Factores clave en el desarrollo energético de México

El desarrollo energético requiere de una política energética estratégica, para convertirse en una pieza clave para el progreso de un país.

Autor: Nancy Gamboa Mancilla

Desde su origen, el desarrollo fue restringido al ámbito económico y, por lo tanto, asociado específicamente al crecimiento económico (Díaz y Ascoli, 2006). Y no fue hasta que fue creciendo la valoración de los aspectos sociales, culturales y ambientales del desarrollo, que el modelo de éste fue tomando diferentes esquemas hacia un enfoque holístico, que derivó hacia los modelos basados en los ejes de la sustentabilidad. Sin embargo, en la actualidad, países emergentes como es el caso de México, aunque presentan un discurso basado en la búsqueda de la sustentabilidad, el establecimiento de sus políticas y planes de desarrollo aun muestran una fuerte primacía hacia el elemento económico, como eje crucial del progreso. Esto se vislumbra en la actual estrategia energética de México, que es presentada como la panacea del desarrollo económico y social de todos los mexicanos, pero que en su implementación aún hay muchos vacíos legales y operativos que no dejan apreciar su contribución real hacia la sustentabilidad y progreso del país.

En primera instancia es importante reconocer la importancia que tiene el sector energético, como elemento estratégico para el desarrollo, desde el punto de vista económico y de finanzas públicas, como para el funcionamiento de las actividades productivas de cualquier nación; ya que la energía es insumo en todos los sectores de la economía como el transporte de personas y mercancías, la producción de manufacturas y el funcionamiento de establecimientos comerciales, de servicios, fábricas y hogares (HSBC, 2015). Por ello es que una política energética estratégica puede ser pieza clave para el progreso de un país, sin embargo para que éste se logre de manera sustentable no se puede perder de vista los factores sociales, culturales y ambientales que permita responder a las necesidades de su población.

desarrollo-energetico-mexico-1

Por lo antes mencionado es que el Gobierno Mexicano entra al juego global con la polémica Reforma Energética, motivada por la necesidad de revertir la caída en la producción de gas y petróleo, a través de la explotación de los hidrocarburos no convencionales, como son el gas shale y las fuentes de petróleo en aguas profundas. Esta reforma abre las puertas a la inversión privada tanto en actividades de exploración y extracción, como de transformación de hidrocarburos, petroquímica, transporte y almacenamiento, así como de generación eléctrica. Esto a su vez ha crea todo un movimiento de desarrollo de proyectos de inversión e infraestructura asociados a la industria energética alrededor del país.

La construcción de estos proyectos trae consigo una serie de impactos sociales y ambientales que deben ser contemplados como un elemento de importancia en el análisis de la factibilidad previa al desarrollo de dichos proyectos. Puesto que, como señala Daniel Revollo en 2016, “la implementación de cualquier tipo de proyecto en determinada área del territorio nacional, ya sea energético, turístico, de extracción minera o de infraestructura –entre muchos otros- genera tanto beneficios y costos privados, como beneficios y costos ambientales y sociales. En términos económicos y de bienestar, estos beneficios y costos sociales están estrechamente ligados con el término de las externalidades (positivas y negativas). El hecho de no incorporar estas externalidades en el análisis económico de los proyectos, puede llegar a generar condiciones no óptimas o no deseadas por algunos sectores de la sociedad. En otras palabras, el no incorporar estas externalidades provoca que tanto beneficios como costos sean transferidos de un sector de la sociedad a otros sectores, sin una compensación de por medio”.

En un intento de responder a las tendencias y tratados internacionales de impulso al respeto a los derechos humanos y al ambiente, la Reforma energética busca integrar los factores sociales y ambientales dentro de su estructura de operación, haciendo un especial énfasis en la salvaguarda de los derechos de los grupos sociales en situación de vulnerabilidad; estableciendo procedimientos de consulta previa y requerimientos de estudios de impacto social respecto al área de objeto de la asignación o contrato previo al desarrollo del proyecto (PwC México, 2015).

La importancia de la evaluación del impacto social en los proyectos energéticos en su etapa previa, radica en su utilidad para dar una comprensión previa del sistema, a través de un acercamiento entre las partes interesadas, que permita brindar la posibilidad de generar mapas de análisis de los actores interesados y abrir canales de comunicación, identificar los impactos que deriven de la actividad, estimando las medidas para mitigarlos y compensarlos; que culmine en la apropiación del proyecto por parte de las comunidades, ya que se trata de desarrollos que duran de 25 a 30 años que requieren de un proceso de apropiación por parte de la comunidad para garantizar la sustentabilidad a lo largo de la vigencia del proyecto (PwC México, 2015).

En el caso del factor ambiental, es cierto que en nuestro país tenemos un avance significativo en la legislación en materia de impacto ambiental, el cual integra consultas públicas y evaluaciones de impactos ambientales como requerimiento previo a la autorización del desarrollo de cualquier proyecto; y que éste está sustentado en toda una estructura legislativa y judicial para salvaguardar la protección de esta factor.

desarrollo-energetico-mx

Independientemente de los elementos de integración de estos factores dentro del análisis de factibilidad y autorización de los proyectos, aún hay dudas y serias críticas al sistema, derivado del argumento de la primacía de la utilidad pública que envuelve este tipo de proyectos por su carácter estratégico para el país, lo cual le da preferencia sobre cualquier otra actividad o factor. A esto se le suma realidades como las deficiencias derivadas de la falta de claridad en la implementación de lo establecido legislativamente y las insuficiencias de la incorporación de manera estructurada de los impactos, así como de la cuantificación de forma precisa de los servicios ambientales que prestan los recursos afectados por dichos proyectos (Arriaga, 2014).

De lo anterior se deriva la relevancia de cuantificar a través de metodologías estandarizadas, los servicios ambientales de la región en la cual se piensa llevar a cabo el proyecto, así como los impactos sociales que la realización del mismo tendría sobre la comunidad. Esto con el fin de que esta información se incluya en el Procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental, y permita brindar mayor certidumbre jurídica a todos los actores involucrados; es decir, al gobierno responsable de brindar las autorizaciones, los inversionistas interesados en desarrollar el proyecto y a la comunidad que habita en la zona (Revollo, 2016). Así mismo resulta fundamental el promover el incremento de la autogestión comunitaria con respeto a sus diferencias culturales, de forma que les permita alcanzar un mayor grado de participación en la toma de decisiones en sus respectivas áreas, reconociendo la autonomía de los pueblos y del ejercicio de la capacidad social de estos para construir su futuro, aprovechando para ello las enseñanzas de su experiencia histórica y los recursos reales y potenciales de su cultura, de acuerdo con un proyecto que se defina según sus propios valores y aspiraciones (Bonfil, 1985).

energías verdes

A pesar que los instrumentos jurídicos que se derivan o refuerzan la Reforma energética han incluido diversos estudios y autorizaciones para contemplar los factores sociales y ambientales durante el desarrollo de proyectos, aún quedan vacíos operativos y de efectividad en su implementación que deben ser considerados a la hora de otorgar las autorizaciones correspondientes.

Como conclusión, el caso de la Reforma energética de México, es solo un ejemplo de que el desarrollo sustentable sin duda ha logrado una hegemonía discursiva, pero en la realidad no se ha consolidado como la alternativa viable que pretendía subsanar las prácticas de su antecesor desarrollista (Escobar, 1995), sin embargo aún se realizan esfuerzos por contemplar un enfoque holístico producto de las presiones y tendencias internacionales, el cual es una ventana de oportunidad que requiere de la participación de los diferentes actores sociales, los cuales deberán testificar y contribuir en el proceso de democratización y manejo de su territorio en miras del verdadero desarrollo social-sustentable.

Referencias

Arriaga, R. (2014) “La evaluación del impacto ambiental en México: situación actual y perspectivas futuras”, consultado el 22 de octubre de 2016 en http://www.amia.org.mx/legislacion/115-la-evaluacion-del-impacto-ambiental-en-mexico-situacion-actual-y-perspectivas-futuras.

Bonfil, Guillermo (1985) “El etnodesarrollo: sus premisas jurídicas, políticas y de organización” en Etnodesarrollo y etnocidio. San José, Costa Rica: FLACSO

Díaz, J. y Ascoli, J. (2006) “Reflexiones sobre el desarrollo local y regional”, Universidad Rafael Landívar, Guatemala.

Escobar, A. (1995) “El desarrollo sostenible: dialogo de discursos”, en Ecología Política, Cuadernos de Debate Internacional núm 9. Páginas: 7-25, recuperado el 23 de octubre de 2016 en https://legacy.wlu.ca/documents/55945/SH20-06.pdf

HSBC (2015) “Importancia de la industria energética en el crecimiento de la economía”, consultado el 22 de octubre de 2016 en https://globalconnections.hsbc.com/mexico/es/articles/importancia-de-la-industria-energetica-en-el-crecimiento-de-la-economia

PwC México (2015) “Seminario, Implicaciones de la reforma energética en la propiedad social, soluciones y controversias”. Consultado el 22 de octubre de 2016 en https://www.pwc.com/mx/es/eventos/archivo/20151027-laa-memorias-seminario.pdf

Revollo, D. (2016) “Valoración de los impactos ambientales, sociales y económicos vinculados con el Procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental (PEIA): caso de estudio i) Cabo Dorado, ii) ) La Parota y iii Eólica del Sur” México D.F. consultado el 23 de octubre de 2016 en http://www.cemda.org.mx/wp-content/uploads/2011/12/Estudio-Valoraci%C3%B3n-_-CEMDA-FINAL-rev-AVR_UGA-1final.pdf



10 superalimentos que México dio al mundo

Además de ser ricos en nutrientes, los superalimentos son también benéficos para el medioambiente.

Los superalimentos se les conoce por sus propiedades naturales que aportan numerosos nutrientes a quien los consume. Son una fuente importante de calcio, potasio y otros minerales indispensables para el cuerpo, por lo que ayudan a reducir el riesgo de padecer alguna enfermedad como colesterol, obesidad, cáncer, entre otros. 

Además de ser ricos en nutrientes, los superalimentos son también benéficos para el medioambiente. Se trata de un tipo de comida adaptable a cualquier tipo de clima y suelo, por lo que se convierte en una semilla asequible y accesible en cualquier región. 

En México existen numerosos superalimentos que conforman la base de nuestra dieta endémica; te compartimos diez ejemplos de los superalimentos mexicanos más populares:  

– Aguacate. Consumido desde hace más de 10 000 años, el aguacate fortalece los huesos y previene el envejecimiento. Conoce más sobre los beneficios del aguacate dándole click aquí. 

– Cacao. Encontrado en vasijas mayas de Chiapas que datan del año 200 A.C., el cacao es un alimento que promueve la energía mediante un incremento de serotonina. Descubre cómo hacer un suplemento proteico casero con cacao.

– Chile. Ancestral y delicioso, el chile se ha consumido desde el 7 500 años A.C. por las civilizaciones asentadas en Teotihuacán, Tula y Monte Albán. Se trata de un antiséptico, antiinflamatorio, anticancerígeno y fortalecedor del sistema inmunológico. Conoce más sobre la importancia del chile mexicano en la biodiversidad del planeta.

– Frijol. Comenzó cultivándose en México y Guatemala hace más de 7 000 años, y continuó expandiéndose por Sudamérica y el Caribe por medio de las carabelas de Cristobal Colón. Posee un alto contenido de calcio, fibra, vitamina B, hierro, calcio, potasio y fósforo. Los 10 beneficios de los frijoles negros (Infográfico).

– Amaranto. Junto con el maíz, este fue uno de los principales descubrimientos de los españoles durante su llegada a Mesoamérica. Su consumo data de hace 6 000 años, siendo una fuente de minerales, fibra, proteína, calcio y hierro. Conoce más de sus beneficios dándole click aquí y de algunas recetas con amaranto dándole click aquí. 

– Maíz. Fue primero cultivado en la región de Oaxaca, y ahora es la fuente principal de energía de la dieta latinoamericana. El maíz aporta 10 por ciento de la proteína y fibra que necesita el cuerpo. ¿Sabías que el maíz azul es considerado como uno de los principales alimentos anticancerígenos de la región?

– Calabraza. Se descubrió en Nuevo León, Zacatecas y Puebla, lugares en donde se consumía hace más de 5 000 años de antigüedad. Es una fuente de fibra, calcio, magnesio, potasio, hierro y ácidos grasos esenciales como el omega 3. 

– Chía. Es una excelente fuente de fibra, antioxidante, calcio, proteína, la cual aporta gran cantidad de energía y mejora las funciones digestivas. Descubre las espléndidas propiedades de la chía en un práctico infográfico.

– Nopal. Junto con los fósiles de mamuts destazados en el Estado de México y Puebla, se encuentran restos de esta planta tan popular en México. Es uno de los alimentos más consumidos por los habitantes de la región, pues aporta hierro, magnesio, sodio, potasio y calcio. Regresar al nopal y a la tortilla evitaría la obesidad en México.

– Jitomate. Se dice que su cultivo comenzó en las montañas, valles, chinampas e islas de México, y actualmente es la hortaliza más sembrada en el mundo. Aporta minerales, vitaminas y licopeno. Descubre por qué no debes meter los jitomates en el refrigerador.



Razones para comer estas deliciosas galletas con cardamomo

El cardamomo es una planta digestiva que ha gozado de una importante popularidad ancestral. Sus propiedades químicas liberan numerosos beneficios para el sistema digestivo, pues estimula la secreción de la saliva, aumenta el apetito, reduce la cantidad de grasa en el cuerpo, mejora la digestión pesada y brinda mayores protectores al estómago.  Las propiedades del […]

El cardamomo es una planta digestiva que ha gozado de una importante popularidad ancestral. Sus propiedades químicas liberan numerosos beneficios para el sistema digestivo, pues estimula la secreción de la saliva, aumenta el apetito, reduce la cantidad de grasa en el cuerpo, mejora la digestión pesada y brinda mayores protectores al estómago. 

Las propiedades del cardamomo incluyen el anticancerígeno, principalmente el derivado del cáncer de colon. La especia ayuda a desinflamar, antirpliferativizar, estimular la apoptosis –muerte natural de las células dañas o viejas– y reducir significativamente el dolor. Además la tintura de cardamomo también se utiliza como tratamiento para el dolor de hemorroides, aliviar retortijones y cólicos causados por gases. 

El sabor del cardamomo incrementa la intensidad del gusto, por lo que si deseas consumir un poco de esta especia te compartimos la siguiente receta: 

Necesitas: 2 tazas de harina, 1 taza de azúcar glass, 1/2 cucharadita de polvo para hornear, 1/2 cucharadita de cardamomo en polvo,  1/4 cucharadita de sal, 1/4 de taza de pasta de almendra, 1 cucharada de mantequilla sin sal, 1/3 de taza de jugo de naranja, 3 cucharadas de aceite vegetal, 2 tazas de azúar glass, 3 cucharadas de leche entera. 

Método de preparación: Durante se está precalentando el horno a 180ºC, se mezcla en un bowl el harina, azúcar glass, polvo para hornear, cardamomo y la sal, pasta de almendra y mantequilla. Agrega el jugo de naranja, aceite y mezcla con toda la masa hasta conseguir una consistencia de masa de galleta. Divide la masa en dos pedazos: trabaja con ambos por separado amasando un poco, colócalos en plástico y refrigéralos durante una hora. Después de ello, con un rodillo aplana la masa, y utiliza un cortador de galletas para cortar la figura. Coloca las galletas en una charola para hornear, previamente engrasada con mantequilla. Hornea durante 10 minutos, hasta que estén ligeramente doradas.  Deja que se enfríen y agrega el betún con azúcar glass. 



Estas serán las consecuencias de las decisiones de Trump frente al cambio climático

Para Trump, “mi administración ponga fin a la guerra del crudo”.

Durante su candidatura, el actual presidente de EE.UU., Donald Trump, aseguró que el cambio climático se trataba sólo un invento de China para ganar potencial financiero y económico. En ese entonces generó una oleada de malos presentimientos sobre su periodo presidencial; y ahora ha causado un torbellino de pánico tras firmar una orden ejecutiva eliminando la mayoría de las regulaciones establecidas por el expresidente Barack Obama cuyos objetivos eran reducir los efectos del cambio climático. 

Para Trump, esta medida ayudaría a poner un fin a “la guerra del crudo” y a “las regulaciones que bloquean numerosos puestos laborales”; así como a suspender más de la mitad de las medidas que ayudaban a reducir las consecuencias ambientales por el alto consumo del pretróleo. Esto, en sus palabras, hará que “mi administración ponga fin a la guerra del crudo”. 

 

Entre las regulaciones eliminadas se encuentran: la salida de EE.UU. del acuerdo de París –firmado en diciembre 2015–, la recesión del plan Clean Power –el cual regulaba las emisiones de carbono del país por medio del petróleo, carbón y gas–, entre otros. El objetivo es no sólo dejar de consumir crudo importado, también promover la producción energética de EE.UU. En palabras de Trump, “La antigua administración devaluaba a los trabajadores por sus pólizas. Ahora nosotros podemos proteger el medio ambiente mientras se provee ofertas laborales a las personas.”

El impacto de esta decisión es, en otras palabras, un intento de cambiar tanto práctica como filosóficamente la narrativa de EE.UU. en torno del cambio climático. Si bien la idea es proveer una oferta laboral en la industria de petróleo y gas, comenta el especialista en medio ambiente de la BBC, Matt McGrath, la realidad es que esta medida sólo ofrecerá trabajo a los abogados. 

McGrath agrega que la nueva administración dejará que la industria de gas y petróleo tengan reglas menos restrictivas en torno a las emisiones de metano, y por tanto una mayor libertad para cometer numerosos y cada vez más graves ecocidios. En otras palabras, esta decisión ignora la ley y la realidad científica que ha evidenciado las consecuencias del calentamiento global. 

Más en Ecoosfera: 

Cambio climático incrementa número de guerras, estudio confirma

Estos son los 5 lugares más afectados por el cambio climático

El impacto del cambio climático ha llegado hasta nuestros genes

 

 

 

 



Este perro callejero diario le entrega regalos a la mujer que le da de comer (VIDEO)

Tua Plu es un perro callejero que cada día lleva regalos a Orawan Kaewla-iat, una mujer tailandesa que suele dar de comer a perros en condición de calle.

El vínculo entre humanos y animales puede ser realmente especial, principalmente cuando carga emociones profundas como la gratitud y el cariño. Incluso sorprende en ocasiones cuando los animales tienen muestras de agradecimiento que apropiamos exclusivos de los humanos. Pero la realidad es que el afecto tiene maneras de sobrevivir pese a las fronteras de las especies. 

Un ejemplo de ello es Tua Plu, un perro callejero que cada día lleva regalos a Orawan Kaewla-iat, una mujer tailandesa que suele dar de comer a perros en condición de calle. Tua Plu llega cada día con un objeto en su hocico –muchas veces hojas o piezas de papel– para dárselo a Kaewla-iat, quien le da de comer a él y a su madre.

¿Es este la quintaesencia de la humanidad que reside en cualquier especie del planeta? Quizá este video pueda dar la respuesta: 

 


¿Qué sucede con las mariposas monarca en México?

Es necesaria la organización entre ejidatarios como instituciones con un objeto en particular que es la conservación del fenómeno migratorio de la mariposa monarca.

Autor: María Fernanda Medina Velázquez

Piedra Herrada se encuentra ubicado en San Mateo Almomoloa, del Municipio de Temascaltepec, Estado de México, forma parte de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca que abarca parte del Estado de México y Michoacán (CONANP, 2001). El régimen de propiedad es ejidal, esta situación genera un reto para la conservación de los bosques de oyamel por la coordinación entre ejidatarios e instituciones; de acuerdo con Brenner (2009) el reto es coordinar a los actores, intereses y conflictos, al ser los ejidatarios los dueños del predio tienen la necesidad de aprovechar los recursos tanto maderables como no maderables así como sus tierras, desencadenando cambios de usos de suelo donde el impacto es al deterioro ambiental.

En el presente ensayo tiene como objetivo relacionar la conservación de la Mariposa Monarca con el desarrollo sustentable de la comunidad de Piedra Herrada desde el punto de vista de gobernanza ambiental, que de acuerdo con Hufty (2008) se asocia a los acuerdos formales e informales en el ámbito normativo para solucionar problemas, donde no solo interviene el gobierno para dirigir a la sociedad, si no es un enfoque integrador donde interactúan todos los actores. Se realizó una visita al paraje Piedra Herrada el 9 de enero 2017 con la finalidad de conocer la situación socio-ambiental a través de entrevistas informales a los guías, los cuales son ejidatarios, con base en ello se realizó un análisis para concluir si la gobernanza es aplicada en la conservación de la Mariposa Monarca que a su vez se traduce en desarrollo sustentable en el paraje Piedra Herrada en Temascaltepec, Estado de México.

Fotografía de WWF
Fotografía de WWF

Durante décadas existe la preocupación por el ambiente, este tema ha logrado ser de carácter global formalizándolo con diversas reuniones internacionales, México fue cede en el 2010 para la Conferencia de la ONU sobre el cambio Climático en Cancún; a pesar de esta preocupación internacional y nacional no se ha logrado compaginar esfuerzos para llegar a una conservación ambiental y por lo tanto un desarrollo sustentable. Generalmente se entiende que la conservación ambiental va dirigida a recursos naturales y biodiversidad; sin embargo, va más allá de temáticas ambientales, no es posible hablar de conservación si no se involucran aspectos sociales, culturales, políticos y económicos.

En 1986 fue decretando el hábitat de la Mariposa Monarca como Reserva de la Biosfera (RB) (SEMARNAT, 2017), el objetivo es conservar el fenómeno migratorio de la Mariposa Monarca, Piedra Herrada comprende 100 hectáreas (Velázquez, 2006) siendo un punto de interés por diversas instituciones para impulsar la economía de la mano con el desarrollo sustentable para minimizar impactos ambientales, puesto que los habitantes de Piedra Herrada presenta problemas económicos y por ello tienen la necesidad de hacer uso de los recursos naturales que presenta el ejido.

El ejido al estar dentro del polígono de la RB implica una limitación del uso tradicional de los recursos naturales; Cárdenas (2009) menciona en el dilema de los prisioneros que las instituciones utilizan reglas como prohibiciones o impuestos, por consecuencia el individuo decide no cooperar; dentro de este análisis situamos los conflictos que se enfrentaron los ejidatarios de Piedra Herrada, primero por qué no se tenían el conocimiento que sus tierras se encuentran dentro de un área natural protegida, esta situación les implica restricciones para el uso de los recursos naturales y por lo tanto genera conflictos sociales al no comprender el porqué de las restricciones.

Durante la entrevista, el guía menciona que hace aproximadamente 25 años los pobladores se introducían al bosque para cuidar el ganado percatándose que existían colonias de mariposas que solo aparecían en una temporada y desaparecían posteriormente este fenómeno se repetía año con año atribuyéndole su estancia en el sitio como místico, la comunidad argumentaba que eran las almas de sus ancestros que año con año los visitaban; sin embargo, desconocían los beneficios que trae consigo que sus bosques sean elegidos por esta especie.

Con el pasar de los años llegaban visitantes de otros estados y países preguntando donde se encontraban las colonias de la mariposa, en ocasiones pagaban a las personas que los llevaran hasta donde se encontraran; la situación económica de los habitantes de Piedra Herrada era complicada puesto que las vías de comunicación eran carreteras de terracerías y los servicios de transporte públicos no eran frecuentes, complicando el traslado a otros lugares como Valle de Bravo o la ciudad de Toluca donde eran los destinos para trabajar o estudiar; la necesidad de buscar sustento para su familia los obligaba a hacer uso de sus terrenos deforestándolos para realizar agricultura.

Ante este escenario es necesaria la organización entre ejidatarios como instituciones con un objeto en particular que es la conservación del fenómeno migratorio de la mariposa monarca, considerando que la gobernanza se ha “convertido en una herramienta sociopolítica en la gestión ambiental” (Alfie, 2013), cuya base es la participación de la comunidad con instituciones para lograr el objeto principal; aproximadamente hace 10 años fue cuando se comenzaron a realizar redes de trabajo principalmente con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), de acuerdo con el guía los primeros años fueron complicados porque no todos los ejidatarios estaban de acuerdo con conservar el bosque cuando tenían la necesidad de ejercer actividades agrícolas.

Los primeros esfuerzos de conservación el bosque se complicaron por la organización de la comunidad; sin embargo, poco a poco se ha logrado una organización colectiva, Cárdenas (2009) menciona que los intereses e incentivos individuales con los colectivos es la suma de las decisiones individuales, generando una solución individual y socialmente deseable para los involucrados; para optimizar la conservación se sumaron organizaciones como Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) donde su papel es el monitoreo de la mariposa monarca sobre los bosques de oyamel en toda la RB, de igual forma han brindado herramientas para que la comunidad pueda obtener un beneficio económico bajo un esquema de desarrollo sustentable que busca estrategias y medidas socio-ambientales balanceadas en este caso el turismo desempeña un papel importante en el desarrollo económico de la comunidad de Piedra Herrada.

En conclusión Piedra herrada ha logrado avances durante los últimos años, han consolidado estrategias a favor de la conservación de una especie, la cual implica mantener un ecosistema que brinda refugio a otras especies de flora y fauna, generando servicios ambientales y económicos. La gobernanza de acuerdo con Hufty (2008) se puede relacionar con la dinámica social ya que desde los ejidatarios hasta las instituciones tienen el mismo objetivo, una de las mayores motivaciones es lograr un desarrollo sustentable, la infraestructura que utilizan en Piedra Herrada está diseñada para que el impacto al ambiente no sea agresivo, aportando una sensación al turista como parte de la naturaleza, aún falta trabajo pero concluyo que Piedra Herrada es un ejemplo de trabajo en conjunto donde los actores fijaron un objetivo y están participando para conseguirlo, la mariposa monarca es vista como un impulso económico para los ejidatarios y ellos trabajan para mantener su hábitat donde habitan otras especies son beneficiadas.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca