Close

El Monstruo de Lago Ness no era monstruo ni vivía en el lago, estudio

Cuenta la leyenda que el misionero irlandés, San Columbano, evangelizador de Escocia, vio un monstruo en el año 565 de nuestra era. Supuestamente la bestia había atacado a un vecino en el río Ness, el cual desembocaba en el lago. En ese entonces, el santo hombre exhortó al monstruo a no seguir atacando a los humanos, y parece ser que tuvo efecto pues, aunque hubieron más avistamientos, no se reportaron más ataques. Es como si las costumbres de esta bestia se volvieran pacíficas o adaptables a la vida humana. Hasta que, en 1933, George Spicer y su esposa viajaban por la carretera que bordea al lago y vieron una enorme y oscura criatura con un cuello largo. Meses después, un trabajador de la compañía British Aluminium confirmó la presencia de este ser con grandes dimensiones. Aunque nunca se comprobó la veracidad de estas anécdotas, el misterio de la criatura aún encandila a cualquiera que recorre el lago Ness. Hasta ahora…

Pese a que el fósil del Monstruo de Lago Ness se encontró en 1966 en la isla escocesa de Skye, apenas un equipo de paleontólogos de la Universidad de Edimburgo comenzó a descubrir los secretos que guarda este ictiosaurio del periodo Jurásico Medio. Se trata de un monstruo marino de Loch Storr, de 4m de largo y 170 millones de años, que por fin salió del anonimato en el Museo Nacional de Escocia. 

ictiosaurio lago ness escocia

 

Por el momento es el esqueleto más completo de un reptil marino de la era de los dinosaurios que se haya encontrado en las tierras escocesas; y pese a que se encuentra en perfectas condiciones de análisis, permaneció medio siglo bajo el resguardo del museo ya que no contaban con las técnicas para liberarlo de la densa roca que lo rodeaba. Hasta que el restaurador de fósiles, Nigel Larkin, decidieron analizar y descubrir sus misterios. 

Este análisis permitió revelar cómo los ictiosaurios no sólo evolucionaron durante el Periodo Jurásico Medio, también la manera en que prosperaron en los mares prehistóricos mientras los dinosaurios dominaban la tierra. Para Dr Steve Brusatte, de School of GeoSciences, los ictiosaurios, como el Monstruo de Lago Ness, solían gobernar las aguas; sin embargo este tipo de especies  son “excepcionalmente raros en Escocia”. De hecho, actualmente se le ha coronado como una de las joyas de Escocia. 

 

Ver Más
Close