Close

¿Cómo puedes mantenerte caliente en invierno según la ciencia?

Mantenerse caliente durante intensas temporadas de frío puede lograrse los principios de la Física. Principalmente los de la conducción, aquella que transfiere el calor entre dos superficies sólidas en contacto directo, y la convección, la cual transfiere el calor entre dos masas –como el cuerpo humano– y un gas o fluido. 

Entendiendo los mecanismos físicos, la composición corporal y el sistema térmico de los cuerpos, es posible mantener el calor dentro del cuerpo pese al frío del medio ambiente. Para lograrlo, te compartimos los siguientes tips para mantenerse caliente según la ciencia: 

– Ponte muchas capas de ropa encima. Se pierde calor a través de la conducción cada vez que el cuerpo entra en contacto directo con algo frío, por lo que para evitar que el viento o el frío se robe calor del cuerpo a través de la convección, procura mantener el calor dentro del cuerpo a través de algunas capas de ropa: la primera, la más gruesa. 

 

– Evita tiritear. Tiritear es un signo de alarma para colocarse en un lugar más caliente, rápido. Cuando la temperatura de la piel disminuye, los temblores comienzan a incrementar. La contracción esporádica y la relajación de los músculos consumen calorías y generan calor. Sin embargo es importante recordar que el cerebro le dice al cuerpo que necesita estar en un lugar cálido. 

 

– Come adecuadamente. Estar bien alimentado –consumir las mismas calorías que se queman– ayudará a manejar el frío de la manera más adecuada. Para ello es importante mantener el azúcar en la sangre con el fin de proveer energía que permita calentar al cuerpo en una situación de frío. En otras palabras, mantenerse hidratado y bien alimentado. 

– Acostúmbrate al frío. Las personas que pasan mucho tiempo en el exterior, logran regular la manera de responder al frío. Este tipo de mecanismo ayuda principalmente a un tipo de grasa corporal llamada “grasa café” que consume muchas calorías y libera energía conforme el calor. 

 

– Prepárate lo mejor que puedas, todo el tiempo. Utiliza todo tipo de ropa que te permita mantener el calor dentro como ropa invernal, cobijas térmicas, etcétera; consume alimentos ricos en calorías y agua, entre otros. 

– Conoce los factores fisiológicos que pueden influir. Las drogas que tratan la presión sanguínea alta –como los bloqueadores alfa, beta bloqueadores y vasodilatadores directos– pueden provocar hipersensibilidad de frío. 

 

 

 

– Deja de lado el alcohol. En su lugar, elige una bebida caliente que ayude a levantar la temperatura y a regular el frío en el cuerpo. El alcohol no es una solución viable. 

 

Ver Más
Close