Close

5 posiciones de yoga para niños que abrirá la mente y el corazón

El yoga es una actividad recomendada para adultos –jóvenes y mayores– y niños, ya que su objetivo es la búsqueda del equilibrio y la armonía como base de una vida saludable y alegre. Esto con el objetivo de canalizar la energía reafirmando su autoestima, aprendiendo a relajarse, dominando la concentración y abriéndose al universo que nos rodea. Y es que, sin darse cuenta, el yoga comienza a impactar en: 

– la rapidez de los movimientos; 

– la regularización de las funciones fisiológicas, como sueño, hambre, etcétera; 

– la reacción a experiencias nuevas; 

– la expansión de la energía hacia sus emociones, estados de ánimo, deseos, etcétera; 

– el mantenimiento de atención central sin interrupciones hacia actividades simples y complejas; 

– el encuentro del estímulo necesario para llamar la atención para realizar una actividad nueva;

– la recurrencia de una actitud positiva;

– entre otros…

En caso de querer introducir a los niños o incluso a un adulto al mundo del yoga, estos son las cinco posiciones ideales que sólo requieren unos minutos para mejorar tanto postura como abrir el cuerpo y la mente.

–  Posición del gato a la vaca. Comenzando con poner manos y rodillas sobre el suelo, lo único que se tiene que hacer es arquear hacia arriba la espalda metiendo el mentón hacia el pecho como si fuera un gato; y luego, arquear hacia abajo la espalda abriendo el pecho y el mentón. Esta es una manera para fortalecer la espina dorsal y empezar con la sensación del corazón abierto. 

 

– Posición del perro mirando hacia arriba. Colocando el estómago contra el piso y las palmas de las manos a un lado de los hombros, elevarás la parte superior del cuerpo mirando hacia arriba. Esto fortalecerá los brazos y abrirá el pecho. 

– Posición del puente. Se trata de una posición que abre ampliamente el corazón, en donde lo primero que se tiene que hacer es poner la espalda contra el piso, la planta de los pies bien puestos en el suelo, los brazos inversos a la altura de los hombros y el mentón hacia el pecho. Con esta preparación ayudará a levantar la espalda del suelo para dar la forma de un puente. 

– Posición del camello. Esta posición ayuda a abrir el corazón mientras se arrodilla sobre el piso, echando el cuerpo y la cabeza atrás lentamente y colocando las manos sobre los tobillos. Inclina tu cabeza hacia arriba, abre tu pecho y respira.

– Posición del arco. Acuéstate boca abajo, dobla las rodillas y levanta el pecho. Lleva las manos hacia atrás, apuntando los dedos de los pies. Deja que tu corazón se abra. 

 

Ver Más
Close