8 remedios caseros para las quemaduras del sol veraniego

Estos remedios caseros y naturales pueden ayudarte a reducir el ardor de las quemaduras de sol.

– Aplica una compresa húmeda fría sobre la zona afectada. Durante 20 minutos, aplica este remedio para humedecer la región quemada y calmar el ardor sobre la piel. 

– Date un baño o ducha con agua fría o tibia con aceite esencial de lavanda. Relájate durante 10 o 20 minutos y, al salir, deja que la piel se seque al aire o con una toalla dándote ligeros toques para evitar rozar la piel. Evita usar jabón u aceites de baño que pueda irritar la piel y empeorar los efectos de la quemadura. 

– Bebe agua. Las quemaduras solares pueden deshidratar al cuerpo, por lo que es importante contrarrestrar la incomodidad de las quemaduras. Lo recomendado es beber de 8 a 10 vasos durante el día. 

– Aplica una crema hidratante sin aroma para que empiece a sanar. Aquí lee 3 recetas sencillas para hacer cremas corporales caseras según tu piel. 

– Consume alimentos antioxidantes y vitamina C. Descubre aquí algunos alimentos ricos en antioxidantes

– Prueba un ungüento de caléndula. Aquí conoce una receta para hacer una crema casera con caléndula. 

– Aplica en la quemadura de sol aceite de hamamelis.  

– Con bolsitas de té. Con tres bolsitas en una jarra con agua caliente. Una vez que el té esté casi negro, saca las bolsitas y deja que el líquido se enfríe a temperatura ambiente. Date ligeros toques sobre la quemadura con un paño remojado en té –pero no lo restriegues en la zona–. Prueba hacerlo antes de irte a dormir.

 



Monsanto invertirá 3 mil millones de pesos en México en los siguientes cinco años

La multinacional anunció que planea invertir 3 mil millones de pesos en México a lo largo de los siguientes cinco años, con el fin de “mantener su estrategia de investigación y desarrollo en el país”.

Monsanto, una de las empresas argoquímicas con mayor presencia en el mercado internacional, se le ha acusado de realizar prácticas antiéticas que han afectado tanto a la biodiversidad, al ecosistema como a la salud general de la población humana. Entre las acciones que se relacionan con el consumo de sus productos es la extinción masiva de las abejas mediante sus pesticidas, la extinción de numerosas subespecies de maíz y soya de regiones latinoamericanas, la incidencia de enfermedades, como cáncer y deformidades congénitas, debido al contacto o consumo de organismos genéticamente modificados –OGM–, etcétera. Pese a esta lista con impactos catastróficos sobre el medio ambiente y la población humana, así como las intervenciones legales en su contra, Monsanto continúa adquiriendo fuerza a lo largo de sus comerciantes y consumidores indirectos.

Ahora la multinacional anunció que planea invertir 3 mil millones de pesos en México a lo largo de los siguientes cinco años, con el fin de “mantener su estrategia de investigación y desarrollo en el país”. De acuerdo con el presidente y director general de Monsanto Latinoamérica Norte, Manuel Bravo, el objetivo es lograr un crecimiento en ingresos de entre 3 y 4 por ciento en el país, y así sumar 1 millón de hectáreas para uso productivo de transgénicos e híbridos. Actualmente la empresa posee ingresos cercanos de 10 mil millones de pesos anuales, 1 100 empleados que manejan el negocio para Centroamérica, Caribe, Ecuador, Perú, Venezuela y Colombia, siete centros de investigación y cuatro plantas de producción. 

En México tiene una presencia predominante mediante las marcas Asgrow y Dekalb, las cuales ofrecen una productividad de entre los 8 y 10 millones de pesos. Según Bravo, esta cifra incluyen los productos vegetales: “Es una operación relevante con semillas de maíz, de algodón, de sorgo y tenemos 23 variedades de vegetales, manejamos tomate y cebolla, entre otros. [Mientras que] en argoquímicos, nuestro producto más grande es Faena, que es la marca líder en glifosato, que es un herbicida selectivo de baja toxicidad que permite un manejo ágil para los agricultores.”

Si bien cada vez hay una creciente denuncia en contra de sus productos así como acusaciones de corrupción, abuso de poder e intimidación hacia comunidades indígenas, Monsanto continúa deseando invertir en México. Incluso Bravo defiende a la empresa estadounidense alegando que: 

Nunca se ha comprobado un caso que la ciencia lo soporte, en biotecnología, maíz y soya, que son para consumo animal y humano, llevamos 20 años de producción y los principales países productores están por arriba dle 90 y 95 por ciento de penetración de las tecnologías. 

En México importamos entre 10 a 15 toneladas de maíz, y 95 por ciento de la soya que comemos la compramos y es transgénica, pero en el país no hay ni un solo caso documentado de haber provocado una alergia. No hay un solo caso, a pesar de haber servido un millón de millones de comidas, que ligue la biotecnología con tema salud. Ha habido denuncias de parte del activismo, pero ninguna soportada por estudios académicos serios o por la autoridad. 

Por esta razón, presume, que se desea integrar el “paquete tecnológico, financiamiento, comercialización y asesoría técnica” en “un millón de las hectáreas que hoy no usan semilla de maíz mejorada” para que “puedan productir en lugar de una sola tonelada por hectárea que sean cinco o seis toneladas.” Es decir que ahora Monsanto quiere realizar una apuesta hacia una “ganadería intensiva a largo plazo” –en vez de una ganadería extensiva”, sin embargo sólo queda preguntarnos a costa de qué y de quiénes se planea realizar esta inversión. 



Aves de la CDMX comienzan a usar colillas de cigarros en sus nidos

Los científicos suponen que esto se debe a que la nicotina posee propiedades antiparásitas.

Si bien los cigarros no son una herramienta saludable para el ser humano ni el medio ambiente, la vida salvaje ha comenzado a reutilizar las colillas que encuentra en las calles como mecanismo de defensa. De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM–, las aves urbanas usan estos restos del cigarro como una “bomba” protectora contra insectos y pestes que puedan acercarse a sus nidos. 

Inteligencia o supervivencia, los pinzones Carpodacus mexicanus han empezado a agregar colillas de cigarro para protegerse en contra de las garrapatas, las cuales tienden a succionar sangre e incluso comerse las plumas de sus crías. De modo que al notar que estos parásitos se mantenían a distancia ante las colillas, las aves decidieron colocar las colillas en sus nidos. 

Los científicos suponen que esto se debe a que la nicotina posee propiedades antiparásitas, de lo contrario no hay razones sustentables para que las aves adquieran conductas distintas a su cotidianidad. Para asegurarse de su hipótesis, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM– comenzaron a analizar el comportamiento de 32 pinzones en donde la peste de garrapatas estaría controlada. e

De acuerdo con Constantino Macías García, líder de la investigación, los padres pinzones suelen agregar fibras de las colillas de cigarro a sus nidos cuando éste contiene garrapatas. Sin embargo, este mecanismo de defensa no es del todo positivo: “Las colillas causan daño genético a los pinzones, pues interfieren con la división celular, lo cual pudimos notar al analizar sus células rojas.” De modo que las aves en la Ciudad de México continúan estando bajo un riesgo en un periodo a largo plazo. 



Oaxaqueño tiene un plan para salvar a las abejas de su extinción

A lo largo de sus estudios, ha descubierto que son algunos hongos, ácaros y el neoniconitoide –químico de los pesticidas– que promueven el debilitamiento de las abejas.

Siendo tan sólo un adolescente, el actual doctor oaxaqueño Ernesto Guzmán-Novoa, supo que las abejas eran seres vivos cuya importancia trasciende fronteras nacionales o culturales. A él no sólo le gustaba la miel que estos polinizadores realizan, también la precisión que tienen para desarrollar sus hogares y organizar sus poblaciones. Por esta razón, 30 años más tarde y sabiendo que la población de las abejas se encuentra en peligro de extinción, Guzmán-Novoa decidió encontrar una manera de salvarlas. 

Ahora el mexicano es el líder del Centro de Investigación de la abeja melífera de la Universidad de Ontario, en la cual se investigan las principales causas que empeoran la salud de las abejas. A lo largo de sus estudios, ha descubierto que son algunos hongos, ácaros y el neoniconitoide –químico de los pesticidas– que promueven el debilitamiento de las abejas. En otros artículos en Ecoosfera hemos hablado al respecto de cómo se busca reducir el consumo y el uso de estos químicos tóxicos en el mercado agroquímico –las cuales poseen unas ganancias de 200 miles de millones de euros–, sin embargo empresas como Monsanto y Pfeizer han salteado los juicios pese a la mayoría de los esfuerzos. 

 

En los últimos años Guzmán-Novoa se ha dedicado a denunciar las compañías argoquímicas, gobiernos e incluso granjeros convencionales que, defendiendo a los pesticidas por interés económicos. Sin embargo, el ambientalista no se da por vencido: “Tenemos partes del puzzle, pero todavía no tenemos la imagen completa de lo que causa la muerte de las abejas.” Y paso a paso, resguardado en la provincia de Ontario, Canadá, está buscando la manera de prohibir este tipo de pesticidas que obligue a los granjeros a rendir cuentas si los usan a partir del 2017. En caso de lo contrario, advierte Guzmán-Novoa, esto pondrá en riesgo la seguridad de las cosechas, “ya que uno de cada tres alimentos que consumimos dependen de la polinización de estos pequeños animales. O lo que es lo mismo: más de 500 miles de millones de euros por año.”



Eco receta: un protector solar casero y natural para este verano

Para la fortuna de nosotros, existe una serie de prácticas que ayudan a protegernos naturalmente del sol, reduciendo tanto la huella ecológica y el riesgo de algún malestar derivado de los químicos.

Frente a las olas de calor que invaden numerosas partes del planeta, es indispensable cuidar la piel de los potentes rayos UV que pueden ocasiones lesiones cutáneas así como enfermedades como cáncer de piel, entre otras. Desgraciadamente muchos de los productos protectores solares poseen grandes cantidades de químicos nocivos que se impregan en la piel y se conducen al flujo sanguíneo hacia los órganos internos. 

Para la fortuna de nosotros, existe una serie de prácticas que ayudan a protegernos naturalmente del sol, reduciendo tanto la huella ecológica y el riesgo de algún malestar derivado de los químicos. Como por ejemplo, usar ropa de protección, estar a la sombra siempre que sea posible, evitar la exposición directa del sol a medio día, tener una dieta más saludable rica en vitaminas, minerales y antioxidantes, entre otros como fresas, arándanos, frambuesas, cerezas, fruts, frijoles, nueces, legumbres, etcétera. 

Además en la naturaleza existen ingredientes que nos protegen naturalmente del sol, los cuales por cierto poseen factor de protección solar aunque ninguno es lo suficientemente fuerte para una experiencia playera: 

– Aceite de semilla de frambuesa. Posee el nivel más alto de protección de todos los ingredientes naturales –entre unos 30 y 50–. 

– Manteca de Karité. 

– Aceite de semilla de zanahoria. 

– Aceite de Germen de Trigo. 

– Aceite de sésamo. 

– Aceite de coco. 

– Aceite de cáñamo.

– Aceite de aguacate. 

– Aceite de soya. 

– Aceite de cacahuate. 

En el caso de que se desee ir a la playa, existe esta alternativa de protector solar casero

– Necesitas: 2 cucharadas de mezcla de aceites –cualquier combinación de los aceites antes mencionados–, 30 gramos de cera de abeja, 30 gramos de manteca de karité o de cacao, 1 cucharadita de aceite de vitamina E o aceite de germen de trigo, 10 gramos de polvo de óxido de zinc, 30 gramos de aceites esenciales. 

– Método de preparación: En un baño María, a fuego lento, derrite los aceites no esenciales, la cera de abeja y las mantequillas. Reita del fuego para dejar enfríar ligeramente antes de añadir el aceite de vitamina E, el polvo de óxido de zin y los aceites esenciales. Para usar el óxido de zinc es indispensable usar una máscara pues su inhalación puede ser peligrosa. Revuelve hasta que se disuelva el óxido de zinc. Vierte la mezcla en un dispensador, deja que se enfríe durante la noche. Usa el resultado como si fuese una crema corporal. 



8 remedios caseros para el ardor de las quemaduras

Las quemaduras pueden ser heridas muy dolorosas, por lo que te compartimos ocho remedios caseros ideales que ayudarán a reducir la inflamación y el ardor.

Aceite esencial de Lavanda. Esto brindará un alivio inmediato pues el aceite posee propiedades antisépticas y analgésicas. Son muy pocos aceites esenciales los que permiten reducir el riesgo de desarrollar cicatrices. Basta verter unas gotas sobre una gasa y aplicarlo directamente a la lesión; reemplázalo por uno nuevo cada dos o tres horas, por un par de días.

11221g-como-hacer-aceite-esencial-lavanda

Miel. Además de desinfectar las heridas y curar las quemaduras, la miel extrae los fluidos de los tejidos limpiando la zona quemada. Pon miel en un vendaje de gasa y aplícalo directamente sobre la quemadura; cámbiala de tres a cuatro veces al día para una curación más rápida, con menor dolor y marca de cicatriz.

maxresdefault

Bolsitas de té. Para quemaduras menores, una bolsita de té puede ser muy beneficiosa. El té negro posee ácido tánico, el cual ayuda a extraer el calor y el ardor de las quemaduras. Toma tres bolsitas de té y ponlas en una taza de agua fría; utiliza el agua para cubrir el área del a quemadura o pon las bolsitas de té frías y húmedos directamente sobre la quemadura y envuélvelos con un trozo de gasa.

usos-de-las-bolsas-de-te-usadas-4

Vinagre. Con propiedades astringentes y antisépticas, el vinagre ayuda al tratamiento de quemaduras menores y a la prevención de cualquier tipo de infección. Diluye cualquier tipo de vinagre con agua, utiliza la solución para enjuagar el área quemada. Esto funciona como analgésico al cubrir el área lesionada con un paño empapado con la mezcla. Cambia la gasa por una nueva cada tres horas.

vinagres

Jugo de cebolla. Corta una cebolla fresca y aplica el juego sobre la quemadura; esto brindará cierto alivio y reducirá la formación de ampollas. Repite el proceso varias veces al día.

jugo-de-cebolla-para-revertir-las-canas

Sábila o Aloe Vera. Aplica el gel de aloe vera fresco o coloca un trozo de sábila sobre la herida. Ambas contienen propiedades analgésicas y astringentes, por lo que lo ideal es tratar la zona afectada con agua fría o vinagre diluido antes de frotar el gel fresco sobre la quemadura.

Propiedades-de-la-sabila-para-el-cancer-1

Agua fría. Deja correr agua fría sobre la quemadura durante varios minutos; o coloca compresas frías sobre el área afectada. Esto ayudará a reducir el ardor de la quemadura. No coloques hielo, pues restringe el flujo de sangre dañando a los tejidos heridos.

agua caliente

Papa cruda. Gracias a sus propiedades antiirritantes y calmantes, una rodaja de papa cruda sobre la quemadura asegurará un alivio sobre la herida. El jugo de la papa, al contacto con la piel, aliviará el dolor y reducirá la posibilidad de tener ampollas.

640x480x05.papa_-e1421897174453.jpg.pagespeed.ic.AJibiM94UX

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca