¿Cuántos recursos consumirás en toda tu vida?

En 65 años habrás comido más de 13 mil huevos.

Todos los días consumimos, ya sea alimentos, ropa, tecnología, papelería, agua o cualquier otro artículo que nos resulte necesario para sobrevivir. El planeta nos brinda todos estos elementos con la materia prima para transformarlos a nuestra utilidad.

Sin embargo, actualmente se consumen recursos naturales más rápido de lo que se pueden volver a generar y se desechan residuos más rápido de lo que pueden ser degradados. Se calcula que actualmente el medio ambiente tarda 18 meses en recuperarse de lo que los humanos gastan y desechan en un año.

Ser consciente de lo que se consume y desecha implica una serie de pequeñas decisiones día con día, ¿beber café en vaso de unicel?, ¿reutilizar o no el papel?, ¿qué envoltura utilizar para envolver un regalo?, etc.

A lo largo de toda una vida habremos consumido una gran lista de productos naturales y manufacturados, mismos que se traducen en enormes cantidades de residuos, por ejemplo, se calcula que en México existen 65,000,000 de teléfonos celulares y cada año se desechan 15,000,000 de los mismos.

Para hacernos una idea de cuánto consume una persona en toda su existencia, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) hizo el cálculo promedio de una vida de 65 años.

Los resultados son los siguientes:

* 13,345 huevos

* 5,272 manzanas

* 400 cremas

* 5,800 pañales

* 4,280 barras de pan

* 15 cerdos

* 845 latas de alimentos

* 190 shampoos

* 78 cepillos de dientes

* 35 geles para el cabello

* 270 desodorantes

* 2,450 periódicos

* 16 teléfonos celulares

* 1,200 pollos

* 7,550 litros de leche

* 10,866 zanahorias

* 276 pastas de dientes

* 5.6 bronceadores

* 21 borregos

* 4 vacas

* 4,500 litros de cerveza

* 5,600 litros de refrescos de cola

* 4,000 rollos de papel higiénico

* 11,000 toallas sanitarias o tampones

* 10,000 barras de chocolate

A cada habitante del planeta nos corresponde un promedio de 1.8 hectáreas para satisfacer nuestras necesidades, el equivalente a 2.5 canchas de fútbol, sin embargo, actualmente cada persona consume 2.7 hectáreas, es decir, 3.6 canchas.

Sin duda, estas cifras nos hacen considerar integrar prácticas a favor del consumo responsable que pueden resultar muy sencillas como consumir productos locales, frutas de temporada y elegir productos ecoamigables. Con pequeñas acciones se pueden resultar grandes resultados. Y tú ¿cuánto consumes?



¿Lluvia ácida? Conoce sus letales consecuencias sobre la tierra

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la lluvia suele tener una acidez o potencial hidrógeno (pH) menor de 5.6, cuando este nivel aumenta en una escala de 6 y 7, ya es considerada lluvia ácida.

La lluvia es una manifestación de la naturaleza que enriquece la vida en la Tierra, gracias su presencia los árboles y plantas se hidratan lo sufriente para desarrollarse, los ríos, lagos y mares se abastecen e incluso, las personas la capturamos para usarla en algunas tareas del hogar y ahorrar agua.

Aunque es un fenómeno meteorológico natural, lo cierto es que la lluvia también sufre el impacto de las actividades diarias humanas, tal es el caso de la lluvia ácida, la cual es definida por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) como una forma de contaminación que implica la caída de ácidos provenientes de la atmósfera a través de lluvia, nieve o niebla.

Esto quiere decir, que en el cielo se encuentran diversos contaminantes, como óxidos de azufre (SOx) y los óxidos de nitrógeno (NOx), que proceden del uso de combustibles para los automóviles o los gases que emiten las industrias. Cuando la atmósfera se encuentra altamente contaminada, la lluvia que cae arrastra parte de partículas que tienen una peculiaridad ácida.

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la lluvia suele tener una acidez o potencial hidrógeno (pH) menor de 5.6, cuando este nivel aumenta en una escala de 6 y 7, ya es considerada lluvia ácida.

La lluvia ácida tiene un efecto en el equilibrio del medio ambiente, el INECC afirma que las principales consecuencias son la descomposición de nutrientes en el suelo, daño a pastos y praderas que consume el ganado, el fallecimiento de peces, degradación de materiales para construcción y afecciones en la salud humana.

La mejor opción para disminuir la lluvia ácida es reducir la cantidad de gases contaminantes, con sencillas acciones se puede lograr mucho, por ejemplo, utilizar el transporte público de vez en cuando en lugar del automóvil, compartir los viajes en coche y cuidar el consumo de electricidad con excelentes opciones. La lluvia ácida es un problema de nuestra época actual, pero nosotros podemos hacer la diferencia, si conoces otra forma de contribuir a reducirla, ¡compártela con nosotros!

[UNAM, INECC y SEMARNAT]

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita:www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



¿Libertad o austeridad? Así vive una comuna autosustentable en los bosques de EE.UU. (FOTOS)

Muchas de estas comunas están integradas por residentes, voluntarios temporales y otros allegados que se vieron en la necesidad de probar distintos modelos de vida.

Vivir fuera del sistema es una alternativa de numerosas personas que buscan una vida autosustentable, libre de impuestos y obligaciones típicas de una sociedad principalmente capitalista. Se trata de un estilo de vida que, al sacrificar ciertas comodidades de la modernidad, se reduce la huella ecológica en el planeta al poner a prueba técnicas de agrocultivo sustentable, bioconstrucción y energía alternativa. 

Muchas de estas comunas están integradas por residentes, voluntarios temporales y otros allegados que se vieron en la necesidad de probar distintos modelos de vida. Y entre ellas se encuentra una comunidad en los bosques de Oregon, al noreste de EE.UU., quienes habitan en un área de 16 hectáreas y sobreviven exclusivamente con lo que encuentran en el territorio a través de la caza, recolección de alimentos y otros insumos del bosque. 

La revista Vice se encargó de capturar los momentos de esta comuna autosustentable, dándole una cámara fotográfica a Eve, una integrante del lugar. Ella documentó el día a día de 15 personas que vivieron o transitaron al interior de la comuna:

Levantarse de la cama con base de madera contrachapada; beber un poco de café o té en el pórtico negro con una vista hermosa de varias alternativas de baño de composta. A las 9:00, tenemos una junta de grupo y revisamos tanto con los estudiantes como instructores en dónde aprendimos sobre yesos y pinturas naturales. Después, comemos el almuerzo, un recalentado de las lentejas de anoche con los huevos de la tarde. Alimento a las gallinas y recojo los huevos. Corto un árbol para material crudo, y después nos dirigimos a un río cerca para el primer chapuzón del verano. Finalmente, concluimos el día con una fogata con todos.

Como conclusión, ella se dio cuenta que “la mayoría parece encontrarse en una encrucijada de vida”. Por lo que un estilo de vida con una alimentación más sana –con base en distintos granos y vegetales que tanto cultivan como truquean localmente– y una supervivencia en contacto con la naturaleza. Esto, con el paso del tiempo, permite liberarse de las preocupaciones cotidianas para darle a la naturaleza, el fluir de una trascendencia. 

A continuación te compartimos las imágenes de Eve, integrante de la comuna autosustentable en Oregon, EE.UU.

 



Otro lado del turismo en México: ¿por qué migran las aves en invierno?

La migración es un fenómeno natural que no sólo ocurre con aves, también sucede con murciélagos, mariposas, peces, tortugas marinas y ballenas.

En algunos lugares del mundo es común observar aves en verano, pero al llegar el frío invierno emprenden el vuelo a otras regiones, es decir, inician un proceso natural de migración.

La migración es un fenómeno natural que no sólo ocurre con aves, también sucede con murciélagos, mariposas, peces, tortugas marinas y ballenas. Sin embargo, las aves se trasladan a través de los cielos, por lo que enfrentan retos físicos y fisiológicos impresionantes que hacen de su migración una expresión única de la naturaleza.

Algunas especies cruzan rutas relativamente cortas y otras recorren largas distancias que requieren varias semanas de viaje. Se pensaría que huir del frío que caracteriza a las regiones del norte es la razón de la migración, no obstante, la búsqueda de alimento es el motivo principal.

Generalmente cada especie encuentra el alimento que necesita en la región que habita, sin embargo, las condiciones climáticas cambian y la comida se vuelve poco accesible, por ejemplo, las bajas temperaturas hielan el agua o endurecen el suelo. Por ello, miles de aves viajan al sur para encontrar condiciones favorables para alimentarse. Regresarán a casa cuando la situación meteorológica mejore, muchas veces para reproducirse.

thumbnail_16-02-04 aves humedal (1)

En México habitan 1,060 especies de aves, de las cuales más de la tercera parte realizan su migración en algún momento del año. Es así que nuestro país es el destino que más especies migratorias alberga en toda Latinoamérica.

Los humedales mexicanos son uno de los lugares a los que las aves prefieren llegar, ya que estos ecosistemas, cuya característica principal es la presencia de agua, cuentan con las mejores condiciones climáticas para alojar a cientos de especies animales y vegetales.

Los humedales costeros e interiores han sido históricamente un hábitat importante durante el invierno para las aves acuáticas migratorias de América del Norte, entre ellas las gaviotas pardas, pelicanos, pájaros bobos, pájaros carpinteros y muchas más.

La migración de las aves tiene un papel importante en el equilibrio ambiental, ya que son depredadores de insectos, dispersores de semillas y polinizadores de diversas plantas.

Las aves, al igual que muchas otras especies, saben encontrar en la naturaleza el equilibrio que necesitan para vivir y buscan los mejores destinos para disfrutar su estancia, es por eso que proteger nuestros ecosistemas es fundamental para conservar la diversidad de especies que cruzan los aires.

 

 

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



4 sencillos hábitos que reducirán notablemente tu huella ecológica

Los seres humanos necesitamos volvernos responsables de nuestro planeta, y por tanto de su sustentabilidad.

Hace alrededor de veinte años el grupo musical Dead Can Dance, cantó cómo el ser humano necesitaba aprender a tratar bien a nuestra madre; y es que: “si le ofrecemos de regreso sus diamantes, ella ofrecerá su perla más preciada”. Sin embargo, ¿cómo las personas podemos volvernos responsables para recibir este regalo de nuestra tierra madre?

Los seres humanos necesitamos volvernos responsables de nuestro planeta, y por tanto de su sustentabilidad. Al reducir nuestra huella ecológica, somos capaces de transitar hacia una sociedad que cuide al medio ambiente a través de la regulación del uso de energía, agua, transporte, residuos del basura, entre otros. Y a través de ciertas actividades, esta acción puede implementarse en nuestro día a día:

– Maneja menos. Cerca de una quinta parte de las emisiones es causada por automóviles que liberan alrededor de 11 kg de cada dióxido de carbono y gases de efecto invernadero por cada cuatro litros. De modo que, para reducir tu huella ecológica, la alternativa más eficiente es disminuir el uso del automóvil (incluyendo taxis) y comenzar a usar el transporte público, caminatas o bicicletas. Una persona que viaja en transporte público alrededor de 32 km de camino, reduce hasta un 2177kg de emisiones de CO2 al año, lo cual equivale a un 10 por ciento de la reducción de los gases de efecto invernadero al año.

– Deshazte de los vampiros de energía. Muchas personas dejamos los cargadores de los teléfonos móviles en el enchufe, lo cual provoca que la energía se consuma aunque no esté conectado con el celular. Este tipo de “vampiros de energía” no sólo incrementa la cuenta de electricidad, también gasta cantidades significativas de energía. Para evitar esto, basta con desconectar los enchufes, apagar la luz, entre otras opciones que sea desconectar la luz cuando se utilice.

– Para reservar el consumo de agua (y por tanto de la energía usada para el calentador y la bomba -lo cual ayuda a prevenir la contaminación del aire), es ideal una técnica usada en la marina. Es una técnica que ayuda a ahorrar agua en botes, y son sólo tres pasos: Primero empapa el cuerpo y el cabello; segundo, cierra la llave para enjabonar; tercero, abre la llave para enjuagar. Esta técnica ahorra alrededor de 56781 litros de agua.

– Compra en línea y de proximidad, y así reducir la huella ecológica que impacta alrededor del 35 por ciento del consumo de energía y de las emisiones del dióxido de carbono. Al poner en práctica estos modos de compra, se disminuye el transporte del automóvil personal así como el impacto de los empaques.

Fotografía principal: Cyclesprog.uk



¿Lego sin plástico? la empresa está gastando millones de dólares para deshacerse de este en sus juguetes

Para cumplir su meta, Lego está asociándose con universidades y organizaciones sin fines de lucro, invitando a otras compañías a unirse al centro de investigación (aún si la empresa no sea especialista en juguetería).

En este año, Greenpeace lanzó un video donde exponía el peligro ambiental que resultaba de la asociación entre la empresa Shell y Lego. Se trataba de una llamada de atención para defender el Ártico en 2015, ya que la marca petrolera pretendía perforar el piso ártico para obtener esta materia orgánica de hidrocarburos insolubles en agua. Fue entonces que, en consecuencia, Lego decidió finalizar su asociación Shell, y así comenzar a revolucionar su empresa en relación con el medio ambiente.

Desde 1949, la empresa danesa Lego se ha dedicado a manufacturar piezas coloridas de plástico en forma de ladrillos y otras minifiguras, las cuales se llegaron a convertir en castillos inquebrantables, ciudades magníficas y hecatombes marítimas. Sin embargo, el uso de este plástico, con base en aceite, para la fabricación de estos juguetes ha provocado una serie de afectaciones en el medio ambiente.

Alrededor de tres cuartas partes de la huella de carbono que produce Lego, proviene de la extracción y el refinamiento del uso del aceite en los juguetes. Roar Trangbaek, cabeza de la prensa de Lego Group, explica que, ante la situación de riesgo del medio ambiente, parecería lógico que la empresa tuviera que encontrar una manera de reducir su huella ambiental: “Si observamos la huella de CO2 como una compañía, la mayor parte de nuestro impacto proviene de actividades offscreen – básicamente lo que sucede antes de que recibamos cualquier material crudo en nuestra fábrica.”

De modo que la compañía empezó a indagar las principales causas de su huella ecológica. Y es que aunque Lego realizara otros proyectos ambientales, como invertir en una granja eólica para hacer uso de energía renovable en fábricas, la realidad es que no estaban generando ningún progreso sin analizar al plástico mismo.

De modo que se plantearon el objetivo de encontrar una alternativa sustentable para el 2030, y para lograrlo, “se necesita invertir una cantidad significativa de dinero”. Actualmente la empresa está asignando alrededor de 150 millones de dólares en un centro de nuevos materiales sustentables que abrirá en 2016, así como en otros 100 nuevos empleos dedicados específicamente a encontrar materiales nuevos para sus juegos y empaques. De modo que, “los ladrillos clásicos tengan la misma apariencia visual y táctil cuando la empresa haga el cambio; el material seguirá siendo plástico, pero de algo que no sea de aceite.”

En la búsqueda de este tipo de materiales, Lego visualizó el reciclaje de algunos plásticos con base biosustentable: “El año pasado reciclamos el equivalente de 70 millones de ladrillos Lego, pero eso lo podemos realizar con nuestras fábricas dado que nos aseguramos que el producto todavía esté en condición de prístino. Por ende no podemos comprometernos en la calidad ni en la seguridad del producto – es decir, no sabemos exactamente qué material estamos usando y qué contiene su interior. El reto con los materiales reciclados proveniente del exterior es que no sabemos sus ingredientes.”

Para cumplir su meta, Lego está asociándose con universidades y organizaciones sin fines de lucro, invitando a otras compañías a unirse al centro de investigación (aún si la empresa no sea especialista en juguetería): “Producimos 60 miles de millones de ladrillos Lego cada año, pero los ladrillos son pequeños, y el consumo total de plástico es pequeño. No podemos resolverlo solos. Esperamos poder inspirar a otros hacer lo mismo.”

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca