Close

5 razones por las que el nuevo plan para el Nevado de Toluca podría ser una gran noticia

Recientemente se desató gran polémica en torno al Nevado de Toluca. A raíz de la publicación de un Plan de Manejo para esta zona, circularon una serie de artículos que lo interpretaron como una maniobra para “privatizar” y explotar comercialmente el área. Como consecuencia, y entendiblemente, se generó un amplio rechazo de la sociedad contra éste.

Sobra decir que la defensa de una sociedad ante lo que percibe como una amenaza en contra de sus áreas naturales protegidas es algo celebrable. Sin embargo, si se profundiza con detalle en los objetivos, parece que se trata de un problema de desinformación; de hecho, estas podrían ser muy buenas noticias no solo para los bosques de la zona del Nevado de Toluca, también para los habitantes de las comunidades que ahí radican.

En este sentido, combatir el nuevo plan de manejo es un claro despliegue de buena voluntad pero que, como bien señala este artículo reciente, estaría apuntando en contra del fin compartido: conservar los bosques del Nevado de Toluca. Además, vale la pena recalcar que frenar esta iniciativa no solo prolongaría el mal manejo que hasta ahora, durante casi 8 décadas, ha padecido el Parque Nacional del Nevado –desde tala clandestina, asentamientos caóticos y deterioro a causa de actividades agrícolas y ganaderas, hasta políticas prohibicionistas que impiden el cuidado del bosque de manera adecuada–, también se estaría negando la posibilidad de que las comunidades locales aprovechen, de manera controlada y sustentable, los recursos de sus bosques y, paralelamente, funjan como efectivos guardianes del área. 

Antes de exponer las varias razones por las que en lugar de una amenaza latente podríamos estar ante muy buenas noticias, es importante enfatizar que mucho dependerá de una correcta implementación del manejo forestal comunitario –comenzando por la evaluación de cada una de las propuestas que se elaboren dentro del nuevo esquema–, pero por ahora, todo indica que es un gran paso a favor del bosque y las comunidades. 

A continuación te enlistamos algunas razones por las que este plan podría ser una solución loable para conservar de una manera más efectiva este Parque Nacional y, con él, mejorar la calidad de vida de sus comunidades:

Beneficios ambientales

toluca-960x623

1) Conservación

La conservación de los bosques se garantiza mediante la presencia legal y organizada de las comunidades y los propietarios ejidales, pues estos se encargan de su cuidado y mantenimiento, además de combatir la tala clandestina. 

Existe un antecedente importante para demostrar lo anterior,  la Unión de Ejidos Emiliano Zapata que incluye varios ejidos dentro del área del Nevado de Toluca, llevan aprovechando durante más de 30 años los recursos forestales, de acuerdo a un plan de manejo, presume hoy una tasa de deforestación cero, es decir en la zona bajo su manejo.

2) Es una medida loable contra el cambio climático

Está plenamente demostrado que el manejo forestal comunitario contribuye, de manera significativa y con muy bajo costo, a disminuir la emisión de gases de invernadero (algo que por cierto ayudaría a que México cumpla el compromiso dentro del reciente Acuerdo de Paris). 

 

Beneficios económicos

resultado-51

3) Activación económica del área

Se abre una importante coyuntura para que las comunidades se beneficien del aprovechamiento maderable y se activen económicamente. Recordemos que en hoy más de 2,400 comunidades manejan sus bosques en México, de las cuales casi mil operan empresas forestales comunitarias con resultados bastante alentadores.

 

Beneficios sociales

banner-6-reforestacin-en-el-ejido-el-potrero2

4) Los derechos humanos

En este plan se prevén también los derechos humanos, específicamente los de las comunidades rurales que han habitado estos bosques y quienes por cierto tienen un papel fundamental en su cuidado y gestión. De igual forma, para evitar la toma de decisiones imprecisas por parte de la autoridad es necesario que quienes viven en estos bosques, y se benefician de ellos, intervengan activamente en su regulación y cuidado.

5) La regulación y las delimitaciones crean decisiones conscientes

En el marco legislativo de casi cualquier orden, optar por una regulación en vez de una prohibición permite generar alternativas viables para todos. La prohibición total de la tala de árboles excluye a los habitantes de la zona de tomar decisiones sobre las áreas naturales que les rodean e impide actuar a tiempo frente a problemáticas como un área forestal invadida por plaga. En este caso, con el Plan de Manejo, se reconocerían las facultades de las comunidades para ejercer su responsabilidad sobre los bosques que a lo largo de generaciones han habitado.

* Imágenes: Veo Verde; CCMSS.
Ver Más
Close