El hielo del Ártico está más vulnerable de lo que creíamos

El problema del flujo de las aguas deshieladas es que desprotegen la zona polar de los océanos más cálidos, provocando fracturas y derretimiento de la mayoría de los glaciares.

En los últimos años ha surgido la preocupación ante el deshielo de los polos debido al calentamiento global. Poco a poco se ha tratado de investigar a profundidad las causas, consecuencias y medidas de prevención para enfrentar esta crisis global. Un ejemplo de ello es la investigación realizada por The Earth Institute de Columbia University, desde el siglo XX, en la cual se surgiere que la Antártica es más vulnerable ante los próximos aumentos de temperatura de lo que se solía creer. 

Para llegar a esa conclusión, los científicos grabaron los canales de agua deshielada para tratar de encontrar la distancia que recorrían y el tiempo que hacían para llegar a los océanos. Los resultados no fueron gratos. En palabras de Jonathan Kingslake, glaciólogo y miembro de la investigación, “Esto no es el futuro. Se está expandiendo ahora mismo y ha sido así en las últimas décadas.” 

Anteriormente se creía que el agua deshielada se quedaba en la zona; sin embargo la investigación demostró que estas aguas se mueven a lo largo de la superficie de la Antártica recorriendo grandes áreas. En total, hay 700 canales y lagunillas que recorren desde 121 km hasta 604 km a 1 300 metros sobre el nivel del mar. Suponen sitios en donde se pensó que era imposible el flujo acuífero y que, pese a la lógica física, pueden llegar a formar cascadas; como la que se encuentra en Nansen Ice Shelf, con una altura de 122 metros. 

Estas aguas deshieladas usualmente se congela de nuevo en invierno, sin embargo en los últimos años se ha vivido una pérdida considerable de hielo debido al calentamiento global. Esto quiere decir que hay ahora más agua deshielada de la que se vuelve congelar, y conforme las temperaturas aumenten, continuará el mismo curso de deshielo ocasionando numerosas crisis en el planeta. 

 

El problema del flujo de las aguas deshieladas es que desprotegen la zona polar de los océanos más cálidos, provocando fracturas y derretimiento de la mayoría de los glaciares. En otras palabras, estas aguas deshieladas dejan expuestos y en vulnerabilidad a los polos; como muestran las zonas rojas de la imagen a continuación:

 Más en Ecoosfera: 

¿Qué está pasando en el Ártico? Conoce la campaña para proteger esta zona de las voraces petroleas

Un albúm lleno de recuerdos: el mundo Ártico que pronto dejará de ser (FOTOS)

Victoria ciudadana: Shell se va del Ártico indefinidamente



¿Qué pasará si las orugas empiezan a comer restos de plástico?

Este descubrimiento podría ayudar a eliminar el plástico en sitios como el océano y otras áreas terrenales.

De acuerdo con el sitio web de Phys.org, los científicos descubrieron que una de las orugas más comunes, la Galleria mellonella, se ha estado alimentado de polietileno, un tipo de plástico que es usado principalmente en las bolsas desechables. Sin embargo, ¿qué implica este evento para la conservación del medio ambiente? 

Las orugas de cera son consideradas una peste para la población de las abejas y algunas plantas. Por esta razón, hay quienes usan bolsas de plástico para prevenir su proliferación en jardines y cercanías. Fue así que Bertocchini, la líder de la investigación, se dio cuenta que las bolsas de plástico que había dejado para prevenir a las orugas comenzaban a tener pequeños hoyos; y después de una inspección más cercana, notó que las bolsas estaban siendo consumidas por las orugas para tratar de alcanzar su libertad. 

Al realizar la investigación, Bertocchini y sus colegas, encontraron que las bolsas de plástico se estaban degradando más rápido de lo normal, y esto se debe a que las orugas producen una especie de enzimas que rompe el plástico hasta su desaparición. Gracias a ello, los científicos han considerado un método biodegradable para limpiar al medio ambiente de la contaminación de plástico. 

 

En palabras del primer autor del estudio, Paolo Bombelli, “Si una sola enzima es responsable de este proceso químico, su reproducción a larga escala con métodos biotecnológicos podrá ser viable. Este descubrimiento podría ayudar a eliminar el plástico en sitios como el océano y otras áreas terrenales.” Además, “la oruga produce algo que rompe el vínculo químico, quizá en sus glándulas salibales o una bacteria simbiótica en su estómago. El próximo paso es tratar de identificar el proceso molecular en su reacción e insolar la enxima responsable.”

Dicen que la Naturaleza es sabia, y encuentra siempre la manera de surgir resiliente y victoriosa. Las personas alrededor del mundo desperdician alrededor de miles de millones de bolsas de plástico cada año, las cuales tienden a degradarse en un periodo de un siglo o más y tienen importantes consecuencias en el medio ambiente. 

 



¿Por qué es importante que indígena guatemalteco gane el Premio Ambiental Goldman 2017?

En América Latina han sido asesinados 450 activistas ambientales entre el 2010 y 2014, provocando que sea una de las regiones más peligrosas para este tipo de activismo –en especial si sus practicantes son indígenas–.

Rodrigo Tot, agricultor indígena guatemalteco, ha luchado en los últimos años contra una gigante minera y las autoridades de su país para recuperar las tierras que le corresponden a su comunidad. Ahora, a sus 60 años, Tot fue galardonado con el Premio Ambiental Goldman 2017 –después de que los últimos dos ganadores latinoamericanos fueron asesinados durante el último año– por su “intrépido liderazgo de su pueblo y la defensa de su tierra ancestral” pese a los costos implicados, como el asesinato de su hijo hace cinco años. 

Sin embargo, ¿qué implica recibir uno de los premios más prestigiosos sobre el activismo ambiental? Para el pastor evangélico y líder indígena, “Este premio no cambia nada. Me siento contento pero también me siento el mismo líder, la misma persona. Creo que eso sería un estímulo al trabajo que hacemos, pero estoy tranquilo”. Pese a la continuidad de la cotidianidad y sin darse mucho de cuenta, este premio está brindando el reconocimiento público; es decir que facilita la atención de la sociedad en general frente al riesgo en el que viven los activistas ambientales en Latinoamérica.

En esta región han sido asesinados 450 activistas ambientales entre el 2010 y 2014, provocando que sea una de las regiones más peligrosas para este tipo de activismo –en especial si sus practicantes son indígenas–. Los ejemplos más renombrados han sido el caso de la hondureña Berta Cáceres y del mexicano Isidro Baldenegro, quienes fueron galardonados con el mismo premio pero asesinados en sus casas. 

 

Como sus colegas, Tot inició su lucha hace 43 años para exigir al Estado guatemalteco que devolviera los títulos de propiedad tanto a él como a otros 63 campesinos. Estas tierras, en las montañas del municipio de El Estor, son ricas en oro y níquel, convirtiéndose en zonas importantes para empresas mineras; además de poseer numerosos recursos naturales, como diez nacimientos de agua, que abastecen a varias zonas de alrededor. Para Tot y cada uno de los pobladores que han luchado por su derecho de propiedad, están buscando la equidad en derechos humanos como comunidad indígena y conservación de su medio ambiente. Por esta razón, el galardonado explica que necesita “mayor certeza jurídica sobre la propiedad de sus tierras para seguir luchando por ellas. Estamos pidiendo que nos legalicen. Nosotros ya lo pagamos, tenemos los recibos, tenemos las actas y el derecho. Nosotros ahí estamos y la tenemos que defender hasta donde se pueda.”

 

Desgraciadamente, la lucha entre mineras y miembros de la comunidad indígena de Tot, no han sido los únicos episodios violentos: “A los 18 años, durante la Guerra Civil –1960-1996–, el ejército guatemalteco lo obligó a formar parte de los patrulleros civiles, paramilitares que ayudaban al ejército en labores de control a población civil. […] Hubo muchos desaparecidos y no logro olvidar que el líder de Agua Caliente ‘Lote 9’ de aquella época fue asesinado por su lucha por la tierra.” Pese a ello, la experiencia ha servido para organizar a la población y bloquear los numerosos intentos de las empresas mineras que son apoyadas por las autoridades policiales para ingresar a las comunidades. 

Frente a eso, el 18 de marzo del 2017, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos –CIDH– aceptó una demanda presentada por Tot, en la cual se denuncia que el estado de Guatemala violó los derechos de dominio colectivo sobre las tierras, recursos naturales, libre determinación y autogobierno de los pueblos indígenas al negarles la entrega de sus títulos de propiedad de sus tierras. Y pese al riesgo que implica su trabajo e incluso ganar este premio mundialmente reconocido, el activismo de Tot promueve el respaldo comunitario, el enfrentamiento contra el miedo y la coacción, el respeto por los derechos humanos hacia su comunidad y la conservación de sus tierras: “Jamás me olvidaré de la perdida de mi hijo, pero yo sigo luchando […], ya no estamos en los años 80, cuando desaparecían a un líder y todo quedaba silencio. Hoy no; cuando desaparecen a un líder, se levantan diez más y esa es la ventaja que tenemos”.



¿Cómo tratar la diarrea? Remedios naturales para cuidarte durante este malestar estomacal

Es importante comprender que el cuerpo está combatiendo la infección que está provocando la diarrea, por lo que proveerle el descanso necesario para su estabilización es recomendable.

La diarrea, por sí sola, es incómoda. Provoca cólicos, retortijones, constantes idas al baño, deposiciones con altos niveles de agua en la materia fecal, dolor de cabeza, debilidad, dolor de estómago. Y en muchas ocasiones puede ser causada por consumir alimentos en mal estado y que conducen una intoxicación alimentaria, beber agua contaminada, comer productos venenosos o tóxicos, tener una reacción alérgica a alimentos o  problemas de absorción de los mismos como la intolerancia a la lactosa o la indigestión por edulcorantes, sufrir de gastroenteritis, estrés, enfermedad de Crohn, síndrome del intestino irritable, colitis ulcerativa, VIH-Sida, cáncer o tumores, diabetes, entre otros. 

Para reducir los síntomas de la diarrea es indispensable una dieta abundante en líquidos durante unos días para evitar la deshidratación. Basta con beber agua, caldo y jugo de manera regular a lo largo del día para reponer los líquidos que se pierden con la diarrea. En caso en que las náuseas sean excesivas, chupar trozos de hielo puede reducir la sensación y ayudar a hidratar al cuerpo. 

Además es importante comprender que el cuerpo está combatiendo la infección que está provocando la diarrea, por lo que proveerle el descanso necesario para su estabilización es recomendable. Dormir bastante, mantenerse caliente y dejar que el cuerpo descanse son recomendaciones básicas para combatir la diarrea. 

En cuanto a la dieta, es ideal una basada en líquidos y unas 6 “comidas” pequeñas a lo largo del día; principalmente los alimentos que enlistamos a continuación: 

– Líquidos, como agua –con gas o natural–, jugo de fruta sin pulpa, gelatina, café y té –sin azúcar ni cafeína–, caldo –no crema–, miel. 

–  Alimentos bajos en grasa y fibra: plátano, arroz, puré de manzana, pan tostado, fideos, puré de papa, probióticos, puré de zanahorias, agua de arroz. 

– Evita consumir frutas y verduras, granos enteros y salvado, comida grasosa como carne roja, manteja, margarina, productos lácteos enteros, comida rápida, procesada y golosinas, alcohol, fructosa y endulzantes artificiales. 

– Tés. En especial el negro, de menta, de canela y cáscara de naranja. 



¿Qué es el sonido que surge del fondo del Océano Ártico?

Habitantes, mayoritariamente inuits, y animales se han alarmado por este sonido descrito como “ping”, “jum” o “bip”.

Imagen principal: http://www.getmetravelled.com/

Desde hace varios meses, un sonido misterioso ha resurgido del fondo del Océano Ártico, principalmente en la zona de Nunavut –Canadá–. Ahí, habitantes, mayoritariamente inuits, y animales se han alarmado por este sonido descrito como “ping”, “jum” o “bip”; por lo que han solicitado el apoyo de la militancia canadiense para realizar una investigación al respecto. 

De acuerdo con los habitantes, el sonido proviene del suelo marítimo en Hecla y Fury Strait, un canal acuático muy estrecho en Nunavut –el lugar más nuevo, grande y más poblado en Canadá, el cual se encuentra muy al norte, cerca de Greolandia–. Ahí, en 1 75 000 km2, la tradición local cuenta cómo hombres, mujeres y animales como ballenas, focas y renos típicos de la zona. No obstante, desde que empezó a surgir el sonido misterioso, esta biodiversidad marina ha dejado de presentarse y usarla como polinia –un área de agua rodeada de hielo, en la cual numerosas especies mamíferas las usan como refugios invernales–. 

En palabras de George Qulaut, oficial del gobierno local, “El pasaje es una ruta migratoria para ballenas, así como diferentes subespecies de focas. Durante este verano no había ninguno.” Se supone que esta zona era de caza para el apoyo económico y alimenticio de la población; sin embargo, al desaparecer, la población comenzó a sospechar… Fue así que surgieron numerosas teorías de conspiración: primero, el ruido se le atribuyó a Baffinland Iron Mines Corporation, la cual extrae hierro de la isla Baffin –al noreste de Nunavut–; segundo, se culpó a Greenpeace con aparatos sónicos para cuidar la vida salvaje de la caza. Ambas acusaciones fueron rechazadas por las empresas. 

Imagen: The Guardian
Imagen: The Guardian

Actualmente se desconoce si existe el ruido realmente y las causas por las que se ha desaparecido la vida salvaje en la zona. Sin embargo, los investigadores han intuido que no se trata de un ruido natural; por lo que se ha relacionado con un sistema sónico de baja frecuencia como el usado en US Navy para misiones de entrenamiento que violan el Acto de Protección de los Mamíferos Marinos. Frente a esto, la Defensa Nacional del Departamento de Canadá, ha iniciado una investigación al respecto. 



Experto pronostica que el hielo del Polo Norte desaparecerá el próximo año

“Ice-free significa que la cuenca central del Ártico no tendrá hielo y pienso es eso pasará en el verano del 2017 o 2018”, dijo Peter Wadhams para The Guardian

En su libro A Farewell to IceUna despedida al hielo–, Peter Wadhams ha pedido prestar atención a esta alarmante tendencia en la que el hielo va desapareciendo a pasos agigantados, y a sus consecuencias en el planeta y su biodiversidad. Tras 50 viajes, algunos de ellos en submarinos por debajo del hielo polar, el exdirector del Scott Polar Institude de Cambridge University, fue quien descubrió que la capa de hielo que cubría el océano Ártico comenzaba no sólo a adelgazarse, también a desaparecer. Por lo que, si un experto de esa magnitud pronostica la desaparición del hielo para una fecha pronta, habría que prestar atención a su mensaje. 

En una entrevista con el sitio web de The Guardian, Wadhams explica que, más allá de ser alarmista, intenta ser realista pues hay una clara tendencia sobre cómo la capa de hielo está extinguiéndose:

La mayoría de las personas espera que este año se cumpla el récord más bajo del hielo que cubra el océano Ártico durante el verano. El verano del próximo año, sino del que sigue, pienso que la parte central del Ártico no tendrá hielo. Podremos ser capaces de cruzar el polo norte en barco. Habrá alrededor de un millón de kilómetros cuadrados de hielo en el Ártico durante el verano pero estarán encajonados a lo largo del Pasaje Noroeste y en pequeños pedazos en la costa canadiense. Ice-free significa que la cuenca central del Ártico no tendrá hielo y pienso es eso pasará en el verano del 2017 o 2018.

Aunque este podría ser la quintaesencia del cambio climático, agrega Wadhams, las personas simplemente piensan que “son cosas malas que pasan”. Es decir que aunque haya un impacto profundo por esta situación, y que habrá consecuencias graves en numerosas partes del mundo y en sus poblaciones, es una realidad ya dada: “El hielo del mar refleja alrededor del 50 por ciento de la radiación solar que recibimos del espacio. En contraste con el agua que refleja sólo refleja menos del 10 por ciento. Por lo que se reemplaza el hielo con agua, el cual es más oscuro, el océano absorberá más calor solar y el planeta elevará su temperatura inclusive más rápido que en la actualidad.”

deshielo artico

Otra consecuencia de la extinción del hielo océanico es que, al no tener este sistema de aire condicionado natural, habrá un impacto del calentamiento global del 50 por ciento, debido principalmente por las crecientes emisiones de carbono. Sin mencionar que el hielo comenzará derretirse, aumentando el nivel de agua hasta unos 90 centímetros, incrementará significativamente la frecuencia de lluvias y tornados a lo largo del mundo, entre otras: “También tenemos el problema del metano. Los científicos rusos han investigado las aguas costeras de su país detectando más y más rastros de metano surgiendo de sus mares. La razón de esto se encuentra relacionada con el calentamiento global y la desaparición de las capas de hielo del Ártico.”

Para él, al final, la única esperanza que tenemos es encontrar una manera de remover el dióxido de carbono de la atmósfera. El problema es que aún no encontramos una manera más eficiente de extraer el dióxido de carbono del aire, por lo que se ha procurado incentivar a las personas a plantar árboles, reconciliarse con la naturaleza y darle el cuidado que merece. 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca