Close

¿Qué efectos tuvo el tweet de Leonardo Dicaprio a favor de la vaquita marina?

A principios del mes de mayo del 2017 se dio a conocer que sobrevivían sólo 30 ejemplares de la vaquita marina, una especie que sólo habita en los mares mexicanos. Tanto ONG’s como expertos sobre la conservación de la biodiversidad aún no logran comprender cómo se redujo su población pese a la dedicación y esfuerzos realizados a lo largo de los últimos años; incluso se realizaron numerosas propagandas para generar consciencia a la población y hacer un llamado a las autoridades con el fin de prevenir la extinción de la vaquita marina.

Sin embargo, ¿faltaba un personaje público como estandarte para que los medios, las autoridades y la población volteara a ver la urgencia de la vaquita marina? Ese fue el caso cuando el ganador del Oscar, Leonardo Dicaprio, solicitó por su cuenta de Twitter, con el apoyo de World Wildlife Fund, al presidente mexicano Enrique Peña Nieto, salvar a la vaquita marina de su extinción. Su remitente tardó tan sólo un día en responderle para dejar en claro que el país estaba poniendo “todos sus esfuerzos para prevenir la extinción de la especie”.

Las principales causas de la desaparición de más del 90 por ciento de la población se relacionan con la caza ilegal por parte de barcos chinos, los cuales lanzan las redes en búsqueda de la totoaba, capturan a la vaquita y la dejan fallecer al no considerarlas valiosas. En el 2015 se lanzó una prohibición de la pesca ilegal en esta zona de refugio, no obstante su fecha de vencimiento pasó en abril del 2017. ¿Qué queda por hacer?

El gobierno mexicano ha brindado un apoyo abierto al grupo de investigación llamado CIRVA –Committee for the Recovery of the Vaquita– para prevenir la extinción de esta especie. Desgraciadamente, y pese a los esfuerzos de reeducación a la población pesquera, no se ha podido poner bajo refugio a ninguna vaquita marina: la muerte ya las alcanzó antes. Por mientras, de acuerdo con la publicación en Twitter de Enrique Peña Nieto, el gobierno tiene más de “300 marinas, 15 botes y varios sistemas aéreos vigilando el hábitat de la vaquita, y las zonas de protección se han expandido tres veces más del original.” 

No obstante, el grupo de conservación Sea Shepherd, el cual también ha estado patrullando la zona, continúa observando constantes barcos chinos en búsqueda de totoaba y encontrando vaquitas marinas muertas flotando en los mares.

Para más información: 

Sólo quedan 30 ejemplares de la vaquita marina

Salvemos a la vaquita marina

 
 
 
Ver Más
Close