Close

Mercurio retrógrado y sus efectos en la salud emocional

Del 30 de agosto al 21 de septiembre, Mercurio ha entrado en su ciclo retrógrado –por tercera vez en el año–. Es decir, es una etapa en que Mercurio entra bajo los rayos del Sol, conjugando con el astro y descendiendo, simbólicamente, al inframundo como ocurrió durante el mito de Orfeo. Esto puede generar que las comunicaciones o conexiones sean más lentas, como si fuera una etapa caótica para los vínculos interpersonales. 

Cuando los planetas en el interior de la órbita terrestre, como es el caso de Mercurio y Venus, entran en retrogradación, desaparecen del brillo solar al colocarle en conjunción inferior con el Sol. Es especialmente con Mercurio que su órbita, elíptica, se desacelere e inclusive parece que va hacia atrás para que luego vuelva a estar adelante del Sol. Esto provoca que Mercurio y Venus “desaparezcan” y luego reaparezcan en su nueva fase como “estrella de la tarde” y “estrella del amanecer”en el infamundo. En su momento, a estos dos astros se les llamaba “los vagabundos”, ya que se pensaba que su desaparición realmente sucedía. 

mercurio

En esta ocasión, Mercurio retrógrado ocurre en el signo de Virgo, generando efectos similares a una aparente confusión. Inclusive, un tema que parece enfatizar este periodo es el del orden, la pulcritud y la minuciosidad en la comunicación y vínculos, así como los medios para relacionarnos. Se dice inclusive que es en esta temporada que podrán salir a relucir algunos problemas en el orden, organización y detalle en proyectos laborales, afectivos e intelectuales. Por otro lado, este periodo también potencializa un proceso de introspección, de ir hacia dentro para ser capaces de ver en la oscuridad con justicia y razón. Lo importante es mantener la fe en el proceso. 

Dado que Mercurio es el planeta de la inteligencia racional, la velocidad del pensamiento y la oratoria, de los enlaces, nexos, conexiones y terminales, es el que puede facilitar la articulación. Inclusive se dice que en el sistema tradicional, la Luna y Mercurio son considerados planetas que suelen tomar cualidades de los demás, como amplificadores de los rayos planetarios; afortunados y benevolentes. Es su poder el mantener un alma en movimiento, en una espiral descendente, llena de curiosidad, hacia un significado.

 

Ver Más
Close