Close

Caso Volkswagen: EU inicia procedimiento legal contra 7 países por emisión de NOx

En 2015, Volkswagen ha tenido que enfrentarse a numerosas crisis tras el escándalo de haber instalado un software para esquivar controles medioambientales en 11 millones de vehículos diésel de todo el mundo. De acuerdo con la información brindada por la agencia medioambiental EPA, al instalar deliberadamente este programa para evitar los límites a las emisiones sólo cuando estaba siendo sometido a una prueba, los vehículos llegaban a emitir óxidos de nitrógeno –NOx– hasta 40 veces superiores a lo permitido. 

Tras haber reconocido el error, Volkswagen se disculpó públicamente y dejó de comercializar los vehículos diésel de sus marcas tanto VW como Audi; principalmente los modelos de Volkswagen Jetta, Golf, Beetle y Passat, y el Audi A3. Sin embargo, eso no fue suficiente: el Ministerio de Medio Ambiente de Alemania decidió realizar una reunión con el presidente de la compañía, Martin Winterkon, para cooperar con las autoridades sobre indicios que otras compañías pudieron manipular las pruebas de emisiones contaminantes. El resultado: Volkswagen provisionó 6 500 millones de euros en sus cuentas para atajar la crisis. 

Después del escándalo mundial, gobiernos como el de Alemania, EE.UU., Corea del Sur, Italia, Francia y Reino Unido comenzaron a realizar investigaciones al respecto. De hecho, mientras Francia pidió una investigación a escala europea que incluya a los fabricantes franceses, la Comisión Europea señaló que “hay que llegar al fondo del asunto” pero que es “prematuro establecer medidas de vigilancia inmediatas”.

volkswagen-contaminacion

Ahora, un año después del escándalo, la Unión Europea abrió un procedimiento legal contra siete países –España, Reino Unido, Luxemburgo, República Checa, Lituania, Grecia y Alemania–, por la ausencia de control en las infracciones de emisiones de los fabricantes de vehículos. Además, la Comisión Europea ha pedido a estos países que expliquen los motivos por los cuales incumplieron las leyes comunitarias sobre emisiones. En palabras de la comisaria de Industria de la UE, Elzbieta Bienkowska, “Las autoridades nacionales de toda la UE deben asegurarse de que los fabricantes de vehículos cumplen realmente la ley”. 

Mientras que España espera que la situación no afecte a las importantes inversiones del grupo en su país, Alemania se queja de que las actuales leyes del bloque están mal planteadas. Por su lado, República Checa, Lituania y Grecia, están siendo cuestionadas por ni siquiera incluir en su legislación nacional una multa a la industria automovilística en caso de violación de la ley. 

Cada miembro acusado tiene dos meses para responder; de lo contrario, la UE podrá llevarlos ante el Tribunal Europeo de Luxemburgo. 

Ver Más
Close