas, con respecto al mismo periodo del año anterior. Pero lo que debería levantar las alarmas para proteger el hogar de tres millones de especies, plantas y animales, se ve envuelto en la bruma política entre el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y los intereses que convergen en la mayor selva del mundo. 

Por un lado, sus políticas ambientales han sido criticadas internacionalmente desde su campaña presidencial hasta sus primeras acciones de gobierno, pues prometía “desarrollar” económicamente áreas del Amazonas que otras administraciones habían protegido mediante leyes. La resistencia de las comunidades indígenas en defensa de su territorio ha seguido los primeros meses de Bolsonaro en el poder como una sombra.

incendios-forestales-amazonas
Imagen de satélite que muestra las zonas afectadas por incendios forestales en América del Sur (INIE, Brasil)

 

Por otro lado, Bolsonaro ha desestimado la información del INIE, incluso burlándose públicamente del hecho de que los incendios forestales en la Amazonia se han duplicado desde 2013 (cuando ya era un problema grave). Incluso sugirió que organizaciones no gubernamentales podrían estar detrás del aumento de los incendios forestales, sin reconocer el papel de la deforestación y la permisividad de su administración en la tala ilegal.

“Solían llamarme ‘Capitán Motosierra’. Ahora soy Nerón, prendiendo en llamas el Amazonas”, según la agencia Reuters.

El Nerón del Amazonas

El ultraderechista Jair Bolsonaro ha recibido numerosos apodos, no precisamente halagadores: en el ejército y durante la dictadura lo llamaban “caballón”, mientras que en su campaña presidencial, varios medios se refirieron a él como “Trump tropical”. 

Ahora Bolsonaro se llamó a sí mismo “Nerón”, en referencia al último de los emperadores de los Julio, Nerón Claudio César Augusto Germánico, en el primer siglo de nuestra era. A pesar de las ambiciones comerciales de Nerón, su legado es de ejecuciones masivas de cristianos, además de la leyenda que dice que, durante el gran incendio de Roma la noche del 19 de julio del año 64, Nerón componía canciones en su lira.

neron-quo-vadis
El actor Peter Ustinov en su papel de Nerón, en “Quo Vadis”.

 

Los historiadores Suetonio y Dion Casio llegaron a afirmar que Nerón mismo había provocado el incendio que duró 5 días y redujo a cenizas cuatro de los 14 distritos de la ciudad, con el objetivo de reconstruir Roma a su gusto. Estas leyendas se propagaron por la ciudad, aún en tiempos de Nerón, por lo que el emperador comenzó a culpar a los cristianos, ofreciéndolos como chivos expiatorios en el Circo. Sin embargo, muchos historiadores han disputado y tratado de desmentir estas leyendas.

De vuelta en nuestra época, Bolsonaro dijo que los incendios se deben a “la época de la queimada”, cuando los campesinos realizan incendios controlados para limpiar la tierra. Sin embargo, existen evidencias de que las queimadas están ocurriendo en territorios de naciones indígenas, como los Pataxó de Minas Gerais. Según el relato de una testigo, “llegaron personas con botes de petróleo en la madrugada y le prendieron fuego a los lados de la selva que rodean las casas de la tribu Naô Xohâ”,

 

 

¿Cómo ayudar al Amazonas?

Algunas iniciativas para apoyar organizaciones que luchan por defender el Amazonas (además de muchas más opciones contenidas en este hilo de Twitter) llaman a utilizar servicios como el navegador Ecosia.org, el cual se compromete a plantar árboles a cambio de usar su servicio de búsqueda.

También puedes comentar el último post de TenTree (la marca que planta 10 árboles por cada prenda de ropa que les compres) en Instagram, pues por cada comentario se comprometen a donar $0.10 centavos hasta llegar a la meta de $20 mil dólares para asociaciones de respuesta a incendios forestales. 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🔥 For every COMMENT on this post, WE WILL DONATE $0.10 to WILDFIRE RELIEF! 🔥 Between now and Friday, August 23rd, we need your help to donate up to $20,000 to the firefighters and communities affected by the wildfires. One comment is worth $0.10, so we need 200,000 comments to reach our goal! Together, we can use Instagram as a platform for positive change! Here’s how to help: 1. COMMENT below with a WATER EMOJI to help bring awareness! 💧 2. TAG your friends in the comments to encourage them to do the same! 3. SHARE this post to your Instagram Story to help us reach our goal of donating $20,000! Climate change has caused record-breaking heat waves worldwide. As summers get hotter, the risk of wildfires increases – did you know that over 10 MILLION ACRES of land in North America were burnt by wildfires in 2018?! Help us bring support and relief to the communities that have been affected. We will be donating half of the proceeds from this post to California Fire Foundation’s SAVE program, and half to the Canadian Red Cross. Check out our “wildfire” highlight for more details, or click the link in our bio.

Una publicación compartida de tentree (@tentree) el

Mientras tanto, a pesar de la ceguera de Bolsonaro, el humo de los incendios forestales se dejó sentir en San Pablo, a casi 3,000 kilómetros de la selva. Los meteorólogos creen que puede tratarse de humo proveniente de Paraguay, lo cual tampoco constituye una buena noticia para las selvas del cono sur.



La espectacular Sociedad de Científicos Anónimos (ciencia sin convenciones)

La Sociedad de Cientificos Anónimos, una estimulante iniciativa de divulgación científica con espíritu libre, cumple tres años resonando en México.

La ciencia es, en esencia, una entidad viva, inquieta. Por eso, la Sociedad de Científicos Anónimos es un vehículo perfecto para la divulgación científica. Fundada en 2016, esta iniciativa mexicana propone acercarnos a la ciencia como lo que es: un cúmulo de cultura, asombro e identidad; en pocas palabras, un delicioso despliegue de humanidad.   

Desde hace tres años, la SCA organiza periódicamente, en la Ciudad de México, sesiones que reúnen a especialistas de distintas áreas científicas con el público. Estas ocurren lejos de la solemnidad académica y cerca de de una de las pulsiones más humanas: el vivo deseo de conocer y entender. O dicho en palabras de los Científicos Anónimos, se trata de “sesiones grupales para cerebros hambrientos”. 

sociedad-cientificos-anonimos

Los encuentros, inclusivos y horizontales, se aderezan con música y mezcal (o algo por el estilo), lo que sin duda lubrica el intercambio de duda y conocimiento. Ahí se abordan altercientíficamente varios temas, por ejemplo: tecnologías de la naturaleza, agujeros negros, biología alucinógena o dinosaurios mexicanos.

Quizá sea narcisismo generacional, pero pareciera que la humanidad jamás había enfrentado retos tan complejos como los actuales, y en este contexto, la ciencia, concebida no como un agente inhumano de monopolización de la realidad, sino como un generador de nuevas narrativas para relacionarnos con ella, es una herramienta invaluable. Por eso en Ecoosfera celebramos la existencia de la Sociedad de Científicos Anónimos (fundada por Andrés Cota y Natalia Jardón) y la frescura que distingue su labor de nueva divulgación científica (multimedia, vivencial y empática).   

 

Ciencia, sexo, música y buena onda: Sociedad de Científicos Anónimos 3er aniversario

Miércoles 21 de agosto / 20:00 / Lugar: Galera / Entrada gratuita

Celebramos nuestro tercer aniversario con una noche dedicada a la tremenda diversidad sexual en la floresta, pues si existe una constante en el inagotable kamasutra de los animales, ésta es torcer las convenciones.

Machos diminutos que terminan convertidos en parásitos permanentes de sus parejas; hembras severas que devoran a su consorte tras la cópula; pretendientes tenaces que, aun siendo decapitados, tienen la gracia de continuar con su baile erótico y seguir fornicando; hermafroditas, organismos que cambian de sexo y procrean bajo su nueva identidad; especies unisexuales, seres casi milagrosos que se autofecundan.

Acompáñanos a esta exploración de las posibilidades sexuales de la zoología. Ven a descubrir comportamientos inusitados y adaptaciones que manifiestan que, en lo que se refiere a desplantes eróticos, los humanos estamos condenados a ser bastante aburridos. Como diría Remy de Gurmont: “de todas las aberraciones sexuales, quizás la más curiosa sea la castidad”.

sociedad-cientificos-anonimos-aniversario