En México, son ya 15 especies extintas en los últimos 50 años

Mientras tanto, el lobo mexicano y la vaquita marina están en peligro de extinción.

Imagen principal: www.medioambiente.net

Ante la amenaza del cambio climático y la caza ilegal, la biodiversidad mexicana ha comenzado a tener una crisis seria. Tan sólo en los últimos 50 años han desaparecido entre 15 y 25 mamíferos mayores, como por ejemplo el carpintero imperial, foca monje del Caribe, oso mexicano, cóndor norteño, entre otros. 

Frente esto, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales pondrá en marcha el Sistema Nacional de Monitoreo de la Biodiversidad. En él, estarán implicadas no sólo la Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad –Conabio–, la Nacional de Áreas Naturales Protegidas –Conanp– y la Nacional Forestal –Conafor–, también asociaciones privadas. El objetivo es realizar un Inventario nacional forestal en 35 áreas naturales protegidas del país, determinar el estado en que se encuentra la diversidad biológica y así implementar tanto decisiones de política pública como medidas de adaptación ante el cambio climático. 

El inventario forestal de la Conafor elaborará muestreos estadísticamente significativos mediante la infraestructura del inventario nacional y de suelos, así como con imágenes y sonidos. Para Alejandro del Mazo Maza, titular de la Conanp, el monitoreo será un esquema de colaboración sin precedentes: “Tres instituciones suman esfuerzos para monitorear la integridad del sistema e impactos del cambio climático en la biodiversidad. Será con el monitoreo que se identificará cómo está el país, el cual además es de los 12 megadiversos del mundo“. 

Pese a que el país se encuentra altamente vulnerable a los efectos del cambio climático, se han recuperado algunas especies en peligro de extinción; como por ejemplo las guacamayas silvestres, cuyo número se duplicó desde 2013, y las ballenas grises que durante la temporada pasada se dio la mayor cantidad de ballenatos. 1212

especies mexicanas extintas, especies mexicanas en peligro de extinción, lobo gris mexicano
www.medioambiente.net

En las 35 áreas naturales protegidas hay 141 sitios de muestreo, con casi 100 mil imágenes capturadas y 34 mil archivos para el inventario forestal. Entre los datos más relevantes de la investigación es que se han podido observar 20 especies en riesgo de extinción; tales como el tapir, el puma, el jaguar y el gato montés. Alejandro del Mazo Maza espera que para el 2018 la vigilancia se efectúe al menos en 50 áreas naturales. Ahora estas secretarías pretenden reducir el impacto de la escasa información que se tiene de animales extintos en México. 

 

Uno de los principales factores de extinción es el cambio en las condiciones ambientales que permiten la vida de una o varias especies. Del Mazo explica que esto ocurrió en nuestro país hace aproximadamente 7 000 años, cuando

las lujuriosas praderas que existían en el Altiplano fueron sustituídas por desiertos al entrar el período Xerotérmico. De esta manera, desaparecieron las praderas con todas sus especies vegetales y arrastraron a la extinción a una multitud de grandes herbívoros asociados: mamutes, mastodontes, camellos, armadillos gigantes, caballos y yamas.Al desaparecer los herbívoros, los grandes depredadores que dependían de su carne también entraron en crisis y se extinguieron: entre ellos tigres-sable, varias especies de lobo y chitas americanos.

Ahora, las especies sobrevivientes son la responsabilidad de todos los seres humanos. Es indispensable cuidar al medio ambiente para reducir los efectos del cambio climático y así, a su vez, el cataclismo biológico. A continuación te compartimos 7 hacks para combatir el cambio climático desde tu vida cotidiana



10 especies mexicanas en peligro de extinción

Actualmente existen al menos 10 especies en peligro de extinción que podrían afectar no sólo la biodiversidad de un ecosistema, también a la cultura e historia de una región de México.

México posee una superficie total 1 964 375 km², en la cual habita una desbordante biodiversidad. De hecho, actualmente es uno de los 12 países megadiversos del mundo, contando con alrededor de 200 000 especies diferentes –un total del 10 al 12 por ciento de la biodiversidad mundial–; el segundo en ecosistemas y el cuarto en total de especies. Actualmente, 2 500 especies están protegidas por la legislación mexicana; sin embargo, hay especies importantes para México que continúan desapareciendo. 

Actualmente existen al menos 10 especies en peligro de extinción que podrían afectar no sólo la biodiversidad de un ecosistema, también a la cultura e historia de una región del país. A continuación te compartimos la lista gracias a la investigación de Elias Camhaji y Alejandro Dabdoub:

–Ajolote. Del náhuatl, axolotl, que quiere decir “monstruo de agua”, es un animal que se ha convertido en un símbolo de México. Si bien ha ganado fama por su apariencia de renacuajo y 126 dientes pequeños, lo característico del ajolote es que es capaz de regenerarse por su cuenta. En nuestros días quedan muy pocos ejemplares del ajolote en su estado natural, viviendo en los canales de Xochimilco –la ciudad de México–. 

ajolote

– Guacamaya roja. Es una representación del dios maya Vucub-Caquix, la cual se ha cotizado tanto por la belleza de sus colores. Es una de las dos especies de guacamayas que se encuentran en México, principalmente en los estados de Tamaulipas, Veracruz, Oaxaca, Tabasco y Campeche. Su principal población habita en las selvas húmedas de Chiapas. Sólo hay entre 20 000 y 50 000 ejemplares. 

guacamaya-roja

– Lobo gris mexicano. Nace ciego y sordo hasta sus 65 días, y es tan chico que tiene el tamaño de un perro mediano. Este animal era considerado mágico en México prehispánico, pues simbolizaba valentía y fuerza, vinculándose con la diosa mexica del fuego, Chantico, y la deidad canina, Xólotl. Sólo quedan 300 ejemplares. 

lobo-gris-mexicano

– Ocelote. Aunque numerosos organismos internacionales se han unido para detener la caza ilegal de estos animales así como la destrucción de su hábitat. Este felino, de orígenes prehispánicos, se encuentra en el menor nivel de peligro de extinción. Habita principalmente en ambientes húmedos con la diversidad vegetal densa de Chiapas. Hay entre 800.000 y 1,5 millones de ejemplares. 

ocelote

– Jaguar. Siendo uno de los principales símbolos de la cultura prehispánica de México, el jaguar es el protector espiritual de los indígenas más importantes –como gobernantes, sacerdotes y hechiceros–. Es el felino más grande de América, y suele tener una fuerte presencia en regiones con mucha agua, como selvas y zonas pantanosas. Aunque el jaguar aún no está en peligro de extinción, los científicos advierten que existen pocos ejemplares y su población está disminuyendo. Hay alrededor de 15.000 ejemplares.

jaguar

– Tortugas caguama. Consideradas como parte esencial de la cosmología de algunas culturas indígenas, como la maya, estas tortugas no se encuentran sólo en México, también, por ejemplo, en Japón. Suelen anidar en playas arenosas de regiones templadas y subtropicales, siendo víctimas de depredadores desde que están en el nido y se dirigen por primera vez al mar. Uno de los principales focos rojos es la caza furtiva de huevos de tortuga. Hay poco más de 60 000 hembras con capacidad de anidar.  

tortuga_caguama

– Manatí del Caribe. Se dice que los mayas atribuyeron a este animal el poder de predecir sequías si nadaban a contracorriente. Fue visto como un animal muy ágil y sociable, excelente nadador y con la capacidad de abrazar a otros manatíes. Su población se extiende desde Florida, en EE.UU., hasta Brasil; sin embargo ha disminuida desde que su carne comenzó a venderse como alimento. Aunque sigue siendo una especie vulnerable, en México ha comenzado a recuperarse poco a poco. Hay entre 1 000 y 2 000 ejemplares. 

manati

– Perrito llanero mexicano. Más parecido a una ardilla que a un perro, este animal habita principalmente en Saltillo, Coahuila. Su población ha caído y continúa disminuyendo pues se ha considerado una plaga para el ganado; sin embargo, su presencia en el ecosistema es importante ya que regula los recursos naturalmente disponibles. No se conoce el número de ejemplares de esta especie. 

perrito-de-la-pradera

– Tapir centroamericano. Es considerado un “todoterreno”, y puede encontrarse principalmente en el sureste de México –aunque su tamaño no le impide desplazarse con agilidad en la selva, nadar y bucear–. Se cree que ha sobrevivido desde hace unos dos millones de años, no obstante su población ha recaído debido a la deforestación, transmisión de enfermedades de ganado y caza. En caso que esta especie desaparezca, muchas otras especies vegetales podrían hacerlo también. Se estima una población de 1 500 ejemplares. 

tapir-centroamericano

– Vaquita marina. Sólo existe en México y no tiene parientes cercanos; es la especie más pequeña de la familia de cetáceos, y suele nadar a solas en aguas poco profundas. Se trata de uno de los animales más amenazados del país, pues sólo quedan alrededor de 60 ejemplares. La pesca industrial y comunitaria es su principal amenaza. 

vaquita-marina



Especies mexicanas en peligro de extinción: Nuestra riqueza natural no es infinita ni inmortal

Una de las grandes responsabilidades que debemos asumir como mexicanos orgullosos de nuestras raíces, es el cuidado de las especies más vulnerables de nuestro territorio, incluyendo aquellas que son endémicas.

Comienza el mes de las celebraciones patrias y sin duda alguna es una excelente temporada para realizar una semblanza y justa reflexión sobre uno de los más grandes orgullos de nuestro país: la riqueza natural.

México es una región sumamente afortunada en la que coexisten diversas condiciones climática y geográficas que permiten la convivencia de un gran abanico de especies de flora y fauna, motivo por el cual somos reconocidos como un país megadiverso.

Lamentablemente, más allá de sentirnos orgullosos por la gran riqueza ambiental de nuestro hogar “despilfarramos estos recursos”. Cada vez que dejamos correr el agua de la llave sin ningún motivo, o dejamos las luces encendidas e incluso al comprar muebles de madera no certificada, contribuimos con el desgaste de nuestro tesoro natural.

Si bien es cierto que somos un país megadiverso, con miles de especies y ecosistemas grandiosos, “administramos” este recurso como su fuera infinito e inmortal, por lo que olvidamos que cada una de nuestras acciones genera un impacto ambiental, que sin importan si son a pequeña o a gran escala, tienen como consecuencia la desaparición o merma de nuestra riqueza natural.

dalia

Puede ser una posición extrema, pero te invitamos a reflexionar en lo siguiente: imagina que hoy compraste una silla mecedora para tu sala, de hermosa y resistente madera de bosques mexicanos, pero no tomaste la precaución de informarte si la madera de esa silla fue extraída de manera legal en bosques de producción maderable sustentable, con lo cual hubieras apoyado a que continúe la siembra de más árboles. De no ser así, significaría que apoyaste la tala clandestina y dejaste sin hogar y refugio a hongos, insectos o mamíferos que se protegían con ese árbol utilizado para hacer tu silla. Y eso no es todo, recuerda que ese árbol producía oxígeno que tú respiras, captaba agua que tú bebes y capturaba el CO2 que tú generas y propicia el cambio climático.

Somos organismos que vivimos entrelazados y las acciones de cualquiera de nosotros afecta de manera directa e indirecta a otros organismos. Por ello, es importante comenzar a actuar con empatía y proteger el bienestar de todos, incluso de aquellos seres que no pueden defenderse.

Una de las grandes responsabilidades que debemos asumir como mexicanos orgullosos de nuestras raíces, es el cuidado de las especies más vulnerables de nuestro territorio, incluyendo aquellas que son endémicas. Éstas son las que viven y se distribuyen un territorio restringido, ya sea que habite solamente en México, en alguno de sus Estados, una montaña o lago, río o manantial.

De acuerdo a datos de la CONABIO, en México el 45% de las especies de reptiles y anfibios son endémicos, por ejemplo el ajolote de Xochimilco. En el caso de las aves, se estima que hasta un 11% de las especies son endémicas en nuestro territorio. Te sorprenderá saber que también se estima que 18 de especies de corales son endémicas, 40 de libélulas, 476 insectos, 323 abejas y hasta 9,239 especies de magnolias y margaritas.

Desafortunadamente, no todas las especies endémicas han corrido con la buena suerte de ser protegidas con mucha cautela. La vaquita marina, por ejemplo, es una especie endémica que en 1996 fue declarada como especies Críticamente Amenazada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Una situación igualmente lamentable sucedió con el carpintero imperial (Campephilus imperialis) el cual se consideraba el carpintero más grande del mundo y aunque no se conoce su fecha exacta de extinción se estima que ocurrió entre 1946 y 1965.

Estos son únicamente un par de ejemplos sobre las consecuencias que han tenido que sufrir algunas de las especies más emblemáticas de nuestro país, que al igual que nosotros son mexicanos. Por ello, te invitamos a proteger a nuestros compatriotas, guerreros nacionales y emblemas de nuestro país: las especies nativas de México.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Tecnologías a favor de especies en riesgo de extinción

Herramientas para rastreo y localización.

Los avances tecnológicos de este siglo han ayudado a mejorar la conectividad de millones de personas en el mundo y han abierto una amplia variedad de nuevas oportunidades, las cuales pueden ser aprovechadas para mejorar diversas problemáticas del planeta, por ejemplo, la conservación de especies.

A nivel internacional, actualmente se desarrollan diversos proyectos tecnológicos que tienen como fin proteger a especies en peligro de extinción, ya sea a través de la localización de ejemplares en ecosistemas naturales o la vigilancia de redes ilegales de comercialización y tráfico.

Los drones, por ejemplo, son pequeños helicópteros no tripulados que son utilizados para diferentes fines científicos, ya que su tamaño le brinda la capacidad de adentrarse a diversas regiones terrestres, áreas y marinas, por lo cual son excelentes exploradores e investigadores. De acuerdo con el Institut de Recherce pour le Développement, los drones son clave para analizar los efectos del cambio climático, la situación de la biodiversidad e incluso, para trazar mapas.

especies en peligro de extincion
especies en peligro de extincion

Por otro lado, algunos dispositivos de geolocalización permiten rastrear especies que se encuentran amenazadas para llevar un control en su conservación. Recientemente la organización civil Save the Elephants en aras de proteger a una de las especies más afectadas por la caza furtiva, colocó collares GPS con emisión satelital a elefantes para seguir sus movimientos en África. Gracias al uso de Google Earth es posible monitorear a estos especímenes para analizar su migración y evitar algún peligro por caza ilegal.

Otra especie afectada por el tráfico ilegal es la tortuga marina, sin embargo, gracias al apoyo de la tecnología, en 2016, la asociación Paso Pacífico de Nicaragua desarrolló un proyecto para rastrear a traficantes de huevos. El proyecto recurrió a la impresión en 3D para crear una serie de huevos falsos con transmisores GSM escondidos, así en caso de robo, es posible seguir las rutas de los cazadores.

El uso de cámaras también es de gran utilidad para vigilar la caza ilegal y las poblaciones de especies en riesgo. En México, por ejemplo, la Reserva de la Biosfera Montes Azules en Chiapas cuenta con una red de cámaras escondidas que vigilan diariamente y se activan con sensores de calor, de esta manera mamíferos como el tapir, el jaguar y el pecarí son vigilados para brindarles protección.

Sin duda, la tecnología es una gran aliada en el combate a la pérdida de la biodiversidad, el incentivo a la innovación y creatividad es fundamental para lograr mejorar las condiciones de los animales en peligro de extinción. Si conoces otro caso en el cual los avances tecnológicos ayudan al planeta, ¡compártelo con nosotros!

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Lista de especies mexicanas que, de no cuidarse, están prontas a desaparecer

132 plantas y 49 animales integran esta lista de especies, que sin estar directamente amenazadas, requieren especial atención y cuidado para preservar la inusual diversidad biológica de este país.

La posición geográfica de México es privilegiada. Este afortunado país alberga entre el 10 y el 12 por ciento de la diversidad biológica del planeta. Desiertos, bosques, selvas y playas; casi la totalidad de los ecosistemas existen allí. Este hecho solo se repite en los países conocidos como “megadiversos”  como Colombia, China,  India y Perú.

Como ejemplos de la inusitada riqueza biológica mexicana: más del 50% de los tipos de pinos del planeta crecen en esta nación. Los desiertos ocupan la mitad del territorio nacional, y ahí crece el 60% de  especies endémicas; es decir, especies que sólo existen en ese lugar. También aquí aflora el sistema acerrifal más grande del mundo y ocupa el primer lugar en riqueza de reptiles; el segundo en mamíferos y el cuarto en anfibios y plantas, e  impresionantemente, el 50% de sus especies de vegetación son endémicas.

México, en su totalidad, se encuentra cubierto por desiertos (37%), seguido por bosques de coníferas y encino (19.34%) y selvas tropicales secas (14.14%).

Por todo lo anterior, resulta preocupante que según la Norma Oficial Mexicana 059, en este país hay 49 especies extintas, 475 en peligro de extinción, 896 amenazadas y 1185 sujetas a protección especial. Con esta preocupación, recientemente, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), publicó la lista de especies prioritarias para la conservación para así incentivar proyectos que incidan en el cuidado de tales organismos. No todas las especies agrupadas están en peligro de extinción, pero sí son variedades que necesitan un cuidado especial, o de lo contrario dejarán de existir en poco tiempo.

Estas son algunas de las especies citadas:

Mariposa monarca, madreperla, caracol púrpura, lamprea de Chapala, tiburón peregrino, tiburón blanco, tiburón ballena, pez sierra, charal de Lerma, charal de Toluca, caballito de mar rayado, rana de Tláloc, salamandra o ajolote, iguana verde, víbora de cascabel, tortuga marina caguama, águila real, ganso de collar, guajolote silvestre, perico mexicano (como especie), venado cola blanca, bisonte americano, lobo mexicano, lobo gris, jaguar,  ballena jorobada, ballena gris, mono araña y castor.

(Aquí la lista completa)

Caballito de mar rayado

caballito-de-mar

Lobo mexicano

lobo

 

Mono araña

 

mono araña



La biodiversidad mexicana en crisis: desaparecen ajolotes de Xochimilco y cae número de mariposas monarca

Estudios recientes, llevados a cabo por la UNAM y WWF, reportan que los números de ambas especies han disminuido drásticamente en el último año.

Actualmente las extinciones masivas de especies son cosa del día a día. Lamentablemente México, cuya biodiversidad es inmensamente rica, también se enfrenta a la disminución desmesurada de los fenómenos naturales que solían caracterizar al país. Esta semana varios medios de información, entre ellos CNN y La Jornada, han publicado artículos que exponen la preocupante desaparición de dos especies mexicanas: el ajolote de Xochimilco y las mariposas monarca que hibernan en Michoacán.

De acuerdo a un censo de la UNAM, tomado durante tres meses del año pasado, no se encontró un solo ajolote en los canales de Xochimilco. En el 2008 un censo similar encontró 100 ejemplares por kilómetro cuadrado en la misma zona. Y el mismo censo en 1998 encontró 6,000 ajolotes por kilómetro cuadrado. Actualmente el equipo del doctor Luis Zambrano (Laboratorio de Restauración Ecológica del Instituto de Biología de la UNAM) se encuentra en la segunda etapa del censo poblacional de los ajolotes.

4

El proceso del censo incluye capturar a los ajolotes, medirlos y pesarlos para después regresarlos a los canales. Las principales amenazas del “monstruo acuático” incluyen la urbanización, contaminación y la introducción de especies exóticas, además dada la baja variabilidad genética de su reproducción en cautiverio, no es recomendable criar la especie en peceras para luego reintroducirla a su hábitat natural.

Por otro lado, la disminución de la población de mariposas monarca es igual de preocupante. De acuerdo a un estudio del WWF (World Wildlife Fund) este año hubo una caída del 43.7%  en el número de mariposas que pasan el invierno en México; de manera que el año pasado ocuparon poco más de un hectárea durante su estadía en el país, este año las mariposas solo cubrieron  0.67 hectáreas. Es el número más bajo reportado desde que el fenómeno comenzó a estudiarse en 1993, y es mucho menor a las 18 hectáreas que cubrieron en 1995.

Ya que el recorrido de la mariposa empieza en Canadá pasa por Estados Unidos y termina en México, las medidas que el gobierno mexicano ha asumido son insuficientes para asegurar la supervivencia de la especie. Uno de los principales factores que afecta a estas mariposas es la tala de árboles para cultivos y el uso de pesticidas en la región del medio oeste de E.U.A donde las mariposas se reproducen.Monarca_1_(60725860)

La posible extinción del ajolote y de la mariposa monarca representa una pérdida histórica, cultural y económica para México, un país que depende del turismo. En términos culturales, el hecho que el ajolote, un animal asociado con una deidad Azteca, desaparezca, o que las mariposas monarca ya no alegren los panteones el Día de Muertos,  son dos tragedias que sin duda afectaran al país profundamente. Los censos de estas dos especies nos recuerdan que tomar una posición activa en defensa del medio ambiente no es algo que podamos tomar a la ligera y, además, requiere la atención de todos, desde los individuos hasta los gobiernos, además de pactos de cooperación internacional que realmente busquen soluciones a la actual crisis ambiental.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca