Close

¿Cómo influyen las fases de la luna en las plantas?

Desde la Antigüedad, los agricultores y astrónomos han sido capaces de ver la significativa influencia de las fases lunares en la producción de los cultivos. Con ello lograron desarrollar teorías y prácticas que cuidan y proveen los bienes de la agricultura en función del movimiento de la Luna; principalmente sobre cómo las fases de la luna impactan en la productividad y calidad de los cultivos a través del ascenso y descenso de la savia –alimento de la planta–,  ya que interviene en la germinación y crecimiento de las plantas  debido a que los rayos lunares penetran más allá del suelo. 

Si la fuerza gravitatoria de la luna influye en las plantas, esto significa que numerosos procesos naturales se ven afectados; tales como la fotosíntesis, la germinación de las semillas, los movimientos de ascendencia o descendencia de las raíces, etcétera. Es decir que cada fase de luna provoca cambios positivos en las plantas. Por ejemplo, las fases del cuarto creciente y luna llena se asocian con el punto máximo de concentración de savia en la zona superior de las plantas; el plenilunio aumenta el desarrollo de la planta en cuanto a su altura; la luna nueva y la menguante dirige la savia hacia las raíces. De hecho, se sabe que la luna en posición ascendente posee una mayor influencia sobre la savia. 

Cada una de las fases lunares –luna llena, luna nueva, cuarto menguante y cuarto creciente–, tienen funciones importantes en la agricultura ecológica. De hecho, para este tipo de agricultura, la potenciación de los sistemas naturales de control, es una de las principales bases que fundamenta la biodiversidad natural en el mundo de la economía; así el laboreo de la tierra influido por la luna, permite respetar la infinidad de organismos que mantienen la fertilidad del suelo. A continuación te compartimos las prácticas agrícolas favorables para realizar en cada fase lunar: 

Durante la Luna Nueva. 

nueva luna agricultura ecológica
Flickr: /101740445@N06/

En esta fase, los rayos lunares continúan disminuyendo hasta niveles más bajos, por lo que se ha observado un lento crecimiento del sistema radicular y del follaje. Es decir, es un periodo de poco crecimiento, como si se tratase de un reposo de las plantas para adaptarse fácilmente al medio. Este es el momento ideal para poder plantas y árboles enfermos, con el fin de que se regeneren bajo la influencia de la luna creciente, lo cual ayudará a eliminar la mezcla no deseada y a evitar que vuelvan a brotar. Evita desyerbar en los días anteriores y posteriores de la luna nueva, ya que puede llegar a lastimar a las plantas. Puedes realizar, por otro lado, aporques, deshierbos, podas, desahíjes, tutorados, abonamientos, entre otros. 

Durante el Cuarto Creciente. 

cuarto menguante agricultura ecologica
Flickr: /cobby31

La disponibilidad de la luz lunar está aumentando durante este periodo, por lo que las plantas comienzan a tener un crecimiento balanceado en su follaje y raíz. Uno de los elementos con mayor influencia lunar es el suelo, ya que se producen grandes movimientos de agua que afectan su disponibilidad para las raíces; de modo que las semillas tienen mayor oportunidad de absorber el agua más rápidamente y así germinar en el tiempo previsto. Por ello, se recomienda sembrar las semillas dos o tres días antes –o a inicios– de esta fase, ya que germinan más rápido y de forma homogénea. Se recomienda descompactar el suelo, preparación pilas de composta, sembrar plantas, cosechar hojas medicinales y realizar injertos; sin embargo, evita abonar, podar, desyerbar e incluso combatir plagas como hormigas y babosas. 

 

Durante la Luna Llena. 

luna llena agricultura ecologica

En esta fase continúa aumentando la luz lunar, impactando en el crecimiento del follaje. Es en este periodo que las plantas poseen una mayor cantidad y movimiento interno de agua y savia, promoviendo el enraizamiento –auxinas– y la emisión de raíces. En caso de propagar a través de estacas o esquejes, no es conveniente cortarlas en esta fase ya que el agua que está dentro de las estacas tenderá a salir, lo cual provocaría una mayor deshidratación. Se trata de una fase ideal para transplantar, abonar y dejar a la luz de la luna los preparados biológicos como hidrlatos, purines y agua; por otro lado, evita trabajar la tierra el día de la luna llena, podar, picar o cavar cerca de las plantas y regar –excepto en sequía–. 

Durante la Luna Menguante. 

luna menguante agricultura ecologica
Flickr: /azuaje

La intensidad de los rayos lunares comienzan a disminuir, de modo que es un periodo ideal para transplantar ya que fomenta un crecimiento rápido y vigoroso de raíces. Al existir poca cantidad de luz, el crecimiento del follaje es lento, usando la energía acumulada en el crecimiento de su sistema radicular. Esto ayudará a obtener nutrientes y agua suficiente para un crecimiento exitoso. Ahora es el tiempo para poder, abonar el suelo, regar las plantas, cortar la malezas, realizar podas, cortar la guadúa en la madrugada, sembrar yuca, cortar colinos de plátano, sembrar plantas, hacer curaciones, etcétera; sin embargo, evita poner germinativo, sembrar plantas que crezcan rápidamente, purgar o controlar parásitos internos. 

Ver Más
Close