Esta lámpara-terrario es tan hermosa que querrás tenerla en tu casa

Esta lámpara-terrario es un ecosistema autosostebible en el cual las plantas pueden crecer durante años.

Se ha llegado a decir que la jardinería es una herramienta terapéutica efectiva e indispensable en un proceso de reencontrarse con uno mismo. Es una increíble manera de estar conectados con Eros, este dios que simboliza la vida, la motivación y el amor, que nos brinda recursos de cuidado, atención, paciencia y empatía hacia un ser vivo ajeno a nosotros; inclusive se trata de un ejercicio curioso de escuchar, a través del silencio, las necesidades de ese otro y de uno mismo. 

Aunque podamos no ser “alguien de plantas”, hacernos cargo de unos de estos seres vivos puede generar una serie de cambios sorprendentes en nuestro estado de consciencia. Hay quienes dicen que las plantas los han convertido en personas más organizadas y pacientes; otros, que fungen como una decoración importante del hogar, y así, de su propia vida. 

Para decoradores de interiores, este tipo de información es indispensable para crear nuevas maneras de integrar esta herramienta terapéutica en un sitio que fundamente el bienestar integral de una persona. Un ejemplo de ello es la lámpara-terrario Mygdal de Nui Studio, la cual brinda electricidad a la recámara y cuida al medio ambiente urbano. Se trata de llevar a cabo una arquitectura ecosustentale que tenga numerosos beneficios a nivel personal y ambiental. 

Esta lámpara es ideal en espacios sin ventanas, por lo que no requiere cuidados como ventilación o irrigación, ya que usa similitudes entre la luz del sol y los LED llevando a cabo la fotosíntesis. Es, en otras palabras, un ecosistema autosostebible en el cual las plantas pueden crecer durante años; además, es un nuevo tipo de cubierta de cristal que conduce electricidad y que es capaz de transmitirla de forma invisible por su superficie. 

Descubre cómo se realizó esta increíble lámpara-terrario: 

lampara-terrario-nui-studio-uno

lampara-terrario-nui-studio-dos

lampara-terrario-nui-studio-cuatro

lampara-terrario-nui-studio-tres

lampara-terrario-nui-studio-cinco

 

 



Desaparecerán 430 árboles en la CDMX para ampliar la línea 5 del Metrobus

La Secretaría de Medio Ambiente –Sedema– de la Ciudad de México autorizó la remoción de aproximadamente 430 árboles en la capital mexicana.

Frente a una crisis grave en torno al calentamiento global, la Secretaría de Medio Ambiente –Sedema– de la Ciudad de México autorizó la remoción de aproximadamente 430 árboles en la capital mexicana. Esto con el fin de extender la línea 5 del Metrobus, la cual recorrerá desde San Lázaro hasta la Glorieta de Vaqueritos. 

La Sedema, bajo la tutela del gobierno de Miguel Ángel Mancera, acaba de autorizar la retirada de 91 fresnos, 61 jacarandas, 55 eucaliptos y 43 casuarinas; así como el transplanto de 33 de árboles, 990 plantas ornamentales y siete podas a lo largo de 20 kilómetros. Además, con el fin de “resarcir los daños causados por los planes de movilidad de la extensión de la Línea 5 del Metrobus”, se compensarán con 1 402 árboles nuevos a lo largo de la intersección en Eje 3 Oriente y calzada Ignacio Zaragoza –en donde correrá hasta Calzada del Hueso y un tercer tramo de Canal Nacional y Mar Tranquilidad–. Esta ampliación del Metrobus parece que comprenderá 34 estaciones, 80 espacios para bicicletas y tres ciclovías. 

Este proyecto, que aún se encuentro en proceso de licitación, es impulsado por el gobierno de la Ciudad de México y financiado por el Banco Mundial; tendrá un costo de 2 483 millones de pesos y una afluencia estimada de 120 000 usuarios. No obstante, ¿se trata realmente de una expansión sustentable que ayudará a disminuir la contaminación en un espacio cosmopolita como la CDMX?  



¿Por qué el gobierno de Nepal quemó pieles de animales?

Históricamente, la última vez que Nepal quemó los trofeos de cazadores furtivos fue en 1998; y ahora se vuelto a realizar como medio de reafirmación de compromiso con la naturaleza y de combate a la caza furtiva.

Como gesto simbólico de compromiso contra la caza furtiva y el comercio de vida silvestre, Nepal decidió quemar 4 012 pieles de diferentes animales, cientos de cuernos de rinocerontes y restos de escamas de pangolín después de ser requisadas a los traficantes y cazadores. La hoguera tuvo lugar en el parque nacional de Chitwan el pasado Día Internacional de la Diversidad Biológica.

Este proyecto fue implementado por las autoridades nepalíes y diplomáticos extranjeros, como un mensaje de que “estas partes del cuerpo de los animales en peligro de extinción no están destinados para el comercio”. Incluso Maheswor Dhakal, del Departamento de Parques Nacionales y Conservación de Vida Silvestre, estableció que “en total son 4 012 pieles de 48 especies de animales diferentes, entre ellas 67 de tigre en peligro de extinción y 48 de leopardo; 357 cuernos de rinoceronte y 352 pangolines; también están pelo de cola de elefante, glándulas de ciervos, caparazones de tortugas y caballitos de mar.” Cada pieza lleva incluso casi 20 años almacenada. 

Dhakal agrega que la hoguera no sólo fue un símbolo de compromiso hacia la biodiversidad; también de liberación al país de una carga económica que suponía el almacenamiento de los restos de estos animales. Sin embargo se han resguardado para investigación unas cuantas piezas; como por ejemplo, diez cuernos de rinoceronte y cinco pieles de tigre. 

Históricamente, la última vez que Nepal quemó los trofeos de cazadores furtivos fue en 1998; y ahora se vuelto a realizar como medio de reafirmación de compromiso con la naturaleza y de combate a la caza furtiva. 



Sobre la Narcodeforestación o cómo la cocaína está acabando con la biodiversidad

La narcodeforestación se ha encargado de convertir los bosques y las selvas en granjas, en tierras de especulación, en espacios para operaciones ilegales.

La producción y venta de drogas, como la cocaína, ha generado numerosas tensiones políticas entre países. Se ha tratado de una actividad ilegal que no sólo ocasiona una serie de consecuencias tanto económicas como sociales, también ambientales a gran escala. De acuerdo con un estudio publicado en Environmental Letters, la “cocaína está acabando con las selvas y los bosques de América Latina”. 

Los investigadores usaron estadísticas para calcular la correlación entre la pérdida de biodiversidad y el tráfico de drogas en el camino de la cocaína hacia su venta. ¿Acaso es posible que entre el 30 por ciento de la deforestación anual de los bosques guatemaltecos, nicaragüenses y hondureños en los últimos años se deba al narcotráfico? 

Si bien cada país ha tratado de proteger sus bosques y selvas, el equipo descubrió que entre el 30 y 50 por ciento de la pérdida de la biodiversidad tuvo lugar en áreas que protegidas por leyes nacionales o internacionales; y la cual presenta un mayor riesgo a los esfuerzos locales para proteger y restaurar la selva, a su diversidad, sus derechos y sus recursos naturales. A este fenómeno se le denominó “narcodeforestación”. 

La narcodeforestación se ha relacionado principalmente con la producción de cocaína en Colombia, con el aumento de granjas de coca y almacenes económicos. De acuerdo con los investigadores, “la deforestación sucede no por la presencia de las granjas, sino por la necesidad de los traficantes de usar el dinero generado por la venta de las drogas.” De alguna manera, los narcotraficantes usan el espacio –antes plena de un bosque– para lavar dinero: “Parece ser que la mejor manera de lavar dinero ilegal por drogas es destruir la cerca de la naturaleza: cortar los árboles y construir un rancho con ganado.”

La guerra que EE.UU. declaró en contra de las drogas, expandió la deforestación hacia regiones de México y el Caribe. En otras palabras, la narcodeforestación se ha encargado de convertir los bosques y las selvas en granjas, en tierras de especulación, en espacios para operaciones ilegales; lo cual ha provocado que “mientras más y más bosques se usan, se requieren cada vez más y más caminos y ciudades –y eso reduce el espacio del bosque aún más.” Frente a la pérdida de áreas verdes, los impactos sociales están afectando también a las comunidades indígenas y su supervivencia.

La solución inmediata es disminuir el consumo de estas drogas; sin embargo, ¿el mundo, especialmente EE.UU., será capaz de reducir su demanda de cocaína para reducir el daño causado en los bosques latinoamericanos? 



¿Cómo hacer una mesa en forma de terrario?

Una increíble idea de integrar la funcionalidad de un mueble, como una mesa, y la belleza de un terrario es su construcción DIY –Do it Yourself o Hágalo usted mismo–.

Un terrario es un micromundo en donde las plantas conviven en un medio ambiente y paisajes sorprendentes; un pequeño jardín para el interior del hogar que provoca el renacimiento del universo. Gracias a su proceso homeostático, su mantenimiento es sumamente sencillo: necesita mucha luz –sin estar directamente al sol–, evita los cambios repentinos de temperatura, riégalo una o dos veces a la semana –y en caso de cactus o crasas, una sola vez por mes– y retira inmediatamente las hierbas malas, hongos, plantas enfermas o marchitas. 

Una increíble idea de integrar la funcionalidad de un mueble, como una mesa, y la belleza de un terrario es su construcción DIYDo it Yourself o Hágalo usted mismo–. A continuación te compartimos las instrucciones necesarias para que no sólo la mesa adquiera una belleza natural, también el hogar. 

Necesitas: 4 láminas de plexiglás –polimetilmetacrilato o PMMA– de 60 x 45 cm, 2 láminas de plexiglás de 62.5 x 62.5 cm (o más largas), una soldadora #4 o un pegamento en una botella aplicadora con aguja, 1 lámina de 62.5 x 62.5 cm de madera contrachapada, (2) 62.5 cm 1×2 piezas de madera, (2) 66 cm 1×2 piezas de madera, tacos de 2.50 cm para las patas, 4 tornillos, un cuchillo para cortar el plexiglás, un serrucho, una perforadora, pintura y lo necesario para el terrario. 

 

Instrucciones: 

1. Hay que ensamblar la base del terrario. Construye con las piezas de madera una caja. Antes de comenzar a cortar y atornillar, es importante que procures intentar que las medidas se ensamblen. Recuerda que sólo necesitas hacer una pequeña mesa con espacios entre la base y las láminas de madera, en donde tendrán que embonar las láminas de plexiglás. El resultado tiene que quedar así: 

terrario mesa diy

2. Embona la caja para el terrario. Para pegar los bordes y las esquina, usa el pegamento con la aguja. 

terrario mesa diy dos

3. Para la parte superior, fusiona dos láminas plexiglás –una más pequeña que la otra–. De manera que cuando necesites abrir el terrario para regalo, sólo necesites levantar la lámina más grande. Tendría que quedar algo así: 

terrario mesa diy tres

4. En caso de ser necesario, rellena cada rincón con aserrín o llenador de madera. También puedes pintar la base de madera.  

5. ¡Es hora de hacer el terrario! Aquí te damos algunas alternativas sencillas y preciosas que seguramente se acomodarán a tu mesa en forma de terrario: Cómo hacer un terrario de bosque, paso a paso o Una guía sencilla para hacerte un terrario del desierto

terrario mesa diy final

 

 



Cómo hacer un terrario de bosque, paso por paso

Los terrarios son hermosos y autosustentables (se riegan solos). Aquí te decimos los sencillos pasos a seguir para hacer pequeños terrarios en frascos de cocina.

Los terrarios han adquirido mucha fama estos últimos años, y no es difícil saber por qué. Para las personas que viven en departamento, sobre todo, tener espacios verdes contenidos en botes de cristal es una manera de tener un jardín. Un terrario, si lo cuidas, siempre estará verde. Lo más importante es que esté bien cerrado el frasco para que se evapore el agua y luego “llueva” de regreso a las plantas. Siguiendo estos pasos puedes construir tu propio mini bosque para tener en casa.

 

Materiales

-Frascos de cocina

-Musgo

-Plantas pequeñas (opcionales)

-Carbón horticultural

-Tierra para maceta

 

Pasos:

 

Paso 1

El musgo es lo púnico que necesitas para tener un paisaje hermoso, e incluso puede germinar hierbas muy estéticas. Pero puedes plantar otras especies también, como una orquídea, por ejemplo, o plantes verdes con hojas pequeñas.

 

Paso 2

Cubre el fondo del frasco con carbón horticultural y luego vierte una capa de tierra para maceta de no más de una pulgada de grueso. Añade las plantas si quieres, y luego cubre la tierra con musgo. Asegúrate de que las hojas, pétalos y tallos no toquen el vidrio. Rocía dos veces con agua y ponle la tapa al frasco.

 

Paso 3

Coloca el terrario en un lugar con luz difusa. Si se forma mucha condensación, dale al terrario un poco menos de luz o remueve la tapa por dos horas.

 

 

Más en Ecoosfera

¿Cómo hacer una mesa en forma de terrario?

Una guía sencilla para hacerte un terrario del desierto

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca