Close

Descubren un nuevo arrecife de 10 000 años atrás de la Gran Barrera de Coral

 La Gran Barrera de Coral no es sólo un sitio indispensable a visitar durante las vacaciones en Australia, también es una de las estructuras geológicas más importantes del mundo. Por ello, este arrecife de coral se ha procurado cuidar de los numerosos turistas que lo visitan, sin embargo el calentamiento global ha comenzado a impactar en esta gran barrera. Apenas este año, científicos del Centro de Excelencia para Estudios de Arrecifes de Coral de Australia notaron un aumento en la temperatura del mar que ha emblanquecido la barrera; lo cual ha provocado que se realicen proyectos de investigación y contención de este Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

Entre las investigaciones realizadas se encuentra la de Robin Beaman, profesor de la Universidad James Cook, quien descubrió un arrecife al norte de la Gran Barrera de Coral. Parece ser que aunque sabían de la existencia de esta estructura geológica, nunca pudieron obtener mayor información: “No conocíamos la forma que tenían ni su gran tamaño. Lo que hemos encontrado tras la Gran Barrera de Coral nos ha impresionado, sobre todo la zona más profunda del fondo marino, la zona entre los arrecifes y la extraña forma de la estructura geológica.”

arrecife biogenico

Son praderas de algas verdes con 10 000 años de antigüedad; arrecifes biogénicos de algas Halimeda con formas similares a los panales de abejas; sedimentos de caliza o carbonato cálcico que terminan formando grandes montículos. 

Para encontrar este tipo de arrecifes, uno tiene que sumergirse de entre 20 y 40 metros; es decir, a más profundidad que los arrecifes de coral. Sin embargo, aún falta desarrollar la tecnología adecuada para llegar a tal profundidad. Mientras tanto, explica Beaman, han comenzado el sondeo del fondo marino usando tecnología Lidar de la Armada australiana. Gracias a ello, se han elaborado mapas de 6 000 km del nuevo arrecife, el cual es tres veces más grande de lo estimado y se extiende desde el estrecho de Torres –entre Australia y Nueva Guinea– hasta Puerto Douglas en Queensland. 

Beaman concluyó que este descubrimiento permitirá abrir nuevas vías de investigación sobre la vida marina moderna dentro y alrededor de los arrecifes biogénicos, así como los efectos del cambio climático en la biodiversidad acuática. 

Ver Más
Close