El resultado de una hermosa amistad entre una niña y su becerro huérfano (FOTOS)

“Hasta que no hayas amado a un animal, una parte de tu alma estará dormida” Anatole France

 Cuando el escritor francés Anatole France llegó a decir en su época, “Hasta que no hayas amado a un animal, una parte de tu alma estará dormida”, generó una importante reflexión sobre el trato hacia los animales. Es decir que más que verlos como seres vivos que existen en función de las ambiciones humanas, son también seres con derechos y necesidades propias que requieren cuidados y atenciones. 

De alguna manera se les otorgó la capacidad de sentir emociones semejantes a los humanos: se desarrollaron y aceptaron derechos que protegerían a los animales de un trato cruel por parte de los humanos, así como de tratos excesivamente humanos –en el caso específico de los “hijoperros”–; se buscaron herramientas y métodos de entrenamiento éticos  que facilitaran su óptima vivencia dentro de una sociedad humana. Pero sobre todo, se aprendió a cultivar un vínculo de afecto y cuidado que trasciende con los límites entre especies. 

Un ejemplo de este cariño tan particular entre humanos y animales es el de la pequeña de dos años, Kinley Rae, y de su becerro. En el momento en que Lacey Rae Gray, madre de la niña, tomó la decisión de adoptar al becerro, nunca se imaginó que estaba “adoptando a un hermano menor” para su hija. Cuenta Lacey a The Huffington Post, que en el momento en que el becerro se quedó huérfano, aceptó cuidarlo pensando que rescataría a un animal para ser su “mamá”. Lo nombró Molly Moo Moo, y se convirtió en un integrante más de la familia. 

Kinley se acercó a Molly Moo Moo y en ese momento “Ella quería acariciarla. Salir a caminar con ella. Alimentarla. Leerle un libro la primera noche. Era un libro que hace ruidos sobre Dory y Nemo, en donde apretaba los botones y al escuchar los sonidos le hablaba a Molly: ‘Escucha. Es Dory’. Eso lo ha hecho por su cuenta. Pienso que serán mejores amigas, y estoy segura que ya lo son.” Desde entonces Kinley ha estado siempre cerca de Molley, intenta siempre caminar juntos, acariciarla y darle besos en sus orejas o nariz. 

Te compartimos las fotografías que son testigos de este hermoso vínculo entre especies:

 



¿Qué pasará si las orugas empiezan a comer restos de plástico?

Este descubrimiento podría ayudar a eliminar el plástico en sitios como el océano y otras áreas terrenales.

De acuerdo con el sitio web de Phys.org, los científicos descubrieron que una de las orugas más comunes, la Galleria mellonella, se ha estado alimentado de polietileno, un tipo de plástico que es usado principalmente en las bolsas desechables. Sin embargo, ¿qué implica este evento para la conservación del medio ambiente? 

Las orugas de cera son consideradas una peste para la población de las abejas y algunas plantas. Por esta razón, hay quienes usan bolsas de plástico para prevenir su proliferación en jardines y cercanías. Fue así que Bertocchini, la líder de la investigación, se dio cuenta que las bolsas de plástico que había dejado para prevenir a las orugas comenzaban a tener pequeños hoyos; y después de una inspección más cercana, notó que las bolsas estaban siendo consumidas por las orugas para tratar de alcanzar su libertad. 

Al realizar la investigación, Bertocchini y sus colegas, encontraron que las bolsas de plástico se estaban degradando más rápido de lo normal, y esto se debe a que las orugas producen una especie de enzimas que rompe el plástico hasta su desaparición. Gracias a ello, los científicos han considerado un método biodegradable para limpiar al medio ambiente de la contaminación de plástico. 

 

En palabras del primer autor del estudio, Paolo Bombelli, “Si una sola enzima es responsable de este proceso químico, su reproducción a larga escala con métodos biotecnológicos podrá ser viable. Este descubrimiento podría ayudar a eliminar el plástico en sitios como el océano y otras áreas terrenales.” Además, “la oruga produce algo que rompe el vínculo químico, quizá en sus glándulas salibales o una bacteria simbiótica en su estómago. El próximo paso es tratar de identificar el proceso molecular en su reacción e insolar la enxima responsable.”

Dicen que la Naturaleza es sabia, y encuentra siempre la manera de surgir resiliente y victoriosa. Las personas alrededor del mundo desperdician alrededor de miles de millones de bolsas de plástico cada año, las cuales tienden a degradarse en un periodo de un siglo o más y tienen importantes consecuencias en el medio ambiente. 

 



¿Por qué es importante que indígena guatemalteco gane el Premio Ambiental Goldman 2017?

En América Latina han sido asesinados 450 activistas ambientales entre el 2010 y 2014, provocando que sea una de las regiones más peligrosas para este tipo de activismo –en especial si sus practicantes son indígenas–.

Rodrigo Tot, agricultor indígena guatemalteco, ha luchado en los últimos años contra una gigante minera y las autoridades de su país para recuperar las tierras que le corresponden a su comunidad. Ahora, a sus 60 años, Tot fue galardonado con el Premio Ambiental Goldman 2017 –después de que los últimos dos ganadores latinoamericanos fueron asesinados durante el último año– por su “intrépido liderazgo de su pueblo y la defensa de su tierra ancestral” pese a los costos implicados, como el asesinato de su hijo hace cinco años. 

Sin embargo, ¿qué implica recibir uno de los premios más prestigiosos sobre el activismo ambiental? Para el pastor evangélico y líder indígena, “Este premio no cambia nada. Me siento contento pero también me siento el mismo líder, la misma persona. Creo que eso sería un estímulo al trabajo que hacemos, pero estoy tranquilo”. Pese a la continuidad de la cotidianidad y sin darse mucho de cuenta, este premio está brindando el reconocimiento público; es decir que facilita la atención de la sociedad en general frente al riesgo en el que viven los activistas ambientales en Latinoamérica.

En esta región han sido asesinados 450 activistas ambientales entre el 2010 y 2014, provocando que sea una de las regiones más peligrosas para este tipo de activismo –en especial si sus practicantes son indígenas–. Los ejemplos más renombrados han sido el caso de la hondureña Berta Cáceres y del mexicano Isidro Baldenegro, quienes fueron galardonados con el mismo premio pero asesinados en sus casas. 

 

Como sus colegas, Tot inició su lucha hace 43 años para exigir al Estado guatemalteco que devolviera los títulos de propiedad tanto a él como a otros 63 campesinos. Estas tierras, en las montañas del municipio de El Estor, son ricas en oro y níquel, convirtiéndose en zonas importantes para empresas mineras; además de poseer numerosos recursos naturales, como diez nacimientos de agua, que abastecen a varias zonas de alrededor. Para Tot y cada uno de los pobladores que han luchado por su derecho de propiedad, están buscando la equidad en derechos humanos como comunidad indígena y conservación de su medio ambiente. Por esta razón, el galardonado explica que necesita “mayor certeza jurídica sobre la propiedad de sus tierras para seguir luchando por ellas. Estamos pidiendo que nos legalicen. Nosotros ya lo pagamos, tenemos los recibos, tenemos las actas y el derecho. Nosotros ahí estamos y la tenemos que defender hasta donde se pueda.”

 

Desgraciadamente, la lucha entre mineras y miembros de la comunidad indígena de Tot, no han sido los únicos episodios violentos: “A los 18 años, durante la Guerra Civil –1960-1996–, el ejército guatemalteco lo obligó a formar parte de los patrulleros civiles, paramilitares que ayudaban al ejército en labores de control a población civil. […] Hubo muchos desaparecidos y no logro olvidar que el líder de Agua Caliente ‘Lote 9’ de aquella época fue asesinado por su lucha por la tierra.” Pese a ello, la experiencia ha servido para organizar a la población y bloquear los numerosos intentos de las empresas mineras que son apoyadas por las autoridades policiales para ingresar a las comunidades. 

Frente a eso, el 18 de marzo del 2017, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos –CIDH– aceptó una demanda presentada por Tot, en la cual se denuncia que el estado de Guatemala violó los derechos de dominio colectivo sobre las tierras, recursos naturales, libre determinación y autogobierno de los pueblos indígenas al negarles la entrega de sus títulos de propiedad de sus tierras. Y pese al riesgo que implica su trabajo e incluso ganar este premio mundialmente reconocido, el activismo de Tot promueve el respaldo comunitario, el enfrentamiento contra el miedo y la coacción, el respeto por los derechos humanos hacia su comunidad y la conservación de sus tierras: “Jamás me olvidaré de la perdida de mi hijo, pero yo sigo luchando […], ya no estamos en los años 80, cuando desaparecían a un líder y todo quedaba silencio. Hoy no; cuando desaparecen a un líder, se levantan diez más y esa es la ventaja que tenemos”.



¿Cómo tratar la diarrea? Remedios naturales para cuidarte durante este malestar estomacal

Es importante comprender que el cuerpo está combatiendo la infección que está provocando la diarrea, por lo que proveerle el descanso necesario para su estabilización es recomendable.

La diarrea, por sí sola, es incómoda. Provoca cólicos, retortijones, constantes idas al baño, deposiciones con altos niveles de agua en la materia fecal, dolor de cabeza, debilidad, dolor de estómago. Y en muchas ocasiones puede ser causada por consumir alimentos en mal estado y que conducen una intoxicación alimentaria, beber agua contaminada, comer productos venenosos o tóxicos, tener una reacción alérgica a alimentos o  problemas de absorción de los mismos como la intolerancia a la lactosa o la indigestión por edulcorantes, sufrir de gastroenteritis, estrés, enfermedad de Crohn, síndrome del intestino irritable, colitis ulcerativa, VIH-Sida, cáncer o tumores, diabetes, entre otros. 

Para reducir los síntomas de la diarrea es indispensable una dieta abundante en líquidos durante unos días para evitar la deshidratación. Basta con beber agua, caldo y jugo de manera regular a lo largo del día para reponer los líquidos que se pierden con la diarrea. En caso en que las náuseas sean excesivas, chupar trozos de hielo puede reducir la sensación y ayudar a hidratar al cuerpo. 

Además es importante comprender que el cuerpo está combatiendo la infección que está provocando la diarrea, por lo que proveerle el descanso necesario para su estabilización es recomendable. Dormir bastante, mantenerse caliente y dejar que el cuerpo descanse son recomendaciones básicas para combatir la diarrea. 

En cuanto a la dieta, es ideal una basada en líquidos y unas 6 “comidas” pequeñas a lo largo del día; principalmente los alimentos que enlistamos a continuación: 

– Líquidos, como agua –con gas o natural–, jugo de fruta sin pulpa, gelatina, café y té –sin azúcar ni cafeína–, caldo –no crema–, miel. 

–  Alimentos bajos en grasa y fibra: plátano, arroz, puré de manzana, pan tostado, fideos, puré de papa, probióticos, puré de zanahorias, agua de arroz. 

– Evita consumir frutas y verduras, granos enteros y salvado, comida grasosa como carne roja, manteja, margarina, productos lácteos enteros, comida rápida, procesada y golosinas, alcohol, fructosa y endulzantes artificiales. 

– Tés. En especial el negro, de menta, de canela y cáscara de naranja. 



El amor natural en el reino animal

Charles Darwin en su texto sobre El origen de las especies plantea el tema del amor en los animales.

Estamos seguros que por lo menos una vez en tu vida has tenido la oportunidad de ver algún animal mostrando su afecto hacia otro, sea este de su misma especia o no.

Contrario a lo que muchas personas creen, los animales son capaces de sentir amor y no está relacionado con la necesidad inmediata de copular. Algunos estudios demuestran que no es un sentimiento idéntico al que sienten los seres humanos, pero sí es una muestra de afecto. Después de todo, nadie puede definir qué es el amor y si es un sentimiento igual para todos, incluso en el reino animal.

Helen Fisher, investigadora del amor de la Universidad de Rutgers, reveló que las características del amor romántico como lo viven los seres humanos a nivel físico y de comportamiento también se encuentra en el mundo animal.

Un claro ejemplo es el cortejo, donde el macho exhibe sus cualidades. Estas demostraciones ante las hembras son diferentes de acuerdo a cada especie, pero todas representan un juego de seducción donde se destaca la agilidad y fuerza o caricias y gestos, cantos, vuelos y exhibiciones centradas en la belleza, todo para que la hembra lo escoja como su pareja ideal.

Charles Darwin en su texto sobre El origen de las especies plantea el tema del amor en los animales. Darwin sostenía que las aves se enamoran unas de otras y que animales de especies superiores comparten pasiones, afectos y emociones similares, incluso las más complejas, tales como los celos, la sospecha, la emulación o la gratitud.

En algunas especies la relación es tan profunda que cuando fallece uno de los dos miembros de la pareja el otro puede llegar a enfermar de pena, incluso hasta morir. Esto no pasa sólo a nivel de pareja, ocurre también entre hermanos y miembros de la manada.

Por ejemplo, los elefantes lloran la muerte de sus seres queridos. Cuando un elefante está muriendo, otros dentro y fuera de la familia realizan comportamiento de ayuda y apoyo.

Además, los humanos no son los únicos que saben besar. Los chimpancés, los zorros, las palomas y otras especies de animales también lo hacen, en varias ocasiones y con distintos significados.

Y si hablamos de fidelidad, podemos aprender mucho de las aves, ya que son la especie más fiel de la tierra. El cisne, los albatros, las tórtolas, las lechuzas, los gansos, el cóndor, la grulla, el águila y el buitre son algunos de los que se juran amor eterno.

No está de más aprenderte la táctica de amor que utiliza tu animal favorito y estrenar amor en este mes de febrero.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Estas fotos muestran la maravillosa amistad entre un oso, un tigre y un león

De bebés, los tres estaban desnutridos, plagados de parásitos y atemorizados. Fue entonces cuando los encontraron y llevaron al santuario. Se curaron juntos.

¿Quién se hubiera imaginado que Baloo y Shere Kan, del Libro de la Selva, hubieran sido amigos inseparables? En el santuario animal Arca de Noé en Georgia, EE.UU., estos animales, más un león llamado Leo, han mantenido una amistado a lo largo de trece años.

Cuando eran cachorros, los tres fueron rescatados de un traficante de drogas que los mantenía como mascotas. Los tres llegaron de diferentes continentes, y los tres realmente buscaron el afecto de los otros. De acuerdo con Allison Hedgecoth, la gerente del santuario, “ellos siempre juegan juntos”.

De bebés, los tres estaban desnutridos, plagados de parásitos y atemorizados. Fue entonces cuando los encontraron y llevaron al santuario. Se curaron juntos. Desde entonces se forjó la quintaesencia de la amistad y el amor –que no implica barreras entre especies ni fuerzas–. Te compartimos unas fotografías de esta hermosa amistad:

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca