Los 10 químicos tóxicos más peligrosos que se encuentran en el polvo de tu hogar

Tras analizar varios estudios sobre los compuestos del polvo en los hogares, se encontraron químicos tóxicos relacionados con productos de limpieza y la contaminación en el medio ambiente.

Cuando se era pequeño, era fácil jugar en un cuarto con muebles viejos y kilos de polvo. En esa época no importaba cómo quedarían nuestras manos ni lo negra que quedaría nuestra ropa. Sólo era cuestión de imaginar, crear y divertirnos. No teníamos que preocuparnos por la toxicidad del polvo, pues para ese entonces, la vida solía ser más natural. Sin embargo, en la actualidad, de acuerdo con un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de George Washington University, el polvo que alberga en nuestros hogares pueden estar compuestos de químicos tóxicos que podrían afectar la salud de las personas. 

Tras analizar varios estudios sobre los compuestos del polvo en los hogares, se encontraron químicos tóxicos relacionados con productos de limpieza y la contaminación en el medio ambiente. Como por ejemplo: hidrocarburos para prevenir inciendios, antiadherentes, ftalatos, productos químicos fluorados en cosméticos, productos de cocina, muebles, juguetes, envasado de alimentos, jabones líquidos, detergentes, etcétera. 

La mayoría de las personas expuestas durante periodos largos de tiempo a este polvo tienden a enfrentarse a problemas de la salud. Para Veena Singla, autora de la investigación y científica del Natural Resources Defense Council, “el número y niveles de químicos tóxicos se encuentran en cada una de las recámaras de nuestros hogares.” En total son 45 químicos de cinco diferentes clases químicas; de los cuales, 10 son potencialmente tóxicos en el 90 por ciento de las muestras de polvo. Conócelos: 

 

quimicos toxicos en polvo

Pese a que se desconoce aún los impactos específicos sobre los humanos, se sabe que la exposición constante a ellos se ha relacionado con enfermedades hormonales, trastornos del desarrollo, diferentes tipos de cáncer e incluso malformaciones. En palabras de Tracey Woodruff, directora del Programa en Salud Reproductiva y Ambiental en la Universidad de California en San Francisco, no solemos prestarle importancia a esta exposición significativa al polvo lleno de tóxicos, los cuales se derivaron de los constantes productos artificiales que usamos en la limpieza del hogar. 

¿Será momento de regresar a la base, buscando alternativas naturales y efectivas para no sólo la limpieza del hogar, también la salud tanto de uno como de nuestros seres queridos? Todo parece indicar que sí. 

Más en Ecoosfera

Tóxicos ¿en mi ropa? Mira lo que Greenpeace tiene que decir al respecto

3 consejos prácticos (y necesarios) para desinfectar tu habitación

 



Conoce los 4 tipos psicotrópicos ancestrales de México

Cada una de ellas promueve tanto la biodiversidad de la región como el conocimiento de aquellas generaciones cargadas de chamanes, misticismo y conexión con la naturaleza.

Con una amplia diversidad en hierbas medicinales, numerosos pueblos mexicanos usan la sabiduría en la herbolaria como parte de su repertorio alimenticio y curativo. De alguna manera, estas plantas medicinales mexicanas han acompañado tanto a pueblos ancestrales como a nuestra actual cultura, como parte de la dieta cotidiana y paliativos mentales, corporales o espirituales.

Cada una de ellas promueve tanto la biodiversidad de la región como el conocimiento de aquellas generaciones cargadas de chamanes, misticismo y conexión con la naturaleza. Aunque las que gozan de una mayor popularidad son aquellas conocidas como “de poder”, aquellas que siempre se han caracterizado por su imponente alteración en la percepción visual y manifestado en las figuras geométricas intensamente coloreadas, los petroglifos, las tablas huicholas, entre otros. 

En otras palabras, estas plantas, de la familia de las drogas psicodislépticas, se distinguen en cuatro subfamilias: los alucinógenos, los cognodislépticos, los inductores de trance y los delirógenos. Con el fin de seguir promoviendo el conocimiento milenario mexicano sobre la medicina herbolaria, te compartimos una explicación de cada una de los tipos de psicotrópicos endémicos de México

 

Inductores de trance. Pese a ser usadas desde la prehistoria mesoamericana, este tipo de plantas difícilmente producen alucionaciones. En su lugar generan una sensación cargada de letargo y languidez, incrementando la percepción al grado de provocar irritación. Hay quienes reportan “una estimulación de la imaginación que se usa, de manera adivinatoria, en contextos rituales.” Una inductora de trance mexicana es la hoja de la pastora o pipiltzintzintli Salvia divinorum–; también, la marihuana –Cannabis sativa–. 

Salvia divinorum plantas medicinales mexicanas

Cognodislépticos. Al igual que los inductores de trance, estimular la imaginación pero no producen alucinaciones. Sus efectos se ven principalmente reflejados en la alteración de mecanismos de la memoria; es decir, aunque la memoria a corto plazo se puede “perder” en el Inconsciente, se avivan todas las sensaciones y la fantasía. El uso cotidiano de estas plantas es la oniromancia, la adivinación durante el sueño. Un cognodislépticos mexicano es el Manto de la Virgen o ololiuhqui –Turbina corymbosa–.

Turbina corymbosa plantas medicinales mexicanas

Delirógenos. Con efectos potentes que disminuyen la conciencia, el consumo excesivo de estas plantas provocan un delirio con desorientación e intensas alucinaciones que puedan confundir la realidad interna con la externa. Son conocidas por ser de “tradición oscura y secreta”, usadas principalmente en ritos de hechicería y para hacer daño a enemigos. Un delirógeno mexicano es el toloache o tolohuaxihuitl –Datura stramonium–.

Alucinógeno. Como su nombre indica, estas plantas producen alucinaciones. La quintaesencia de los alucinógenos es la mezcalina del peyote o la psilocibina de los hongos, además que ambas plantas son consideradas como sagradas por excelencia. 



¿Cuánta azúcar estás comiendo en tus alimentos? (FOTOS)

De acuerdo con Antonio Rodríguez Estrada, fundador de SinAzúcar.org, el azúcar también se encuentra en productos que, al no leer las etiquetas, consumimos sin darnos cuenta.

Es mundialmente sabido que el consumo excesivo –e incluso, mínimo– del azúcar produce una serie de consecuencias negativas en la salud. Estudios de universidades, los cuales están avalados por la Organización Mundial de la Salud, insisten en reducir al menos una cuarta parte –25 gramos diarios– de azúcar ingerida con el fin de prevenir una serie de enfermedades relacionadas con su consumo; tales como la dependencia, sobrepreso, diabetes, caries, problemas cardiovasculares, etcétera. Pero, ¿es suficiente dejar de ponerle cucharaditas de azúcar al café para cuidarnos física y emocionalmente? 

De acuerdo con Antonio Rodríguez Estrada, fundador de SinAzúcar.org, el azúcar también se encuentra en productos que, al no leer las etiquetas, consumimos sin darnos cuenta. Para él es indispensable difundir imágenes para generar consciencia sobre la cantidad de azúcar que estos alimentos contienen y, de alguna manera, materializar el verdadero consumo de este ingrediente peligrosamente tóxico: “SinAzúcar.org pretende visualizar el azúcar oculto en estos alimentos procesados de una forma simple y gráfica para que puedan ser compartidas fácilmente a través de las redes sociales. Es mi granito de arena para mejorar los hábitos de consumo”.

Dado que una de las principales causas de la epidemia de obesidad es el abuso de los productos industriales, es importante presentarlos en su impactante realidad, sin brillos ni decoraciones que seduzcan al consumidor. En especial los productos que vienen con la imagen de ser saludables, bajos en azúcar o “o%” o inclusive están avalados por sociedades médicas. Tan sólo en el caso de las cafeterías de Starbucks se sirven tazas extragrandes de azúcar en sus bebidas caliente, y se ofrecen cada vez más chai, chocolate y otras alternativas cafetaleras con jarabes para un sabor aún más intenso. Esta simple estrategia aumentó hasta en un 20 por ciento de clientela diaria, pese a que los consumidores ignoran la cantidad de azúcar que beben en su café o bebida. 

Por ello Rodríguez Estrada decidió fotografiar algunos alimentos más genéricos, tomar una marca de referencia, colocar a su lado el equivalente de azúcar en terrones de azúcar –de 4 gramos– e inmortalizar el momento. Te compartimos algunos ejemplos de su trabajo: 

 

Más en Ecoosfera: 

Sobre como las cadenas comerciales de café inundan tu bebida con azúcar (empezando por Starbucks)

Esto le sucede a tu cuerpo cuando comes un poco de azúcar

Consumir azúcar provoca los mismos efectos de la cocaína, estudio

Una dieta sin azúcar arroja beneficios casi inmediatos en niños; estudio

Guía práctica para dejar el azúcar paso a paso



Gimnasio flotante en París utiliza energía verde generada por sus clientes

Con la forma de un bote que navega por las aguas del río Sena, en París –Francia–, se trata de un gimnasio que funciona con la energía generada por la actividad física de los clientes mismos.

La firma de arquitectura italiana Carlo Ratti Associati ha desarrollado un proyecto ecosustentable único en su género. Con la forma de un bote que navega por las aguas del río Sena, en París –Francia–, se trata de un gimnasio que funciona con la energía generada por la actividad física de los clientes mismos. Es decir que tanto el consumo eléctrico del gimnasio para su funcionamiento y navegación proviene de energía humana. 

Para los diseñadores del proyecto ecosustentable era indispensable conseguir un espacio que pudiera sostenerse a sí mismo, por lo que, al investigar, encontrar que un bote de 20 metros de largo podría ser impulsado con energía humana de 45 personas.  Así que usaron estas dimensiones para que los usuarios generaran energía verde mediante bicicletas y aparatos de entrenamiento, y aprovechar el movimiento humano sin necesidad de reforzar la huella ecológica. Al resultado lo nombraron Gimnasio Navegante de París. 

 

La idea surgió con la intención de inspirar a cada vez más personas a ejercitarse, por lo que la combinación de consciencia ecológica y diseño –el gimnasio es descapotable para días de verano– se convirtieron en la base de principal del proyecto. Esto brinda la posibilidad de volver tangible la teoría de la ecosustentabilidad, generando una especie de motivación y consciencia en relación con el medio ambiente. 

Conoce más sobre este proyecto con los siguientes planos: 

 
 


¿Qué tienen en común tu mat de yoga, el pan del Subway y otros 499 alimentos?

Casi 500 alimentos comúnmente vendidos alrededor del mundo contienen un compuesto químico que también se usa en pieles sintéticas y mats de yoga.

El mes de febrero, la cadena de restaurantes Subway se enteró de que a sus clientes no les gusta comer un químico que se encuentra en los mats de yoga, las suelas de zapatos y la piel sintética. La cadena ahora planea retirar el ingrediente, llamado azodicarbonamida, o ADA,  de su pan.

Este ingrediente se utiliza como un “acondicionador de masa” que permite una mayor producción de esta y hace que el producto final sea más “esponjoso” y firme. Pero mientras Subway, después de una ruidosa difamación, decidió retirar el químico de su empresa, más de 450 empresas la siguen utilizando en su pan; entre ellas Starbucks, Wendy’s, McDonalds, Arbys, Burger King y Dunkin Donuts (puedes ver la lista completa aquí).

Los peligros de consumir este químico están vinculados con problemas respiratorios, alergias y asma, según el World Health Organization. Pero la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos aún sigue aprobando su uso comestible, siempre y cuando no exceda el 0.0045 por ciento del peso de la harina usada.

La buena noticia es que, después de la miríada de notas y artículos escritos al respecto y difundidos en redes sociales, y de una exitosa recolección de firmas, el Senador estadounidense Charles Schumer (NY) pidió a la FDA prohibir por completo el azodicarbonamida. Veremos cómo evoluciona el retiro de este químico de productos que no sólo se consumen en EU sino en todo el mundo.



Nueva epidemia de dermatitis causada por un químico presente en la mayoría de los cosméticos

La metilisotiazolinona, que siempre ha sido utilizada como preservativo en los productos cosméticos, ha incrementado su concentración desde el año 2005, provocando una fuerte oleada de dermatitis y eczema.

108564416_583

Mientras se supone que la seguridad humana es la prioridad número uno de la industria cosmética, y que todos los productos deben someterse a pruebas rigurosas de seguridad antes de salir al mercado, esto no siempre sucede.

El preservativo llamado “metilisotiazolinona” es utilizado en la mayoría de los champús, cremas hidratantes, geles de baño, maquillajes y toallas para bebé como un ingrediente que evita el crecimiento de bacterias y hongos. Baste tomar una crema y revisar sus componentes para encontrar el nombre. El problema no es que se encuentre en todas partes, ya que no es tóxica, sino que las cantidades que se usan ahora son mucho mayores a las que estaban permitidas antes, y dermatólogos han encontrado que es una causa grave de dermatitis.

Los expertos apuntan que éste químico está en segundo lugar después del níquel en causar alergias por contacto. Uno de doce adultos y uno de cinco niños en el Reino Unido (donde se lleva a cabo la investigación) tienen eczema, uno de los tipos más comunes de la dermatitis.

Algunos de los productos que contienen este químico en grandes cantidades incluyen a la crema Nivea, Wet Ones y el jabón para hombres de marca Boots. Valdría la pena averiguar cuál es la concentración de metilisotiazolinona en los productos que usamos diariamente para evitar ser parte de esta “epidemia” de irritaciones graves en la piel.

Vía The Telegraph

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca