¿La alteración en el genoma de las plantas brindará estabilidad a la agricultura ecosustentable?

Para Tester, usar tierras arenosas, agua de mar y una revolución en el genoma de las plantas, ayudará a desarrollar nuevas técnicas que contribuyan a una nueva agricultura global y ecosustentable.

“Imagina un escenario en donde los campos de cultivo, de cebada, quinoa o arroz, puedan crecer en condiciones similares a las de un desierto, con poca calidad de suelo o tierras marginales y estériles”, son las palabras de Mark Tester, profesor de Ciencia de las plantas. Su visión es brindar un futuro estable y comprometedor a la agricultura ecosustentable mediante cultivo básico, irrigado con agua salobre, y así producir la suficiente cantidad de alimentos nutritivos para la población mundial. 

Tester, con la pasión de mejorar el planeta, diseñó y creó el Plan Accelerator en la Universidad de Adelaide en Australia, la cual facilita a los científicos tanto a crecer y observar miles de especies vegetales tomando en consideración los factores genéticos y ambientales que puedan influir la productividad y la salud. Mediante el uso de tecnologías genómicas y genéticas, Tester busca manipular sus genes para proveerles la habilidad de proliferar en zonas marginales con poca condición salina. 

Actualmente se dedica a tres áreas principales para alcanzar su objetivo:  

Primero, deseamos incrementar la tolerancia a la salinidad de zonas de cultivo comunes y difíciles. Por ejemplo, recientemente identificamos un loci –lugar geométrico– genético clave que es responsable del aumento a la tolerancia de sal en diferentes cadenas de cebada y arroz. Segundo, deseamos domesticar a las plantas tolerantes a la sal para que proliferen y se reproduzcan en campos altos aún con condiciones extremas. Recientamente pudimos encontrar la primera secuencia de alta calidad del genoma de la quinoa; y nuestros resultados nos ayudaron a comprender cómo las plantas crecen, maduran y producen semillas, permitiéndonos crear una planta de quinoa altamente productiva y resiliente.

Una vez que se logren estos dos objetivos, Tester planea continuar con un cultivo de irrigación con agua parcialmente desalinada a un costo económicamente viable: “Mucha de la comida del mundo se produce actualmente mediante la irrigación de agua fresca. Esto es completamente poco sustentable, principalmente porque brinda mayores retos ante el cambio climático y el calentamiento de la Tierra. Esta confianza en la irrigación es un gigante durmiente en un cuarto. Es indispensable que trabajemos en una solución para esto.”

Para Tester, usar tierras arenosas, agua de mar y una revolución en el genoma de las plantas, ayudará a desarrollar nuevas técnicas que contribuyan a una nueva agricultura global y ecosustentable. 

 



6 sorprendentes ideas de diseños arquitectónicos ecosustentables

En México va incrementando la consciencia entorno a la arquitectura verde.

La arquitectura ecosustentable es una ola de diseños urbanos ambientalmente conscientes que buscan optimizar los recursos naturales y los sistemas de edificación que minimicen el impacto ambiental. Para cumplir con este fin, es importante tomar en consideración las siguientes nociones:

– Las condiciones climáticas, la hidrografía y los ecosistemas del entorno para obtener el máximo rendimiento con el menor impacto;

– la eficacia y moderación en el uso de materiales de construcción, priorizando los de bajo contenido energético

la reducción del consumo de energía para calefacción, refrigeración, iluminación y otros equipamientos, cubriendo el resto de la demanda con fuentes de energía renovables; 

– la minimización del balance energético global de la edificación durante las fases de diseño, construcción y utilización y final de vida útil. 

La realidad es que la mezcla entre la funcionalidad ecológica y el diseño moderno no ha sido nada sencilla de realizar, principalmente a la hora de valorar las necesidades de la región –de acuerdo con el clima y el ecosistema–, considerar las fuentes de energía renovables y agua, evitar riesgos para la salud, usar materiales obtenidos de materias primas generadas localmente y materiales reciclables, y gestionar ecológicamente los desechos. Sin embargo, desde la antigüedad, hay lugares que se han dedicado a la arquitectura ecosustentable. 

En México va incrementando la consciencia entorno a la arquitectura verde. Principalmente en regiones como en Mérida, en donde se ha implementado calentadores solares, llaves ahorradoras de agua y aisladores térmicos para techos; o Guadalajara, en donde se han empezado a construir edificios sustentables con “azoteas verdes”, impermeabilización ecológica, calentadores solares, sistemas fotovoltaico para la iluminación, dispositivos ahorradores de agua, llaves automáticas, mingitorios secos, captación de aguas fluviales, materiales constructivos de la región, muebles de cartón y macetas de fibra de coco. 

Para conocer más proyectos arquitectónicos de esta ola ambientalmente consciente, te presentamos la siguiente lista: 

 

Sisaket, en Tailandia. 

En 1984, un grupo de monjes pidieron a los locales llevar botellas de cervezas para reciclarlas y crear con ellas un templo. De acuerdo Atlas Obscura, el “Templo de un millón de botellas” está construido por botellas recicladas –desde el crematorio, áreas de dormir y baños–. 

Million Bottle Temple, Tailandia, arquitectura ecosustentable Million Bottle Temple, Tailandia, arquitectura ecosustentable

Barcos terrestres –earthships–.

Si bien sus diseños empezaron en Taos, Nuevo México, por el arquitecto Michael Reynolds, los barcos terrestres comenzaron a expandirse a lo largo del planeta. Estos hogares futuristas están hechos con materiales sustentables: llantas, botellas con cemento, paja y barro, etcétera. 

arquitectura ecosustentable, barcos terrestres, earthships

arquitectura ecosustentable, barcos terrestres, earthships

Sonoma County, en California. 

Construido con pacas de pajas y jardines sustentables, este sitio es una de las construcciones ecosustentables más representativas del estado. 

sonoma county

 

Biblioteca Comunitaria de Bishan, en Singapur.

Este sitio aprovecha la luz sola reduciendo el gasto en energía eléctrica, pues permite el paso de la luz natural a la zona más transitada. Cuenta con numerosos tragaluces, celosías y vidrios de colores, transformando la luz del día en una gran variedad de tonos. El proyecto estuvo estuvo a cargo de la firma Look Architects. 

Biblioteca Comunitaria de Bishan, arquitectura ecologica

 

Casas de paja, en Huixquilucan –México–. 

Estas casas son consideradas como una opción amigable con el planeta por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales del gobierno federal. Aquí, los arquitectos y albañiles utilizan materiales de construcción como paja, adobe, heces de ganado, madera y barro. Tienen, además, sistema de recolección de agua de lluvia y de drenaje. 

casas de paja huixquilucan, arquitectura ecosustentable

Hospital Bioclimático, en Susques –Argentina–

Se trata de uno de los primeros hospitales bioclimáticos de Sudamérica, el cual fue construido con materiales de la región para crear innovaciones de tecnología moderna –como calefacción y páneles de energía solar–. La construcción se llevó a cabo por el Instituto de Investigación en Energías No Convencionales –INENCO– de Argentina. 

Hospital Bioclimatico de Argentina, Susques, arquitectura ecosustentable

 



4 maneras en que internet está impulsando la ecosustentabilidad en el mundo

La interconexión se desdobla en posibilidades que llegan, por ejemplo, a la demanda de productos mucho más amables con el medio ambiente.

Imagen: bukyschwartz.com

Cuando internet comenzó a popularizarse las personas nos sentimos como parte de un gran potencial, aunque quizá difuso. Estar interconectados en cualquier parte del mundo amplía las opciones de prácticamente todos los aspectos de la vida; la comunicación, sobre todo, pero también de la compra venta de bienes y servicios o la posibilidad de publicitar proyectos de toda índole.

En este abanico de oportunidades, en 1999  Kevin Ashton en el Auto-ID Center del MIT acuñó un concepto que es cada vez más popular “el internet de las cosas”. Ashton planteó que en algún momento habrán más “cosas” que personas conectadas a internet, tales como electrodomésticos o dispositivos, que en una búsqueda por hacer más inteligente su uso, estarían siendo monitoreados pero además funcionando en relación a la mejora en la eficiencia de energía, por ejemplo.

En este sentido la data sobre las cosas que están conectadas a internet ha incentivado una economía en la que por primera vez se tendrá cada vez más ubicado el lugar y funcionamiento de los aparatos que se han comprado. Lo anterior permite que se conozca su destino y de alguna manera no se pierdan en la clandestinidad de los productos ya comprados.

Ello podría resultar en una dinámica donde se extraen ganancias del ciclo completo de uso de un aparato, es decir, al tener toda esta data disponible, es más fácil que este pueda ser aprovechado con fines de reciclaje cuando su tiempo vida ha terminado.

Esta es una de las posibilidades que están nutriendo el escenario de sustentabilidad en el planeta aunque hay otras maneras en que el internet está marcando la pauta para un mundo más sustentable, como las siguientes.

 

Conexión de mercados

Cada vez más personas buscan consumir productos tanto más sanos para su salud como para el medio ambiente. Internet en este sentido amplía la oferta de productos y servicios más allá de aquellos a los que se tiene acceso en los grandes supermercados (la mayoría transnacionales, por cierto).

 

Reúso de productos

Las plataformas de compara venta online están haciendo que numerosas personas accedan a productos usados  (si bien también a más productos nuevos) anteriormente esta opción de compra venta de productos de segunda mano no existía en las dimensiones que internet permite.

 

Información sobre marcas nocivas

Es muy interesante cómo existe cada vez más interés por conocer los productos que se compran. Tanto de las condiciones de los empleados de las marcas como de las repercusiones que tienen estos en su producción para el medio ambiente y la salud. La información en este rubro es muy popular en las redes sociales y ello ha hecho que muchas marcas adecuen sus modos de producción ante un mercado que es cada vez más exigente.

 

Activismo ambiental

Los gobiernos se ven presionados por la propagación de demandas ambientalistas y animalistas que encuentran en internet un nicho de interconexión. Ejemplos hay muchos en que las autoridades han modificado e incluso barado leyes que van en detrimento de la sustentabilidad y el medio ambiente. Acá algunos ejemplos.

 

 

 



Cómo lavar la ropa de manera ecosustentable, descúbrelo

La realidad es que para lavar la ropa de manera ecosustentable, es indispensable realizar una serie de pasos.

Lavar la ropa puede ser un placer o una maldición, pues no sólo requiere parte de nuestro tiempo, también de una serie recursos materiales para lograr este objetivo. Esta dinámica a la larga realmente puede ser un problema para el medio ambiente. Sin embargo, ¿realmente qué cambiarías de este proceso para cuidar tanto a tu salud como a la naturaleza?

Hay quienes eliminarían la lavadora; otros, el suavizante. La realidad es que para lavar la ropa de manera ecosustentable, es indispensable realizar una serie de pasos, como los que te compartimos a continuación:

– Desintoxicar la ropa identificando los químicos tóxicos – los VOC en las fragancias, por ejemplo– que absorben los tejidos de la ropa.

– El agua fría es igual de efectivo que el agua caliente cuando se trata de la limpieza de la ropa –excepto en caso de pañales–.

33

 

– Ahorra en la electricidad evitando usar la secadora. Deja que se sequen mientras están colgados.

– Escoge un detergente con ingredientes naturales y con un empaque sencillo –evita comprar detergentes en botellas de plástico–.

11-metodos-para-lavar-la-ropa-de-forma-sostenible-e1390575182728

 



El coqueteo entre diseño y sustentabilidad está cada vez más presente en las empresas

Seymourpowell, una de las compañías más importantes del mundo en diseño de productos y consultoría ha abierto brecha en esta tendencia.

La sustentabilidad se refiere al equilibrio de una especie con los recursos de su entorno. El británico Chris Sherwin lleva esta dinámica al contexto corporativo al ser el primer jefe de sustentabilidad de la agencia Seymourpowell, una de las compañías más importantes del mundo en diseño de productos y consultoría.

El trabajo de Sherwin es introducir el concepto de sustentabilidad a empresas mayores y menores como un instrumento imprescindible en el proceso de producción. Pero, a pesar de estar avalado por ese gigante del diseño, deshacerse del estigma de “sustentabilidad” no es tarea fácil.

Independientemente de que esta sea un tema trendy y en boga en las principales ciudades de mundo, las empresas grandes se resisten a innovar sus procesos de producción por miedo al incremento de costos, y las empresas pequeñas temen no sobrevivir el cambio hacia un funcionamiento sustentable. “Lo que tienen que considerar las compañías hoy en día es si quieren tener un incremento en la cuota de mercado o el prestigio y la fidelidad del consumidor por usar materiales gentiles con el medio ambiente”, apunta Sherwin.

Aunque hace relativamente poco que existe el concepto de “jefe de sustentabilidad” en una empresa de consultoría, el trabajo de Sherwin es imprescindible para el futuro de la industria y del medio ambiente, y ya está siendo imitado en otras empresas de diseño alrededor del mundo. Se trata de introducir un ángulo sustentable para cada proyecto que emprende una empresa y no dejar opción para que se haga de otra manera.

El mundo no resistirá mucho más tiempo la forma irresponsable que ejercen varias empresas de utilizar energía y recursos no renovables; de ahí que la sustentabilidad sea un imperativo innegociable en el proceso de diseño.



Cal Poly: apuesta sustentable por producir energía y purificar agua a base de algas

A diferencia de las cantidades masivas de energía que se utilizan para extraer y transportar el petróleo, las algas solo necesitan un poco de agua y sol para reproducirse; estos organismos no sólo ayudan a limpiar las aguas residuales de manera eficiente y económica, sino que pueden convertirse la única opción a futuro por ser una materia prima para producir cultivos masivos de biocombustible.

translate_c

Científicos de Cal Poly en San Luis Obispo, California, están trabajando bajo una subvención del Departamento de Energía del estado por  1.3 millones de dólares para producir biocombustible a partir de algas y desechos humanos.

A diferencia de las cantidades masivas de energía que se utilizan para extraer y transportar el petróleo, las algas solo necesitan un poco de agua y sol para reproducirse;  estos organismos no sólo ayudan a limpiar las aguas residuales de manera eficiente y económica, sino que pueden convertirse la única opción a futuro por ser una materia prima para producir cultivos masivos de biocombustible.

El equipo de Cal Poly, también conocido como el Grupo de Tecnología en Algas (ATG), se estableció en 2006 y se ha especializado desde entonces en los biocombustibles y la recuperación de agua; el ATG está utilizando estanques estilo canaletas, hielo  y energía solar para sus experimentos, ya que como todas las plantas, las algas liberan oxígeno y absorben CO2 y nutrientes.

Asimismo, la purificación de aguas residuales requiere de oxígeno y la eliminación de nutrientes y las algas son capaces de tratar las aguas residuales para cumplir con los estándares de agua reciclada, misma que puede reutilizarse en cultivos y otras actividades, ahorrando unos 240 millones de dólares al año, según han estimado los líderes del proyecto.

[inhabitat]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca