6 mitos sobre el cuidado de las plantas de interiores

Los cuidados de las plantas requieren más atención que tan sólo regarlas y ponerlas al sol… Y estos son algunos de los mitos que podrán afectar nuestros cuidados.

Mito 1. Las plantas de interiores necesitan la luz directa del sol.

Sólo algunas de las plantas de interiores se benefician de la luz solar. De hecho, la mayoría de las plantas de interiores tienden a tener manchas de quemaduras por recibir directamente los rayos solares. Hay plantas que necesitan mucha luz, eso no significa que necesiten estar bajo los rayos del sol. 

Mito 2. Las hojas amarillas o cafés significa que tienen exceso de agua. 

Estos síntomas pueden tener otras causas; tales como ausencia de agua, luz inadecuada, exceso de fertilizante, agua muy ácida o una tierra de baja calidad. 

Mito 3. Las plantas crecerán más grandes si se transplantan a lugares más grandes. 

Con frecuencia, las plantas que se transplantan ponen mucha de su energía en hacer crecer sus raíces, a expensas de las hojas y flores. Además, las plantas con macetas muy grandes tienden a sufrir de raíces podridas. 

cómo cuidar plantas, remedios para plantas, plantas de interiores

Mito 4. Las plantas enfermas se curarán con fertilizantes. 

Los fertilizantes no son medicina, sólo son nutrientes que facilitan el crecimiento vigoroso. No puedes forzar a las plantas a usar más nutrientes de los que realmente necesita. El exceso de nutrientes acumulados en la tierra tiende a quemar las raíces, causando la descoloración de las hojas. Las plantas enfermas absorben menos nutrientes que las plantas saludables. 

Mito 5. Las plantas de interiores necesitan grandes cantidades de humedad. 

La mayoría de las plantas de interiores tienen la capacidad de adaptarse a un medio ambiente seco. Aunque la mayoría de ellas –salvo las suculentas– provienen de hábitats naturales más húmedos, pueden sobrevivir con niveles bajos de humedad siempre y cuando reciban la humedad necesaria a través de sus raíces. 

Mito 6. Los pesticidas químicos son la única manera efectiva para eliminar pestes. 

No, existen maneras más saludables y efectivas para tratar pestes en las plantas. Dale click aquí para conocer estos remedios. 

 



¿Cómo transplantar una suculenta? Guía práctica y sencilla para lograrlo

En el caso que desees empezar a cuidar este tipo de especies vegetales, te compartimos consejos acerca de cómo transplantarlas a macetas más grandes y adecuadas a sus necesidades

Las suculentas son una especie vegetal que no sólo almacenan en sus hojas y tallos grandes cantidades de agua, también poseen una hipnótica belleza. A lo largo de sus estructuras tan particulares se exalta la perfección de la Naturaleza que requiere pocos cuidados en el día a día y que puede cultivarse en todos los sitios que les de mucho el sol. 

En el caso que desees empezar a cuidar este tipo de especies vegetales, te compartimos consejos acerca de cómo transplantarlas a macetas más grandes y adecuadas a sus necesidades: 

– En una maceta con agujeros de drenaje vierte aproximadamente 2.5 cm de grava; esto ayudará a eliminar la humedad de las raíces de las suculentas previniendo de enfermedades o putrefacción. 

– Agrega un suelo adecuado para las suculentas; es decir, una mezcla de arena, perlita y escoria volcánica. Este tipo de plantas a menudo no crecen o mueren al colocarlas en tierra común para macetas. 

– Coloca la suculenta en la maceta de modo que la corona de la planta –la zona de la unión de las raíces con el follaje– quede al mismo nivel que la parte superior de la maceta. Asegúrate que la planta se encuentre segura y apretada en el suelo. 

– Vierte agua sobre las suculentas hasta que el líquido salga por los agujeros de drenaje; y riégalas sólo cuando el suelo esté seco. Algunas suculentas requieren agua sólo una vez a la semana; mientras que otras sólo necesitan una vez al mes. 

– Fertiliza una suculenta una vez al mes con una fertilizante rico en fósforo. Dilúyelo a la mitad de la dosis recomendada y vierte el fertilizante directamente sobre el suelo. 



6 plantas que no necesitan mucha luz para crecer dentro del hogar

En el caso de que se viva en un espacio cerrado, sin mucha iluminación y poca corriente de aire, estas plantas son las adecuadas para ti

Escoger las plantas adecuadas para mantenerlas vivas dentro del hogar requiere de atención, información adecuada y un proceso deliberativo. Hay que tomar en consideración el tipo de plantas que pueden adaptarse a nuestra personalidad, estilo de vida e incluso espacio físico; las que pueden brindar múltiples beneficios según nuestras necesidades, como alimentos, purificación del aire, decoración, entre otros; la climatización del medio ambiente en torno a las corrientes de aire, temperatura, humedad, el riego, las plagas…; etcétera. 

En el caso de que se viva en un espacio cerrado, sin mucha iluminación y poca corriente de aire, estas plantas son las adecuadas para ti: 

– Selaginella o Siempreviva. Es un pariente del helecho que puede medir hasta 15 cm de alto y 30 de largo. Tiene un aspecto mullido, como si fuese un algodón fosforescente, y se puede usar como cobertura debajo de otras plantas. Necesita mucha humedad y pulverizaciones constantes; recibir abono una vez al mes y fungicida de vez en cuando. 

– Fittonia Bianco Verde. Necesita un ambiente cálido y húmedo. Se usa en terrarios y necesita abono cada 15 días durante estaciones cálidas. 

– Bambú. Es una especie que crece sin demasiados recursos, superando las condiciones más extremas. 

– Planta araña. Esta especie crece muy rápido purificando el aire en el hogar. Necesita poco de luz y un riego de una vez a la semana. 

– Bromelias. Pese a ser tropicales, no necesitan mucha luz y pueden florecer sin demasiado esfuerzo.

–Drácenas marginata. No requieren muchos cuidados, pero son capaces de adornar y purificar el hogar. En el caso que se tengan mascotas en casa, como perros, no es recomendable adquirir esta planta. 



¿Qué cuidados necesitan las plantas que la UNAM promueve como regalos de Navidad?

Entre las plantas en peligro de extinción que formarán parte de esta campaña son en total más de 60 cactáceas y crasuláceas propagadas en el Jardín Botánico del Instituto de Biología.

México es uno de los países más diversos en lo que se refiere a ecosistemas, especies animales y vegetales. Su riqueza ambiental ha puesto en relieve programas de prevención y protección a estas zonas en riesgo, así como campañas en búsqueda de la consciencia social a favor de la ecología mexicana. Entre ellos se encuentra el programa del Centro de Adopción de Plantas Mexicanas en Peligro de Extinción del Jardín Botánico de la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM–, en la CDMX. 

Este centro de adopción de plantas, cuyo objetivo es apoyar y proteger a las plantas en algún peligro, ha anunciado una campaña en que fomenta obsequiar plantas como regalos navideños, y así extender la responsabilidad y conciencia de su protección por parte de la comunidad. 

Entre las plantas en peligro de extinción que formarán parte de esta campaña son en total más de 60 cactáceas y crasuláceas propagadas en el Jardín Botánico del Instituto de Biología. A través de sus semillas o hijuelos, los interesados podrán conseguir estas plantas con cuotas de recuperación accesibles. De modo que estos padres adoptivos se convertirán en actores de la conservación ambiental. 

Para la coordinadora del centro, Linda Balcázar Sol, estas plantas podrán ser un motivo vivo y cambiante para dar alegría, belleza y eternidad, la cual es una experiencia que otros regalos podrían proporcionar. La sede se encuentra en la tienda Tigridia del Jardín Botánico. 

Te compartimos las siguientes recomendaciones para este tipo de plantas: 

– Dado que se trata de una serie de especies nobles, son fáciles de mantener ya que tienen una alta capacidad de adaptación y resistencia al clima de la CDMX; 

– No requieren de grandes cantidades para sobrevivir; 

– Son pequeñas y pueden vivir en cualquier espacio soleado, dentro o fuera de las habitaciones de una casa; 

Conoce estos 6 mitos sobre las plantas interiores

– Considera reutilizar utensilios de cocina como macetas, mira estos ejemplos

– Para la trasplantación necesitas recordar que la maceta requiere un buen drenaje: realiza unos cuantos hoyos en su fondo para evitar encharcamientos, reduciendo el daño en las raíces de las plantas. Rellena los agujeros con pequeños trozos de ladrillo o teja y, eventualmente, cubre  la maceta con una capa de arena, continuando con tierra y composta. Conoce más sobre cómo adecuar las macetas con estos útiles consejos

 

 



¿Qué significa que tus plantas se tornen amarillas y cómo solucionarlo?

Te decimos lo que tu planta podría estarte pidiendo y qué hacer al respecto.

Uno de los indicadores más comunes sobre la insanidad de las plantas es cuando sus hojas comienzan a tornarse amarillas. Por sentido común, y es así, ello sugiere que la planta está teniendo una carencia; cuando las plantas van tornándose amarillas presentan un problema llamado clorosis.

Lo anterior significa que presentan un déficit de clorofila, el pigmento usado por las plantas para atrapar la luz y realizar el proceso de fotosíntesis. Sin embargo aunque la pigmentación amarilla de las plantas es un síntoma de malestar, no necesariamente con él podemos saber exactamente qué déficit está sufriendo la planta.

Lo motivos por los que una planta tiene clorosis pueden ser diversos y el siguiente infográfico de mnn presenta algunas de las razones (y más indicadores) por los que la planta podría estar enferma, además las indicaciones que podrán ayudarte a solucionar de raíz el problema.

Lo traducimos para ti:

 

Problemas de plagas

Los signos: insectos viviendo en la planta u hojas mordidas.

Cómo solucionar el problema: rocía la planta con aceite de neem o bien algún insecticida orgánico.

 

Sobre Riego

 Los signos: las hojas lucen amarillas y marchitas.

Cómo solucionar el problema: quizá la falta de arena ha hecho que el agua esté drenándose; agrega arena o tierra, o bien, replanta.

 

Escacez de luz

 Los signos: las hojas lucen desteñidas y caídas.

Cómo solucionar el problema: como tus plantas definitivamente no están recibiendo mucha luz, deberás cambiarlas inevitablemente de sitio.

 

Deshidratación

Los signos: las hojas lucen secas y al tocarlas se sienten crujientes.

Cómo solucionar el problema: según el tipo de planta debe recibir cierta cantidad de agua. Investiga cuánta necesita tu planta y riégala con fidelidad.

 

Deficiencia de Potasio

 Los signos: los bordes y picos se tornan amarillos.

Cómo solucionar el problema: entierra cáscaras de cítricos en la tierra que circunda la base de la planta. Añade composta rica en frutas y vegetales.

 

Falta de Nitrógeno

 Los signos: las puntas y las venas se tornan amarillas.

Cómo solucionar el problema: añade fertilizantes naturales como abono o granos de café a la tierra.

 

Falta de Calcio

Los signos: las hojas están deformes.

Cómo solucionar el problema: investiga si tu tierra es alcalina o ácida. Si es alcalina usa yeso, si es ácida usa lima.

 

Falta de Zinc

Los signos: decoloración entre largas venas.

Cómo solucionar el problema: rocía con extracto de algas marinas.

 

Falta de Hierro

Los signos: las hojas se tornan amarillas y se generan pequeñas venas verdes.

Cómo solucionar el problema: investiga el PH de tus plantas y bájalo hasta que llegue a 7. Después reduce el nivel de fósforo en la tierra.

 

Falta de Magnesio

Los signos: se forman líneas blancos en las venas.

Cómo solucionar el problema: añade composta orgánica rica en magnesio, sales de sulfato de magnesio o lima al suelo.

 yellow-plants-graphic



Guía: cuándo cosechar y cómo secar hierbas para tu cocina

Es todo un arte minucioso, exquisito y sencillo.

Foto: lagranepoca.com

Cada vez más personas cultivan en casa sus propias hierbas, sobre todo muchas medicinales y sazonadoras. Por lo mismo, información útil para sacarles el mejor provecho es de lo más bienvenida.

Hoy te presentamos una guía para que conozcas cómo cosechar tus hierbas y cómo secarlas y guardarlas para tus platillos o para el invierno.

Cosechar

El mejor momento para cortar tus hierbas es cuando estas tienen más aceite, que es justo cuando se ven más verdes y frondosas, y justo antes de que salgan las flores.

La mejor hora del día para cosecharlas es por la mañana, una vez que el rocío ha pasado.

Si vas a cosecharlas en otoño, lo mejor es hacerlo por las mañanas también y estar muy atento antes de que retoñen las flores; pues como los días son más cortos, este proceso suele acelerarse.

Cómo cortarlas

Córtalas con unas tijeras pero solo desde donde el tallo esté fresco. Corta también solo las hojas frescas.

Cómo secarlas

La manera clásica es hacerlo colgándolas del techo de tu cocina, lo que llena además la casa de fragancia deliciosa.

Puedes hacerlo también en cualquier cuarto que esté seco y templado.

Ponles encima papel si va a darles el sol directamente, pues degrada las cualidades nutricionales de las hierbas; hazle al papel agujeros para que penetre el aire.

Si las hierbas que estás secando son de las que tienen más agua como el cilantro, albahaca, perejil, tendrás que rotarlas o por algunas horas esparcirlas de vez en cuando en una mesa, por ejemplo. Recuerda que mientras el manojo esté más apretado más tardarán en cercarse.

En el horno

Otra manera de secarlas (lo preferible es hacerlo de la manera clásica), sobre todo si hay mucha humedad en tu casa, es usando un deshidratador de comida, o bien, el horno. Esparce las hierbas en servilletas usando la temperatura más baja posible; si la temperatura es más de 100 ºC, entonces el sabor disminuye. Deja la puerta del horno abierta; estarán secas en 3 horas o menos.

Cuándo están listas para secarse

Cuando las tocas y pueden quebrarse. Cuando están en un manojo colgando del techo toman meses para secarse. Cuando están esparcidas en superficies secas, generalmente unas semanas. En el horno estarán listas en unas tres horas.

Cómo y dónde guardarlas

Siempre guárdalas en contenedores de vidrio en espacios frescos y oscuros. Si el espacio es un problema, remueve las hojas de los tallos y almacénalas antes de que se despedacen por sí solas, aunque lo mejor es colgar el manojo, dejarlas enteras y solo desmoronarlas cuando estén listas; esto en opinión de la mayor parte de los cocineros…

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca