Close

El hombre que transformó una cueva en su íntimo hogar

Los casos de personas que han encontrado en la naturaleza su verdadero hogar son muchas. El acto de volverse primitivo, es decir, de regresar al origen que es la naturaleza, siempre habrá de valorarse como un acto heroico y ejemplar para la sociedad en curso. La historia del hombre que hoy habita una cueva no solo prueba lo anterior, sino que demuestra que vivir entre la naturaleza es viable, y se puede hacer con verdadero estilo. 

Angelo Mastropietro se hace llamar el hombre-cueva (o el cavernícola moderno). Él vive ahora en una especie de gruta donde, con sus propias manos (y un presupuesto de cien mil euros), construyó una hermosa casa en las profundidades del bosque Wyre. Según se dice, este onírico ecosistema llego a inspirar a personajes como J.R.R Tolkien, quien a su vez ha influido en destacados arquitectos que hoy día construyen casas sustentables).

personas-viven-en-naturaleza-arquitectura-sustentable-organica-hombre-transforma-cueva-en-casa-angelo-mastropietro

La historia de Mastropietro es poco menos que asombrosa. La esclerosis múltiple que padeció en 2007, parece haber sido uno de los catalizadores para que una antigua cueva de 250 mil millones de años en Worcestershire, Reino Unido, se convirtiera en su nuevo hogar. Para cambiar su estilo de vida y ayudar a su salud, Mastroprieto no sólo invirtió dinero, sino más de mil horas excavando, cortando y rompiendo piedra (entre 70 y 80 toneladas), con la cual además hizo la terraza de cien metros cuadrados. La casa-cueva cuenta tanto con la simplicidad de una cabaña inmersa en la naturaleza, como con algunos imprescindibles de la modernidad (por ejemplo wi-fi). Los materiales usados en su realización la hacen fusionarse orgánicamente (y tal vez mágicamente) con el entorno. 

casa-cueva-sustentable-vivir-naturaleza-hombre-construye-hogar-cueva-reino-unido-4

Acciones como ésta no sólo cuestionan nuestro actual estilo de vida y sus problemáticas en torno a nuestra salud, también le imprimen soluciones. Es cierto que no todos podemos darnos el lujo que se dio Mastropietro, ni fugarnos a la naturaleza como lo hacen muchos y muchas. Pero sin duda es una praxis inspiradora que nos puede ayudar a reflexionar hacia dónde se está moviendo orgánicamente el mundo, según sus necesidades.  

casa-cueva-sustentable-vivir-naturaleza-hombre-construye-hogar-cueva-reino-unido-3

Empezar quizás, por vivir una vida más orgánica dentro de las ciudades, para relajar nuestros estilos de vida, podría ser otra opción. Tener un jardín, revolucionar nuestra forma de comer o viajar más seguido hacia la naturaleza también son grandes comienzos. Pero habrá que tener en mente que, todo empieza, como en el caso de Mastropietro, con la inspiración, a lo que debe seguir una firme convicción por llevarlo acabo.

 

 

Ver Más
Close