Close

Las cordilleras de la luna de Saturno: ¿qué tanto sabemos de Iapetus en la actualidad?

De entre las principales lunas del sistema solar, Iapetus se encuentra entre las más extrañas e hipnóticas. Se trata del satélite de Saturno, la cual posee una forma de nuez, con una cara negra y una parte trasera blanca y brillante, un cinturón con una cordillera puntiaguda, así como una órbita que viaja tres veces más alejada de Saturno que su vecino, luna Titán.  

¿Qué hace especial a este astro? Parece ser que su recorrido es inclinado, balanceándose hacia arriba y abajo mientras orbita en el plano de los anillos de Saturno. Es como una especie de rebelde en el sistema saturniano, que va a su propia órbita aún si lo hace a su ritmo: “Viaja recta como una flecha a lo largo de tres cuartas partes del ecuador de la luna y es gigantesca: con aproximadamente 20 kilómetros de altura y hasta 200 kilómetros de ancho –a modo de comparación, la cima del Everest tan sólo se eleva 8,85 kilómetros sobre el nivel del mar–. 

Lo característico de Iapetus es su cordillera, lo cual no ha habido nada parecido en el sistema solar hasta ahora. Actualmente los científicos no han logrado identificar cómo pudo formarse: “Las primeras teorías sugieren que se trata de la actividad geológica dentro de la propia luna. Puede que algo similar a las placas tectónicas de la Tierra o el volcanismo hayan provocado que la cesta se haya levantado en el ecuador. […] La corteza de la luna no era esponjosa cuando la cresta se formó, las pruebas de una geología activa se enfriaron.”

 

Los científicos consideraron que la cordillera se formó como una consecuencia de la repentina ralentización de su periodo de rotación: “Las primeras simulaciones sugieren que un día en luna solía durar unas 16 horas. […] Es posible que un enorme impacto haya dejado a Iapetus en su estado rotacional actual, y que el ‘frenazo’ resultante haya provocado que la corteza se doblase.” Se sabe que el recorrido de Iapetus dura alrededor de 79 días terrestres, y permanece dando el mismo rostro como si estuviese anclada gravitacionalmente. 

Ver Más
Close