Close

Taiwán prohibe tanto la venta como el consumo de carne de perro y gato

Entre bromas se dice que cada vez que abre un restaurante asiático, los gatos y perros de la zona empiezan a desaparecer. La  realidad es que las prácticas culinarias asiáticas, principalmente las chinas, han alterado las tradiciones, y convertido muchos platillos en una mezcla de sadismo animal y ritual gastronómico. El uso de animales vivos o domésticos para divertir a los comensales ha impactado a más de un ser humano que se enfrenta a violencia hacia todo ser vivo. 

Frente a esto, Taiwán, una isla al sureste de la China continental, decidió reforzar sus leyes de protección animal convirtiéndose en la primera de la región asiática en prohibir la matanza de perros y gatos para el consumo humano. En caso de continuar realizando esta práctica, el infractor se enfrentará a penas de prisión y pagos de multa de hasta 8 000 dólares. 

Para la legisladora Wang Yu-min, del partido Koumintang, esta iniciativa se desarrolló para asegurar el bienestar de los animales después de hacerse público los actos de crueldad hacia los mismos por parte de los humanos. Yu-min asegura que es el primer sitio en el continente asiático en aprobar una legislación similar, demostrando así su compromiso hacia el bienestar tanto del hombre como de la biodiversidad. 

Por esta razón, la norma castiga: la matanza de perros y gatos con penas de dos años de cárcel; la venta, compra y consumo de su carne con multas altas; la tortura y maltrato a animales domésticos y salvajes. Además se prohíbe el uso de correas a sus perros y tirar de ellos mientras se conduce el automóvil o motocicleta, o se camina entre los vehículos automotores con ellos. 

La legislación entrará en vigor a finales del mes de abril del 2017, después de que las enmiendas sean firmadas en el Consejo de Ministros y la Oficina Presidencial. 

 

Ver Más
Close