Comunidades indígenas luchan contra la siembra de soya transgénicas en Campeche y Yucatán

Las autoridades federales violan flagrantemente los principios de la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Imagen principal: comunitariapress.wordpress.com

En 2012, Monsanto pidió autorizaciones para la siembra de soya transgénica en terrenos mexicanos, principalmente en los municipios campechanos de Champotón, Hecelchakán, Hopelchén, Tenabo, Calkiní, Escárcega, Carmen y Palizada. Frente a esto, los representantes de las comunidades y organizaciones mayas de Campeche presentaron al Juez Segundo de Distrito un oficio consignado sobre las irregularidades que se han dado en el proceso desde principios de la sentencia que amparó a las comunidades mayas. 

Pese a que la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación –SCJN– falló a favor de las comunidades indígenas mayas de Yucatán y Campeche de suspender el permiso por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Social, Pesca y Alimentación –SAGARPA–, las autoridades federales violaron el derecho a la consulta previa, libre, informada y culturalmente adecuada a las comunidades mayas de Yucatán y Campeche. 

Las comunidades y las organizaciones indígenas comentaron que las irregularidades en el proceso de consulta:

La falta de garantías de seguridad durante las sesiones del 30 de junio al 1 de julio en Hopelchén y Tenabo, “en las que se permitió la entrada a la sesión de más de 100 agricultores no indígenas favorables a la siembra de soya genéticamente modificada”;

la falta de imparcialidad de las autoridades encargadas de realizar la consulta, como la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados –CIBIOGEM–;

y la ilegalidad del proceso efectuado en la comunidad de Vicente Guerrero, en donde CIBIOGEM realizó varias reuniones deliberativas sin la presencia de las autoridades tradicionales ni de la mayoría de la población sobre la siembra de soya transgénica a pesar de que no está permitida.

De hecho, la Misión de Observación de la Consulta Indígena Maya, desde mediados de julio han notado diversas irregularidades hacia comunidades indígenas de la península de Yucatán. Las autoridades federales violan flagrantemente los principios de la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

monsanto campeche yucatan, soya transgenica, ogm
www.otroangulo.info

Por esta razón, en palabras del Colectivo Apícola de los Chenes y Ma OGM, las comunidades indígenas solicitan que: 

[E]l Juez tiene la obligación inmediata de iniciar el procedimiento de inejecución de sentencia, requerir información a las autoridades encargadas de realizar la consulta, entre otras las distintas videograbaciones que han sido tomadas por los representantes de CIBIOGEM, y en su caso, establecer las sanciones correspondientes para las autoridades responsables encargadas tanto de verificar que no se siembre la soya transgénica, como de efectuar el proceso de consulta en los términos señalados por la Corte.

Los productos de OGM y Monsanto están relacionados con numerosos problemas ambientales, enfermedades y mutaciones. Estos organismos son principalmente químicos que han impactado en la salud de las personas que los consumen, resultando en enfermedades como el cáncer, desordenes cutáneos, supresión inmune, anemia, diabetes, problemas de hígado, malformaciones –microcefaleas asociadas con el virus de Zika–; y en destrucciones de hábitats naturales. 

De acuerdo con la FAO, “activistas inquietos por la liberación de OMG en la biosfera han destruido parcelas experimentales al menos en cuatro continentes”. Y pese a los esfuerzos de varias organizaciones no gubernamentales para detener las consecuencias devastadoras, los productos de Monsanto continúan fabricándose y expandiéndose por el mundo; tales como Dioxin, Glifosato, PCB, entre los más conocidos.

 

Más en Ecoosfera

¿Es este el espeluznante legado de Monsanto? (FOTOS)

5 ideas aplicables en la vida diaria para enfrentar la amenaza de Monsanto

Bayer oferta 62 mil millones de dólares para comprar Monsanto



La CDMX tendrá el huerto urbano sustentable más grande de América Latina

Con 24 300 m2, el Centro de Desarrollo de la Magdalena Mixhuca se convertirá en el huerto urbano sustentable más grande América Latina.

Desde los últimos años, el Gobierno de la Ciudad de México ha ido remodelando numerosas zonas del lugar. Entre las remodelaciones más promovidas se encuentran las áreas verdes y ciclopistas enfocadas tanto en la estética como la salud ambiental de toda la ciudad; y un ejemplo de ello es el huerto urbano sustentable que se ubicará en la colonia Magdalena Mixhuca. 

Con 24 300 m2, el Centro de Desarrollo de la Magdalena Mixhuca se convertirá en el huerto urbano sustentable más grande América Latina. Después de aplanar la tierra, pasar por un proceso de remodelación y reacondicionamiento de invernaderos y áreas frutales, este proyecto, conocido como Espiga, brindará un apoyo importante para la comunidad y el medio ambiente de la ciudad. 

Las autoridades han destinado alrededor de 10 millones de pesos para la primera etapa, en la cual se asegurará un espacio destinado al cultivo y producción para fortalecer la seguridad alimentaria de consumidores y productores. De acuerdo con el titular de la Secretaría de Desarrollo Social –Sedeso– de la capital, José Ramón Amieva, los objetivos de este proyecto serán contribuir “al mejoramiento de la seguridad alimentaria urbana y a la sostenibilidad de los sistemas locales; dotar de capacidades a las personas para que produzcan sus alimentos dentro del entorno urbano e instruir a los ciudadanos en temas ambientales y de nutrición.” Esto será adecuado para cambiar la vida de las personas de la zona, en la cual viven 103 550 personas en situaciones de pobreza, 5 762 en miseria extrema y 56 243 en carencia de acceso a la alimentación. 

Para el reacondicionamiento y ampliación de invernaderos y huertos frutales, se construirá un espacio de aeroponia –cultivo de plantas en un entorno aéreo de niebla sin hacer uso de suelo– y torres de hortalizas. De esa manera se impulsará la captación de lluvia, área de composteo y lombricomposta, camas de cultivo, reuso de agua tratada, sala de talleres o cursos y un bosque  con frutos comestibles; así como la instalación de once huertos para actividades recreativas, educativas y productivas por parte de las secretarías de Desarrollo Social, Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades y Medio Ambiente. 

 Este proyecto se realizará en función de los principios para políticas públicas orientadas a mitigar el deterioro ambiental y fortalecer la seguridad alimentaria, y así facilitar que “en cada casa de la población más pobre pueda haber producción de hortalizas.”

 


9 alimentos probióticos que necesitarás introducir a tu dieta diaria

Numerosos estudios han sugerido incluso que este tipo de alimentos brindan beneficios al sistema inmunológico, reduciendo enfermedades como la obesidad y la depresión.

Los probióticos han comenzado a generar una revolución en la alimentación. Pese a que anteriormente se pensaba que los productos ricos en bacterias eran de alto riesgo para la salud, actualmente los científicos consideran que son en realidad un apoyo al microbioma intestinal y, por tanto, a la salud tanto física como mental. Numerosos estudios han sugerido incluso que este tipo de alimentos brindan beneficios al sistema inmunológico, reduciendo enfermedades como la obesidad y la depresión. 

Si bien ese pueden conseguir probióticos mediante suplementos alimenticios, no todos ellos cuentan con la regularización y certificado de la FDA –Food & Drugs Administration, en EE.UU–. De modo que el consumo de probióticos naturales, principalmente aquellos con las bacterias Lactobacillus y Bifidobacterium, es altamente recomendable. Conoce 8 alimentos probióticos que desearás comenzar a consumir:

– Yogurt. En ella habitan diez miles de millones de bacterias  positivas para el microbioma. 

– Kefir. Es una bebida lechosa, rica en probióticos, que se originó en Rusia y Turquía. Los granos de kefir contiene entre diez y 20 diferentes tipos de bacterias. 

– Kimchi. Picante y ácido, este platillo tradicional coreano está hecho con vegetales fermentados. Además de ser bajos en grasa, posee alto nivel de probióticos y fibra. 

– Tepache. Esta bebida ancestral mexicana se hace a base de piña o tamarindo fermentado, contando con una alta cantidad de probióticos. 

– Kombucha. Es un líquido similar al té negro, rico de una bacteria llamada scoby. Ayuda a prevenir diarreas, deshidratación, entre otros. 

– Sauerkraut. Típico platillo de Alemania, a base de coles fermentadas y alto contenido en probióticos naturales. Es un alimento ideal durante el embarazo. 

– Miso. Se trata de soya fermentada con arroz café, el cual es típico en la cocina asiático. Es rico en la bacteria lactobaccilus acidophilus, sodio y otros nutrientes importantes. 

– Tempeh. Es otra forma de soya, rica en proteína para vegetarianos y veganos. Contiene altos niveles d calorías, fibras y probióticos. 



6 tratamientos caseros para el cabello reseco

Con aplicar un poco de este tratamiento cada tres días durante la noche, se notarán resultados sorprendentes.

La contaminación, secados con electrodomésticos, dieta baja en nutrientes y productos químicos, son algunas de las causas que pueden provocar un cabello reseco. Es por ello importante contemplar cuáles son las alternativas naturales y caseras para cuidar la salud tanto del cuero cabelludo como del cabello en su longitud. 

– Mascarilla de aguacate. Después de machacar un aguacate, agrega una cucharadita de aceite de oliva y otra de jojoba. Combina todos los ingredientes y aplícalo después del shampoo. Empieza por el cuero cabelludo, dando masaje hasta llegar a las puntas. Déjalo actuar durante diez y quince minutos; enjuaga y repite una vez por semana. 

– Grenetina. Es un shot de proteínas, por lo que se necesita hacer sólo una vez al mes. Mezcla una cucharada de grenetina y una taza de agua, y una vez que tenga la forma de un gel, agrega una cucharadita de vinagre de manzana y dos gotas de aceite esencial de jazmín y romero. Aplíquese después del shampoo, dejarlo actuar durante cinco o diez minutos. 

– Aceite de linaza. Con una cucharadita de aceite de linaza en las comidas, hará una maravilla con el cabello. 

– Mezcla de leche, huevo y unas gotas de aceite de almendras. Esta mezcla la podrás aplicar directamente al cabello y cubrirlo con una toalla durante 20 minutos. Enjuaga al final. 

– Aceite de oliva para la orzuela o puntas abiertas. Con aplicar un poco de este aceite cada tres días durante la noche, tendrá resultados sorprendentes. 

– Mantequilla sin sal. Aplicar un poco de mantequilla sin sal en las puntas y cubrirlas con una toalla tibia durante 15 minutos, ayudará a la salud del cabello. Lava la mantequilla con una mezcla de 1/2 de vinagre, 1/2 cucharadita de jugo de limón y 1/2 litro de agua tibia. 



Las semillas de Monsanto en tierras mayas

La negligencia gubernamental no sólo ha provocado el abandono del territorio forestal, también ha desplazado a las comunidades mayas por colonos extranjeros con maquinarias, venenos agrícolas y semillas transgénicas de Monsanto y Dupont.

Permisos de cultivos transgénicos, esquemas de agricultura industrial intensiva –agricultura por contrato–, deforestación, degradación de suelos y severos daños ambientales, peligro para el sustento de familias de escasos recursos que dependen de la producción de productos del bosque –madera, resinas, guano, pimienta, carbón, miel, etcétera–…  Estas son las principales afectaciones sobre ejidos, comunidades indígenas y la selva misma de la región maya. Los responsables: el gobierno federal. 

De acuerdo con la investigación de Raúl Benet, biólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM– y doctor en Desarrollo Rural por la UAM Xochimilco y de Ecología por la UNAM, diversas dependencias del gobierno federal ha promovido la siembra de organismos genéticamente modificados, dificultando el manejo sustentable del bosque en la región. De hecho, comenta que:

[L]a lentitud o franca negativa en la liberación de permisos que establezcan claras reglas para el manejo del bosque, aunada a interminables trámites y a todo tipo de trabas burocráticas de diversas dependencias para el aprovechamiento forestal, promueve ilegalidad, fomenta el cambio de uso de suelo forestal a agrícola y ganadero y propicia el abandono del territorio forestal.

Y es que esta negligencia gubernamental no sólo ha provocado el abandono del territorio forestal, también ha desplazado a las comunidades mayas por colonos extranjeros –conocidos como Menonitas– con maquinarias, venenos agrícolas y semillas transgénicas de Monsanto y Dupont. Según los integrantes de las comunidades indígenas en la Península de Yucatán, la agricultura industrial de soya transgénica ha provocado la desaparición de 35 mil hectáreas de selva y miles de apiarios; por ejemplo, entre 2005 y 2015, en Hopelchén se perdieron 59 mil hectáreas de selva a causa de los mismos cultivos industriales. 

Actualmente, la Sagarpa y Semarnat se han encargado de promover la siembra de soya transgénica de Monsanto en 253 mil 500 hectáreas en varios estados del país. Frente a esto, la Suprema Corte de Justicia de la Nación –SCJN– suspendió la autorización federal de que la Sagarpa pudiera realizar tales siembras, después de que las comunidades indígenas presentaran una inconformidad, y ordenó que se realiza una consulta a las comunidades indígenas sobre la siembra de soya transgénica. Sin embargo, las presiones de funcionarios federales sobre las comunidades indígenas continuaron, principalmente del Delegado de la Sagarpa en Campeche y de personeros de Monsanto, quienes usaron argumentos del Dr. Yuri Peña, promotor de tecnologías transgénicas y coordinador del Consejo Consultivo Científico de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados de la Sagarpa, como: “libérense de los miedos: los europeos, que no son gente tan educada como creemos, sino también ignorantes, tuvieron temor a la palabra transgénico y por eso los rechazaron. Pero ellos tienen mucha lana para pagar cosas orgánicas, nosotros no.”

siembra monsanto en yucatan

Pese a la pérdida de áreas verdes en México –alrededor de 200 mil hectáreas de bosque al año–, el gobierno mexicano continúa apoyando esquemas de agricultura industrial y ganadería extensiva y altamente tecnificada. Inclusive, menciona Benet, esto también ha impactado en otras actividades productivas de tipo orgánico como la apicultura: 

Por la naturaleza de la actividad apícola, en la que las abejas al libar el néctar toman el polen de las flores de las plantas aledañas a su colmena, la miel puede contaminarse con polen proveniente de plantas genéticamente modificadas si es que hay presencia de este tipo de cultivos en la zona en la que se encuentran las colmenas. Este polen transgénico puede desplazarse por decenas de kilómetros bajo determinadas condiciones climáticas y contaminar regiones distantes.

Cabe mencionar que la Península de Yucatán genera alrededor del 40 por ciento de la producción nacional de miel, el cual es prácticamente el 90 por ciento de la cantidad exportada. Por lo que la siembra de Organismos Genéticamente Modificados –OGM– en la región yucateca representa un riesgo significativo para las familias que dependen de esta actividad para su supervivencia. De hecho, el Supremo Tribunal de la Unión Europea del 6 de septiembre de 2011 falló en no comercializar productos de Yucatán que se elaboren a partir de OGM, como la miel que contenga trazas de polen transgénico. 

En conclusión, las trabas del gobierno federal frente al manejo forestal sustentable con el fin de promover tecnologías y modelos agropecuarios que perjudiciales tanto al medio ambiente como a las comunidades, sólo ha provocado que la biodiversidad del país se vaya mermando dejándonos sin herencia ni recuerdos. 

siembra monsanto en yucatan
La Jornada


La soya OGM es pésima para la apicultura en México

La producción de miel en México peligra debido al polen recogido de cultivos de soya genéticamente modificada.

Las implicaciones de los organismos genéticamente modificados sin mucho más vastas y más impredecibles de lo que cualquiera pensaría. Estos organismos rara vez se quedan quietos, como hemos visto en casos donde agricultores orgánicos han encontrado cosechas cruzadas con OGM. El polen tiene muchas maneras de moverse y llegar a distintos lugares, incluyendo la miel de abeja.

Un nuevo estudio publicado en Scientific Reports reportó malas noticias para los apicultores en México. Como sabemos, México es el cuarto productor más grande de miel en el mundo, pero tristemente su subsistencia podría estar amenazada por la soya OGM, la cual encuentra su camino hacia la miel vía el polen. El problema con esto es que la miel genéticamente modificada no es aceptada para la exportación en Europa y sólo puede venderse a precios substancialmente reducidos, si es que puede venderse del todo.

Los científicos del Instituto de Investigaciones Tropicales del Smithsonian encontraron que los cultivos de soya OGM provienen de Yucatán. “La colonias de abejas actúan como indicadores ambientales extremadamente sensibles”, apuntó el líder investigador David Roubik. “Las abejas de una sola colonia pueden recoger recursos de polen y néctar de flores en un área de 200 kilómetros cuadrados. Las implicaciones sociales en este cambio de estatus de la miel podrían tener profundas implicaciones para la apicultura en general”.

Los investigadores enfatizan que todo el polen de soya viene de cultivos que han sido aprobados para el consumo humano, sin embargo estos descubrimientos son un ejemplo más de como el OGM puede viajar a través del ambiente de maneras impredecibles. Y, para decirlo distinto, nadie quiere miel genéticamente modificada.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca