El cruel espectáculo marino que todos aplauden

El tener a estas asombrosas criaturas en cautiverio como parte de un show, no tiene ningún fin educativo o de conservación.

Las ballenas y delfines son criaturas muy inteligentes, los cuales quieren y necesitan vivir en grupos sociales; nadando hasta 100 millas por día, cazando y jugando. Al estar exhibidas en parques de diversiones o acuarios y tener poco espacio de movilidad, están limitados a comportarse y hacer las cosas comunes que hacían en su hábitat natural. Además, son entrenados para realizar trucos y así ser alimentados; cuando no los hacen se castigan en tanques más pequeños que sus piscinas tradicionales para los shows.

El tener a estas asombrosas criaturas en cautiverio como parte de un show, no tiene ningún fin educativo o de conservación; el estrés emocional y físico que sufren pueden debilitar su sistema inmunológico y hacerlos propensos a enfermarse más seguido. A pesar que al tenerlos cautivos se encuentran libres de peligro con la contaminación y pesca, su tasa de mortalidad ha demostrado que mueren más estando en cautiverio que por otras circunstancias.

delfines-cautiverio

Hay muchas oportunidades fantásticas para ver ballenas y delfines en su hábitat natural, desde paseos en lancha o en muelles especiales para poder apreciarlos desde tierra. Aunque actualmente hay 56 orcas en parques alrededor del mundo, ya muchos parques se están acostumbrando a esta nueva mentalidad y están optando por eliminar los espectáculos y regresarlos a su hábitat natural.

¿Qué puedes hacer por ellos? No asistas a lugares donde ofrezcan shows con estos animales, ya que el dinero que juntan de los visitantes y turistas sirve para mantener este tipo de negocios y tengan un presupuesto mayor para obtener nuevos ejemplares.

Tal vez el hecho de que sólo tú lo hagas puede parecer que no tendrá mucho impacto, pero si poco a poco muchas personas se juntan a esta causa, el peso va a ser mayor y estos lugares tendrán que optar por dejar de hacer esto.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



¿Por qué es importante que indígena guatemalteco ganó el Premio Ambiental Goldman 2017?

En América Latina han sido asesinados 450 activistas ambientales entre el 2010 y 2014, provocando que sea una de las regiones más peligrosas para este tipo de activismo –en especial si sus practicantes son indígenas–.

Rodrigo Tot, agricultor indígena guatemalteco, ha luchado en los últimos años contra una gigante minera y las autoridades de su país para recuperar las tierras que le corresponden a su comunidad. Ahora, a sus 60 años, Tot fue galardonado con el Premio Ambiental Goldman 2017 –después de que los últimos dos ganadores latinoamericanos fueron asesinados durante el último año– por su “intrépido liderazgo de su pueblo y la defensa de su tierra ancestral” pese a los costos implicados, como el asesinato de su hijo hace cinco años. 

Sin embargo, ¿qué implica recibir uno de los premios más prestigiosos sobre el activismo ambiental? Para el pastor evangélico y líder indígena, “Este premio no cambia nada. Me siento contento pero también me siento el mismo líder, la misma persona. Creo que eso sería un estímulo al trabajo que hacemos, pero estoy tranquilo”. Pese a la continuidad de la cotidianidad y sin darse mucho de cuenta, este premio está brindando el reconocimiento público; es decir que facilita la atención de la sociedad en general frente al riesgo en el que viven los activistas ambientales en Latinoamérica.

En esta región han sido asesinados 450 activistas ambientales entre el 2010 y 2014, provocando que sea una de las regiones más peligrosas para este tipo de activismo –en especial si sus practicantes son indígenas–. Los ejemplos más renombrados han sido el caso de la hondureña Berta Cáceres y del mexicano Isidro Baldenegro, quienes fueron galardonados con el mismo premio pero asesinados en sus casas. 

 

Como sus colegas, Tot inició su lucha hace 43 años para exigir al Estado guatemalteco que devolviera los títulos de propiedad tanto a él como a otros 63 campesinos. Estas tierras, en las montañas del municipio de El Estor, son ricas en oro y níquel, convirtiéndose en zonas importantes para empresas mineras; además de poseer numerosos recursos naturales, como diez nacimientos de agua, que abastecen a varias zonas de alrededor. Para Tot y cada uno de los pobladores que han luchado por su derecho de propiedad, están buscando la equidad en derechos humanos como comunidad indígena y conservación de su medio ambiente. Por esta razón, el galardonado explica que necesita “mayor certeza jurídica sobre la propiedad de sus tierras para seguir luchando por ellas. Estamos pidiendo que nos legalicen. Nosotros ya lo pagamos, tenemos los recibos, tenemos las actas y el derecho. Nosotros ahí estamos y la tenemos que defender hasta donde se pueda.”

 

Desgraciadamente, la lucha entre mineras y miembros de la comunidad indígena de Tot, no han sido los únicos episodios violentos: “A los 18 años, durante la Guerra Civil –1960-1996–, el ejército guatemalteco lo obligó a formar parte de los patrulleros civiles, paramilitares que ayudaban al ejército en labores de control a población civil. […] Hubo muchos desaparecidos y no logro olvidar que el líder de Agua Caliente ‘Lote 9’ de aquella época fue asesinado por su lucha por la tierra.” Pese a ello, la experiencia ha servido para organizar a la población y bloquear los numerosos intentos de las empresas mineras que son apoyadas por las autoridades policiales para ingresar a las comunidades. 

Frente a eso, el 18 de marzo del 2017, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos –CIDH– aceptó una demanda presentada por Tot, en la cual se denuncia que el estado de Guatemala violó los derechos de dominio colectivo sobre las tierras, recursos naturales, libre determinación y autogobierno de los pueblos indígenas al negarles la entrega de sus títulos de propiedad de sus tierras. Y pese al riesgo que implica su trabajo e incluso ganar este premio mundialmente reconocido, el activismo de Tot promueve el respaldo comunitario, el enfrentamiento contra el miedo y la coacción, el respeto por los derechos humanos hacia su comunidad y la conservación de sus tierras: “Jamás me olvidaré de la perdida de mi hijo, pero yo sigo luchando […], ya no estamos en los años 80, cuando desaparecían a un líder y todo quedaba silencio. Hoy no; cuando desaparecen a un líder, se levantan diez más y esa es la ventaja que tenemos”.



¿Cómo tratar la diarrea? Remedios naturales para cuidarte durante este malestar estomacal

Es importante comprender que el cuerpo está combatiendo la infección que está provocando la diarrea, por lo que proveerle el descanso necesario para su estabilización es recomendable.

La diarrea, por sí sola, es incómoda. Provoca cólicos, retortijones, constantes idas al baño, deposiciones con altos niveles de agua en la materia fecal, dolor de cabeza, debilidad, dolor de estómago. Y en muchas ocasiones puede ser causada por consumir alimentos en mal estado y que conducen una intoxicación alimentaria, beber agua contaminada, comer productos venenosos o tóxicos, tener una reacción alérgica a alimentos o  problemas de absorción de los mismos como la intolerancia a la lactosa o la indigestión por edulcorantes, sufrir de gastroenteritis, estrés, enfermedad de Crohn, síndrome del intestino irritable, colitis ulcerativa, VIH-Sida, cáncer o tumores, diabetes, entre otros. 

Para reducir los síntomas de la diarrea es indispensable una dieta abundante en líquidos durante unos días para evitar la deshidratación. Basta con beber agua, caldo y jugo de manera regular a lo largo del día para reponer los líquidos que se pierden con la diarrea. En caso en que las náuseas sean excesivas, chupar trozos de hielo puede reducir la sensación y ayudar a hidratar al cuerpo. 

Además es importante comprender que el cuerpo está combatiendo la infección que está provocando la diarrea, por lo que proveerle el descanso necesario para su estabilización es recomendable. Dormir bastante, mantenerse caliente y dejar que el cuerpo descanse son recomendaciones básicas para combatir la diarrea. 

En cuanto a la dieta, es ideal una basada en líquidos y unas 6 “comidas” pequeñas a lo largo del día; principalmente los alimentos que enlistamos a continuación: 

– Líquidos, como agua –con gas o natural–, jugo de fruta sin pulpa, gelatina, café y té –sin azúcar ni cafeína–, caldo –no crema–, miel. 

–  Alimentos bajos en grasa y fibra: plátano, arroz, puré de manzana, pan tostado, fideos, puré de papa, probióticos, puré de zanahorias, agua de arroz. 

– Evita consumir frutas y verduras, granos enteros y salvado, comida grasosa como carne roja, manteja, margarina, productos lácteos enteros, comida rápida, procesada y golosinas, alcohol, fructosa y endulzantes artificiales. 

– Tés. En especial el negro, de menta, de canela y cáscara de naranja. 



Delfines y ballenas captadas durante años por el fotógrafo Christopher Swann (FOTOS)

Es probablemente una de las personas en la Tierra que más conoce y entiende a estas especies.

El fotógrafo británico Christopher Swann lleva al menos 40 años disfrutando de la navegación marina, desde sus 17. Luego mezcló su gusto por la fotografía con la navegación y por 1/4 de siglo ha fotografiado ballenas y delfines por los confines más recónditos de los 7 mares.

Recientemente Swann dio una entrevista para el sitio mymodernmet y compartió una increíble selección de sus imágenes; una labor compleja luego de recorrer los cientos de fotos de ballenas en el mar con las que cuenta su acervo.

Sus fotografías podrían calificarse de una elegancia total. La simpleza de los elementos; la sofisticación de las formas de los delfines y ballenas, y su gracia natural, hacen que podamos casi palpar el  lúdico y sofisticado mundo de los cetáceos y los delfines.



La Corte Internacional ordena a Japón detener su matanza anual de ballenas

La conservación de la ballena se anota una victoria importante contra la matanza y captura de los cetáceos por parte de Japón, país que hasta ahora estaba autorizado para matar anualmente 900 de estos mamíferos marinos.

En una decisión histórica que ha sido celebrada por miles de ambientalistas y millones de personas, la Corte Internacional de Justicia ordenó a Japón una suspensión a la matanza de ballenas. A pesar de que en 1986 se había decretado una prohibición contra esta práctica, Japón había logrado cobijarse alegando que utilizaba las ballenas como objeto de investigación científica, lo cual, a pesar de lo dudoso de su argumento, le permitía cazar un cierto número de cetáceos cada año. Desde 2010 el gobierno australiano había denunciado que buena parte de las ballenas terminaba en el mercado y no en el laboratorio, pero no fue hasta ahora cuando se activó la suspensión.

Peter Tomka, quien preside la corte en la Haya, determinó que Japón no acreditó las pruebas necesarias para validar su matanza de ballenas en aguas de la Antártida –bajo el programa llamado Jarpa II–, y por lo tanto está obligado a suspender inmediatamente dicha actividad.

La evidencia no establece que el diseño y la implementación de este programa sean razonables en relación a lograr sus supuestos objetivos (científicos). La corte concluye que los permisos especiales concedidos a Japón para la matanza, captura y procesamiento de ballenas bajo el programa Jarpa II no se están aplicando con fines científicos.

Hasta ahora Japón estaba autorizado para matar 850 ballenas de minke común (Balaenoptera acutorostrata), también conocida como ballena enana, y 50 ballenas de aleta (Balaenoptera physalus), a pesar de que esta última especie se encuentra en peligro de extinción.

 



La Armada Naval admite que sus entrenamientos matarán a miles de ballenas y delfines

Por si el mundo de los cetáceos necesitara una amenaza más a su libertad y bienestar, por los próximos cinco años la armada naval de E.U. conducirá una serie de ejercicios de entrenamiento en aguas costeras a lo largo del país; y aunque estos sean sólo “juegos de guerra” para mejorar el desempeño militar, las […]

Por si el mundo de los cetáceos necesitara una amenaza más a su libertad y bienestar, por los próximos cinco años la armada naval de E.U. conducirá una serie de ejercicios de entrenamiento en aguas costeras a lo largo del país; y aunque estos sean sólo “juegos de guerra” para mejorar el desempeño militar, las casualidades proyectadas son abrumadoramente altas.

El Navy Times reporta  que el entrenamiento dejará municiones en las aguas de la Costa Este, California Sur, Hawaii y el Golfo de México. Se estima que durante el periodo de 2014 a 2019 un impacto significativo tendrá lugar en la vida marina, principalmente por el uso de explosivos ultramarinos y sonar.

El reporte apunta lo siguiente:

Los modelos de computadora muestran que el entrenamiento dejará un saldo de 186 ballenas y delfines muertos en la Costa Este y 155 en Hawaii y California Sur.

En las aguas de la Costa Este podría haber 11,226 serias lesiones y 1.89 millones de lesiones menores tales como la pérdida de audición. El entrenamiento podría causar que los mamíferos marinos cambien su comportamiento –así como nadar en distinta dirección—en 20 millones de instancias.

Por más que la Armada defienda este entrenamiento como “la única manera en que los marineros pueden desarrollar habilidades que necesitan para asegurar que las tecnologías pueden ser operadas efectivamente”, ninguna práctica humana debería ser en detrimento de los océanos, ni ser cruel con la vida, ni participar en la eventual extinción de alguna especie. Como si las actividades bélicas fueran más importantes que la salud marina. Algo debe hacerse al respecto para evitar esto. Quizá aún estemos a tiempo.

bombed-whale.jpg.492x0_q85_crop-smart

[TreeHugger]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca