4 maneras en que internet está impulsando la ecosustentabilidad en el mundo

La interconexión se desdobla en posibilidades que llegan, por ejemplo, a la demanda de productos mucho más amables con el medio ambiente.

Imagen: bukyschwartz.com

Cuando internet comenzó a popularizarse las personas nos sentimos como parte de un gran potencial, aunque quizá difuso. Estar interconectados en cualquier parte del mundo amplía las opciones de prácticamente todos los aspectos de la vida; la comunicación, sobre todo, pero también de la compra venta de bienes y servicios o la posibilidad de publicitar proyectos de toda índole.

En este abanico de oportunidades, en 1999  Kevin Ashton en el Auto-ID Center del MIT acuñó un concepto que es cada vez más popular “el internet de las cosas”. Ashton planteó que en algún momento habrán más “cosas” que personas conectadas a internet, tales como electrodomésticos o dispositivos, que en una búsqueda por hacer más inteligente su uso, estarían siendo monitoreados pero además funcionando en relación a la mejora en la eficiencia de energía, por ejemplo.

En este sentido la data sobre las cosas que están conectadas a internet ha incentivado una economía en la que por primera vez se tendrá cada vez más ubicado el lugar y funcionamiento de los aparatos que se han comprado. Lo anterior permite que se conozca su destino y de alguna manera no se pierdan en la clandestinidad de los productos ya comprados.

Ello podría resultar en una dinámica donde se extraen ganancias del ciclo completo de uso de un aparato, es decir, al tener toda esta data disponible, es más fácil que este pueda ser aprovechado con fines de reciclaje cuando su tiempo vida ha terminado.

Esta es una de las posibilidades que están nutriendo el escenario de sustentabilidad en el planeta aunque hay otras maneras en que el internet está marcando la pauta para un mundo más sustentable, como las siguientes.

 

Conexión de mercados

Cada vez más personas buscan consumir productos tanto más sanos para su salud como para el medio ambiente. Internet en este sentido amplía la oferta de productos y servicios más allá de aquellos a los que se tiene acceso en los grandes supermercados (la mayoría transnacionales, por cierto).

 

Reúso de productos

Las plataformas de compara venta online están haciendo que numerosas personas accedan a productos usados  (si bien también a más productos nuevos) anteriormente esta opción de compra venta de productos de segunda mano no existía en las dimensiones que internet permite.

 

Información sobre marcas nocivas

Es muy interesante cómo existe cada vez más interés por conocer los productos que se compran. Tanto de las condiciones de los empleados de las marcas como de las repercusiones que tienen estos en su producción para el medio ambiente y la salud. La información en este rubro es muy popular en las redes sociales y ello ha hecho que muchas marcas adecuen sus modos de producción ante un mercado que es cada vez más exigente.

 

Activismo ambiental

Los gobiernos se ven presionados por la propagación de demandas ambientalistas y animalistas que encuentran en internet un nicho de interconexión. Ejemplos hay muchos en que las autoridades han modificado e incluso barado leyes que van en detrimento de la sustentabilidad y el medio ambiente. Acá algunos ejemplos.

 

 

 



El hielo del Ártico está más vulnerable de lo que creíamos

El problema del flujo de las aguas deshieladas es que desprotegen la zona polar de los océanos más cálidos, provocando fracturas y derretimiento de la mayoría de los glaciares.

En los últimos años ha surgido la preocupación ante el deshielo de los polos debido al calentamiento global. Poco a poco se ha tratado de investigar a profundidad las causas, consecuencias y medidas de prevención para enfrentar esta crisis global. Un ejemplo de ello es la investigación realizada por The Earth Institute de Columbia University, desde el siglo XX, en la cual se surgiere que la Antártica es más vulnerable ante los próximos aumentos de temperatura de lo que se solía creer. 

Para llegar a esa conclusión, los científicos grabaron los canales de agua deshielada para tratar de encontrar la distancia que recorrían y el tiempo que hacían para llegar a los océanos. Los resultados no fueron gratos. En palabras de Jonathan Kingslake, glaciólogo y miembro de la investigación, “Esto no es el futuro. Se está expandiendo ahora mismo y ha sido así en las últimas décadas.” 

Anteriormente se creía que el agua deshielada se quedaba en la zona; sin embargo la investigación demostró que estas aguas se mueven a lo largo de la superficie de la Antártica recorriendo grandes áreas. En total, hay 700 canales y lagunillas que recorren desde 121 km hasta 604 km a 1 300 metros sobre el nivel del mar. Suponen sitios en donde se pensó que era imposible el flujo acuífero y que, pese a la lógica física, pueden llegar a formar cascadas; como la que se encuentra en Nansen Ice Shelf, con una altura de 122 metros. 

Estas aguas deshieladas usualmente se congela de nuevo en invierno, sin embargo en los últimos años se ha vivido una pérdida considerable de hielo debido al calentamiento global. Esto quiere decir que hay ahora más agua deshielada de la que se vuelve congelar, y conforme las temperaturas aumenten, continuará el mismo curso de deshielo ocasionando numerosas crisis en el planeta. 

 

El problema del flujo de las aguas deshieladas es que desprotegen la zona polar de los océanos más cálidos, provocando fracturas y derretimiento de la mayoría de los glaciares. En otras palabras, estas aguas deshieladas dejan expuestos y en vulnerabilidad a los polos; como muestran las zonas rojas de la imagen a continuación:

 Más en Ecoosfera: 

¿Qué está pasando en el Ártico? Conoce la campaña para proteger esta zona de las voraces petroleas

Un albúm lleno de recuerdos: el mundo Ártico que pronto dejará de ser (FOTOS)

Victoria ciudadana: Shell se va del Ártico indefinidamente



Ecosia, el navegador de internet que planta árboles cuando lo utilizas

Ecosia utiliza los ingresos obtenidos por anuncios de búsqueda en la plantación de árboles en Burkina Faso, África, llevando de vuelta agua, plantas y animales a zonas desoladas por la sequía.

El cambio climático, provocado por los altos niveles de carbono en la atmósfera, no es más que el resultado de la constante tala de nuestros bosques del planeta. De acuerdo con las cifras publicas por The United Nations Environment Program –UNEP–, el responsable del 50 al 90 por ciento de la deforestación de la Tierra es el crimen organizado. Principalmente en zonas del Amazonas, África Centras y sudeste asiático.

Si bien la deforestación se trata de un tema ambiental de suma importancia, la realidad es que la tala ilegal no está disminuyendo. En palabras de los autores del reporte en la UNEP, “cada vez avanza más como si se tratara de carteles de droga”. Y debido a la corrupción que impera en las zonas, no existe un registro confiable que refleje las verdaderas cifras de la tala clandestina. 

Y debido a la colosal corrupción en distintas zonas del planeta, pocas instituciones y organizaciones han logrado implementar plan de contención de este ecocidio. Entre ellas se encuentra Ecosia, el buscador de internet que planta árboles cada vez que lo utilizas.

gran-muralla-verde-02

Ecosia es una extensión gratuita para el navegador que permite plantar árboles mientras se utiliza su buscador digital. Gracias a esta aplicación, el innovador proyecto ha plantado ya más de 3 millones de árboles en todo el mundo, y generado más de 5 millones de euros para programas de forestación.

Para lograrlo, Ecosia utiliza los ingresos obtenidos por anuncios de búsqueda en la plantación de árboles en Burkina Faso, África, llevando de vuelta agua, plantas y animales a zonas desoladas por la sequía. Gracias a esta recuperación de la tierra, es posible que personas consigan trabajo, el ganado se encuentre en mejor estado y haya una economía local más independiente y fuerte. De acuerdo con el sitio web del proyecto ambientalista: “Nuestros bosques son parte de un proyecto internacional que pretende conseguir mayor prosperidad medioambiental, social y económica, mediante la creación de la Gran Muralla Verde a través del desierto africano.

w_71Ci1GiGaiH4o3uf

La importancia de este proyecto es ayudar a traer una mayor vegetación que permita a filtrar el aire, limitar la propagación de enfermedades y permitir una mayor cantidad tanto de agua como alimentos. Esto logrará que se reinicie un ciclo de manera a favor del bienestar del medio ambiente y de la salud de las personas



Top 4: sitios para conseguir cosas gratis en internet (y hackear el consumismo)

Millones de personas comparten la inquietud de prescindir del dinero lo más posible y ahorrar recursos al planeta.

Nacimos en un mundo que funciona con dinero. Este se convierte en la preocupación de millones de personas que salen de sus casas cada día para ganar este simbólica herramienta, y muchas veces se nos va la vida en ello…

Sin embargo, pocos profundizamos ¿podríamos funcionar sin dinero? ¿hasta qué punto?. Hay personas, incluso familias, que lo han logrado y , afortunadamente, documentaron su experiencia. 

Vivir sin dinero no solo es un acto de subversión silenciosa contra el sistema capitalista, es también un aliciente necesario (hasta donde sea posible) para ayudar al planeta. 

Conseguir cosas gratis, en la mayoría de las ocasiones, conlleva el aprovechar herramientas de segunda mano que aún son útiles. Lo que a su vez implica que evitemos comprarlas nuevas y esto va en contra de la producción infinita que pareciera que vivimos. 

Con el arribo de internet hoy tenemos muchas opciones para que personas con tu mismo interés, el de regalar o intercambiar cosas puedan contactarse y hacer estas ecoamigables transacciones. 

Te presentamos un top de los sitios, tanto internacionales como otros de hispanohablantes, para que prescindas, al menos ocasionalmente, del dinero.

Freecycle

Es una red internacional de más de 8 millones de personas y más de 4 mil grupos. Una de las comunidades más grandes con fines no lucrativos en su tipo. Millones de personas compartiendo eso que no necesitan.

Volition:

Es el sitio masivo pionero especializado en  conseguir cosas gratis de la web. La manera en que funciona es adherir tu correo, código postal, y seleccionar tus tipos de intereses. Así te llegará información de los usuarios que regalan las cosas que embonan en el rubro que has seleccionado. 

JustFreeStuff:

Es muy útil por que este sitio te ofrece links a decenas de páginas que ofrecen cosas gratis en la red. Tienen muchas categorías y es considerado un sitio internacional (aunque mayormente funciona en Estados Unidos). 

trueques.com:

Todos los países de habla hispana tienen cabida, una cualidad no muy común en este tipo de sitios por los problemas de envío. Encontrarás hasta automóviles en trueque. 



“La Ruche qui dit oui”, el modelo de comercio justo que está revolucionando las compras en Francia

El proyecto trata que los productores locales puedan relacionarse directamente con los consumidores, de modo que estos últimos realicen las compras por internet y las recojan después.

Nos encontramos en constante cambio evolutivo, tratando de adaptarnos a las transformaciones de nuestro medio ambiente para vivir en prosperidad y alegría. En ocasiones debemos realizar reajustes personales; en otras, metamorfosis a escalas sociales para continuar en el proceso de aprendizaje.

Desde la tolerancia a temas anteriormente considerados como tabú, hasta la introducción del internet a nuestras vidas. Cada transformación implica una capacidad de adaptabilidad e incluso de éxito. Como por ejemplo, La Ruche qui dit oui (La Colmena que dice sí), plataforma  francesa de internet que relaciona de manera directa a los productores y consumidores.  

El proyecto trata que los productores locales puedan relacionarse directamente con los consumidores, de modo que estos últimos realicen las compras por internet y las recojan después en la bodega de La Ruche qui dit oui.

Les compartimos un video por si les interesa saber más acerca de esta distinguida colmena:

*Para ver el video con subtítulos en español, dale click a la cajita “CC” ubicada a la derecha inferior del video.

 



Estos nuevos dispositivos de comunicación no requieren baterías: se cargan con señales de TV

La Universidad de Washington desarrolló dispositivos que funcionan con energía reflejada.

Hace nueve meses el ingeniero eléctrico y profesor de la Universidad de Washington  Joshua Smith, comenzó una investigación acerca de cómo se podría extraer energía de las señales de TV para comunicarse, y eventualmente diseñar dispositivos de dos cartas que puedan intercambiar datos sin necesidad de utilizar baterías.

Esta técnica todavía no está bien desarrollada. Los datos se transfieren en un rango de un kilobit por segundo y requieren una distancia de no más de 2.5 pies entre uno y otro.  Aún con las limitaciones, esto representa una nueva veta en las telecomunicaciones.

En el sitio web de la investigación, el equipo da varios ejemplos de aplicaciones de los dispositivos. Por ejemplo, si dejaras las llaves en el sillón y tanto las llaves como el sillón tuvieran dispositivos de comunicación integrados, tal vez el sillón podría detectar tus llaves y avisarte que están ahí.

Smith también dice que se podrían crear sensores que se instalen en los techos para alertar a las personas cuando hay una fuga de agua, o en los puentes para informar si hay algún daño estructural.

“Es parte de la visión. Habrá información acerca de los objetos en mundo físico a la cual podremos acceder fácilmente”, dice Smith.

El dispositivo funciona capturando energía existente y reflejándola, como un transistor. Gollakota explica: “Cada objeto alrededor de ti, refleja señales. Imagina que tienes un escritorio de madera, y está reflejando señales, pero si un escritorio está diseñado para reflejar señales, y está hecho de hierra, reflejará mucho más energía. Estamos intentando replicar esto en un dispositivo análogo.”

La captura de energía que realizó el equipo que hizo la investigación presentada en la Association for Computing Machinery’s Special Interest Group on Data Communication en Hong Kong, requiere 100 microwatts para encenderse, pero el equipo dice que tiene un diseño que puede funcionar con sólo 15 microwatts. Por ahora, con esta técnica ya se puede comunicar la locación, identidad y datos del sensor.

La presentación de la Universidad de Washington fue distinguida como “mejor ensayo” en Hong Kong e investigadores están emocionados de comenzar a explorar las aplicaciones comerciales.

[Co. Exist]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca