Close

Senado de México rechaza ley a favor de energías renovables

Fotografía: http://www.pan.senado.gob.mx/

Pese a que representantes de la Organización de las Naciones Unidas –ONU– y del sector privado llegaron a destacar a México por sus “importantes avances en materia ambiental”, y el compromiso firmado en la Cumbre de Negocios y Cambio Climático en París, Francia, México le ha dado la espalda a la Ley de Transición Energética. 

El Senado de México no aprobó la Ley de Transición Energética, la cual contiene la ruta para impulsar las energías renovables y así reducir el nivel de gases contaminantes. De hecho, se trataba de la única ley del paquete de la reforma energética que establecía que los institutos y mecanismos incentivaran la producción de electricidad a través de energías renovables. ¿El gobierno podrá cumplir con sus metas de reducción de energías fósiles al 65 por ciento para el 2024?

De acuerdo con los datos de la ONU, México ha invertido más de 2 100 millones de dólares en proyectos de energías renovables;  los cuales han sido proyectos independientes a la praxis del gobierno mexicano. Esto ha convertido a México en una de las economías emergentes, junto con Indonesia, Turquía, Chile y Kenia. Inclusive, en 2014, México superó sus propios registros en capacidad de producción de energía en el rubro eólico y fotovoltaico, a través de proyectos como el parque eólico en Sierra Juárez, Baja California, con una capacidad de 155 MW y una inversión de IEnova e InterGen International de 318 millones de dólares; o la planta en La Paz, Baja California, de 25 MW de una inversión de 80 millones de dólares por Grupotec.  

http://oronegro.mx/
http://oronegro.mx/

No obstante, y en palabras de Miriam Grunstein, profesora investigadora de la Universidad Autónoma de Nuevo León –UANL– e investigadora asociada del Centro de Energía del Instituto Tecnológico Autónomo de México –ITAM–, sin la Ley de Transición Energética, tanto el mercado como los inversionistas dispuestos a aprovechar el potencial de las energías renovables habitan en incertidumbre: 

Es un complemento muy importante para los incentivos de financiamiento que se mencionan de manera muy sucinta en la Ley de Industria Eléctrica. Sin esta pieza, la renovación de la industria eléctrica queda fincada en lo que son las energías convencionales, y las energías renovables quedan en suspenso.

Actualmente en México se cuentan energías renovables como la solar fotovoltaica, eólica, geotérmica, biomasa e hidráulica renovable. Y en caso que se generaran 10 000 gigavatios por hora (GWh) al año con estas energías, se notaría un incremento anual del PIB de 346 000 millones de pesos, 150 000 empleos –trabajadores activos y jubilados de la Comisión Federal de Electricidad– y 23 000 millones de pesos recaudación fiscal por año. Sin mencionar que el sector eléctrico reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero entre 30 y 50 millones de toneladas de bióxido de carbono equivalente (MtCO2e) por año. Dale click aquí para conocer el estudio Plan integral para el desarrollo de las energías renovables en México 2013-2018, por PwC. 

La reforma energética de Enrique Peña Nieto priorizó los hidrocarburos y relegó a una sola ley de energías renovables. Para Grunstein, las metas del gobierno en materia energético no se han cumplido en muchos rubros: “En este punto deberíamos estar produciendo 3.5 millones de barriles diarios, y tenemos una tasa de declinación cada vez más pronunciada. Y ¿quién le está diciendo algo? Nadie. Si en materia de petróleo no nos lo tomamos con más seriedad, quiero ver en un tema que parece menor, aunque no lo es.”

[Forbes]

Ver Más
Close