Close

¿Cómo lidiar con la familia en estas fiestas navideñas? Estos 5 mantras te ayudarán a lograrlo

Estas fiestas de fin de año suponen pasar “tiempo de calidad” con la familia; sin embargo, hay momentos, comentarios o actitudes que pueden sacarnos de nuestras casillas –e incluso provocar serios agravios entre familiares. Si bien hay personajes a los que podemos respetar con una sonrisa; hay otros que logran tocar vulnerabilidades causando que desequilibrarnos de nuestro proceso espiritual, psicológico y hasta fisiológico. 

La realidad es que no podemos controlar ni cambiar la conducta ni las creencias de otras personas; pero sí podemos dominar y regular nuestra reacción al respecto así como la manera en que afecta a nuestro autoconcepto. De acuerdo con el sitio de psicología, Psych Central, existen alternativas que para manejar una situación tensa que involucre un vínculo familiar y de uno mismo; entre ellas se encuentra recordar los siguientes “mantras” o frases cada vez que empieces a sentir tensión muscular: 

– “Yo no causé este problema, yo no puedo arreglarlo”. Recordar que los problemas de las otras personas no son nuestro problema, aunque pueden llegar a afectarnos, ni ponernos en un lugar de juez que dicta la sentencia sobre quién está en lo correcto y quién en lo incorrecto. Si no desencadenaste el problema ni asumes ningún papel dentro del conflicto, lo mejor será no involucrarte. 

– “No es mi culpa.” La culpa es una noción dañina para una persona, a pesar de no ser forzosamente culpable. Aunque no siempre es funcional repetirse que uno no es culpable, puede ayudar analizar la situación y dar responsabilidades a quienes corresponden. 

– “Esto no es una competencia.” Algunas personas –y familias– pueden estar obsesionadas con la competencia, e incluso parece una carrera sobre el dinero, viajes, la razón,  orientación sexual, etcétera. ¿Cuál es el verdadero fin de hacer una convivencia en una competencia que no te interesa? 

 

No soy una persona querible. Este mantra nos recuerda que si a veces nuestra familia no nos ama como queremos, no significa que no les importe ni nos ame; sólo que estamos buscando un distinto tipo de amor. 

– “No soy sólo yo. Todos están lastimando a esta familia.” Generalmente los problemas son colectivos, no sólo son provocados por una “oveja negra”. Es recomendable ver la situación desde un punto de vista exterior, examinándolo serenamente hasta darte cuenta que no eres la causa del problema. 

 

Ver Más
Close