La cerveza Heineken comenzará a usar energías renovables para su producción

Blanca Brambila, gerente de Sustentabilidad de CM/Heineken, actualmente se están evaluando a diferentes empresas para producir energía a través de fuentes renovables.

Heineken, considerada como la primera cerveza lager premium de Holanda, ha alcanzado las tierras mexicanas a través de la cervecera mexicana Cuauhtémoc Moctezuma –CM–. Desde 1890, esta fusión ha creado alrededor de 13 marcas y 20 productos cerveceros, convirtiéndola así en una de las empresas más importantes de la industria cervecera a nivel mundial. 

 

 De acuerdo con su reporte de sustentabilidad del 2015, CM/Heineken ha impulsado seis principales áreas para alcanzar sus metas propuestas para 2020:

 

– Protección del agua, cuyo consumo en el 2015 fue de 3.3hl/hl, superando la meta de 3.5hl/hl para 2020 a nivel global;

– reducción de emisiones de CO2 hasta en un 10 por ciento en comparación con las emisiones de CO2 del 2014; 

– abastecimiento responsable a través del Código de Proveedores;

– consumo inteligente a través de programas como Mesero Responsable, Conductor Designado y No te hagas güey –en conjunto con Cerveceros de México– para promover el consumo responsable de alcohol en mayores de 18 años;

– comunidad brindando programas y becas de educación a través de la escuela de música Studio CM, Fondo de Becas con el TEC de Monterrey y la Universidad de Yale, y el programa Gimnasios al Aire Libre que se ha encargado de instalar 57 gimnasios en 21 estados del país; 

– salud y seguridad. 

 

El objetivo de CM/Heineken es convertirse en la cervecera más verde del mundo; por tanto, ha decidido que 2/3 partes de la energía eléctrica que utiliza provendrá de fuentes renovables. Para lograrlo, evaluará a las empresas locales que se conviertan en proveedores como parte de su estrategia de sustentabilidad hacia el 2020. 

Blanca Brambila, gerente de Sustentabilidad de CM/Heineken, actualmente se están evaluando a diferentes empresas para producir energía a través de fuentes renovables: “Estamos analizando diferentes opciones y lo que sucede es que estas empresas generan dicho recurso, lo ponen en la red nacional y nosotros contratamos energía que proviene de esas fuentes. Estamos en el proceso para definir quienes pudieran ser nuestros proveedores.” El objetivo es lograr que el 35 por ciento del recursos provenga de energías limpias y así reducir las emisiones de carbono mediante un 40 por ciento menos en la cadena de producción, 50 por ciento en refrigeración y 20 por ciento de distribución. 

 

 

 

Para lograrlo, el gerente de Ingeniería de Plantas y Sustentabilidad, Hugo Martínez, informó que actualmente se utilizan 3.3 litros de agua por litro de cerveza, pese que la media internacional de Heineken es de 3.7 litros. Además, que se están implementando embarques marítimos para exportar productos a la Costa Este de EE.UU., para reducir el transporte por tierra: “Enviar un hectolitro de producto por tierra representa una emisión de 3.14 kg de CO2 equivalente. En contraste, enviarlo en un contenedor marítimo causa 2.08 kg de CO2 equivalente.”

Brambila concluye en el reporte de sustentabilidad de CM/Heineken, la empresa ha logrado mejorar su servicio al cliente y el control de inventarios en las exportaciones hacia EE.UU. 

En México, las cervezas Sol, XX y Tecate. 



Esta es el sello de las empresas social y ambientalmente responsables

Cuando se emprenden actividades de ecoeficiencia, la visión de conservación ambiental se vuelve en primer momento en una clase de educación ambiental.

Más allá de las ventas de un bien o servicio, las empresas cumplen con diferentes compromisos internos y externos que garanticen su continuidad. La responsabilidad que asumen como generadoras de empleos, de la movilidad económica del mercado y la propia satisfacción del cliente; las hacen acreedoras a cierta responsabilidad social.

Cada uno de estos organismos tiene su propia identidad, con una misión, visión y valores establecidos, que cualquiera de nosotros puede conocer con solo un click en Internet. Sin embargo, las metas a corto o largo plazo pueden ampliar sus alcances a un rango más allá del comercial y canalizar esfuerzos a través de programas sociales o ambientales.

Hasta hace pocos años la voz de los consumidores ha comenzado a escucharse más fuerte y los empresarios han decidido integrar a sus planes e incluso a su filosofía de trabajo, los componentes de servicios comunitarios como un programa anual obligatorio, donde la rendición de cuentas y resultados deben ser puestos al escrutinio público.

Es cierto que algunas de las constribuciones filantrópicas de las empresas sean parte de una estrategia de ventas, pero también es cierto que existen muchas otras empresas que realmente buscan el bienestar de la gente.

Es cierto que muchos de los daños al entorno son consecuencia de las operaciones de fabricación, pero pensemos también en las acciones que realizan por la sociedad y por el medio ambiente, especialmente cuando se trata de compromisos reales a largo tiempo.

Las buenas prácticas ambientales, han encontrado un espacio en los proyectos integrales de cualquier empresa como eje transversal de su operación, convirtiéndose incluso en una ventaja de múltiples beneficios.

Cuando en un sitio de trabajo se emprenden actividades de ecoeficiencia, donde todos los públicos son participantes activos, la visión de conservación ambiental se vuelve en primer momento en una clase de educación ambiental permeable al resto de los círculos sociales de influencia de los primeros participantes.

Reducir el consumo de recursos naturales durante la operación administrativa de un establecimiento, así como los necesarios para poner en el mercado el bien o servicio correspondiente, es una tarea de vigilancia, reparación y mantenimiento sencilla que en realidad no representa un gasto innecesario, sino una inversión redituable a mediano y corto plazo. Es decir, que las empresas pueden encontrar ahorros económicos significativos durante sus actividades de protección ambiental.

Y si a estas prácticas oficiales de administración de recursos se agregan las iniciativas de apoyo a organizaciones de conservación ambiental, actividades voluntarias del personal, o incluso las donaciones a proyectos de restauración, debemos admitir que el rescate de la naturaleza no está en manos de las empresas como marca o entidad, sino en la responsabilidad ambiental que el presidente, directivos, socios, gerentes, empleados, sus familiares y amigos asumen.

Una actividad empresarial es sólo el pretexto que une a las personas en una entidad con compromiso ambiental real.

Entonces, queda en el pasado esa visión de que las empresas sólo cumplen con reglas, normas y lineamientos establecidos. También dejan de ser un solo una actividad voluntaria. Ahora es una estructura que sienta bases importantes integridad institucional.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Chile comienza a regalar energía renovable

Chile se ha posicionado como el principal mercado de energía renovable a nivel internacional.

Imagen:radio.uchile.cl

Con el desierto más soleado del mundo, costas ventosas y una extracción de combustible fósil limitada, Chile se ha posicionado como el principal mercado de energía renovable a nivel internacional.  

Desde que el país comenzó a enfrentar numerosas crisis debido a la sequía, como la disminución de las reservas de las represas hidroeléctricas, ha tenido que importar más del 90 por ciento de sus combustibles fósiles pagando las tarifas de electricidad más altas de América Latina. En otras palabras, Chile se ha vuelto cada vez más dependiente del carbón y del diesel para la operación de sus plantas de energía.

Frente a la rápida expansión de la industria solar, Chile ha tenido que adaptarse a la constante demanda de energía a través de 76 proyectos de energía renovable solar y eólico. Y como respuesta, el gobierno de la presidenta chilena Michelle Bachelet, ha logrado conseguir numerosos contratos que proporcionen electricidad a minas que operan compañías como Anglo American Plc y BHP Billiton Ltd –los cuales consumen la tercera parte de la energía del país–. Para Ben Warren, jefe del equipo de renovables de Ernst Young LLP, “Chile es el mercado que tiene el mayor nivel de actividad del mundo.”

La producción de energía de Chile alcanzó un límite que se ha visto obligado a regalar electricidad. El crecimiento surgió principalmente en la industria de minería, pues los precios de energía se vieron estancados debido al suministro excesivo de energía en regiones que no poseen la habilidad de distribuir la energía. 

Los principales problemas de Chile son, entonces, la sobreproducción de energía y el poco consumo de la misma en ciertas regiones. Esto ha causado un desbalance de energía entre las mismas zonas así como en los precios. Este problema de infraestructura se podrá resolver hasta que haya una solución que permita regular los consumos. 

 

 



Niña de 15 años crea un dispositivo para generar energía con pocos recursos en las costas (VIDEO)

Herbst llamó a su invención Ocean Energy Probe, el cual ganó el concurso de Discovery Education 3M Young Scientist Challenge.

Podríamos decir que las acciones dedicadas al cuidado del medio ambiente son una extensión –o un reflejo– de los cuidados que realizamos hacia nosotros mismos. Por tanto, en un esfuerzo de brindarnos un buen trato, también somos capaces de brindar un buen trato al medio ambiente. Aún con detalles mínimos como el reciclaje o la separación de la basura.

Un ejemplo de esta circunstancia de buen trato es el de Hannah Herbst, una adolescente de 15 años quien desarrolló con 12 dólares –alrededor de 200 pesos mexicanos– un instrumento económico de energía renovable para las aguas intercostales.

Herbst llamó a su invención Ocean Energy Probe, el cual ganó el concurso de Discovery Education 3M Young Scientist Challenge. Este proyectó se trató de reunir tan sólo un propulsor impreso en 3D, unas pipas de PVC y un generador hidroeléctrico sobre la hidrovía Boca Ratón para producir la suficiente energía para encender unos focos de LED. De acuerdo con su ganadora, quien recibió un cheque de 25 000 dólares por su creación, si se extrapolara este instrumento, se produciría suficiente energía para recargar tres coches de baterías en una hora.

Te compartimos la presentación de su proyecto:

 

 



Estos paneles convierten la luz del sol y el movimiento en energía eléctrica

Scott Brusaw, ingeniero estadounidense, es el autor de este proyecto de paneles que pueden instalarse en prácticamente cualquier superficie pública para aprovechar la energía solar y motriz para convertirla en energía eléctrica.

Conforme transcurren los años y la humanidad persiste en su modo de vida basado en los combustibles fósiles, la necesidad de implementar nuevas fuentes de energía se vuelve impostergable. Como sabemos bien, este tipo de combustibles además de que, en la práctica, son no renovables, sus efectos contaminantes son cada vez menos favorables para el planeta en general.

Scott Brusaw es un ingeniero estadounidense, autor del proyecto Solar Roadways, un ambicioso plan para cubrir las calles de una población (y, por qué no, de un país entero) con paneles que convierten la energía solar y la energía motriz en electricidad. Los paneles pueden soportar más de 100 toneladas de peso y pueden instalarse lo mismo en calles urbanas que en autopistas, aceras o en superficies de espacios públicos como plazas o áreas de juego.

paneles2

paneles3

paneles4

Hace unos años, Brusaw recibió el apoyo de Google y General Electric para continuar son su proyecto. Ahora busca financiarlo por medio de la plataforma Indiegogo.

Es cierto que en muchos casos los intereses económicos han frenado iniciativas de este tipo, pero es posible que llegue el momento en que la supervivencia se imponga sobre el afán de ganancia y, entonces, proyectos como el de Brusaw sean una realidad cotidiana.



Una granja de cultivo flotante alimentará a Groelandia

Se estima que los campos de cultivo, llamados Artic Harvester, podrán ofrecer un número significativo de cosechas, gracias a los nutrimentos y el agua de los icebergs.

Durante años se ha considerado que Groelandia, isla entre el océano Atlántico y el Glacial Ártico, es un sitio “discapacitado” para ciertas actividades de producción alimentaria. Sin embargo, ahora la arquitecta Meriem Chabani y la Fundación Jacques Rougerie, proponen una arquitectura biónica, inspirada en las formas marinas, con el fin de que la isla genere un fuerte impacto en su desarrollo sustentable.

De acuerdo con los autores, los icebergs son una de las principales fuentes de Groelandia que no se han explotado aún. A duras penas son considerados parte de un potencial económico sustentable; cuando en realidad son la base de una cadena alimenticia marina en toda esa zona.

¿La propuesta? Es utilizar de una nueva manera esos recursos, a través de estructuras agrícolas alimentadas por los mismos icebergs. Meriem Chabani comenta: “Es el océano, y no la tierra, que se convierte en nuestro campo de producción”.

Se estima que los campos de cultivo, llamados Artic Harvester, podrán ofrecer un número significativo de cosechas, gracias a la creación de nuevas áreas condicionadas con los nutrimentos y el agua de los icebergs. Por consiguiente, se generaría un gran desarrollo en la agricultura hidropónica (cultivos fuera del suelo) y en la exportación de alimentos a países vecinos a través de buques de suministro; sin olvidar la completa apertura en la investigación científica con respecto al tema.

Debido a la forma circular, el Artic Harvester se encargará de centrar a los icebergs en su bahía, de derretirlos y así obtener el agua para el cultivo hidropónico; más tarde, la planta retendrá y reutilizará el agua a través de energía osmótica.  Y gracias a la ausencia de la tierra, no se desarrollarán plagas ni bacterias. Se trata de una producción de energía sustentable, en la cual también se ofrece espacios para invernaderos comunes para sus habitantes. La energía se generará principalmente por la utilización del agua salada del océano y del agua dulce de los icebergs.

Pues además, Artic Harvester pretende también convertirse en una ciudad flotante: “una organización espacial del hábitat alrededor de una bahía, un jardín de los hielos”. El objetivo es que tenga una capacidad de 800 habitantes, lo que implicaría todo tipo de equipos comunitarios: escuelas, comercios, tiendas de despensa, centros deportivos, lugares culturales, terrazas, jardines y una plaza central. Y como se encontrará aislado, la planta desarrollará un suministro de calor y de luz, creando noches artificiales durante los meses de verano.

El objetivo de los arquitectos es crear un centro de excelencia para el desarrollo de energías renovables en el mar. Sea cual sea el impacto que tenga en el medio ambiente, evidentemente éste dependerá de la responsabilidad de sus autores y de sus mismos habitantes. ¿Ustedes vivirían en el Artic Harvester?

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca