Así se escuchan las olas del Mar Caribe en el espacio exterior (AUDIO)

Las oscilaciones del Mar Caribe estaban generando un sonido muy parecido al de una vibración eléctrica a una frecuencia que el oído humano es incapaz de detectar, pero tan poderoso que fue detectado desde el espacio exterior por el satélite Grace de la NASA.

Cuando los investigadores científicos se dispusieron a estudiar el Mar Caribe, descubrieron que, en vez de ser un suelo marino tranquilo, poseía “grandes e inexplicables oscilaciones”. Chris Hugh, investigador de la Universidad de Liverpool, explicó para la BBC Mundo que él y su equipo pretendían analizar las variaciones de masas en los océanos mediante modelos ya existentes para estudiar las corrientes del Caribe, sin embargo no funcionaron y decidieron cambiar el rumbo de su investigación “y resolver el misterio”. 

Después de revisar las lecturas de los niveles del mar, la presión del fondo marino, las mareas y mediciones por satélites de gravedad, descubrieron que las oscilaciones estaban generando un sonido muy parecido al de una vibración eléctrica a una frecuencia que el oído humano es incapaz de detectar, pero tan poderoso que fue detectado desde el espacio exterior por el satélite Grace de la NASA. 

Este sonido, comenta Hugh, lo produce una gran ola conocida como “la ola de Rossby”, la cual viaja de este a oeste a través del Mar Caribe. Este recorrido dura alrededor de 120 días desde el extremo oriental hasta la costa occidental, y se le conoce principalmente como Rossby wormhole. Si bien este fenómeno se conocía con anterioridad, en esta investigación se descubrió que la ola interactúa con el suelo marino causando un zumbido que se escucha en la galaxia. 

rossby wormhole, mar caribe

Hugh agregó: 

Cuando soplas para crear un zumbido, el chorro de aire se vuelve inestable y excita la onda de sonido resonante que encaja en la cavidad del zumbido. Debido a que esa cavidad es abierta, el sonido irradia hacia afuera y es cuando se escucha. El experto señalo que de una forma parecida, esto es lo que ocurre en el Caribe. Una corriente oceánica fluye a través de la región, se vuelve inestable y excita una resonancia de un raro tipo de ola llamada Rossby. Debido a que el Mar Caribe es parcialmente abierto, hace que se produzca un intercambio de agua con el resto del océano, lo que nos permite ‘escuchar’ la resonancia con instrumentos para medir la gravedad. Y la razón que sólo ocurra en esta parte del planeta, se debe a tres factores: se trata de una cuenca relativamente pequeña, la ola atraviesa toda la región, y lo más importante es que la corriente del oeste hace que haya una inestabilidad, lo que produce la resonancia que se convierte en zumbido.

Esto permitirá comprender y predecir cómo los océanos responderán a las variaciones climatológicas en el futuro. Aunque este fenómeno puede variar el nivel del mar hasta 10 cm en las costas de Colombia y Venezuela, puede ayudar a predecir las posibilidades de inundaciones. Inclusive, este efecto puede tener un impacto en el Atlántico Norte, puesto que regula el flujo de la corriente marina del Caribe –precursor de la corriente del Golfo y motor climático del océano–. 

Escucha el sonido supersónico del Mar Caribe en el espacio exterior: 

 



¿La alteración en el genoma de las plantas brindará estabilidad a la agricultura ecosustentable?

Para Tester, usar tierras arenosas, agua de mar y una revolución en el genoma de las plantas, ayudará a desarrollar nuevas técnicas que contribuyan a una nueva agricultura global y ecosustentable.

“Imagina un escenario en donde los campos de cultivo, de cebada, quinoa o arroz, puedan crecer en condiciones similares a las de un desierto, con poca calidad de suelo o tierras marginales y estériles”, son las palabras de Mark Tester, profesor de Ciencia de las plantas. Su visión es brindar un futuro estable y comprometedor a la agricultura ecosustentable mediante cultivo básico, irrigado con agua salobre, y así producir la suficiente cantidad de alimentos nutritivos para la población mundial. 

Tester, con la pasión de mejorar el planeta, diseñó y creó el Plan Accelerator en la Universidad de Adelaide en Australia, la cual facilita a los científicos tanto a crecer y observar miles de especies vegetales tomando en consideración los factores genéticos y ambientales que puedan influir la productividad y la salud. Mediante el uso de tecnologías genómicas y genéticas, Tester busca manipular sus genes para proveerles la habilidad de proliferar en zonas marginales con poca condición salina. 

Actualmente se dedica a tres áreas principales para alcanzar su objetivo:  

Primero, deseamos incrementar la tolerancia a la salinidad de zonas de cultivo comunes y difíciles. Por ejemplo, recientemente identificamos un loci –lugar geométrico– genético clave que es responsable del aumento a la tolerancia de sal en diferentes cadenas de cebada y arroz. Segundo, deseamos domesticar a las plantas tolerantes a la sal para que proliferen y se reproduzcan en campos altos aún con condiciones extremas. Recientamente pudimos encontrar la primera secuencia de alta calidad del genoma de la quinoa; y nuestros resultados nos ayudaron a comprender cómo las plantas crecen, maduran y producen semillas, permitiéndonos crear una planta de quinoa altamente productiva y resiliente.

Una vez que se logren estos dos objetivos, Tester planea continuar con un cultivo de irrigación con agua parcialmente desalinada a un costo económicamente viable: “Mucha de la comida del mundo se produce actualmente mediante la irrigación de agua fresca. Esto es completamente poco sustentable, principalmente porque brinda mayores retos ante el cambio climático y el calentamiento de la Tierra. Esta confianza en la irrigación es un gigante durmiente en un cuarto. Es indispensable que trabajemos en una solución para esto.”

Para Tester, usar tierras arenosas, agua de mar y una revolución en el genoma de las plantas, ayudará a desarrollar nuevas técnicas que contribuyan a una nueva agricultura global y ecosustentable. 

 



¿Qué necesitas saber del solsticio de verano, el día más largo del año?

Esta fecha es considerada el día de máxima energía, de esplendor de la naturaleza.

El 21 de junio del 2017 a las 4h24 comenzará el solsticio de verano en el hemisferio norte y el solsticio de invierno en el hemisferio sur. Se trata del momento en que el Sol alcanzará su más alto grado de declinación norte –+23º 27’–, marcando el día más largo y luminoso del año en el norte –y la noche más larga en el sur–. Se le asume al solsticio la entrada del Sol a la constelación de Cáncer, dando inicio al verano y al invierno. 

Esta fecha es considerada el día de máxima energía, de esplendor de la naturaleza. Hay culturas y antiguas civilizaciones que festejaban este día debido a su asociación con la fertilidad, la cosecha, la fruición de siembra, el cenit de la vida espiritual. Curiosamente se entrelaza este día con las celebraciones paganas de Midsummer y la fiesta de San Juan, las cuales se realizan mediante un rito para “dar más fuerza al sol”  mediante hogueras. Simbólicamente, el fuego para estas fiestas tiene una función de purificación en las personas que lo contemplan. 

Al conservar y maximizar la energía del sol, no sólo se permite eficientar los procesos de agricultura, también se mejoran los ciclos de sueño y de estabilidad emocional. En otras palabras, es una oportunidad para la conciencia de las fuerzas entre la naturaleza y la humanidad, el cosmos y la vida. 

Más en Ecoosfera: 

Sobre el solsticio de verano y la luna de fresa

Centros ceremoniales mexicanos para recibir el equinoccio de primavera



Las cordilleras de la luna de Saturno: ¿qué tanto sabemos de Iapetus en la actualidad?

Lo característico de Iapetus es su cordillera, lo cual no ha habido nada parecido en el sistema solar hasta ahora.

De entre las principales lunas del sistema solar, Iapetus se encuentra entre las más extrañas e hipnóticas. Se trata del satélite de Saturno, la cual posee una forma de nuez, con una cara negra y una parte trasera blanca y brillante, un cinturón con una cordillera puntiaguda, así como una órbita que viaja tres veces más alejada de Saturno que su vecino, luna Titán.  

¿Qué hace especial a este astro? Parece ser que su recorrido es inclinado, balanceándose hacia arriba y abajo mientras orbita en el plano de los anillos de Saturno. Es como una especie de rebelde en el sistema saturniano, que va a su propia órbita aún si lo hace a su ritmo: “Viaja recta como una flecha a lo largo de tres cuartas partes del ecuador de la luna y es gigantesca: con aproximadamente 20 kilómetros de altura y hasta 200 kilómetros de ancho –a modo de comparación, la cima del Everest tan sólo se eleva 8,85 kilómetros sobre el nivel del mar–. 

Lo característico de Iapetus es su cordillera, lo cual no ha habido nada parecido en el sistema solar hasta ahora. Actualmente los científicos no han logrado identificar cómo pudo formarse: “Las primeras teorías sugieren que se trata de la actividad geológica dentro de la propia luna. Puede que algo similar a las placas tectónicas de la Tierra o el volcanismo hayan provocado que la cesta se haya levantado en el ecuador. […] La corteza de la luna no era esponjosa cuando la cresta se formó, las pruebas de una geología activa se enfriaron.”

 

Los científicos consideraron que la cordillera se formó como una consecuencia de la repentina ralentización de su periodo de rotación: “Las primeras simulaciones sugieren que un día en luna solía durar unas 16 horas. […] Es posible que un enorme impacto haya dejado a Iapetus en su estado rotacional actual, y que el ‘frenazo’ resultante haya provocado que la corteza se doblase.” Se sabe que el recorrido de Iapetus dura alrededor de 79 días terrestres, y permanece dando el mismo rostro como si estuviese anclada gravitacionalmente. 



Así se verá el eclipse solar de otoño según tu ubicación

El proyecto pretende presentar una animación con los tiempos locales del viaje de la Luna en frente del Sol en función de la región que se indique.

Se trata del primer eclipse solar en los últimos 100 años que podrá observarse en el continente americano el próximo 21 de Agosto. Para comprender este espectáculo, que sólo algunas regiones podrán disfrutarlo por completo, la plataforma de búsqueda Google e investigadores tanto de la Universidad de California y de Berkeley, han realizado un simulador eclipsal: Eclipse Megamovie

El proyecto pretende presentar una animación con los tiempos locales del viaje de la Luna en frente del Sol en función de la región que se indique. Para Dan Sevin, líder del proyecto en Berkeley, si bien existen muchas animación en línea de los eclipses en 2017, ninguno provee el sentido de una experiencia impactante como Eclipse Megamovie. Lo característico de este proyecto financiado por Google es que no sólo se experimenta el eclipse solar, también incluye todos los espacios de alrededor de un lugar en específico: “Nuestro simulador es aún más cercana de lo que cualquier experiencia de cualquier show de planetarios.”

Epic Megamovie es, de acuerdo con Sevin, la única herramienta que forma parte de una plataforma para reclutar a más de 1 000 fotógrafos voluntarios y astrónomos amaterus. De esta manera se pueda conseguir una serie de imágenes sobre el eclipse del próximo 21 de agosto. Dale click aquí para entrar al simulador. 



Cuando las flores poseen los colores de la galaxia (FOTOS)

Como si fueran el reflejo de la oscuridad de las noches, estas petunias crecen de tal manera que incitan a pensar en la perfección de la naturaleza.

Conocidas como Petunia cultivars, estas flores poseen colores, formas, tamaños y patrones que asemejan a la complejidad de la galaxia. Como si fueran el reflejo de la oscuridad de las noches, estas petunias crecen de tal manera que incitan a pensar en la perfección de la naturaleza. Conoce algunas de estas maravillas: 

 

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca