Close

Nacen los primeros dos dragones eslovenos

En los últimos cuatro meses, los investigadores descubrieron y cuidaron los huevecillos de una icónica salamandra ubicada en la Cueva de Postojna, en Eslovenia. Y tras un cuidado riguroso, pues uno de los huevecillos estaba pegado a una pared del acuario del sitio, por fin las extraordinarias criaturas emergieron del interior de sus cascarones. 

La majestuosidad –sino que la peculiaridad– del evento es que los científicos llevaban años esperando ver cómo los “dragones bebé” aparecían en la faz de la tierra. Principalmente porque, además de que viven alrededor de un siglo, se reproducen una vez cada cinco o diez años. Sin mencionar que estos anfibios en peligro de extinción, puedes sobrevivir sin comida durante una década. 

Para este país, esta especie de salamandra representa un símbolo de la herencia natural. En especial desde que sobrevivieron durante siglos, pese a las tormentas y desastres naturales, dando a luz la creencia popular que estos dragones vivían por debajo de la corteza terrestre y con impactantes capacidades sensitivas –como para el olfato y oído–. No obstante, conforme la sociedad se fue acercando a una época industrializada –y eventualmente capitalista–, estos pequeños dragones fueron desaparecieron conforme fueron perdiendo sus ecosistemas.   

Ahora, con 64 huevecillos disponibles, sólo 21 de ellos sobrevivieron en el proceso de incubación bajo las condiciones ideales del acuario –mientras que en la naturaleza, sólo uno de cada 250 huevos logran sobrevivir–. 

 

Ver Más
Close