10 alimentos que puedes y no puedes darle a tus perros (INFOGRÁFICO)

A diferencia de los humanos, los perros no gozan de tanta diversidad microbiótica que les permitan digerir todo tipo de alimentos. Es por ello importante revisar el tipo de dieta que se les brinda a diario, en especial cuando se acostumbra a “darles las sobras” de lo que se comió la cena –en ocasiones, hasta la comida […]

A diferencia de los humanos, los perros no gozan de tanta diversidad microbiótica que les permitan digerir todo tipo de alimentos. Es por ello importante revisar el tipo de dieta que se les brinda a diario, en especial cuando se acostumbra a “darles las sobras” de lo que se comió la cena –en ocasiones, hasta la comida del día anterior–.

Los perros son ciertamente más delicados con algunos alimentos, por ello te compartimos una lista de los 10 tóxicos y 10 alimentos que sí puedes darles: 

Alimentos que puedes darles a tus perros:

– Plátano. Considera un snack rico en vitamina B y C, potasio y fibra. Recuerda que todo es con medida, porque si un perro come plátano en exceso, puede resultar en constipación. Así que considera en darle un pedazo de plátano en función de su tamaño. 

– Zanahoria. Al contener beta-carotina, este snack ayuda a cuidar la vista, el pelo y la piel de los perros –en especial si tienen pelo largo, como los Maltés o Golden Retriever–. Evita darle zanahorias a los perros en caso de que tengan diabetes. 

– Mantequilla de maní. Dado que el cachuate no es una nuez –sino una legumbre–, entonces no le hace daño a su estómago. Posee propiedades como la vitamina B y E, niacina, potasio y grasas saludables. Asegúrate que sea mantequilla de maní sin sal ni azúcares. 

– Moras. Sí, las moras. Son ricas en vitaminas A, B, C, E y K, fibra y un montón de antioxidantes. Así como el plátano, el exceso no es bueno para los perros pues puede provocar diarrea o vómitos. Unas cuantas moras de vez en cuanto está bien –e incluso, es saludable–. 

– Arándanos. Contienen grandes cantidades de fibra, vitamina A, B1, B2 y C. Ayuda a mejorar las funciones cognitivas, a reducir los efectos del envejecimiento y a mejorar el tracto intestinal. Los arándanos necesitan estar frescos –no secos–. 

– Arroz. Es ideal para que consiga un poco de carbohidratos dentro de los limites del índice glucémico; sin embargo, recuerda que todo debe ser con moderación. 

Receta-de-agua-de-arroz-2

– Pescado. Ofrece cantidades significativas de ácidos grasos omega, ayudando a mejorar mucho su sistema digestivo. Recuerda evitar cualquier sal o pimienta para dárselo como alimento. 

– Calabaza. Este tipo de alimento es usado tanto para la constipación como diarrea; además que ayuda a la visión, suavidad de pelo y salud de la piel. Sin embargo, recuerda que todo sea con moderación pues un exceso de vitamina A –como la que contiene la calabaza– puede ser tóxico. 

– Espinaca y lechuga. Son ricos en vitamina A, K y C. Procura que sea en dosis moderadas, pues contienen químicos llamados oxalatos, los cuales pueden ser peligrosos para un perro. 

– Peras. Son una fuente importante de nutrientes; pero procura que las consuma en pequeñas porciones –sin semillas ni tallo ni corazón–. 

Alimentos que no puedes darle a tus perros: 

 – Aguacate. Este alimento contiene un químico llamado persina, el cual es una toxina fungicida que puede provocar una reacción negativa en animales –como caballos, pájaros, conejos–. Aunque muchos perros no experimentan un efecto grave, pueden ocasionarles malestares estomacales. 

–Almendras. Aunque son los alimentos con menos consecuencias en la salud, no se recomienda darle almendras a los perros. El sistema digestivo de los perros no está equipado para soportar las almendras ni ningún similar. 

– Cerveza. Tanto el etanol como el lúpulo son dañinos para el estómago del perro. 

– Granada. Este superalimento para las personas, no lo es para los perros. La granada consiste realmente en semillas difíciles de digerir. El perro tiende a sufrir de vómitos y dolores estomacales si come una granada. 

– Chocolate. El chocolate contiene dos químicos peligrosos: la cafeína y la teobromina. En general, mientras más oscuro, más peligroso es para el perro. Todo tipo de chocolate necesita ser evitado: en dulces, galletas, brownies, etcétera. 

– Nueces. Igual que las almendras.

13717445-las-variedades-de-frutos-secos-cacahuates-avellanas-castanas-nueces-anacardos-pistachos-y-nueces-ali

– Cebolla. Este tipo de producto puede ocasionar problemas en las células negras de los perros en caso que los consuma en cantidades significativas. Mientras más intenso, más tóxico es. 

– Ajo. Igual que la cebolla. 

– Uvas. Se han asociado con cáncer de riñón canino, aunque muchos perros no experimentan ningún malestar con las uvas. En caso que un perro se intoxique con uvas, es importante llevarlo al veterinario; en especial si tiene síntomas como vómito, fatiga y diarrea. 

– Chicle. Además de ser difíciles de digerir, tienen un químico llamado xylitol, el cual puede provocar niveles altos de azúcar en la sangre.

 

dogfood_infographic-3



El tesoro azul de los manglares Tumbes son una oportunidad máxima de conservació

Existe una falta de reconocimiento científico, legal y administrativo de la capacidad de captura y almacenamiento de carbono de los Manglares en Tumbes.

Autora: Diana Luna

Es un hecho que los mecanismos de secuestro de dióxido de carbono (CO2) en la actualidad son un tema de interés progresivo, especialmente por su relación con el Cambio Climático. En efecto, la conservación de los bosques ha tenido gran éxito gracias a que se ha considerado su protección a través del mecanismo REDD+ 1 (Mulyani & Jepson 2013). Por otro lado, investigaciones recientes han puesto en relieve la valiosa función que desempeñan los ecosistemas costeros y marinos en el secuestro de CO2, específicamente los bosques de manglares (Alongi, 2002; Mcleod et al., 2011). El carbono azul se define como el CO2 en forma de carbono orgánico que es captado y almacenado por los ecosistemas costeros de manglar, pastos marinos y marismas. (SEMARNAT, 2017). No obstante, cada año se pierden hectáreas de estos ecosistemas; a nivel mundial, se estima que han desaparecido el 50% y que gran parte de los manglares restantes se encuentran en peligro (WRM, 2002).

A pesar que el Perú tiene el privilegio de contar con manglares en el norte del país, las autoridades no han manifestado mayor interés en la capacidad de los manglares como sumidero de carbono. Ante esta situación, la pregunta que surge es ¿El Santuario Nacional de Manglares de Tumbes 2 cuenta con algún lineamiento político o estrategia de manejo relacionada al carbono azul?

Este ensayo tiene como finalidad analizar brevemente la falta de reconocimiento científico, legal y administrativo de la capacidad de captura y almacenamiento de carbono de los Manglares en Tumbes. Por ello, hablaré en primera instancia sobre la creación del Santuario Nacional de Tumbes, seguidamente expondré las limitaciones y fortalezas de la administración del Área Natural Protegida (ANP) y por último, mencionaré las oportunidades nacionales e internacionales que se pueden generar a partir del reconocimiento al carbono azul.

La principal causa de pérdida de los Manglares del Perú es la deforestación; debido a la fuerte demanda por construir pozas productivas para langostineras (ONERN, 1983). Ante esta situación, la población y autoridades locales exigieron la protección de los manglares y esteros. Como consecuencia en 1978 los manglares son declarados intangibles 3 . A pesar de estos esfuerzos, la extensión del manglar en Tumbes continúo disminuyendo un 22% en tan solo 10 años, reportándose 5964 ha en 1982 y 4541 ha en 1992 (ONERN, 1992). Por esta razón, universidades, entidades gubernamentales y no gubernamentales participaron para promover la creación del Santuario Nacional Los Manglares de Tumbes, mediante el Decreto Supremo N°018-88- AG. A partir de esta acción, la actividad langostinera disminuyó en un 60 % (FPCN, 1993).

Después de la creación del Santuario Nacional de Tumbes, los principales esfuerzos por regular el ANP estaban dirigidos a gestionar la actividad langostinera. Si bien en los siguientes años, se exponen diferentes dispositivos legales que buscan regular la actividad langostera (INRENA, 2007), estos no garantizaron el control de acciones ilícitas (OEFA, 2016). Un caso curioso ocurrió en algunas langostineras que mantuvieron equivocadamente dentro de sus planos de aplicación, extensas áreas de manglares como parte de sus concesiones (FPCN, 1993). Según el Dr. Ugarte (CIDE, 2012) esto ocurre por la falta de capacitación de los 1 Reducción de las Emisiones derivadas de la Deforestación y la Degradación de los bosques., 2 Área natural protegida creada por el Decreto Supremo Nº018-88- AG, 3 Prohíbe la tala de mangle en los esteros de Tumbes por langostineras a través de RM Nº 184-78- VC. inspectores municipales y el insuficiente monitoreo y vigilancia en las actividades, razones por lo cual no siempre es de carácter aplicable la ley.

Algo semejante ocurre con los programas de gestión, donde predominaron las actividades económicas sobre las de conservación. Reflejo de esto son la serie de planes de manejo que se realizaron (para la extracción de cangrejos y conchas negras, sobre el potencial turístico y capacidad de carga turística) (Malca, 2009 1 , Malca, 20092; Murrugarra, 2008; Angulo, 2009). Además, habría que mencionar que uno de los objetivos principales del Plan Maestro 2007-2011 era promocionar el turismo. Esta situación, pone en evidencia a una gestión sectorial que se caracteriza por haber estado orientada a enfocar sus esfuerzos en el desarrollo de múltiples actividades económicas en un mismo espacio (Pérez-Cayeroa, 2015); ignorando el potencial de su conservación.

En contraposición con lo antes mencionado, en estos últimos 6 años es cuando comienza a surgir la posibilidad de un manejo más sostenible para el ANP. Esto se logra gracias a un proyecto sobre el Impacto del Cambio Climático en los Manglares de Tumbes (Takahashi & Martínez, 2015). Esta experiencia ilustra un acercamiento al Enfoque Basado en los Ecosistemas para la Gestión (EBM, por las siglas en inglés), ya que demostró contar con estrategias basadas en el trabajo multidisciplinario e interinstitucional, gestión cooperativa, participación local y conocimiento científico, algunos de los componentes que describe la EBM (PNUMA, 2015) Así, es necesario recalcar que en sí mismo, el proyecto, es una estrategia de adaptación ecosistémica (EBA, por sus siglas en inglés) pues busca prevenir los posibles problemas que pueden surgir a partir del cambio climático (Allan & Henry,2009). Además, los objetivos del Plan Maestro 2017-2021 fueron modificados, permitiendo dar más reconocimiento al eje ambiental. (SERNANP, 2017). Ante esta situación, surge la necesidad de mejorar el entendimiento de las oportunidades en la política peruana para integrar el concepto de carbono azul (López, 2016; México Sostenible, 2017). Un primer alcance son los Acuerdos Internacionales; ya que la conservación de los manglares permite el cumplimiento de estos acuerdos al ser considerado como mecanismo frente al cambio climático. En el Perú se puede aplicar el convenio de Paris: COP21 y el convenio de Biodiversidad (MINAM, 2014; Pulgar-Vidal, 2015). Una segunda oportunidad se establece a partir del marco legal, con la creación de mecanismo de pago por servicio ambiental. Lo que permitiría la regulación del pago de derecho de uso de concesión (IIJUNAM, 2016), ya que permitiría priorizar actividades que busquen la conservación, frente a aquellas que lo degradan. La tercera oportunidad dependerá de la voluntad política, si bien esta puede resultar ser la más difícil de lograr, existen iniciativas atractivas en países latinoamericanos que nos sirve de guía para dar los siguientes pasos.

Así, en México se establece el programa denominado Ecovalor que incentiva el estudio de valorización a sus ecosistemas de carbono azul (EcoValor Mx., 2016). Por último, los manglares de Tumbes pertenecen al Gran Ecosistema Marino (LME, siglas en inglés): Costa Central-Pacífico Americana (Heileman, s.f) en este sentido se debe buscar establecer cooperaciones transfronterizas, que permitan crear espacios donde se pueda compartir experiencias y la gestión pueda adoptar un enfoque más integral (GEF, 2015). En conclusión, queda en evidencia que en el Perú, el carbono azul aún no ha sido estudiado, regulado ni gestionado y que su administración, únicamente se ha encomendado a promocionar actividades económicas dentro del ANP y de crear un sinfín de leyes escasamente aplicables. A pesar de ello, ha comenzado a surgir un gran potencial administrativo, gracias al interés del sector científico y de las experiencias internacionales.

Es preciso comprender que para poder conservar estos ecosistemas es necesario adoptar por un pensamiento más holístico y cooperativo. Creo que la única manera de salvar a este maravilloso ecosistema es que cada uno de nosotros investigue, se informe, comente, comparta y sienta la verdadera conexión que existe entre el humano y la naturaleza, al fin y al cabo cualquiera de nosotros podría ser el próximo científico o político que proponga nuevas estrategias de gestión.



¿Qué son los destellos que surgen de los arrecifes de coral?

Entre los habitantes de arrecifes, los corales han empezado a desarrollar proteínas fluorescentes que actúan como un protector solar.

Muchas de las especies que habitan en las oscuras profundidades del océano poseen un destello propio para iluminarse en su camino. Se trata de un mecanismo de supervivencia que, además de ser místico, ayuda a las especies a adaptarse a un nuevo ambiente y a brindar una mayor amplitud a la biodiversidad. Ahora, los científicos han descubierto a una serie de especies de coral que poseen destellos vibrantes. 

Entre los habitantes de arrecifes, los corales han empezado a desarrollar proteínas fluorescentes que actúan como un protector solar. Para los corales que viven en aguas superficales, estos destellos son un protector contra la eterna guardia del Sol. Es decir que este protector solar fluorescente provee un filtro perfecto para que tanto los corales como las algas microscópicas que realizan el 90 por ciento de su fotosíntesis, continúen sobreviviendo pese al exceso de radiación que ha provocado el exterminio de muchos arrecifes de coral. 

De acuerdo con los expertos, este proceso es diferente en los arrecifes de coral de aguas profundas, pues éstos poseen una relación simbiótica con las algas para sobrevivir. De modo que, a diferencia de los corales de aguas superficiales, requieren mayor cantidad de luz solar para la fotosíntesis; sin embargo, también han comenzado a iluminarse como método adaptativo al ambiente. Esto parece deberse como un método que les permite producir su propia luz solar para que, en vez de bloquear el destello, la absorban para emitir luz anaranjada y se pueda realizar la fotosíntesis. 

Para más información, dale click aquí. 



¿Ojo por ojo? Jóvenes defienden a perro que lanzaron a lago (VIDEO)

A través de redes sociales se viralizó un video en que un chico lanzó, con afán de divertimento, a un cachorro de perro a la laguna El Infiernillo, la cual es conocida por la zona por sus altos contenidos de basura y contaminación.

La violencia a animales es una conducta cada vez más penalizada a nivel social y judicial. Es decir que cada vez hay más personajes tanto del ámbito civil como policial que se entregan en cuerpo y alma a defender a animales que no poseen los recursos para hacerlo por su cuenta. Un ejemplo de esta situación fue la que se vivió en Mazatlán, Sinaloa, en México. 

A través de redes sociales se viralizó un video en que un chico lanzó, con afán de divertimento, a un cachorro de perro a la laguna El Infiernillo, la cual es conocida por la zona por sus altos contenidos de basura y contaminación. Frente a esto, un grupo de jóvenes decidieron arremetar en contra del chico en defensa del perro: lo arrojaron a la orilla de la laguna, de la cual pudo salir sin complicaciones. Los eventos se mostraron en el siguiente video: 



Eco receta: un protector solar casero y natural para este verano

Para la fortuna de nosotros, existe una serie de prácticas que ayudan a protegernos naturalmente del sol, reduciendo tanto la huella ecológica y el riesgo de algún malestar derivado de los químicos.

Frente a las olas de calor que invaden numerosas partes del planeta, es indispensable cuidar la piel de los potentes rayos UV que pueden ocasiones lesiones cutáneas así como enfermedades como cáncer de piel, entre otras. Desgraciadamente muchos de los productos protectores solares poseen grandes cantidades de químicos nocivos que se impregan en la piel y se conducen al flujo sanguíneo hacia los órganos internos. 

Para la fortuna de nosotros, existe una serie de prácticas que ayudan a protegernos naturalmente del sol, reduciendo tanto la huella ecológica y el riesgo de algún malestar derivado de los químicos. Como por ejemplo, usar ropa de protección, estar a la sombra siempre que sea posible, evitar la exposición directa del sol a medio día, tener una dieta más saludable rica en vitaminas, minerales y antioxidantes, entre otros como fresas, arándanos, frambuesas, cerezas, fruts, frijoles, nueces, legumbres, etcétera. 

Además en la naturaleza existen ingredientes que nos protegen naturalmente del sol, los cuales por cierto poseen factor de protección solar aunque ninguno es lo suficientemente fuerte para una experiencia playera: 

– Aceite de semilla de frambuesa. Posee el nivel más alto de protección de todos los ingredientes naturales –entre unos 30 y 50–. 

– Manteca de Karité. 

– Aceite de semilla de zanahoria. 

– Aceite de Germen de Trigo. 

– Aceite de sésamo. 

– Aceite de coco. 

– Aceite de cáñamo.

– Aceite de aguacate. 

– Aceite de soya. 

– Aceite de cacahuate. 

En el caso de que se desee ir a la playa, existe esta alternativa de protector solar casero

– Necesitas: 2 cucharadas de mezcla de aceites –cualquier combinación de los aceites antes mencionados–, 30 gramos de cera de abeja, 30 gramos de manteca de karité o de cacao, 1 cucharadita de aceite de vitamina E o aceite de germen de trigo, 10 gramos de polvo de óxido de zinc, 30 gramos de aceites esenciales. 

– Método de preparación: En un baño María, a fuego lento, derrite los aceites no esenciales, la cera de abeja y las mantequillas. Reita del fuego para dejar enfríar ligeramente antes de añadir el aceite de vitamina E, el polvo de óxido de zin y los aceites esenciales. Para usar el óxido de zinc es indispensable usar una máscara pues su inhalación puede ser peligrosa. Revuelve hasta que se disuelva el óxido de zinc. Vierte la mezcla en un dispensador, deja que se enfríe durante la noche. Usa el resultado como si fuese una crema corporal. 



Así fue el cambio de los lobos en el Parque Nacional de Yellowstone

En la cadena alimenticia de la Naturaleza, se le da nombre de ciclo de la vida al hecho de que especies consuman especies para su supervivencia brindando un equilibrio en cada ecosistema del planeta. Desgraciadamente, a esta práctica de la naturaleza asumirse en ocasiones violenta, agresiva o innevesaria. Sin embargo, ¿lo es?  Se dice que cuando una […]

En la cadena alimenticia de la Naturaleza, se le da nombre de ciclo de la vida al hecho de que especies consuman especies para su supervivencia brindando un equilibrio en cada ecosistema del planeta. Desgraciadamente, a esta práctica de la naturaleza asumirse en ocasiones violenta, agresiva o innevesaria. Sin embargo, ¿lo es? 

Se dice que cuando una especie se extingue, impacta tanto en los depredadores, depredados  y la geografía del ecosistema. Este hecho se evidenció cuando en el Parque Natural de Yellowstone, en EE.UU., se reintrodujeron una manada de locos después de casi 70 años de su desaparición en la zona. Como consecuencia, los lobos fueron capaces de desviar el cauce de los ríos. A este fenómeno se le nombró “Cascadas Tróficas generalizadas”, el cual se define como “el proceso ecológico que comienza en la parte más alta de la cadena alimenticia y va llegando hasta el final de la misma.” 

Antes de ello, existía un gran número de ciervos y alces que, pese a los esfuerzos humanos para controlarlos, continuaba creciendo, provocando a su vez la reducción de la vegetación y la posibilidad del pastoreo que dificultaba la coexistencia de otras especies. En 1995 se reintrodujeron lobos en el Parque de Yellowstone, y poco a poco la región comenzó a adquirir nuevos cambios: al disminuir con gran parte de las manadas de ciervos, alces y coyotes, estas zonas comenzaron a regenerarse y los arbustos dieron más frutos en su proceso de expansión. 

Es decir que en Yellowstone se volvió a poblar de arboledas que quintuplicaban su altura en los últimos seis años; las partes desnudas de los valles, se convirtieron en bosques de álamos y sauces, que dieron hogar a pájaros cantores y aves migratorias, a castores y otras especies. De hecho las presas que construían los castores, como los ingenieros del ecosistema, permitieron forjar nuevos hábitats para nutrias, ratas de río, patos, peces de río, anfibios y reptiles. Y dado que los lobos también redujeron el número de coyotes, aumentaron el de los conejos, ratones, y éstos a su vez el de águilas, comadrejas, zorros y mofetas. 

La cadena alimenticia continuó en Yellowstone: los cuervos y águilas calvas solían bajar para alimentarse de la carroñña que los lobos dejaban; los osos se alimentaban de ella aumentando su población y permitiendo la regeneración de arbustos. Inclusive se observó que la población de los osos aumentó de 139 ejemplares en 1975 a 600 en 2007, lo cual fortaleció la teoría de que los lobos salvaron la extinción de esta especie. 

Este ejemplo brindó una importante lección: la relación entre los depredadores y el equilibrio de un ecosistema es más complicada e interdependiente de lo que se creía. Pues de hecho con la reintroducción de los lobos, los ríos consolidaron su curso reduciendo su erosión, estableciendo el suelo y recuperando la vegetación en la ladera de los valles. Se podría decir que bastaba un depredador para que el ecosistema de una gigantesca área verde recuperara su fortaleza, vitalidad y vida. 

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca