Los diez principios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas

Esta iniciativa universal comienza su operación en el año 2000, que a la fecha cuenta con más de 8,000 signatarios de más de 135 países y que cuenta con el apoyo de directores ejecutivos y representa una plataforma de liderazgo para el desarrollo.

Las afectaciones climáticas y al entorno natural se han convertido en una prioridad de atención a nivel global, tanto así que se han conformado diversas redes de colaboración con representación nacional, así como también se han firmado varios acuerdos, tratados y reglamentos voluntarios u obligatorios, con la finalidad de que cada nación firmante elabore programas que mitiguen y compensen las afectaciones antropogénicas en el Planeta.

Una de las iniciativas voluntarias más integrales y con mayor crecimiento es el Pacto Mundial de las Nacionales Unidas, el cual busca involucrar a las empresas en todo el mundo para alinear sus operaciones y estrategias de trabajo a los diez principios universales que encabeza, los cuales se subdividen en cuatro grandes grupos de acción: derechos humanos, estándares laborales, medio ambiente y la lucha contra la corrupción.

Esta iniciativa universal comienza su operación en el año 2000, que a la fecha cuenta con más de 8,000 signatarios de más de 135 países y que cuenta con el apoyo de directores ejecutivos y representa una plataforma de liderazgo para el desarrollo. El Pacto Mundial promueve también que las empresas participantes participen en el cumplimiento de los objetivos de las Naciones Unidas a través de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, es decir, que esta es la mayor iniciativa mundial voluntaria en materia de civismo empresarial.

Las compañías que se unen al Pacto Mundial deben cumplir con ciertos compromisos, como son:

* Introducir cambios en sus operaciones comerciales, con vistas a incorporar el Pacto Mundial y sus diez principios en su estrategia de gestión, en su cultura y en sus operaciones diarias;

* Publicar en su informe anual o en un informe institucional público similar (por ejemplo,
un informe sobre sostenibilidad) una Comunicación de Progreso en la que se describan los avances realizados por la empresa en la aplicación de los diez principios; y 


* Promover públicamente el Pacto Mundial y sus principios a través de vehículos de comunicación, como comunicados de prensa o discursos, entre otros. 


Participar en esta iniciativa genera también diversos beneficios para las instituciones participantes, como son:

* Mejorar la integración institucional de las cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza

* Aumentar la eficacia general de las operaciones

* Adquirir conocimientos especializados

* Atraer, motivar y retener a los empleados

* Aumentar la confianza en la empresa y mejorar la reputación e imagen de marca

* Tanto a nivel mundial como a nivel local, estrechar los vínculos con las Naciones Unidas

* Establecer redes con otras organizaciones

* Responder a las expectativas de los mercados financieros y mejorar el acceso al capital.

En 2015 Earthgonomic México, A.C. se adhiere formalmente al Pacto Mundial, como una organización comprometida con el trabajo ambiental, social y anticorrupción de manera interna, pero también con el trabajo que realiza con sus instituciones aliadas y donantes.

A partir de su participación en esta iniciativa, Earthgonomic promueve el cumplimiento de los diez principios estableciéndolos en sus políticas internas, promoviendo el conocimiento de dichos

principios a través de sus plataformas de comunicación, talleres y capacitaciones impartidas, al mismo tiempo que invita continuamente a nuevas empresas e instituciones a firmar el compromiso con el Pacto Mundial.

Gracias a dichas acciones se ha logrado dar a conocer a más de 848 personas personas de manera directa los principios del Pacto Mundial y se ha logrado tener un alcance de más de 1,570,000 impactos por medios de comunicación. Asimismo, se ha invitado a más de 13 instituciones privadas a formar parte del acuerdo.

Cada día son más instituciones y colaboradores, a nivel mundial, que participan en el Pacto Mundial, generando cambios tangibles en la consolidación de un planeta más justo, más sano y más equitativo. Tú también puedes participar. Para más información visita www.earthgonomic.org o www.pactomundial.org



¿Por qué un Estado informado y participativo podrá salvar a la biodiversidad de México?

Uno de los ecosistemas más importantes es el Sistema Arrecifal Veracruzano (SAV) el cual nos ofrece diversos servicios ambientales protegiéndonos contra los vientos y los huracanes.

El Estado de Veracruz ha enfrentado diversos conflictos ambientales en los últimos años debido a las actividades productivas que se desarrollan en el territorio (Rodriguez 2006). Como consecuencia se ha visto un impacto ambiental en sus ecosistemas.

Uno de los ecosistemas más importantes es el Sistema Arrecifal Veracruzano (SAV) el cual nos ofrece diversos servicios ambientales protegiéndonos contra los vientos y los huracanes. En el reporte de un área natural protegida amenazada del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) se puede concluir como el SAV se ha visto amenazado por un mal manejo de las autoridades permitiendo llevarse a cabo diversas actividades que han ocasionado un deterioro dentro de la poligonal. Algunas actividades que han ocasionado un daño son la sobrepesca, el turismo, la contaminación, la extracción de coral para material de construcción, e inclusive se ha visto amenazado por la artesanía, siendo un atractivo turístico en el Puerto, la cual utiliza  diferentes especies como corales blandos y duros, moluscos, crustáceos y otros grupos de animales. 

La gran amenaza que está enfrentando hoy en día el SAV es la ampliación del Puerto de Veracruz. Desde hace varios años diversas organizaciones como el CEMDA y la Asociación Interamericana de Derecho Ambiental (AIDA) se han manifestado para que este proyecto no se lleve a cabo y así poder salvaguardar este ecosistema, pero ¿cómo vamos a defender algo de lo que no estamos enterados? ¿Cuántos realmente conocen la importancia del Sistema Arrecifal Veracruzano? Y ¿Cuántos de nosotros estamos enterados de las amenazas por las que ha pasado? Debemos de saber que los arrecifes de coral son uno de los ecosistemas más diversos y complejos en la Tierra (Hernández y Vives, 2002). Éstos  empiezan a formarse cuando un pólipo se adhiere a una roca del lecho marino dividiéndose en miles de clones, se crean colonias gracias a la estructura calcacea de los pólipos que se conectan entre sí y cuando las colonias van creciendo estas se agrupan formándose arrecifes (National Geographic 2010).

La importancia de los arrecifes de coral reside en los servicios ambientales que brinde, otorgándoles una importancia ecológica, social y económica (AIDA 2015). Los servicios ambientales son las condiciones y procesos naturales de los ecosistemas por medio de los cuales cuáles el hombre obtiene algún tipo de beneficio (Cortina et al 2007).

Los servicios ambientales se pueden dividir en cuatro clases (MEA 2005):

– Servicios de suministro: son los productos obtenidos de los ecosistemas como el alimento.

– Servicios de regulación: son obtenidos mediante diversos procesos de los ecosistemas. Por ejemplo, sirven como amortiguamiento a los efectos negativos de los eventos hidrometeorologicos extremos.

– Servicios culturales: son los beneficios no materiales obtenidos de los ecosistemas. Por ejemplo, el valor científico que tienen diversos ecosistemas llevándose a cabo diversas investigaciones en el área o el valor recreativo que tienen algunos ecosistemas permitiendo diversas actividades.

– Servicios de soporte: mantienen los procesos de los ecosistemas permitiendo la provisión del resto de los servicios como el mantenimiento de la biodiversidad (Inecol 2010).

Como se observa, podemos obtener diversos beneficios a través de los ecosistemas, por ejemplo la industria turística se beneficia a través de los servicios culturales ya que dentro de ellos se encuentra un valor recreativo permitiendo de esta manera el ecoturismo. Analizándolo de esta manera son más importantes de lo que pensamos, como ciudadanos debemos generar una conciencia ambiental para preservarlos y protegerlos de las diversas amenazas que enfrentan hoy en día.

Una vez entendido lo importante que es un sistema arrecifal por los diversos servicios que nos ofrecen, debemos hacernos la pregunta ¿es necesario que el desarrollo de una ciudad implique un gran impacto ambiental sobre uno de sus ecosistemas? La respuesta es fácil y sencilla: no. Al permitir estos tipos de proyectos nos estamos olvidando del desarrollo sostenible que de acuerdo con la Declaración de Río de 1992: “el derecho al desarrollo debe ejercerse en forma tal que responda equitativamente a las necesidades de desarrollo y ambientales de las generaciones tanto presentes como futuras, es imposible considerarse de forma aislada ya que la protección al medio ambiente es parte integrante del proceso de desarrollo” (Principio 3 y 4 de la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de 1992). La Comisión Oceanográfica Intergubernamental nos informa que un aspecto fundamental del desarrollo sostenible es un medio ambiente sano y productivo ya que los ecosistemas que presentan buena salud y un funcionamiento óptimo brindan un mayor potencial de maximación a largo plazo de los beneficios sociales y económicos.

Retomando el caso del SAV, es necesario informarnos sobre la amenaza que está enfrentando, de qué manera está siendo afectado y con ello qué consecuencias se generarán en la ciudad, ya que al generar un impacto ambiental dentro del arrecife se puede generar una perdida en los servicios que nos ofrecen y estos son diversos, por ejemplo: los arrecifes nos proporcionan alimento, funcionan como barreras contra los impactos del cambio climático, generan beneficios para el turismo debido a su gran belleza (AIDA 2015), la flora y fauna que viven dentro de los arrecifes son proveedoras de sustancias útiles en farmacología (Romeu 1995).

Sin duda una comunidad informada toma mejores decisiones, es tiempo de tomar responsabilidad en estas problemáticas. La exigencia del cumplimiento de la normatividad ambiental requiere que esta sociedad sea activa y participante (Carmona, s.f). Un ejemplo claro es Cabo en Pulmo, un sistema arrecifal ubicado en el Golfo de California que se ha encontrado amenazado por diversos proyectos pero que gracias al esfuerzo de las comunidades aledañas en conjunto con diversas asociaciones civiles, académicos y científicos han logrado salvaguardar este parque nacional con resultados exitosos ya que el área se ha recuperado de la sobrepesca permitiendo el regreso de especies migratorias como el tiburón ballena y las tortugas marinas (Cabo Pulmo vivo, s.f).

Es esencial que la comunidad se involucre en las problemáticas ambientales, a fin de generar conciencia y con ello ser responsable de las decisiones que se tomen en el territorio. Debemos convertirnos en ciudadanos ambientales, es decir, aquellos voluntarios comprometidos a aprender acerca del ambiente para poder involucrarse por medio de la acción generando soluciones a favor del desarrollo sin descuidar el enfoque ambiental (Mrazek 1992, citado en Gaudiano 2003).

En conclusión, para poder convertirnos en esos ciudadanos ambientales necesitamos generar nociones de aprendizaje y de participación y sólo lo lograremos comprometiéndonos a informarnos sobre los problemas ambientales, sus causas y sus posibles soluciones para saber cómo actuar. Necesitamos crear un sentido de pertenencia a través de las diversas prácticas sociales y culturales. (García 1995, citado en Gaudiano 2003). Debemos asumir un compromiso con el bienestar común, necesitamos desempeñar un rol de protección al medio ambiente exigiendo el cumplimiento de nuestros derechos ambientales mediante el acceso a la información, uso de herramientas legales y a través de la participación en la toma de decisiones.



Los arrecifes de coral podrían desaparecer si no se actúa contra el calentamiento global

La extinción de los arrecifes, principalmente los de las 29 áreas de arrecifes Patrimonio Mundial, comenzará –y en algunos casos continurá– con una decoloración grave por década

Una de las principales consecuencias del calentamiento global se encuentra en las profundidades del mar, en los arrecifes de coral que se encuentran alrededor del mundo. Actualmente los arrecifes de coral, tanto los de la Gran Barrera australiana como los de Seychelles en las costas orientales de África, están en peligro de desaparecer por completo. De acuerdo con un estudio publicado por la UNESCO, esta extinción tendrá lugara mediados del siglo, y podrá revertirse a menos que se reduzcan en cantidades suficientes las emisiones de carbono para disminuir los efectos del calentamiento global sobre los océanos. 

La extinción de los arrecifes, principalmente los de las 29 áreas de arrecifes Patrimonio Mundial, comenzará –y en algunos casos continurá– con una decoloración grave por década, dejando en vulnerabilidad a todos los sistemas de arrecifes del planeta. De acuerdo con la UNESCO, esto “matará rápidamente a la mayoría de los corales presentes e impedirá una reproducción exitosa, necesaria para la recuperación de los corales.” Se trata de una situación que, en palabras del expero en arrecifes de la Administración Nacional Océanica y Atmosférica –NOAA, por sus siglas en inglés– y autor principal del informe, Mark Eakin, “Hemos llegado al punto en el que actuar es algo esencial. Es urgente.”

 

 

Los arrecifes, también denominados como selvas tropicales de los océanos, ocupran menos de 1 por ciento del lecho océanico, sin embargo fungen como hábitat para más de un millón de especies y 1/4 de los peces del planeta. Además que fungen como protectores de las costas contra la erosión provocada por las tormentas tropicales y el aumento del nivel del mar. De modo que, según Ruth Gates, directora del Instituto hawaiiano de biología marina en Kaneohe, Hawái, “Es terrorífico pensar en las repercursiones de la pérdida a gran escala y a nivel global de los arrecifes. La reducción de los suministros de alimentos, la falta de protección en las costas a medida que los arrecifes desaparecen y la erosión del suelo subsiguiente harán que algunos lugares sean inhabitables y que las personas se vean obligadas a desplazarse. Por no mencionar la desaparición del turismo relacionado con los arrecifes.”

De modo que los especialistas consideran alarmante que en los últimos tres años, 25 arrecifes –3/4 de los sistemas de los arrecifes del mundo– han experimentado fenómenos de blanqueo cada vez más graves. Por ejemplo, la Gran Barrera de Coral ha sufrido un blanqueo grave que ha marcado significativamente la biodiversidad de la región, así como las Seychelles, en Nueva Caledonia, afectando a Australia, Hawai y Flórida. Además, algunas personas ya están viviendo las consecuencias, cada vez más graves del blanqueamiento: “En las ilsas de baja altura como Kiribati, una serie de 33 atolones de coral en el océano Pacífico central, el agua salada ya ha inundado las fuentes potables de agua dulce. Las mareas cada vez más altas y los arrecifes que desaparecen están causando más marejadas ciclónicas. Pronto, la pérdida de coral, especialmente cuando se combina con la sobrepesca global, se traducirá en menos peces y en la falta de fuentes de proteína a nivel local. Se trata de problemas reales que está experimentando gente real. Esto está ocurriendo.”

Los investigadores de la UNESCO continúan alarmando al respecto, “incluso los modelos más rudimentarios de hace dos décadas predijeron el tipo de daño en los arrecifes que estamos presenciando en la actualidad. Si lo que proyectaron los modelos de entonces ha empezado a hacerse realidad, incluso con todos los problemas que tenían entonces deberíamos tener fe en la ciencia tras las proyecciones actuales. Y esas proyecciones dicen que si no actuamos, habrá muchos impactos graves.”

 

 

Más en Ecoosfera sobre cómo reducir las emisiones de gases invernadero: 

Reducir las emisiones de carbono hasta 70% para 2050 es posible: ONU

¿Cómo utilizar menos empaques para mejorar al planeta?

Abre tu conciencia al reciclaje de árboles navideños

5 maneras de reducir la contaminación lumínica

Energías renovables en casa

Sencillas acciones para reducir la contaminación y la contingencia ambiental

Cómo reciclar agua de lluvia para el hogar



Estos cómics te enseñarán la dolorosa realidad de la contaminación en las playas

La época de verano puede llegar a ser sumamente divertido para salir de vacaciones a la playa o lugares cercanos con cuerpos acuáticos; desgraciadamente también es un lapso de tiempo que alto riesgo para la belleza de la naturaleza

La contaminación del mar ha provocado la desaparición de nuestra biodiversidad marina. Frente a esta situación numerosas organizaciones ambientales busquen maneras de salvar al mundo; desde la integración de instituciones gubernamentales hasta la reeducación informativa en diferentes áreas de la educación pública. Sin embargo, ¿será suficiente?

La época de verano puede llegar a ser sumamente divertido para salir de vacaciones a la playa o lugares cercanos con cuerpos acuáticos; desgraciadamente también es un lapso de tiempo que alto riesgo para la belleza de la naturaleza, pues con la llegada de los turistas, permanece su presencia con bolsas y botellas de plástico, popotes, cepillos de dientes, hilo dental, colillas de cigarro, entre otras basuras. Sin darnos cuenta, todos estos elementos terminan cohabitando en zonas marinas, liberando toxinas que a su vez es consumido por animales marítimos y afectan al ecosistema. 

Como una manera de generar consciencia a las personas que salen de vacaciones a zonas marítimas y turísticas, el sitio web Undergroundcomic.com ha lanzado viñetas cómicas en torno a este tema; te las compartimos: 

 



Activistas solicitan apoyo a la ONU para combatir ecocidios en Quintana Roo

Ante la indiferencia y negligencia por parte de las autoridades de los tres órdenes de gobierno, el colectivo decidió redactar una carta al relator de la ONU

Desde hace un año la lucha de varias organizaciones en contra de los ecocidios en Quintana Roo se han vuelto cada vez más violenta, riesgosa y perseverante. El ruido que provocó la destrucción de los manglares Tajamar y Holbox, promovió que tanto habitantes como activistas formaran una defensa a favor del medio ambiente; sin embargo las injusticias y los ecocidios continúan afectando esta región de México. 

Esta es una de las razones por las que un colectivo de 22 organizaciones, encabezado por el Centro Mexicano de Derecho Ambiental –CEMDA– solicitara la intervención de la Organización de las Naciones Unidas, en especial del relator para el Derecho al Agua y el Saneamiento, Léo Heller. Si bien esta no es la primera vez que activistas mexicanos solicitan su apoyo con el fin de detener la degradación ambiental, esta petición va enfocada a defender el Área de Protección de Flora y Fauna de Yum Balam. 

Ante la indiferencia y negligencia por parte de las autoridades de los tres órdenes de gobierno, el colectivo decidió redactar una carta al relator de la ONU dejando en claro que

“[H]ay fuerte presión para construir y operar infraestructuras turísticas de alto impacto, sin que haya políticas e inversión suficiente para garantizar los servicios básicos a la población y los visitantes. […] Eso pone en grave riesgo el derecho humano al agua limpia, así como la riqueza natural y valor ambiental del área, lo que generaría que los océanos y lagos se conviertan en zonas muertas, y muchos depósitos de agua subterránea se contaminen, lo que amenaza los medios de subsistencia de quienes dependen de los servicios de estos ecosistemas.”

Para Sandra Linette Moguel Archila, directora regional de la Oficina Sureste del Cemda, se trata de salvar sitios como la isla de Holbox, la cual no sólo está totalmente abandonada por las autoridades, también de “la incesante tala de mangle, construcciones y modificaciones ilegales, así como descarga de aguas residuales en sitios de pesquerías.” De hecho, la activista envió una carta el pasado 24 de abril a las autoridades federales y locales para realizar rondines en Yum Balam, y otra el pasado 7 de mayo para enfrentar la falta de saneamiento y saturación del sistema de drenaje en Holbox, la cual provoca desbordamientos de las aguas residuales que se alcanzan las playas y manglares. Hasta ahora, no hay respuesta alguna. 

En el caso de Yum Balam, los proyectos de las constructoras ponen en riesgo hay más de 311 especies de animales silvestres –aves, mamíferos, reptiles, insectos, arañas y mariposas–, así como otras especies en peligro de extinción como el mono, jaguar, puma, ocelote, manatí, etcétera. En palabras de Moguel Achila, “diario se cometen [crímenes ecológicos] en Holbox y Chiquilà, ante la negligencia y/o complacencia de las autoridades:

– Desmonte y rellenos ilegales del manglar;

– la tala descontrolada en la selva del poblado de Solferino;

– las construcciones ilegales en la llamada Isla Chica –zona poblacional de Holbox–;

– los incendios en el centro de transferencia y Chiquilá;

– el uso sin control ni regulación de redes de pesca que degradan los recursos pesqueros y afectan a especies protegidas como las tortugas marinas, cocodrilos y manatí;

– la nula vigilancia y regulación de la pesca legal, lo cual facilita la pescadería furtiva en la zona marina de Yum Balam.  

Entre las organizaciones de la sociedad civil que se encuentran en el colectivo son: ‘Alma Verde’, ‘Todos Unidos por Holbox’, ‘Amigos de Sian Ka’an’, ‘Consejo de Desarrollo Holbox’, ‘Casa Wayuu’, la Oficina de Estados Unidos de la Alianza Mundial de Derecho Ambiental, así como las cooperativas de Producción Pesquera Chiquilá, y la Manta-Tiburón. Mientras que las cartas fueron dirigidas al gobernador Carlos Manuel Joaquín González, a los secretarios de Medio Ambiente y Recursos Naturales –Semarnat–, Rafael Pacchiano Alamán; de Turismo –Sectur–, Enrique de la Madrid Cordero; y a Guillermo Haro Bélchez, titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente –Profepa–.

 



ONU habla sobre pesticidas: “Catastróficos para el ambiente, salud humana y la sociedad”

De acuerdo con un reporte realizado por la Organización de las Naciones Unidas –ONU–, los pesticidas conllevan a “consecuencias catastróficas”.

En las últimas décadas, numerosas asociaciones civiles de diversas partes del mundo han buscado maneras de reducir uso de pesticidas en granjas productoras, apelando las consecuencias sobre la salud tanto de los humanos, los animales y el medio ambiente. Si bien algunas han conseguido incluso la prohibición total en los campos agricultores de ciertas regiones, otras continúan en juicios legales para frenar por completo su consumo. Y durante años, organizaciones internacionales enfocadas en la romoción de la salud han permanecido en silencio. Hasta ahora. 

De acuerdo con un reporte realizado por la Organización de las Naciones Unidas –ONU–, los pesticidas conllevan a “consecuencias catastróficas”. La idea principal de esta organización ha sido desmitificar que los productos químicos contribuyen al crecimiento rápido de los alimentos agricultores, dejando en claro que la culpa reside en las corporaciones globales de manufacturas y en su “sistema de evasión de daños”, sus “tácticas agresivas y antiéticas de mercadotecnia” y el vacío negro de los gobiernos que “han obstruído las reformas y las restricciones sobre los pesticidas en el mundo.” Ahí mismo se agrega que los pesticidas tienen “impactos catastróficos en el medio ambiente, la salud humana y la sociedad en su globalidad”, incluyendo un estimado de 200 000 muertes anuales por envenamiento relacionado con su uso. Los especialistas y autores del reporte han concluido con que “es tiempo de crear un proceso transitivo a nivel mundial para una comida y una producción agrícola más saludables.”

Hilal Elver, especialista de la ONU y coautora del reporte, explicó que, por un lado, la población mundial rondará por los 9 miles de millones para el 2050, provocando una crisis importante de abastecimiento de alimentos y agua. Por otro lado, el argumento de la industria de los pesticidas es que sus productos no sólo protegen los campos agrícolas, también aceleran el crecimiento de los alimentos; sin embargo, la investigación de Elver ha demostrado que se trata de un mito: “Usar más pesticidas no tiene nada ver con eliminar la hambrina en el mundo. De acuerdo con la Organización de Alimentación y Agricultura de las Naciones Unidas –FAO–, somos capaces de alimentar 9 miles de millones de personas en la actualidad. La producción está definitivamente en crecimiento, pero el problema es la pobreza, la desigualdad y la distribución.”

Es decir que la mayoría de los pesticidas son usados en los campos agrícolas, como en los del aceite de palma y soya, por comodidad y no realmente por necesidad humanitaria. Elver argumenta en el reporte: “Las corporaciones no están lidiando con la hambruna, están lidiando con una mayor actividad agricultora a grandes escalas.”

Y esto trae como consecuencia el consumo masivo de productos tóxicos. En palabras de Baskut Tunkat, especialista en tóxicos y coautor del reporte, “Investigación científica confirman los efectos negativos de los pesticidas, relacionándose directamente con enfermedades humanas o condiciones o daños a los ecosistemas. Se trata de un reto que se ha exacerbado por una evasión sistemática, promovido por la industria agroquímica, por la magnitud del daño infligido por estos químicos, y por tácticas de mercadotecnia agresivas y antiéticas.”

Ambos autores concuerdan con un mismo evento: “El poder de las corporaciones sobre el gobierno y la comunidad científica es extremadamente importante. Para lidiar con los pesticidas, se tiene que lidiar con las compañías […]. Ellos dirán, por supuesto, que no es verdad, pero también está el testimonio de las personas.” Además, es importante mencionar que “mientras que los consumidores de los países desarrollados se encuentran mejor protegidos por los pesticidas, los trabajadores en granjes no lo están. Tan sólo en EE.UU., el 90 por ciento de los granjeros son indocumentados que no poseen protección legal ni seguridad social, por lo que se encuentran en una situación de riesgo frente al uso de pesticida.”

Este reporte levantó ya una controversia: por ejemplo, el vocero de Crop Protection Association –representante de los pesticidas en Reino Unido– mencionó que “el que digan que es un mito que los granjeros necesitan pesticidas para combatir la hambruna de 7 miles de millones de personas, no amerita el escrutinio. […] La FAO de la ONU ha sido claro en esto –los campos sin protección provocarían que los granjeros pierdan más del 80 por ciento de las cosechas infectadas por insectos, bacterias y enfermedades.”

Sin embargo, ¿qué dice el reporte al respecto? Es verdad que las plantas requieren de cuidados para las situaciones de riesgo, pero ¿tendría que ser a expensas de la salud de los consumidores? “La exposición crónica de los pesticidas se han vinculado con enfermedades como cáncer, Alzheimer y Parkinson, complicaciones hormonales, desórdenes de desarrollo e infertilidad. […] Por ejemplo, un estudio reciente en China indica que la contaminación de pesticidas provocó que el 20 por ciento de la tierra se volviera infertil.” Y no sólo eso, “la industria agroquímica culpa al consumidor por los impactos de los pesticidas peligrosos; pese a que la responsabilidad reside principalmente en el manufacturador del pesticida.”

 

 

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca