Ecoosfera - La difusión de información es nuestra forma de contribuir a la eco revolución

Close

El estrés es benigno: tips para lo inconcebible

El estrés es natural en la vida. De hecho, está diseñado como arma de supervivencia: es una de las capacidades instintivas más intrínsecas a la condición vital. Estamos estresados cuando experimentamos un estado de alerta provocado, generalmente, por un reto próximo. Un contexto versátil detona el estrés, quizá por eso, culturalmente se busque la estabilidad, como formar una familia o conseguir empleo. 

Los niveles de estrés difieren en las personas. Este está estrechamente ligado a los retos: las personas emprendedoras son más tolerantes al estrés, las más tímidas suelen ser más vulnerables cuando están cercanas a enfrentar un desafío. Cuando la mente está estresada, el cuerpo experimenta transformaciones energéticas: el corazón late más fuerte, la respiración se agita, los músculos se tensan y la presión en la sangre, el azúcar y la glucosa, aumentan.

El investigador Nelson Simmons detalla los efectos positivos del estrés, y les llama “eustress”. Según su postura, este es benigno para la psique. Generalmente, cuando se afronta un desafío, como hablar en público o conocer a alguien por primera vez, el  lapso post estrés, suma más satisfactores a largo plazo que aumentan la felicidad: es un nutritivo sistema de recompensa.

El conflicto con el estrés sucede cuando se convierte en crónico. Si el organismo mantiene una alerta permanente, el sistema inmunológico se debilita y las enfermedades se transforman en amenaza. Lo crucial es manejar, inteligentemente, la manera en que abordamos los retos. Ser conscientes de las emociones, y ubicar el estrés es esencial para no acostumbrarse.

3 tips para detectar el estrés maligno y aprovechar el positivo:

 

  • Haz ejercicios para volver al tiempo presente: como la meditación. Regresar al presente te hará diferenciar, cuándo te sientes estresado, y cuándo no.

 

  • Dedica momentos a la reflexión solitaria: analiza tu vida, lo que te gusta y lo que no, y lo que cambiarías. Ubica minuciosamente qué cosas te están preocupando. Cuando las detectes, abórdalas mentalmente como un reto que te dará satisfacciones, y no como una responsabilidad que preferirías evitar.

 

  • Detecta tus retos: si has detectado tus retos, una vez sobrepasados, valorarás más sus favores. Valorar es recordar lo que tenemos, con  profunda conciencia de sus ventajas. Seguir retos te hará más fuerte, y por lo tanto feliz.

 

También en Ecoosfera:

6 esencias de flores para combatir el estrés y la ansiedad

Mindfulness y remedios naturales para reducir los niveles de estrés

7 trucos efectivos para relajarse frente al estrés y la ansiedad

La cura al estrés está en un Baño de bosque

 

 

*Imágenes: Antony Gormley

Ver Más
Close