Esta lámpara-terrario es tan hermosa que querrás tenerla en tu casa

Esta lámpara-terrario es un ecosistema autosostebible en el cual las plantas pueden crecer durante años.

Se ha llegado a decir que la jardinería es una herramienta terapéutica efectiva e indispensable en un proceso de reencontrarse con uno mismo. Es una increíble manera de estar conectados con Eros, este dios que simboliza la vida, la motivación y el amor, que nos brinda recursos de cuidado, atención, paciencia y empatía hacia un ser vivo ajeno a nosotros; inclusive se trata de un ejercicio curioso de escuchar, a través del silencio, las necesidades de ese otro y de uno mismo. 

Aunque podamos no ser “alguien de plantas”, hacernos cargo de unos de estos seres vivos puede generar una serie de cambios sorprendentes en nuestro estado de consciencia. Hay quienes dicen que las plantas los han convertido en personas más organizadas y pacientes; otros, que fungen como una decoración importante del hogar, y así, de su propia vida. 

Para decoradores de interiores, este tipo de información es indispensable para crear nuevas maneras de integrar esta herramienta terapéutica en un sitio que fundamente el bienestar integral de una persona. Un ejemplo de ello es la lámpara-terrario Mygdal de Nui Studio, la cual brinda electricidad a la recámara y cuida al medio ambiente urbano. Se trata de llevar a cabo una arquitectura ecosustentale que tenga numerosos beneficios a nivel personal y ambiental. 

Esta lámpara es ideal en espacios sin ventanas, por lo que no requiere cuidados como ventilación o irrigación, ya que usa similitudes entre la luz del sol y los LED llevando a cabo la fotosíntesis. Es, en otras palabras, un ecosistema autosostebible en el cual las plantas pueden crecer durante años; además, es un nuevo tipo de cubierta de cristal que conduce electricidad y que es capaz de transmitirla de forma invisible por su superficie. 

Descubre cómo se realizó esta increíble lámpara-terrario: 

lampara-terrario-nui-studio-uno

lampara-terrario-nui-studio-dos

lampara-terrario-nui-studio-cuatro

lampara-terrario-nui-studio-tres

lampara-terrario-nui-studio-cinco

 

 



Las Cataratas de sangre: ¿Por qué el Antártico se tiñe de rojo?

Blood Falls, o las Cataratas de sangre, tiñen de rojo la blancura de uno de los acantilados de la Antártida, en el Polo Sur. Se trata de una mancha que recuerda al flujo sanguíneo recorriendo las venas sobre una piel blanca de la Naturaleza. El origen de este fenómeno perteneció desconocido desde 19911, cuando unos […]

Blood Falls, o las Cataratas de sangre, tiñen de rojo la blancura de uno de los acantilados de la Antártida, en el Polo Sur. Se trata de una mancha que recuerda al flujo sanguíneo recorriendo las venas sobre una piel blanca de la Naturaleza. El origen de este fenómeno perteneció desconocido desde 19911, cuando unos exploradores lo avistaron por primera vez, hasta ahora: las causantes, parecen ser, unas algas rojas. 

Un grupo de científicos de la Universidad de Alaska Fairbancks realizó una expedición en las profundidades del glaciar Taylor, ubicado al este de la Antártida. Fue así que descubrieron un camino que sigue la salmuera roja a 300 metros debajo del glaciar. El flujo de agua salada está rica en hierra, abriendo paso al interior del glaciar y oxidando la entrada al contacto con el aire. De acuerdo con los registros, el glaciar solía extenderse por la Antártida hace más de un millón de años atrapando un pequeño lago de agua salada , que al contener grandes cantidades de salinidad no pudo congelarse. 

 

 

En palabras de uno de los investigadores, Erin Pettit, “aunque suene contraintuitivo, el agua libera el calor a medida de que se congela, y ese calor calienta el hielo más frío que la rodea. El calor y la temperatura de congelación más baja del agua salada hacen posible el movimiento del líquido, por lo que el glaciar Taylor es ahora el glaciar más frío conocido que tiene agua que fluye constantemente.” Esto ha indicado que es un hábitat vivo, que es hogar de bacterias extremadamente resistentes y que han conseguido sobrevivir atrapados durante milenios alimentándose de sulfato, dando como resultado el flujo oxidativo hacia el exterior. 

 



El último rinoceronte blanco del norte busca pareja en Tinder para salvar a su especie

Sudán, que vive en Kenia, ha sido actualmente apodado como “el soltero más codiciado en el mundo” por lo que su equipo en Ol Pejeta Conservancy lo cuida con rigurosidad.

Frente a la extinción de una especie, la creatividad urge aparecer mediante los recursos que existen en la actualidad. Basta con usar una de las principales plataformas de citas en el mundo, Tinder, para intentar salvar al rinoceronte blanco del norte que se encuentra al borde de la extinción. Sudán, que vive en Kenia, ha sido actualmente apodado como “el soltero más codiciado en el mundo” por lo que su equipo en Ol Pejeta Conservancy lo cuida con rigurosidad. 

De acuerdo con Mattieu Plassard, de la agencia de comunicaciones Ogilvy Africa, Sudán cuenta ahora con dos posibles pretendientes restantes. En caso de que el apoyo de internet surta efecto, el acercamiento “va a ser transmitido en 190 países y en 40 idiomas. Es la primera vez que Tinder ha hecho algo como esto.” El objetivo es que Ol Pejeta Conservancy pueda recaudar fondos para un intento de salvar a la especie en peligro usando el método de Fertilización In Vitro –FIV–; en especial desde que Sudán tiene 43 años y no ha logrado aparearse con las dos rinocerontes blancos del norte hembras que quedan. 

Con una descripción de su personalidad y un agregado de “No quiero ser demasiado atrevido, pero el destino de mi especie depende literalmente de mí”, los usuarios de Tinder que deslizan a la derecha serán dirigidos a un sitio en donde el público puede realizar donaciones a favor de Sudán y su misión de reproducirse. 

Para Richard Vigne, director ejecutivo de la conservación, “Tenemos un largo camino por recorrer, un programa de 10, posiblemente 15 años para recuperar esta especie. Estimamos que costará alrededor de nueve a 10 millones de dólares.” Y con las donaciones, procesadas por Virgin Money en Reino Unido y Europa, CrowdRise en EE.UU. y MPesa en Kenia, se podrá financiar la investigación en curso sobre Técnicas de Reproducción Asistida –ART– que se llevan a cabo en institutos de EE.UU., Alemania y Japón. En caso de éxito, se esperará un rebaño de diez rinocerones blancos del norte después de cinco años de tratamiento FIV. 

 



¿Existe gobernanza dentro de la Reserva de la Biósfera Tehuacán-Cuicatlán?

Los saqueos a la biodiversidad se frenarán con concientización ambiental y más personal de vigilancia que resguarde la zona.

Autora: Brenda M. Medina Cervantes

La Reserva de la Biósfera Tehuacán-Cuicatlán (RBTC) es una pequeña porción de tierras que representa aproximadamente el 0.05 por ciento del territorio nacional; cuenta con una superficie de 490,186-87- 54.7 hectáreas, localizada al sureste de Puebla y noroeste de Oaxaca; yace en 20 y 31 municipios respectivamente. Es el área más sureña además de la más pequeña de las zonas áridas de México, sin embargo cuenta con una gran variedad de cactáceas que van desde las grandes columnares como el candelabro (Pachycereus weberi), los bosques de cactáceas columnares más densos del país de tetechos o viejitos (Neobuxbaumia tetetzo, Cephalocereus columna-trajani) (Foto1), hasta la más pequeña cactácea (Mammillaria hernandezii), esta última endémica de la zona, y la extensión de bosque tropical seco en protección más extensa del centro sur de México (SEMARNAT, 2013).

La RBTC, fue decretada en 1998 bajo la premisa de la conservación y aprovechamiento sustentable de los recursos que existen en la zona (DOF, 1998). Por la ubicación de la RBTC, sus características geológicasnhan sido fuente de diversos estudios arqueológicos y paleontológicos, asegurando que la zona fue lugar de la domesticación de los tres cultivos más importantes de México: el maíz, frijol y calabaza, declarando así la zona como cuna de la domesticación del maíz (SEMARNAT, 2013). Actualmente, en la RBTC existen problemáticas ambientales y sociales, como saqueos de biodiversidad, escasez y manejo adecuado del agua, conflicto de intereses y la dejadez por parte de las autoridades de gobierno, que si, activando modelos de gobernanza pueden resolverse en conjunto con el gobierno y las comunidades que ahí habitan, con el objetivo del bien común.

Por tal motivo, el objetivo de este ensayo es exponer las principales problemáticas ambientales, económicas y sociales que tienen dentro de la RBTC, además de analizar si verdaderamente se puede decir que en la RB existe gobernanza o deben seguir trabajando en ello para alcanzarla.

Uno de los principales actores que se encuentran dentro de la RBTC, es el Jardín Botánico Helia Bravo Hollis, quienes se encargan de la conservación y desarrollo de la flora y fauna silvestre, incluyendo la enseñanza, difusión cultural y estudio científico. El jardín fue fundado en 1989, en una zona de distribución natural de la vegetación, donde se encuentra una alta densidad de especies y organismos; entre ellas cactáceas y vertebrados endémicos y en peligro de extinción. En el 2016, ganan el “Reconocimiento a la Conservación de la Naturaleza” por su labor de conservación, restauración y protección del medio (SEMARNAT, 2016).

Gracias a ese premio pudieron hacer mejoras al lugar, capacitar al personal y adquirir equipo de cómputo y material para los guías, puesto que los recursos (federales, estatales o municipales) que llegan son limitados o nulos, y en caso de contingencia como un incendio, se debe usar y posiblemente se agote. Entonces, surgen preguntas ¿cómo se mantienen?, ¿de dónde obtienen los recursos para subsistir? Con las entradas de los 600 visitantes aproximados por mes, los artículos y artesanías elaborados en la región que vendan y sean destinados a la conservación del centro y las comunidades aportan cantidades de dinero consensuadas en las asambleas que realizan cada dos meses aproximadamente, el cual es destinado a asesoría legal (en caso de necesitarlo). Los guías dentro del jardín, no tienen un sueldo y sólo reciben cooperaciones voluntarias de las personas que deseen tomar un recorrido guiado, cabe mencionar que son guías locales de origen indígena. Además, establecieron un área de campamento y cabañas, recorridos especiales a distintos lugares de interés dentro del Área Natural Protegida y avistamiento de aves, con el fin de fomentar el ecoturismo y turismo de bajo impacto en la zona.

Una segunda problemática, es la escasez de agua en la zona, puesto que por su posición geográfica es un lugar muy árido, el recurso es limitado. Existen organizaciones sociales como “Agua para siempre”, que se encargan de hacer proyectos con las comunidades para poder contar con el recurso, pero en el Jardín mencionan que no tienen un vínculo con ellos. Además que no existe un manejo adecuado en la región de las aguas negras, y estás son dirigidas a las barrancas y los ríos, impactando al medio ambiente y a la salud de las personas.

En el Jardín Botánico, mencionan que anteriormente había muchos saqueos de biodiversidad, varios ejemplares de cactáceas y fauna en peligro de extinción eran removidos de la RB, afectando el equilibrio ecológico del lugar. En caso de que la PROFEPA pudiera recuperarlos los regresan a la RB, pero mucho tiempo después en pésimas condiciones. También, otra problemática en la región es que no existe un Relleno Sanitario donde se puedan manejar correctamente los residuos, impactando a la RB y las comunidades.

Todas estas problemáticas, el Jardín Botánico las tiene presente y las ha analizado en las asambleas que las comunidades realizan, pero no han podido llegar a un acuerdo ni solucionarlo, en parte por la falta de recursos y por la lucha de intereses. Entonces, después de ver las problemáticas que existen en la zona ¿Existe gobernanza en la zona? Primero, definamos gobernanza. Según Aguilar (2010) la gobernanza surge en respuesta a los problemas de eficacia directiva de los gobiernos, no lo deja a un lado, sino que invita a la participación en conjunto de sociedad y gobierno de una forma más eficiente para aplicar buenas políticas, promover la transparencia y tomar decisiones en beneficio de la mayoría; es un nuevo proceso de dirección de la sociedad. Hufty (2008) la define como una herramienta para sistematizar los procesos de interacción que determinan cómo se toman las decisiones y cómo se elaboran las normas sociales, con referencia a asuntos públicos e institucionales. Ambas definiciones son muy técnicas y precisas, y al parecer si las analizamos, considero que dentro de la ANP y en el Jardín, está lejos de poder emplear el término.

Con esto no quiero decir que la gente de las comunidades no se organice, sino que la parte de trabajar en conjunto con el gobierno, la promoción de la transparencia y la resolución de problemas no es una realidad. Existen problemáticas básicas en la región que a pesar de contar con un Programa de Manejo de la RBTC, no se han podido resolver, como, la comunicación/vínculo con dependencias de gobierno para recibir los recursos necesarios y correspondientes, los conflictos entre propiedades y el manejo y explotación de diferentes recursos, además de las problemáticas ambientales antes mencionadas.

Finalmente, las ANP son una buena área de oportunidad para analizar las tensiones entre la política de conservación y la población local en todas las escalas, además de que implican la inserción de organizaciones de la sociedad civil y la participación de actores externos a las comunidades. Considero que para activar la gobernanza y sobre todo la gobernanza ambiental, implicará el hecho de que se tendrán que analizar y discutir sobre los sectores sociales, los movimientos ambientales, empresas, sindicatos, organizaciones y cuáles han sido sus actividades realizadas así como su papel en la solución de problemas ambientales, para así finalmente resolver los problemas que tienen. Se proponen más mesas de diálogo en las asambleas comunitarias y fomentar la participación de más personas, con el objetivo de hacer presión a las autoridades de gobierno.

Falta mucha difusión sobre la existencia de la ANP, con esto se fomenta el turismo en la zona lo cual promueve una derrama económica mayor, además de que la información existente en la red es muy limitada. La problemática del agua se puede contrarrestar con ecotecnologías, mismas que pueden ser implementadas por las comunidades, si no supieran como hacerlo, en las asambleas se puede consensuar una asesoría con universidades o investigadores para realizarlo y no depender del gobierno o asociaciones, así mismo la problemática de los residuos.

Los saqueos a la biodiversidad se frenarán con concientización ambiental y más personal de vigilancia que resguarde la zona. Pero, para todo esto, como ya se mencionó anteriormente, se requiere de una mejor organización de las comunidades, y todos los actores que se encuentren dentro de la RBTC.

Agradezco la pequeña entrevista realizada al Administrador de Jardín Botánico, Martín Carrillo Carrillo.



¿Cómo hacer una mesa en forma de terrario?

Una increíble idea de integrar la funcionalidad de un mueble, como una mesa, y la belleza de un terrario es su construcción DIY –Do it Yourself o Hágalo usted mismo–.

Un terrario es un micromundo en donde las plantas conviven en un medio ambiente y paisajes sorprendentes; un pequeño jardín para el interior del hogar que provoca el renacimiento del universo. Gracias a su proceso homeostático, su mantenimiento es sumamente sencillo: necesita mucha luz –sin estar directamente al sol–, evita los cambios repentinos de temperatura, riégalo una o dos veces a la semana –y en caso de cactus o crasas, una sola vez por mes– y retira inmediatamente las hierbas malas, hongos, plantas enfermas o marchitas. 

Una increíble idea de integrar la funcionalidad de un mueble, como una mesa, y la belleza de un terrario es su construcción DIYDo it Yourself o Hágalo usted mismo–. A continuación te compartimos las instrucciones necesarias para que no sólo la mesa adquiera una belleza natural, también el hogar. 

Necesitas: 4 láminas de plexiglás –polimetilmetacrilato o PMMA– de 60 x 45 cm, 2 láminas de plexiglás de 62.5 x 62.5 cm (o más largas), una soldadora #4 o un pegamento en una botella aplicadora con aguja, 1 lámina de 62.5 x 62.5 cm de madera contrachapada, (2) 62.5 cm 1×2 piezas de madera, (2) 66 cm 1×2 piezas de madera, tacos de 2.50 cm para las patas, 4 tornillos, un cuchillo para cortar el plexiglás, un serrucho, una perforadora, pintura y lo necesario para el terrario. 

 

Instrucciones: 

1. Hay que ensamblar la base del terrario. Construye con las piezas de madera una caja. Antes de comenzar a cortar y atornillar, es importante que procures intentar que las medidas se ensamblen. Recuerda que sólo necesitas hacer una pequeña mesa con espacios entre la base y las láminas de madera, en donde tendrán que embonar las láminas de plexiglás. El resultado tiene que quedar así: 

terrario mesa diy

2. Embona la caja para el terrario. Para pegar los bordes y las esquina, usa el pegamento con la aguja. 

terrario mesa diy dos

3. Para la parte superior, fusiona dos láminas plexiglás –una más pequeña que la otra–. De manera que cuando necesites abrir el terrario para regalo, sólo necesites levantar la lámina más grande. Tendría que quedar algo así: 

terrario mesa diy tres

4. En caso de ser necesario, rellena cada rincón con aserrín o llenador de madera. También puedes pintar la base de madera.  

5. ¡Es hora de hacer el terrario! Aquí te damos algunas alternativas sencillas y preciosas que seguramente se acomodarán a tu mesa en forma de terrario: Cómo hacer un terrario de bosque, paso a paso o Una guía sencilla para hacerte un terrario del desierto

terrario mesa diy final

 

 



Cómo hacer un terrario de bosque, paso por paso

Los terrarios son hermosos y autosustentables (se riegan solos). Aquí te decimos los sencillos pasos a seguir para hacer pequeños terrarios en frascos de cocina.

Los terrarios han adquirido mucha fama estos últimos años, y no es difícil saber por qué. Para las personas que viven en departamento, sobre todo, tener espacios verdes contenidos en botes de cristal es una manera de tener un jardín. Un terrario, si lo cuidas, siempre estará verde. Lo más importante es que esté bien cerrado el frasco para que se evapore el agua y luego “llueva” de regreso a las plantas. Siguiendo estos pasos puedes construir tu propio mini bosque para tener en casa.

 

Materiales

-Frascos de cocina

-Musgo

-Plantas pequeñas (opcionales)

-Carbón horticultural

-Tierra para maceta

 

Pasos:

 

Paso 1

El musgo es lo púnico que necesitas para tener un paisaje hermoso, e incluso puede germinar hierbas muy estéticas. Pero puedes plantar otras especies también, como una orquídea, por ejemplo, o plantes verdes con hojas pequeñas.

 

Paso 2

Cubre el fondo del frasco con carbón horticultural y luego vierte una capa de tierra para maceta de no más de una pulgada de grueso. Añade las plantas si quieres, y luego cubre la tierra con musgo. Asegúrate de que las hojas, pétalos y tallos no toquen el vidrio. Rocía dos veces con agua y ponle la tapa al frasco.

 

Paso 3

Coloca el terrario en un lugar con luz difusa. Si se forma mucha condensación, dale al terrario un poco menos de luz o remueve la tapa por dos horas.

 

 

Más en Ecoosfera

¿Cómo hacer una mesa en forma de terrario?

Una guía sencilla para hacerte un terrario del desierto

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca