Comienzan las consecuencias en la salud por contaminación y polvo en México

Inhalar regularmente el gas NO2 en la contaminación se ha relacionado con problemas respiratorios y cardíacos, e inclusive con muerte prematura (2010).

Imagen principal: imer.mx

Las alergias parecen ser sólo el principio de las consecuencias de contaminación y polvo en las calles del Valle de México. Los principales síntomas que la población capitalina presenta son: tos, estornudos, congestión y escurrimiento nasal, ojos rojos e hinchados, prurito, dificultad para respirar e inclusive crisis de asma. 

De acuerdo con los reportes de King’s College London, inhalar regularmente el gas NO2 en la contaminación se ha relacionado con problemas respiratorios y cardíacos, e inclusive con muerte prematura (2010). Y en México, más de 8 millones de personas están expuestas a niveles superiores de tóxicos en el aire, registrando anualmente 22 mil muertes prematuras y 23 mil ingresos hospitalarios asociados con un aumento de contingencias ambientales. 

El coordinador de Transporte Eficiente de El Poder del Consumidor, Daniel Zamudio, explicó que en los últimos años, los capitalinos se han enfrentado a graves daños del sistema respiratorio, pues “hay un índice altísimo de eventos de asma, infecciones respiratorias, se bajan las defensas y somos más propensos a virus como el Zika, o el de la influenza”; además de problemas cardiovasculares, derrames cerebrales y obstrucción en vías y coágulos

Más en Ecoosfera: Monsanto, el verdadero responsable de las microcefalias asociadas con el virus de Zika

Si de por sí la exposición permanente al dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre, monóxido de carbono y plomo tiene consecuencias graves en la salud, en las personas sensibles a alérgenos incrementa la hiperreactividad en los órganos. Es decir que la predisposición genética –la hipersensibilidad– frente a los contaminantes en el aire, desencadena episodios sintomáticos y enfermedades respiratorias como: rinitis alérgica,  sinusitis, bronquitis, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y cáncer de pulmón

Fernando Iduñate Palacios, médico alergólogo con sub-especialidad en alergología pediátrica, inclusive advierte que los síntomas de las personas que tienen una alergia respiratoria –como por ejemplo, rinitis alérgica– pueden comenzar o empeorar, por la exposición a irritantes, contaminantes y polvos que dañan potencialmente las vías respiratorias.

Más en Ecoosfera:

Sencillas acciones para reducir la contaminación y contingencia ambiental

Conoce el sitio que muestra la calidad del aire en la ciudad de México en tiempo real 

 



La situación del maíz transgénico en México se decide esta semana

Este jueves 26 de enero un Tribunal Colegiado resolverá si se permite o no la siembra de maíz transgénico en México.

Este jueves 26 de enero un Tribunal Colegiado resolverá si se permite o no la siembra de maíz transgénico en México. En julio de 2013 se presentó una demanda de acción colectiva encabezada por científicos, campesinos y consumidores para detener la siembra de maíz transgénico en México. El tema central de esta demanda es la defensa de los derechos de las generaciones presentes y futuras de aprovechar la diversidad de los maíces nativos. En lo que va del juicio, tanto las empresas transnacionales (Monsanto, Syngenta Agro, Dow Agrosciences, PHI-Pioneer Dupont) como el Gobierno Federal (Semarnat y Sagarpa) han impugnado esta demanda al menos 97 veces. Sin embargo, desde septiembre de 2013 se logró por mandato judicial que se suspendiera la siembra de maíz transgénico en todo el territorio nacional. Esta suspensión es la que ha mantenido durante tres años y medio al maíz transgénico lejos de nuestra tierra. Esta suspensión fue impugnada por las empresas transnacionales y será en el transcurso de esta semana que el Primer Tribunal Colegiado en materia Civil del Primer Circuito con sede en la Ciudad de México resuelva si se mantiene la suspensión hasta que el juicio termine.

De acuerdo con el informe de la Demanda Colectiva Maíz, tanto el Gobierno como la industria tratan de evitar a toda costa que se genere un debate científico en los tribunales. Asimismo, se ha comprobado que durante el juicio la Semarnat le ha ocultado información al juez, entre ésta, un informe del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) que demuestra la presencia ilegal de maíz transgénico en México. Además, la misma industria ha reconocido que el polen de los maíces transgénicos puede dispersarse a lo largo del país, por lo que, una vez que se autorice la siembra, su dispersión sería incontrolable. Por otro lado, dentro del juicio, el Gobierno ha reconocido que los transgénicos no aseguran una mayor producción y que no hay evaluaciones sanitarias posteriores a la siembra. Así, la situación del maíz transgénico en México quedará en manos del Tribunal Colegiado en los siguientes días.

MÉXICO, D.F., 29SEPTIEMBRE2014.- Integrantes de diversas organizaciones, se manifestaron frente a Palacio Nacional al celebrarse el Día Nacional del Maíz.
FOTO: ENRIQUE ORDÓÑEZ /CUARTOSCURO.COM

El maíz se originó y diversificó en México, esta plata se domesticó hace cinco mil años y actualmente tenemos 64 razas de maíz y miles de variedades, que son el resultado de la interacción de las comunidades y sus sistemas agrícolas. Se estima que para los mexicanos, el maíz representa el 53% del total de calorías que consumimos y el 39% de todas las proteínas, siendo así el cultivo más importante para el país. Lamentablemente, desde el 2001 se empezó a detectar contaminación de maíces nativos con genes transgénicos. Esto es extremadamente grave porque la diversidad genética de las razas nativas es uno de los más grandes legados de México. Considerando que las condiciones climáticas en todo el mundo están cambiando, la diversidad genética de los maíces nativos mexicanos será una pieza clave para garantizar la seguridad alimenticia de las siguientes generaciones.

Ahora bien, imaginemos que los maíces de un campesino se han contaminado por el polen de los maíces transgénicos que se siembran cerca de su parcela. Debido a que la contaminación genética no se puede detectar a simple vista, es imposible que el campesino sepa que su maíz ha sido contaminando. Por lo tanto, esta persona seguirá sembrando el maíz contaminado y compartiendo sus semillas con otros campesinos como siempre lo ha hecho. Esto generaría una dispersión incontrolable y un daño irreversible, pues a largo plazo perderíamos las variedades nativas de maíz, uno de los legados bioculturales más importantes de México.

Es importante saber que el maíz transgénico tiene una tolerancia al herbicida glifosato y al mismo tiempo produce una sustancia tóxica que funciona como insecticida. Por lo tanto, cuando se rocían grandes cantidades de glifosato sobre los cultivos, todas las plantas mueren excepto las transgénicas, pues son resistentes. El glifosato es una sustancia catalogada como posible cancerígeno por la Organización Mundial de la Salud. Comúnmente, el glifosato se rocía utilizando avionetas en grandes extensiones de tierra. Este herbicida se dispersa con el viento, el riego y la lluvia y llega a otros cultivos, ecosistemas y cuerpos de agua tanto en la superficie como en el subsuelo. Evidentemente, esto pone en riesgo tanto a las poblaciones humanas como a la biodiversidad. Por ejemplo, ya se ha detectado glifosato en al agua subterránea en Chiapas y se tiene evidencia de que la mariposa monarca ha disminuido su población debido al aumento de glifosato en su ruta migratoria.

La industria de los transgénicos se ha caracterizado por disfrazar los peligros de soluciones. Sin duda, México debe unirse a la creciente lista de países que prohíben la siembra de organismos transgénicos en sus territorios. Pues no hay argumento que justifique poner en juego nuestra soberanía alimentaria.

Para mayor información sobre la Demanda Colectiva Maíz, puedes visitar su página en Facebook.

– Dr. Fernando Córdova Tapia

(@FerCordovaTapia)



Un recuento de activistas ambientales asesinados en América Latina

Ejemplos sobran: el asesinato de Berta Cáceres y de otros activistas indígenas, la represión al pueblo mapuche o a tierras wixárikas, el abuso de poder en contra de regiones poblanas, chiapanecas y oaxaqueñas…

Amenazas, abuso físico y psicológico, destrucción del medio ambiente, muerte. Es el saldo que implica el activismo ambiental en América Latina, principalmente en los últimos 30 años en que la ambición ha buscado maneras de apoderarse de la biodiversidad del planeta. Ejemplos sobran: el asesinato de Berta Cáceres y de otros activistas indígenas, la represión al pueblo mapuche o a tierras wixárikas, el abuso de poder en contra de regiones poblanas, chiapanecas y oaxaqueñas…

Apenas este 20 de enero, la noticia del asesinato de Isidro Baldenegro, activista indígena de 51 años de edad quien fue galardonado en 2005 con el Premio Ambiental Goldman por su defensa de los bosques de la Sierra Tarahumara, resonó en numerosos noticieros. Él, junto con otros doce activistas, estaba en defensa del territorio ancestral tarahumara, al norte de México. Frente a esto, Isela González, directora de Alianza Sierra Madre, la red de defensa de territorios indígenas de la Sierra Tarahumara, declaró que “Isidro es el primer muerto del año; uno más de estos, sólo que [su muerte] es de alto impacto porque tenía visibilidad nacional e internacional”.

Antes de Baldenegro, existía ya una larga lista de activistas asesinados. Tan sólo en la región ancestral tarahumara han asesinado a doce en los últimos 30 años; de los cuales, cuatro de ellos, el último año. Es decir que en 2016 fueron asesinados los activistas Victor Carrillo, Elpidio Torres y Valentín Carrillo; mientras que Isidro Baldenegro fue el primero del 2017 en perder la vida. En palabras de Isela González: “Va un es del año y ya hay una víctima relacionada con la defensa del territorio.”

De acuerdo con las autoridades, Baldenegro llegó a la comunidad de Coloradas de la Virgen el jueves 12 de enero para ayudar al traslado de una tía a una valoración médica en la comunidad de Baborigame –a unas cinco horas de camino–. Durante el traslado, Baldenegro fue balaceado seis veces por Romero R.M, quien se relacionó con una familia armada del crimen organizado y ésta, a su vez, con un cacique que pretendió despojar del bosque a la comunidad. Además, uno de los hermanos de Romero R.M. fue señalado como uno de los asesinos del activista Victor Carrillo en 2016.

Si bien este es un ejemplo que llamó la atención de la Red Nacional de Organismos Civiles “Todos los Derechos para Todas y Todos” y de la Delegación de la Unión Europea –UE– y las embajadas de los Estados miembros en México, en especial para pedir a las autoridades a identificar y juzgar a los responsables ya que se trata de un asesinato de caso “grave y emblemático de la vulnerabilidad” hacia los defensores de la naturaleza y los derechos humanos, existe una larga víctimas cuyo caso no ha sido renombrado y, por tanto, no se les ha hecho justicia. 

Berta Caceres, greenpeace mx, justicia para berta caceres
www.latribuna.hn

La quintaesencia de esta situación es la de Berta Cáceres, una de las activistas hondureñas que obtuvo el mayor impacto en el medio. Ella luchó en contra del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, en el río Gualcarque, en Honduras; sin embargo, hubo un obstáculo que no pudo superar: su asesinato el 2 de marzo del 2016. Antes de ello, Cáceres recibió el Premio Goldman, uno de los máximos reconocimientos por la defensa del medio ambiente, y ahí sentenció: “¡Despertemos humanidad, ya no hay tiempo!”

Otro ejemplo es la encarcelamiento del activista indígena mexicano de Ildefonso Zamora por su movimiento pacífico en contra de la tala ilegal. En palabras de la directora para las Américas de AI, Erika Guevara-Rosas, “A Ildefonso Zamora lo están castigando por denunciar los daños que se están causando al territorio y al entorno de su comunidad. Nunca debió haber sido encarcelado y debe ser puesto en libertad inmediata e incondicionalmente. Proteger el medio ambiente y defender los derechos humanos no son delitos“. Zamora fue, en otras palabras, inculpado con acusaciones sobre testimonios falsos: “el fiscal registró las declaraciones de testigos presenciales que describieron los hechos usando exactamente las mismas palabras que si las estuvieran leyendo de un guión, no se preservó la escena del crimen y no se manejaron debidamente las pruebas.”

Finalmente pero no menos importante, el caso de grupo de activistas mexicanos que fueron detenidos en Nicaragua en el 2016, es un ejemplo vívido de esta situación. Bajo el nombre de Caravana para el buen vivir, estos chicos se dedicaron a recorrer México y América del Sur a favor de la incidencia en educación ambiental. Se encargaban de brindar información fe de digna sobre el uso adecuado y ecosustentable de las tierras que trabajan así como de sus derechos frente a empresarios que intentan abusar de la ignorancia e inocencia de las comunidades. Desgraciadamente el conocimiento adecuado es un factor que resulta en un conflicto de intereses para los empresarios y, por tanto, algunos miembros del gobierno de cualquier país. Por esta razón es más fácil “eliminar” a la fuente de información, a “los revoltosos”, que respetar a la biodiversidad que habita en los terrenos indígenas. 

Y si bien algunos de los chicos fueron liberados, la realidad es que el activismo en América Latina no debería, en primer lugar, impactar en los derechos humanos y seguridad de los mismos personajes conscientes de la importancia del medio ambiente; y en segundo lugar, no se cuenta con las garantías institucionales para proteger a la biodiversidad, a los habitantes que viven de ella y a los defensores de los dos primeros. 



Esto le sucederá a tu cerebro si continúas viviendo en la contaminación de CDMX

Pequeñas partículas de metal desprendidas de los gases de escape de los automóviles, pueden llegar a afectar negativamente el tejido cerebral y facilitar la presencia de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Desde hace años, varios estudios internacionales, como el del King’s College London, han señalado que inhalar regularmente el gas NO2 en la contaminación está relacionado con problemas respiratorios y cardíacos, e inclusive con muerte prematura (2010). Esto ha fomentado que no sólo se realicen medidas preventivas para la salud, también estudios que profundicen el conocimiento sobre los efectos nocivos de la contaminación –en especial desde que la CDMX se ha enfrentado últimamente a numerosas crisis en la calidad del aire–. 

Ahora, de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Lancaster, en Inglaterra, pequeñas partículas de metal desprendidas de los gases de escape de los automóviles, pueden llegar a afectar negativamente el tejido cerebral y facilitar la presencia de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. El hallazgo se llevó a cabo mediante un análisis de muestras de tejido cerebral de 37 personas: 29 de ellas, de entre 3 y 85 años, habían vivido y muerto en la CDMX; las otras ocho, habían vivido en Manchester, Inglaterra, tenían entre 62 y 92 años, y habían muerto a causa de enfermedades neurodegenerativas.

Los investigadores se centraron en el efecto en el cerebro de la contaminación ambiental en la salud; en especial el de las nanopartículas de magnetita encontradas en el aire de las calles más transitadas en Lancaster y frente a una planta de energía. Según Barbara Maher, principal autora del estudio, a la hora de estudiar el tejido cerebral, se encontraron las partículas de magnetita distribuidas entre las células: “Cuando hicimos una extracción de la magnetita había millones de partículas, millones en un solo gramo de tejido cerebral. Esas son millones de oportunidades para causar daños.”

Para Maher, este mineral puede estar en el cerebro de forma natural pero en pequeñas cantidades y bajo formas distintivamente lisas y redondas; lo cual sólo puede crearse en altas temperaturas del motor de un vehículo o los sistemas de freno: 

Son formas esféricas y tienen pequeñas cristalitas alrededor de su superficie, aparecen junto con otros metales, como el platino, que surgen de los convertidores catalíticos. […] Es la primera vez que vemos estas partículas de contaminación dentro del cerebro humano. Es un hallazgo que plantea toda una nueva área de investigación para entender si estas partículas de magnetita están causando o acelerando enfermedades neurodegenerativas.

Esto significa que los habitantes de la CDMX poseen niveles similares o más alto de magnetita. De hecho, el nivel más alto de magnetita que se descubrió de entre los cerebros donantes fue el de un mexicano de 32 años que murió en un accidente de tráfico. 

contaminacion cdmx

Las consecuencias de este tipo de contaminantes pueden ser variadas: desde problemas respiratorios, cardiovasculares hasta cerebrales. Sin mencionar a los emocionales. Para Maher, este tipo de contaminación, que puede quedar atrapada dentro de la nariz y dirigirse hacia los pulmones y corriente sanguínea hasta la corteza frontal del cerebro, se ha asociado altamente con enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. 

Si bien los resultados no son concluyentes sobre esta hipótesis, se sabe ahora que la magnetita puede afectar significativamente la salud de la persona que se expone a ella. Para Clare Walton, de la organización Alzheimer’s Society, “Las causas de la demencia son complejas y hasta ahora no ha habido suficientes estudios que muestren si vivir en ciudades y en áreas contaminadas incrementa el riesgo de demencia”.

Frente a esto, Maher invita a realizar medidas de prevención que eviten el daño de la magnetita a la hora de su respiración; como por ejemplo: 

– Al caminar en una calle muy transitada, alejarse todo lo que se pueda del borde del andén;

– Si se camina en una calle inclinada, cruzarse hacia el lado donde el tráfico va hacia abajo ya que los vehículos que van de subida generan más materia particulada.

– A la hora de manejar, nunca pararse justo detrás de un auto. En tráfico pesado la mejor opción es tener un aire acondicionado en modo de recircular. Y siempre elegir la ruta para transitar por las calles alternativas. 



3.3 millones de muertes al año se asocian con este fenómeno que está afectando al planeta

Lelieveld sentencia que si la calidad del aire continúa empeorando, para el 2050 habrá un promedio de 6.6 millones de muertes prematuras en todo el mundo –afectando principalmente Asia del Sur y del Este.

La contaminación del aire está cargada de pequeñas partículas de tóxicos asociados con enfermedades del corazón, pulmón y otras afecciones que han generado un impacto a largo plazo en la salud de las personas. De hecho, y según la data científica de Jos Lelieveld, del Max Planck Institute for Chemistry, este tipo de contaminación es la principal causa de más de 3.3 millones de muertes prematuras al año –de las cuales, el 75 por ciento suceden en Asia–. 

Y pese a que se ha procurado generar una mayor consciencia sobre los efectos negativos de la contaminación en el aire, la realidad es que hay regiones en que la calidad del aire tiende a no monitorearse, y en consecuencia no se toma en consideración la diversidad de los tóxicos que se encuentran en las partículas finas de la materia. Por esta razón, Lelieveld y sus colegas estimaron la tasa de mortalidad prematura a causa de la contaminación del aire al combinar modelos de la calidad atmosférica del planeta, la data de sensores satelitales y terrestres y las estadísticas de salud de la población en el mundo. 

Fue así que Lelieveld llegó a la conclusión que el 75 por ciento de las muertes prematuras por la contaminación estaba relacionado con ataques al corazón y paros cardíacos; y el 25 por ciento, a enfermedades respiratorias y a cáncer de pulmón: “En total, la contaminación del aire –la mayoría por partículas finas de la materia y una mínima cantidad de ozono– causa 3.3 millones de muertes prematuras al año en el mundo.” Además de que el 75 por ciento de estas muertes prematuras ocurre en Asia –1.4 millones de muertes en China  y 650 000 en India–; mientras que 55 000 en EE.UU., y 180 000 en la Unión Europea

En estas regiones abundan fuentes principales de contaminantes: quema de carbón y madera para calentar hogares y cocinar; gas de amoniaco liberado por fertilizantes en la agricultura; combustibles fósiles para procesos industriales y plantas de energía; etcétera. 

 Lelieveld sentencia que si la calidad del aire continúa empeorando, para el 2050 habrá un promedio de 6.6 millones de muertes prematuras en todo el mundo –afectando principalmente Asia del Sur y del Este: “Si se pretende evitar que la mortalidad prematura continúe creciendo por la contaminación en el aire, se necesitarán medidas de control de calidad del aire, particularmente en Asia del Sur y del Este. Nuestro estudio muestra que es particularmente importante reducir las emisiones contaminantes en el uso de la energía casera en Asia. Al reducir las emisiones de origen agricultor, la calidad del aire también mejoraría, especialmente en Europa, EE.UU. del Oeste y Asia del Oeste.”

 

[Live Science]



15 maneras sencillas de reducir la contaminación (y prevenir la contingencia ambiental)

La contaminación provoca un peligro inminente para la salud de los habitantes, pues la niebla que invade a la ciudad posee componentes tóxicos que impacta negativamente en el cuerpo.

En los últimos días, los niveles de contaminación en la ciudad de México ha sobrepasado los límites del índice de calidad del aire. Esto provoca un peligro inminente para la salud de los habitantes, pues la niebla que invade a la ciudad posee componentes tóxicos que impacta negativamente en el cuerpo.

Ante la emergencia sanitaria, las autoridades han decidido tomar medidas a corto plazo para combatir esta crisis ambiental; por ejemplo, brindar servicio gratuito en toda la red del metro, fomentar el uso de bicicletas, transporte público o andar a pie, etcétera.

Sin embargo, hay ciertas acciones que uno puede realizar desde la cotidianidad y expandirlo de boca en boca. Por ello te compartimos las siguientes sencillas formas de reducir la contaminación que aconseja el Plan verde del Gobierno del Distrito Federal:

las-3-r-reducir-reutilizar-reciclar-1-728

– Afina y da mantenimiento a los automóviles

– Evita quemar basura y llantas, así como el uso de cohetes artificiales

– Evita comprar artículos desechables y plásticos que no son biodegradables.

– Recicla la basura

– No arrojes basura en la calle, bosques y parques, envuélvela o tápala bien en la casa

– Usa racionalmente los plaguicidas

– Evita el consumo de tabaco

– Cuida los bosques al no provocar incendios ni destruir las zonas verdes de la ciudad

– Pospón las tareas de jardinería que requieran el uso de herramientas a gasolina en días de alto nivel de de ozono.

– Consume alimentos orgánicos o al menos aquellos no hayan sido sometidos a un uso tan intensivo de agroquímicos. (puedes cultivarlos en tú azotea con composta hecha por ti mismo)

– Restringe la limpieza en seco.

– Evita el uso de pinturas, aceites y solventes en días de alta concentración de ozono.

– Reduce el consumo de electricidad, lo cual contribuirá a disminuir las emanaciones de contaminantes y partículas.

– Prende el carbón de leña con un encendedor eléctrico en vez de hacerlo con combustible líquido.

– Aplica el poder de las 3 Erres: Reduce-Reutiliza-Recicla. Un menor consumo redundará en menor contaminación atmosférica de todo tipo.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca