¿La Ayahuasca estimula el nacimiento de células madre en el cerebro?

Los alcaloides harmina y tetrahidroharmina estimulan el crecimiento y la maduración de las neuronas, promoviendo inclusive el nacimiento de nuevas células madre.

Droga psicodélica o medicina ancestral, la ayahuasca –yagé, purga o daime– es una pócima sagrada y antigua que se obtiene con la mezcla de la liana de la Ayahuasca –Banisteriopsis caapi– y la Chacruna –Psychotria viridis–, una vez que son machacadas y cocidas en agua hirviendo durante 16 horas. En la gran cuenca del Amazonas, la ayahuasca ha sido considerada como la base de la curación a nivel físico y la vida espiritual debido a la reacción de la diemetriltriptamina –DMT– de ambas sustancias en el cerebro. 

En los últimos años han intentado demostrar a través de investigaciones científicas los múltiples beneficios de la ayahuasca. Como la del Dr. Jordi Riba de San Pau Hospital, en Barcelona, quien presentó su estudio en Interdisciplinary Conference on Psychedelics Research 2016, acerca de las propiedades neurogenéticas de la ayahuasca. El estudio se llevó a cabo en asociación con Beckley/San Pau Research Programme y el Spanish National Research Council. 

Los investigadores, José Morales-García, María Isabel Rodriguez-Franco, Ana Pérez-Castillo and Mario de la Fuente Revenga, encontraron que los alcaloides harmina y tetrahidroharmina estimulan el crecimiento y la maduración de las neuronas, promoviendo inclusive el nacimiento de nuevas células madre. Esto revoluciona la preconcepción de cómo funciona el cerebro adulto. 

ayahuasca, celulas madre, beneficios ayahuasca

Se llegó a creer durante años que el cerebro adulto no podía producir nuevas neuronas; hasta que a finales de 1990 se encontraron evidencias que empezaron a retar estas preconcepciones y se le llamó neurogénesis. El nacimiento de nuevas neuronas ocurre en dos regiones del cerebro: en los ventrículos y en el hipocampo; las cuales fungen un pivote en las funciones cognitivos como el aprendizaje y la memoria. Como es natural, la función del hipocampo comienza a declinar con el paso de la edad, produciendo inclusive trastornos neurodegenerativos como Alzheimer, Huntington o demencia senil. 

Con este bagaje, los investigadores demostraron que con un poco de harmina y tetrahidroharmina se eleva la probabilidad del nacimiento de nuevas células madre aún durante la edad adulta. Esto provocó que usaran nuevas aplicaciones, como VIVO, para encontrar nuevos tratamientos para las enfermedades neurodegenerativas y los trastornos psiquiátricos asociados con una enfermedad física o un trauma psicológico. 

A continuación te compartimos las ilustraciones que demuestran la neurogénesis gracias de la harmina y tetrahidroharmina: 

Ayahuasca i

Ayahuasca ii

Ayahuasca iii

 

 



Seamos adultos con educación ambiental de calidad

Es momento de dejar atrás las clases de ciencias naturales básicas y poder desempeñar roles profesionales para el desarrollo de un estilo vida sustentable en el trabajo, la política, cultura, etc. Pasar de la teoría a la práctica.

Hasta hace pocos años hablar la educación ambiental era considerada un área de estudio que podías encontrar medianamente explicada en la currícula escolar dentro de las materias de ciencias naturales, o geografía, un poco más en civismo e incluso biología. Sin embargo, en ningún caso se le prestaba la suficiente atención e importancia que merece el tema que aborda y no solamente por parte de los niños, sino en la cotidianidad de los adultos.

Casi como si fuera un cliché, la educación ambiental se considera como un conjunto de dinámicas de juegos y manualidades que enseñan a los niños a cuidar el medio ambiente. Pero en realidad es una disciplina metodológica que brinda las herramientas, conocimientos y refuerza habilidades para que todas las personas, sin importar su edad, conozcan cuáles son las maneras en las que pueden contribuir a un desarrollo sustentable de la sociedad.

La educación ambiental va más allá de buscar concientizar a las personas sobre las problemáticas de nuestro planeta, sino que se enfoca en generar cambios e iniciar acciones reales, con resultados tangibles, a nivel individual, comunitario e incluso gubernamental.

Ahora, esta disciplina es más importante que nunca, especialmente enfocada a las personas adultas, porque debido al avance acelerado de los daños ambientales que estamos sufriendo, no podemos esperar a que las nuevas generaciones estén listas para incidir un cambio. Es hoy cuando debemos empezar a implementar soluciones. Somos los adultos de hoy quienes tenemos la responsabilidad de cuidar nuestro entorno y además de brindar educación ambiental a los más pequeño, pero ¿Cómo lo haremos si como adultos nos resistimos a ser educados?

Necesitamos adultos preparados para afrontar las crisis ambientales en el aspecto económico, que construyan nuevos modelos de desarrollo que busquen la sostenibilidad y sustentabilidad, en incluso que se implementen proyectos que reviertan los impactos negativos que estamos generando día con día. Por ello, la educación ambiental no debe ser sólo para los niños, sino para los adultos que pueden implementar medidas correctivas en este momento.

Si bien es cierto que la sensibilización y concientización son eje trasversal de la educación ambiental, los adultos debemos ir un paso más allá y comenzar a profesionalizarnos en materia ambiental. Sin importar tu desempeños personal o profesional, tus gustos, aficiones o hobbies, todos somos responsables del cuidado del medio ambiente y desde la trinchera de cada uno se puede hacer algo para asegurar su estabilidad.

Cuando alguien desea incrementar sus conocimientos, mejorar su habilidades o conocer nuevas técnicas, por ejemplo, se toman cursos o talleres. Lo mismo sucede con quienes estén interesados en cuidar el medio ambiente. Algunas veces no basta con regar una planta o ver una película, es necesario comenzar a educarnos en temas ambientales para poder realizar aportaciones significativas y con resultados tangibles.

Es momento de dejar atrás las clases de ciencias naturales básicas y poder desempeñar roles profesionales para el desarrollo de un estilo vida sustentable en el trabajo, la política, cultura, etc. Pasar de la teoría a la práctica.

Es cierto que no puedes cuidar lo que no amas y parte fundamental de esta premisa parte del desinterés de las personas por convivir con espacios naturales e incluso de simplemente querer participar en la cuidado de la naturaleza.

No necesitamos vivir rodeados de árboles o estar en medio de un bosque para aprender a cuidar nuestro entorno. Cuidar el medio ambiente es una tarea cotidiana que podemos hacer en cualquier lugar.

Por ello, hoy toma más importancia que las personas adultas puedan prepararse y recibir educación ambiental que les permita crecer personal y comunitariamente en un entorno saludable.

Algunas veces las soluciones están tan cerca que no las vemos, pero te invitamos a abrir tu computadora y buscar talleres en línea, consultorías, cursos y convenciones que puedan mejorar tu educación ambiental para que tú te conviertas en un embajador por el cuidado del medio ambiente.

Deja atrás las creencias donde se adjudica a las nuevas generaciones la responsabilidad de revertir el daño que estamos haciendo ahora y comienza asumir tu compromiso ambiental de una manera más profesional y especializada.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Razones por las que el burro mexicano está en riesgo de extinción (INFOGRÁFICO)

En México, la cifra se ha reducido de 15 millones, en 1991, a 500 000 en 2016; y en el mundo, actualmente hay tan sólo 50 millones.

Pese a los esfuerzos de países como España, Suiza e Inglaterra al crear santuarios de conservación, el burro mexicano continúa en riesgo de extinción. De acuerdo con el sitio web Investigación y Desarrollo de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, la reducción significativa de la población de esta especie se debe a la explotación desmesurada y la negligencia por parte de los grupos de atención y conservación para reproducirla de manera ecosustentable.

En México, la cifra se ha reducido de 15 millones, en 1991, a 500 000 en 2016; y en el mundo, actualmente hay tan sólo 50 millones. Las razones parecen estar relacionadas con la modernización: los burros continúan siendo animales de carga en todo el territorio nacional. 

Frente a esto, pocos santuarios y zoológicos alrededor del mundo han tratado de salvaguardarlo; en especial en sitios como España, Suiza e Inglaterra, en donde hay granjas especializadas para su conservación. Desgraciadamente en sitios como Etiopía, Pakistán, China y Egipto continúan usando a este ejemplar como medio de transporte y herramienta de trabajo. 

burro peligro de extincion

 

 
 


Científicos toman células madre de la orina para crear dientes humanos

Científicos en China afirman que han creado un diente humano a paritr de células madre tomadas de la orina.

teeth

Científicos en China afirman que han creado un diente humano a partir de células madre tomadas de la orina.

Los investigadores que participaron en este experimento dicen que la técnica podría ser utilizada para reemplazar los dientes perdidos por edad u otros factores; además tiene la ventaja de tomar las células madre de una fuente menos controversial que los embriones humanos.

El equipo de Guangzhow Institute of Biomedicine and Health extrajo células de la orina y las manipuló para hacerlas células madre. Después las implantaron en las estructuras parecidas a dientes en ratones, y dijeron que el resultado final de las células contenía dentina y esmalte.

El reporte, publicado en Cell Regeneration Journal, afirma que esto podría llevar a otros estudios que resulten en “el sueño final de la regeneración total de los dientes”.

Sin embargo el proyecto ha atraído críticas y no sólo porque tuvo un rango de éxito de 30%. El profesor Chris Mason, un científico de células madre del University College London, dijo a la BBC que la orina era probablemente una de las peores fuentes para obtener células madre. Dijo: “Hay muy pocas células y la eficiencia de hacerlas células madre es muy baja. Es una mala manera de proceder.”

Mason también dijo que el riesgo de contaminación  era mucho más alto que con otras fuentes de células, y que hay un gran camino por recorrer antes de que la ciencia pueda integrar nervios y sangre a los nuevos dientes.

 [The Independent]



Top: 10 increíbles hechos sobre el cuerpo humano

¿Cuántos átomos, bacterias o virus viven en nuestros cuerpos? ¿Qué edad tienen nuestras células, nuestro ADN o nuestras moléculas? ¿Podemos ver el pasado? Conoce las respuestas a estas y otras interrogantes del cuerpo humano que ya fueron resueltas.

-meditation-684

1. ¿Cuántos átomos tenemos?

Es difícil hacer un estimado de cuántos minúsculos átomos componen nuestro cuerpo, pero deben ser unos 7,000,000,000,000,000,000,000,000,000 en un cuerpo adulto.

2. Moléculas enormes

Las moléculas más grandes de la Naturaleza viven dentro del cuerpo. Se trata del cromosoma 1. De entre los 23 pares de cromosomas que existen en los núcleos de nuestras células, el 1 es el más grande, pues contiene 10 mil millones de átomos.

3. Colapso atómico

Los átomos en nuestro cuerpo están llenos de espacio vacío. La materia total en cada átomo es comparable a la de una mosca dentro de una catedral. Así que, si todo ese espacio vacío se comprimiera, mediríamos 1/500 parte de un centímetro.

4. Vacío en el espacio

Las películas de ciencia ficción nos han hecho creer que si un astronauta se quita el casco en el espacio, su cráneo explotaría o se congelaría al instante. Sin embargo, no es así. El espacio es muy frío, pero uno no puede perder calor tan rápido. En realidad, lo que mataría sería la falra de aire, por lo que una persona podría sobrevivir uno o dos minutos.

5. Polvo de estrellas

Cada átomo de tu cuerpo tiene millones de años de edad. El hidrógeno, uno de los elementos más comunes en el universo y en nuestro cuerpo, fue producido en el Big Bang. Otros átomos como el carbono y el oxícgeno se formaron en estrellas de entre 7 y 12 mil millones de años y se esparcieron cuando éstas explotaron. Sí, efectivamente, somos polvo de estrellas.

url3

6. Nuestra edad real

¿Sabías que el óvulo del que provienes se formó cuando tu mamá era un embrión? Eso quiere decir que el primer momento de tu existencia comenzó desde antes de que tu madre naciera. Digamos que ella te tuvo a los 30, entonces, en tu cumpleaños 18 tendrías poco más de 48 años de existir.

7. Somos virus

No todo el ADN en nuestros cromosomas proviene de nuestros antepasados evolutivos; algunos son genes virales, llamados retrovirus. Estos fragmentos se cuelan al ADN de un organismo y utilizan los mismos mecanismos de duplicación de una célula para reproducirse.

8. Somos bacterias

Si contáramos todas las células de nuestro cuerpo, encontraríamos que tenemos más vida de bacterias que partes humanas. Existen alrededor de 10 billones de nuestras propias células, pero en nosotros viven 10 veces más bacterias.

9. La ruta de los electrones

Si te pidieran dibujar un diagrama de un átomo, seguramente pintarías el núcleo y los electrones en órbitas a su alrededor. Pero en realidad, un mejor dibujo sería con muchísimas líneas borrosas alrededor del núcleo. Esto es porque los electrones existen como una serie de probabilidades, no en lugares específicos.

url

10. Mirar el pasado
Nuestros ojos son tan sensibles que pueden percibir la luz de Ándromeda, la galaxia más cercana a nuestra Vía Láctea y, también, el punto más distante aún visible para los ojos humanos. Andrómeda se encuentra a 2.5 millones de años luz, esto quiere decir que cuando ni si quiera existían los seres humanos cuando comenzaron su viaje los fotones de luz que llegan a tu ojo. Estás contemplando un objeto a una distancia inconcebible y estás mirando su pasado, hace 2.5 millones de años.

 

En este enlace otros 10 hechos increíbles sobre el cuerpo humano.

 

[TheGuardian]

 

 



Científicos crean células cerebrales a partir de orina humana

A partir de células presentes en la orina humana, científicos generaron células madre, las “células mágicas” que pueden convertirse en cualquier tejido humano, en este caso neuronas.

Poco a poco se encuentran más aplicaciones para la orina. Ya se ha logrado producir energía eléctrica con base en ella. Ahora científicos en China realizan investigaciones con neuronas que fueron convertidas a partir de células presentes en la orina humana.

Los investigadores aislaron células que se encuentran en los riñones y en la orina. Luego las transformaron en células madre, las “células mágicas” que pueden convertirse en cualquier tejido humano.

Normalmente toma a los científicos unas 3 semanas y media para producir células madre, a partir de biopsias o muestras de sangre. Pero ahora, estas nuevas células tardaron sólo 12 días. En tan sólo 4 semanas, Duanqing Pei y sus colegas del Guangzhou Institute of Biomedicine and Health habían cultivado neuronas perfectamente funcionales

Este es un gran avance, pues sólo toma la mitad del tiempo en crear células aún más estables que las obtenidas en biopsias o muestras de sangre. Además, así los científicos sólo necesitarían recolectar un frasquito de orina y ya no realizar procedimientos tan invasivos.

[inhabitat]

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca